CUANDO TERMINES DE VER LA PAGINA ACTUAL, DA CLICK EN ENTRADAS ANTIGUAS PARA QUE VEAS TODO LO DEL DIA DE HOY.

miércoles, 4 de enero de 2012

*TERREMOTO.- Al PRD de esta ciudad ya le hacía falta una buena sacudida y en efecto se la dieron.


*ELECCIÓN.- Resulta que mediante una cuestionable asamblea de consejo municipal, celebrada el 17 de diciembre pasado, se eligió al nuevo dirigente municipal del partido.
*NUEVO PERSONAJE.- Se trata del joven Rodrigo González Zaragoza, quien fue candidato de unidad por parte de Democracia Social, Izquierda Social e Izquierda Democrática Nacional.
*RESISTENCIA.- Note usted que entre las corrientes no figura Nueva Izquierda, es decir, “Los Chuchos”, quienes para no perder la costumbre apelarán la elección de González Zaragoza.
*INVALIDEZ.- Y es que el líder de éstos, César Fonseca, quien además es el secretario general del partido, alega que la elección fue amañada.
*ARGUMENTOS.- Dice que solamente 12 de los 75 consejeros municipales eligieron al docente de la Ibero, y que eso de plano no puede ser, así que en breve impugnará la elección.
*MANIFESTACIÓN.- Y para advertir que va en serio, ayer mismo se hizo acompañar de una decena de pepenadores de basura para manifestarse contra el dirigente espurio, quien daba rueda de prensa al medio día en La Nueva Estancia.
*DESCARGO.- Mientras tanto, en la comodidad del hotel, Rodrigo González explicaba que no fueron 12, sino 29 los consejeros que le dieron el triunfo.
*DETALLES.- Acá lo cuestionable es cómo obtuvo el premio mayor, porque a las 11 de la mañana se convocó a los consejeros y como no había quórum a las 12 del día se convocó a una segunda asamblea donde las dos terceras partes son suficientes para realizar la votación.
*RESPALDO.- Su triunfo es avalado por Rubén Berbena, quien es presidente del Consejo Municipal; Jesús Valadez, coordinador de Izquierda Democrática Nacional en León; Leticia Arvizu, secretaria de Imagen y Propaganda del Comité Directivo Municipal; y Martín Eduardo Sierra, secretario de Relaciones Políticas y Alianzas en el estado.
*AUSENCIAS.- Se supone que el dirigente estatal del PRD, Hugo Estefanía, también respalda a Rodrigo González, sólo que prefirió no exponerse ante la pobre manifestación de César Fonseca.

APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Las voces de Eje Central

Nuestras Voces: Columnas de opinion

Política
Raymundo Riva Palacio, autor de la columna Estrictamente Personal
2012: Visiones parroquiales
Raymundo Riva Palacio
Gregorio Ortega Molina, autor de la columna La Costumbre del Poder
EEUU avasalla
Gregorio Ortega Molina
Francisco Rodríguez, autor de la columna Índice político
“Platino”, candidato al DF
Francisco Rodríguez
Carlos Urdiales, autor de la columna Sobre la marcha
Morelia, adelanto jurídico-electoral
Carlos Urdiales
Seguridad
Jorge Alejandro Medellín, autor de la columna De Orden Superior
El Sexenio Militar
Jorge Alejandro Medellín
Global
Fausto Pretelín, autor de la columna Globali…¿qué?
Año nuevo siempre
Fausto Pretelín
Sociedad
Simón Vargas Aguilar, autor de la columna In principio erat verbum
Redes sociales en la Campaña Presidencial
Simón Vargas Aguilar

APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Trastienda de Eje Central

Trastienda: las ultimas noticias de la vida politica nacional

APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Varias de Eje Central

Detallan Segob y GDF cierre del Bordo

El cierre conlleva la licitación para aprovechar el biogás y generar energía electrica
Politica
Hace 8 horas

Triunfa Mitt Romney en primera elección interna

El ex gobernador de Massachusetts ganó la elección primaria en el estado de Iowa por...
Global
Hace 2 horas

Peña vislumbra cambio en 2012

El priista aseguró que la sociedad mexicana tiene en sus manos rescatar al país
Politica
Hace 8 horas

Decide PAN hoy, futuro de consulta

El Comité Ejecutivo Nacional pondrá a discusión la decisión de llevarla a cabo o no
Politica
Hace 8 horas

Intervienen a Cristina por cáncer en la tiroides

Tras la operación la presidenta argentina permanecerá 72 horas internada en el hospital
Global
Hace 1 hora

PAN y AMLO con mayor presencia en medios

El primer monitoreo de precampaña reveló que AC acumuló más de 17 horas en los medios
Politica
Hace 8 horas

APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Ricardo Rocha : El precio de los muertos

Ricardo Rocha
Ricardo Rocha 



Para su desgracia, éste será calificado como el Gobierno de la sangre y la muerte. Según los diversos conteos macabros, hubo más de 12 mil asesinatos tan sólo el año pasado a causa de la guerra calderonista contra el crimen organizado. Que, acumulados en un total de cinco del sexenio, han rebasado ya la cifra que anticiparon muchas voces calificadas entonces de catastrofistas: 50 mil. Más que todos los soldados estadounidenses muertos en la absurda y prolongada guerra de Vietnam; como una Plaza México a reventar y cinco veces los 10 mil que se juntaron en el Ángel de la Independencia para despedir el 2011 y recibir el 2012. 

En cualquier caso son muchos muertos. Demasiados. Tantos como para pensar qué hay detrás de ellos: los ríos de llanto, los mares de dolor, los pantanos de miedo, los 120 mil desplazados, los más de 100 mil desaparecidos, los quién sabe cuántos huérfanos y la pregunta de si de verdad no ha sido ya suficiente. 

Yo no sé si cuando se degustaron los beneficios de esta guerra, para legitimar a un gobierno tan cuestionado de origen, se anticipó lo que podría ocurrir en 2012. Me temo que no. Y que nadie imaginó que el peso y el precio de los muertos se echaría encima de un gobierno que apenas y puede con esta carga brutal que representan los balaceados, los enterrados, los torturados, los ejecutados y, por supuesto, los niños asesinados por soldados en retenes que son una ruleta rusa. Y que por todo ello está pagando una factura demasiado alta. Y además injusta, porque nos incluye a todos. 

Por eso la omnipresente propaganda oficial nos taladra el oído y el cerebro con la cantaleta de que vamos ganando y que no había ninguna otra vía que la seguida hasta la fecha. Lo que pretenden es un control de daños por la sencilla razón de que éste es, tal vez, el año electoral más importante de todos los tiempos. 

Por eso en el interior del PAN el debate de qué hacer con el peso de los muertos es cada vez más ofensivo, entre quienes pugnan por estar con Calderón hasta el final y quienes plantean como urgente un deslinde antes de que el deterioro sea irreversible. Ejemplos de ello son el cordecalderonismo a ultranza, frente a las posturas –más decidida en el caso de Creel y tibia de Vázquez Mota– en el sentido de que hace falta más inteligencia y menos violencia. 

Y que conste que ni en el PAN ni en el Gobierno pueden quejarse de que nadie les planteó alternativas. 

Han sido numerosísimas las voces que desde dentro y fuera han planteado otras opciones muy distintas para combatir al crimen organizado. Baste recordar la propuesta de nuestra UNAM, que fue oída pero no escuchada, vista pero nunca mirada con el rigor que merecía por su seriedad y amplitud. Que ofrecía una estrategia –ésta sí– integral que incluía un gran pacto político y social para atender las causas estructurales del fenómeno, un programa especial de atención a los jóvenes, la persecución en serio del lavado de dinero para desmembrar los cárteles del narcotráfico, igual medidas legales delincuenciales y el rediseño del esquema de prisiones, entre otras tantas ideas concretas, que ni el gobierno ni el PAN quisieron considerar siquiera. 

Está claro que siempre hay un desgaste del partido en el poder. Pero otra cosa es la cuesta arriba de un año que se anticipa como recesivo en materia económica global, muy complicado para Estados Unidos y extraordinariamente complejo para nuestra dependiente economía mexicana. El problema adicional es que esa pendiente habrá que remontarla con el gigantesco peso de la guerra perdida que por momentos parece aplastante. 

Por tanto, sea cual fuere el candidato de Acción Nacional, deberá enfrentar el escenario adverso de dos factores más que negativos: la violencia en las calles y los bolsillos vacíos. 

Así que, a pesar de un bombardeo inmisericorde, es muy cuestionable la cauda de mensajes que intentan convencernos de las bondades de una guerra que ninguno pedimos. No hay campaña mediática, por muy eficientista que sea, que borre tan fácilmente el recuerdo y las imágenes de los montones de muertos en las calles, del fuego contra fuego sin importar quién queda en medio, de las persecuciones terroríficas en las ciudades, del reinado de los fantasmas en los pueblos, de las fosas clandestinas en los llanos, del sufrimiento de los torturados, de la tristeza infinita de las viudas, los parientes y los amigos; de cómo murieron Bryan y Martín en brazos de su madre en un retén militar. 

Y todavía pelean tres precandidatos por alcanzar la candidatura panista a la Presidencia de la República. Y más aun la disputan ferozmente con Calderón y la cúpula del PAN. Yo me pregunto para qué. 

Y sobre todo, cómo piensan hacerle para despojarse de la carga enorme que ya pesa sobre ellos. Las vueltas que da la vida.
APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Agenda del debate José Carreño Carlón : México 2012: predecir lo impredecible

José Carreño Carlón
Agenda del debate
José Carreño Carlón



Quien hace predicciones en México tiene que arreglárselas para predecir lo impredecible. A diferencia de los países en que los medios publican sus predicciones políticas, económicas o de seguridad para el año que empieza, con base en tendencias, escenarios y bases estadísticas, en México los gobiernos emiten mensajes, como el del Presidente, el lunes, para tratar de derrotar en los medios las tendencias de la realidad que le resultan intolerables, mientras las oposiciones construyen escenarios basados sólo en sus creencias y estrategias, que circulan de manera acrítica en los medios.

Y es que los medios mexicanos no han ganado en rigor informativo, al servicio de sus lectores y audiencias, lo que sí han avanzado en libertad para darle cabida a la pluralidad de actores públicos en competencia, en su calidad de definidores primarios de la agenda pública.

El problema está en que, en estos días, los medios han publicado recuentos de víctimas de la violencia que difieren abismalmente, porque obedecen a los intereses de las diversas fuentes, no al interés de las audiencias. Y han publicado también pronósticos electorales incompatibles, porque responden al voluntarismo de los diversos actores políticos, procesados sin rigor crítico y sin considerar las necesidades informativas del público.

Contrastes

En contraste, por ejemplo, en España, desde inicios de 2011 se publicó y se asumió sin mayores regateos la tendencia dominante que anticipaba que el socialismo perdería escalonadamente el poder en las urnas de mayo y noviembre pasados. Y en Italia ni el costal de mañas de Berlusconi pudo evitar la previsión de su salida del gobierno, finalmente ocurrida en noviembre.

En Estados Unidos, el estratega republicano Karl Rove predijo el viernes en el Wall Street Journal lo que le saldrá mal a Obama en este año electoral, incluyendo pérdidas demócratas en el Congreso, pero no se atrevió a vaticinar que el mandatario perderá la reelección el próximo noviembre. Sólo se refirió a las maniobras y habilidades que le atribuye al carismático gobernante estadounidense como recursos para no dejar este año la Casa Blanca.

Pero en México estos ejercicios pierden sentido porque las certezas derivadas del análisis de las realidades no han acompañado a la llegada de la alternancia del 2000. Ha perdurado, en cambio, la inclinación de los gobernantes y sus competidores a alterar las tendencias, lo mismo electorales, económicas y en materia de seguridad. Y lo hacen con el uso discrecional de los recursos provenientes de sus respectivas cuotas de poder político, aplicados a la promoción de sus mensajes en un mercado informativo complaciente y sin controles de calidad ni normas éticas aplicables y exigibles.

¿País impredecible?

El resultado es que hoy, por ejemplo, a pesar de la ventaja prácticamente imposible de remontar en unas semanas, que lleva en las encuestas la precandidata presidencial panista Josefina Vásquez Mota, el PAN no da por hecho un desenlace congruente con esta tendencia… en espera de alterarla a última hora con recursos como esa “encuesta indicativa".

Y a menos de seis meses de la elección presidencial, con el desgaste acumulado de dos sexenios de gobiernos panistas; con un saldo electoralmente invendible de decenas de miles de muertos y, en consecuencia, con las intenciones de voto notoriamente disminuidas, tampoco es segura la salida del PAN de Los Pinos, como previsiblemente salió el PSOE de La Moncloa. Y no porque el delfín de Calderón comparta algo del carisma y el marketing que Obama ha activado para conservar la Casa Blanca, sino por el arsenal de recursos del Estado y de influencia en los medios que retiene el presidente mexicano para alterar las tendencias en el último momento y echar abajo la enorme ventaje priísta rumbo al próximo 1 de julio. ¡Agárrense!

Académico
APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Columnas y artículos políticos

México, enero 4, 2012. – A continuación, una selección de algunas columnas y artículos financieros que publica la prensa nacional hoy.
REFORMA
Sergio Aguayo
Guía para el 2012
Este año tendremos que decidir por quién votamos o si el desencanto nos empuja hacia la abstención o el voto nulo. Hay métodos que facilitan el tránsito por tan amargos dilemas.
Quienes se interesan por las elecciones de este año pueden dividirse en conversos y reflexivos. Los primeros persiguen datos u opiniones que confirmen su creencia de que lo mejor para México es la victoria de su nuevo candidato o candidata. Los reflexivos tienen dudas y están dispuestos a valorar los datos, hechos y argumentos a favor y en contra de los aspirantes. En estos últimos pienso cuando preparo esta columna.
Las decisiones se construyen con referentes que incluyen, en primer lugar, los textos académicos que dan un marco interpretativo general en el cual se pueden insertar los textos coyunturales (columnas, reportajes, entrevistas, etcétera) que van desentrañando el acontecer diario. En esos textos aparecen antecedentes sobre los candidatos y sobre lo que dijeron e hicieron o, tal vez más importante, sobre lo que dejaron de decir o hacer. Es particularmente útil conocer sus relaciones con los partidos que los respaldan, con los poderes fácticos y con diferentes grupos de la sociedad.
Las correlaciones entre discurso y realidad son particularmente importantes en un México lastrado por la profundísima corrupción de su sistema político. No hay escapatoria. Cualquier candidato termina cargando aliados incómodos. Ninguno se salva aunque siempre hay matices para justificarse.
En la izquierda que rodea a Andrés Manuel López Obrador hay personajes y organizaciones con olor a cañería. Es el caso del hermético Partido del Trabajo que hace unos días difundió un lamentable comunicado elogiando al recientemente fallecido Kim Jong Il, dictador de Corea del Norte. ¿Ese es el cambio que nos proponen? López Obrador debería hacer alguna aclaración, pero generalmente guarda silencio cuando sus aliados incómodos enseñan su verdadera naturaleza. Pareciera considerarlos un mal menor frente a las reformas que impulsará una vez llegado a Los Pinos. Las dudas son inevitables.
Enrique Peña Nieto, por su parte, tampoco reacciona ante la evidencia sobre sus alianzas con el Parque Jurásico priista o sobre la pobreza de su gestión como gobernador del Estado de México. Guardó silencio cuando se difundió hace semanas el Índice de Desarrollo Democrático de México 2011, elaborado por la Fundación Konrad Adenauer, de Alemania, la Coparmex y la consultora Polilat de Argentina (Reforma, 13 de diciembre de 2011). De acuerdo con este trabajo el ahora aspirante priista dejó al Estado de México en el sitio 30 del ranking democrático, seguido, oh paradoja, de dos estados gobernados por el PRD: Guerrero y Michoacán.
Los panistas también ofrecen muchísima tela para la confección de la crítica. Son particularmente vulnerables por la relación que han establecido desde el gobierno federal con los poderes fácticos: es impresentable su relación con el sindicato magisterial de Elba Esther Gordillo, con las todopoderosas televisoras o con los mandarines del juego organizado.
De ese trío cargado de contradicciones tendremos que elegir a quien ocupará Los Pinos al final de este año. Las vacilaciones se transforman en depresiones cuando se contempla a la pléyade de aspirantes a los miles de cargos en juego. Las opciones restantes son los votos diferenciados, la anulación o la abstención pero aun así hay que blindarse de relativismo para filtrar las campañas, las declaraciones y los derrapones de quienes aspiran a los cargos.
Lo anterior se irá reflejando de una u otra manera, tarde o temprano, en las encuestas que permiten saber cómo evolucionan las intenciones del voto. Por el manoseo de sondeos de opinión en otra ocasión enumeraré criterios para evaluar encuestas. La calidad de las fuentes es un problema tan real que tienen vigencia los textos del sociólogo francés Pierre Bourdieu fustigando a los expertos en opinión pública que manipulaban las encuestas para sus propios intereses. Con bastante mordacidad los tachó de “científicos de la apariencia”. Los ojos del lector tienen la carga adicional de filtrar libros, columnas, encuestas, programas y noticias para ir seleccionando aquel material que les parezca más confiable.
Ante el panorama existente mi última sugerencia sería relajarse y disfrutar lo más que se pueda un espectáculo de mediocre calidad porque ese es el estado de nuestra democracia. Serán meses intensos y cargados de pasión y nos tentarán frases pegadoras que tienen la calidad nutricional de los “productos chatarra”.
Es útil recordar de cuando en cuando que es muchísimo más trascendente la redefinición de la relación entre sociedad y gobierno, aspecto que será oscurecido por las fanfarrias y los estruendos de un año electoral en tiempos de crisis. La política es demasiado importante para dejársela a los políticos.
          Froylán López Narváez
Basuras
Las basuras, los desperdicios, sobras, desechos, las mondas y porquerías son un hecho social complejo, valorativo, político y problema mayúsculo de toda sociedad. Las metrópolis están acosadas; los pueblos y rancherías que se “civilizan” -se vuelven ciudades- tienen que habérselas, cada vez más, con las malignidades de basuras y basureros.
Lugar que debería ser común y que solamente se hace creciente y odioso cuando no se recoge basura a tiempo, periódicamente; cuando se arroja o deposita en las calles; cuando amontonada en hacinamientos, contamina; o cuando los transportes dejan caer porciones en su tránsito. Y más.
Pobladores del municipio de Ixtapaluca, en el Edomex., bloquearon el lunes el paso de tractocamiones que llevaban basura distritense a minas aprovechadas como depósitos. Cerraron, otro de los cierres diarios de calles y carreteras en el país, la carretera federal a Puebla en un plantón de ocho horas. El incidente terminó cuando el director de Transferencia de Residuos del DF, Rosalío Nava, comprometiose a que los tractocamiones no circularían por allí, por Ixtapaluca, y se fincase una mesa de diálogo.
No es del todo así, pero un vecino sostuvo que se oponía a que esa su sede se convirtiese en basurero del Distrito Federal. Hay otros y se buscan más. El basurerío, se dice en México, aumenta y no se conoce estrategia, ni conciencia, de que el consumismo no tiene límites ni atención grande a este asedio para la vida y supervivencia de urbes, de comunidades. Empero, lentamente crece el cuidado de comunas y de empresas públicas y privadas para no producir y descuidar desechos.
También es negocio, a menudo grande, la basura. Los recolectores rescatan, reciclan, venden basuras. Ha habido, hay, recolectores millonarios y empresarios particulares que, como en las minas el Milagro, la Cañada y el Potrero, usufructúan estos depósitos improvisados y riesgosos.
Apremiado, Rosalío Nava hizo saber que el DF ha creado cinco rellenos y que todos cumplen con la norma oficial mexicana 083; regla por supuesto del desconocimiento generalizado. No así la separación de basuras orgánicas e inorgánicas que ha sido impuesta y acatada gradualmente.
La muchachada inconforme, en varias partes del planeta, con irregularidad y sin persistencia, ha advertido que la organización y valores actuales no son benéficos. No los del postcapitalismo y los de las fuerzas y hábitos, empresarios, comerciantes aliados para la ganancia, difícilmente para convivencia amable, que piensan y actúan en mercados y acaparamientos de fortunas. O lo que Dios dé. Pues hay quienes creen que el Señor da y quita, que es un gerente o administrador de pobrezas y de riquezas.
Junto con el ruido, el manejo de basuras es depredador de salud y ecuanimidad. Y ciertamente el problema del agua y del cambio climático es apocalipsis anunciado y temido justamente.
La contaminación visual no es preocupación grande de ciudadanos y gobiernos. Las ansiedades y ánimo de ganancias por acosos publicitarios mercantiles y políticos contaminan avenidas, calles y paredes en todo lugar. Los enriquecidos tienen poder bastante para impedir que sus zonas residenciales se vean allanadas por anuncios, espectaculares o en cuanto espacio sea asequible. Se han descontaminado, insuficientemente, viaductos y algunas rutas importantes.
Ahora la contaminación política ha vuelto en grande con la propaganda de todo partido para que la gente vea los rostros, algunas veces jetas, de señoras y señores que quieren fama y votos. Buenas personas, sesean felicidades de temporada y divulgan su gran aprecio por México,
el estado, la delegación. El Instituto Electoral del Distrito Federal conminó a Educación, Desarrollo Económico, Turismo y del Trabajo para retirar la propaganda de estas buenas personas anhelosas del bien nacional, estatal, distritense. Basura visual esta, acompañada de basura en los medios.
Las premuras y discrepancias en el PAN han producido empeños acelerados para pintar bardas, se entiende que de simpatizantes que las presten por un tiempo cierto. Al fin la ciudad queda manchada, quedará, con nombres y siglas de fracasados. Porque la mayoría de aspirantes perderá y contaminará visualmente. No manchen.
MILENIO
LA HISTORIA EN BREVE, Ciro Gómez Leyva
Es Mancera o el regreso de las Beatriz Paredes
En estos días dejará el cargo uno de los mejores funcionarios que ha tenido en años el DF, el procurador de Justicia Miguel Ángel Mancera.
Con la economía de palabras de quienes saben qué han hecho y en dónde están, Mancera respondió el lunes en MILENIO Televisión a la pregunta de Héctor Zamarrón de cómo sería la capital con él como jefe de Gobierno: se mantendría como una ciudad de libertades y una ciudad segura.
Se dirá que Mario Delgado, Alejandra Barrales o Martí Batres afirmarían lo mismo, pero ninguno tiene las medallas de Mancera. Ni el temple suave. Y dudo que transmitan la serenidad y confianza del procurador.
La candidatura de Mancera, además, podría hacer que una buena cantidad de votantes no lopezobradoristas, pero que no desean el regreso del PRI a su ciudad, marquen PRD en todas las papeletas. El grueso del voto de los indecisos no pararía en el cuadro de Beatriz Paredes ni en el de Peña Nieto.
Espacio de libertades, espacio seguro. No hay razón para dudar que el eventual triunfo de Beatriz Paredes significaría el retroceso en políticas públicas de las que una mayoría de chilangos nos sentimos orgullosos. Ella podrá decir misa, pero cuando tuvo el poder en el PRI, su partido ayudó a criminalizar a las mujeres que interrumpían sus embarazos. Ahí están los registros. Lo demás es rollo.
Y quizá hoy se olvide que una promesa esencial de Cuauhtémoc Cárdenas al asumir el Gobierno del DF en 1997 fue, precisamente, limpiar las policías hediondas que heredaba de las gestiones priistas para devolver la seguridad a ocho millones de afligidos ciudadanos. Década y media después, Mancera puede presentarse con esas dos credenciales: defensor de los avances sociales y policía eficaz y honesta.
Por eso creo que es Mancera o el regreso del viejo PRI, de las Beatriz Paredes.
             EN PRIVADO, Joaquín López-Dóriga
Lo que se juega aquí
¡Me llevan los renglones!
Florestán
La lucha por el Gobierno del Distrito Federal se desarrolla en una campal en la que abundan nombres del pasado, ya probados y algunos reprobados, por el electorado.
En el PAN y su crisis crónica en la Ciudad de México, las cosas siguen tan mal, que han tenido que recurrir a Gabriela Cuevas, se ha apuntado el ciudadano Demetrio Sodi y también Carlos Orvañanos, para hacer frente a dos militantes de peso como Mariana Gómez del Campo y sobre todo, José Luis Luege.
Cuevas la quiso hace seis años, y no pudo; Sodi fue arrasado en aquellas elecciones por Marcelo Ebrard, y Orvañanos es una incógnita cobijada por Josefina Vázquez Mota. En los casos de Cuevas y Sodi, el PAN debería preguntar en Miguel Hidalgo cuántos votarían por alguno de ellos después de su lamentable gestión delegacional marcada por la duda, la sospecha, las obras inconclusas, la violación al uso de suelo, el otorgamiento indiscriminado de licencias de construcción, la violación de la norma y el auge de antros.
En el PRD, unos se dicen apoyados por Andrés Manuel López Obrador, y otros por Marcelo Ebrard, a quien el primero le encargó la plaza, pero creo que no se lo ha dicho así a sus peones y alfiles.
Por eso del pejismo se postulan Porfirio Muñoz Ledo, Ricardo Monreal, Martí Batres, Alejandra Barrales; del lado del jefe de Gobierno aparecen Mario Delgado y Miguel Mancera, siendo el primero su Plan A.
Para Ebrard, igual que para AMLO, el Distrito Federal es de vida o muerte. Perderlo significaría el fin del PRD-gobierno, con el impacto que tendría eso en la votación presidencial.
No sé si López Obrador tenga claro que el PRD ya no gana la capital del país con cualquiera, como si cualquiera hubiera sido él mismo en 2000, Ebrard en 2006 y mucho antes, en 1997, Cuauhtémoc Cárdenas. ¿Cuál de los actuales tiene el peso que tenían ellos?
Y en el PRI, convencidos de que el efecto Peña Nieto arrasará en la Ciudad de México, irán con Beatriz Paredes, que perdió hace seis años pero, dice, está de regreso.
El Distrito Federal es clave para los partidos, el Congreso de la Unión y la Presidencia de la República.
Por eso la implacable lucha por la Ciudad de México.
Retales
1. SALUD. Alonso Lujambio dijo ayer que permanecerá en su cargo de titular de la SEP, hasta que la salud y los tratamientos se lo permitan;
2. FARSA. Los precandidatos dan vuelta a la ley y encabezan mítines, se promueven en radio y televisión y en espectaculares, diciendo que se dirigen sólo a los suyos, como si no llegara a los demás. Y el IFE mirando hacia otro lado; y
3. DECISION. Hoy se reúne el CEN panista para decidir si avanzan o no en la jornada indicativa, para medir a sus precandidatos, sin modificar el método, y el futuro de las encuestas. A la jornada indicativa se opone Santiago Creel, a los debates Josefina Vázquez Mota.
Nos vemos mañana, pero en privado.
EXCÉLSIOR
RAZONES, Jorge Fernández
Peña y la cabrona realidad
Ha visto cómo la organización, el equipo operativo, la estrategia de medios y el mensaje están muy lejos de sus verdaderas exigencias
“Los Príncipes, dice Maquiavelo, deben huir de los aduladores como de la peste; para defenderse de ellos, deben eligir hombres sabios: no deberán más que concederles libre albedrío y decirles la verdad”. El consejo es fantástico, lástima que buena parte de nuestros políticos prefieren otra cosa: la cercanía sólo de los suyos, pensando que la realidad se adaptará a ese entorno que en última instancia es un cerco y un círculo cerrado.
Los últimos días de 2011 lo demostraron con claridad en todos los partidos, pero en pocos se puso de manifiesto en forma tan evidente como en el equipo, en el entorno, de Enrique Peña Nieto. El precandidato priista fue expuesto como nunca antes, ha comenzado a sentir lo duro de la campaña y ha visto cómo la organización, el equipo operativo, la estrategia de medios y el mensaje están muy lejos de sus verdaderas exigencias. El tema va más allá del affaire de los libros en Guadalajara, aunque allí se manifieste. Hay problemas de fondo: la precampaña en su etapa más formal comenzó en los últimos días de diciembre en Huejutla, Hidalgo, uno de los municipios más pobres del país, donde en enero de 94 comenzó también su campaña Luis Donaldo Colosio. Admiré y creo haber tenido un amistad real con Colosio, pero hoy, 18 años después, como ya lo escribió Antonio Navalón en estos días, repetir el peregrinaje de Colosio le dice poco a la ciudadanía. Pero repetir los errores de su campaña puede ser costoso. Cuando Colosio comenzó la campaña en Huejutla, decidió llegar por carretera, no en helicóptero. La camioneta en la que viajaba se perdió durante cuatro largas horas en los intrincados caminos de la Huasteca hidalguense. Fue como una señal. El acto pasó sin pena ni gloria pero fue el inicio de un periodo muy penoso: la de las dos candidaturas, la del “no se hagan bolas”, la que puso de manifiesto que el equipo y la estrategia del candidato no estaban funcionando. La historia está contada al detalle, por ejemplo, en el libro Domiro, que escribimos junto con Joaquín López- Dóriga, con base en el relato de quien fue el responsable de la seguridad de Luis Donaldo, el general Domiro García Reyes.
Esta vez, 18 años después, Peña Nieto no llegó a Huejutla en camioneta sino en helicóptero, pero los problemas que se perciben en su entorno son similares a los que sufrió Colosio. En su entorno pueden negar la existencia de un equipo totalmente mexiquense (con alguna excepción), pero no terminan de informar quién se encarga de qué: la consecuencia es que parece que nadie es responsable de nada,pero todos meten mano. En el área de medios siguen creyendo que los acuerdos con algunas empresas alcanzan para construir una imagen y  comunicar una estrategia de campaña, sin comprender que ese cobijo es a todas luces insuficiente. Si hace 18 años, en el entorno de Colosio se quejaban de que la prensa trataba mal al candidato y privilegiaba a Camacho, ahora dicen que el problema es que hay una campaña en los medios, y sobre todo en la redes sociales, sin comprender que desde ese equipo deberían neutralizarla haciendo política.
Colosio cometió el error, del que estaba saliendo a partir de aquel discurso del 6 de marzo en el Monumento a la Revolución, de refugiarse en lo que creía que era fuerte para sobrellevar el momento: en su equipo cercano y en la estructura el PRI. Peña Nieto está haciendo lo mismo: se ha rodeado de los suyos y no le ha terminado de tender la mano a sectores de dentro y de fuera del PRI que podrían acompañarlo, y se vuelve a recurrir, en las formas y en el fondo, a un lenguaje y a una práctica política que no son acordes con la época, con el momento ni con la circunstancia del candidato y su partido. Se lo hizo primero con soberbia, ahora con un tono de urgencia. Y eso lleva a la tentación de no cumplir acuerdos. Mejor dicho: las circunstancias, la correlación interna de fuerza, el temor ante golpes que no esperaba lo llevaron en muchos casos, a él o a su gente, a ponerlos en peligro, lo que, además, parece confirmar que el candidato sí puede ser sujeto a presiones por sus aliados internos y externos. Todo en un contexto donde, obviamente, sus adversarios, de cualquier color, quieren bajarle puntos a quien está de puntero.
No es un problema menor: hace 18 años, el 28 de noviembre del 93, Colosio fue destapado y contaba con una ventaja fenomenal. Un mes después, en Huejutla, su campaña comenzó a mostrar sus insuficiencias y chocó con la realidad. Dos meses después fue asesinado. Hace 12 años, Francisco Labastida tenía 20 puntos de ventaja en diciembre sobre Vicente Fox, los perdió, junto con la elección, en un semestre. Hace seis años, López Obrador ya había comenzado la cadena de errores (que ahora está tratando de enmendar) que lo llevaron a perder la elección presidencial cuando aparentemente no tenía ningún adversario fuerte a la vista. Si Peña y su equipo no lo comprenden y no rectifican, podrán recorrer el mismo camino.

APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.