CUANDO TERMINES DE VER LA PAGINA ACTUAL, DA CLICK EN ENTRADAS ANTIGUAS PARA QUE VEAS TODO LO DEL DIA DE HOY.

jueves, 23 de febrero de 2012

PALABRAS AMLO ANTE BANQUEROS. 23 FEB 2012

Disciplina en el manejo de las finanzas públicas, autonomía del Banxico,
crecimiento anual de 6% y equilibrios macroeconómicos, sin aumentar
impuestos, ofrece AMLO a banqueros

PALABRAS DE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, PRECANDIDATO A LA PRESIDENCIA DE
LA REPÚBLICA POR LA COALICIÓN MOVIMIENTO PROGRESISTA, EN 20 REUNIÓN
PLENARIA DE CONSEJEROS DE BANAMEX


La crisis actual se originó en buena medida por la falta de crecimiento
económico en los últimos treinta años.

De 1983 a la fecha el crecimiento del Producto Interno Bruto ha sido en
promedio de 2.3 por ciento y, si consideramos el aumento de la población,
el per cápita es de 0.4 por ciento anual, una de las tasas más bajas del
continente americano y del mundo.

La falta de crecimiento ha limitado la creación de empleos. En los pasados
15 años, por ejemplo, solo se han generado anualmente 500 mil empleos
formales en promedio, cuando se requieren un millón 200 mil.

Es decir, cada año 700 mil mexicanos han tenido que emigrar, buscarse la
vida en la economía informal o tomar el camino de las conductas
antisociales. Además, en la actualidad, de cada 10 trabajadores con empleo
7 reciben ingresos que no superan los tres salarios mínimos, o sea, 13
dólares o 10 euros diarios y, como es evidente, con esos sueldos nadie
podría vivir en Estados Unidos ni en Europa.

El estancamiento económico, aunado a la corrupción imperante, ha llevado a
un mayor empobrecimiento de la población y a la descomposición social que
hoy se expresa en inseguridad y violencia. En otras palabras, la violencia
en México se ha originado, en lo fundamental, por la falta de desarrollo.

Por eso nuestra propuesta para enfrentar la actual decadencia se basa en
impulsar el crecimiento económico para crear empleos y garantizar el
bienestar y la tranquilidad del pueblo.

¿Cómo se impulsará el crecimiento económico?


Sostenemos que el país no ha crecido porque el Estado ha dejado de
promover el desarrollo. No existen planes ni programas para fomentar
actividades productivas y crear empleos. La inversión pública se ha
reducido al mínimo, es meramente simbólica.

Por eso nuestra propuesta representa un cambio de fondo. Consiste en
aumentar la inversión pública y convertirla en un instrumento para el
desarrollo y, en particular, para el desarrollo regional.

La agenda de prioridades de desarrollo regional contempla proyectos
analizados y evaluados desde hace mucho tiempo. Se incluye el impulso al
sector agropecuario con miras a la soberanía alimentaria; el apoyo a las
pequeñas y medianas empresas que se consideran importantes fuentes de
empleo; grandes obras de ingeniería civil e hidráulica y manejo integral
de cuencas de grandes ríos.

Asimismo, trenes de alta velocidad del centro al norte del país; un
corredor en el Istmo de Tehuantepec para transporte de contenedores entre
el Pacífico y el Atlántico y un nuevo aeropuerto en Tizayuca, Hidalgo.

Este Plan comprende la construcción de 4 refinerías y la ampliación de la
refinería de Salina Cruz, Oaxaca, como medio óptimo para ahorrar costos
por masivas importaciones de productos elaborados. De 2006 a la fecha, la
importación de gasolinas ha crecido a más del doble; en la actualidad
representa el 51 por ciento del consumo nacional, con una erogación anual
de alrededor de 25 mil millones de dólares.

Con el proyecto de refinar aquí el petróleo crudo daremos mayor valor
agregado a la materia prima, ahorraremos costos en fletes, se generarán
empleos y tendremos precios competitivos de energéticos en beneficio de
consumidores y de las empresas.

Y, finalmente, un proyecto de desarrollo turístico para la región maya con
la construcción de un tren rápido de Cancún a Palenque, con estaciones en
Chichén Itzá, Mérida, Uxmal y Campeche.

Estos proyectos harán crecer la frontera productiva de México,
fortalecerán el mercado interno y aumentarán la competitividad con el
exterior, dando sustento a un nuevo periodo de crecimiento con empleo y
justicia.

Se trata de un esfuerzo por aumentar la inversión pública que se utilizará
como semilla para atraer inversión privada y social en un modelo
tripartita para el desarrollo.

El aumento en la inversión pública será de 300 mil millones de pesos o 2
puntos porcentuales del producto interno bruto, sostenidos cada año a lo
largo del sexenio. Con ello se duplicaría la raquítica inversión física
que en el periodo de 2001 a 2010 fue en promedio 1.4 por ciento del PIB,
sin considerar a los pidiregas.

Aquí conviene decir que no estamos apostando simplemente a gastar más,
sino a invertir con honestidad, en forma inteligente y responsable.

A los 2 puntos porcentuales del PIB que aumentaría la inversión del
estado, calculamos que podrán sumarse 3  más por inversión privada y
social, llegando la inversión total a 25 por ciento o 26 por ciento del
PIB, en lugar de 20 por ciento a 21 por ciento como es actualmente.

El aumento de la inversión bruta fija será el sustento para llevar la tasa
de crecimiento del producto de 2.5 al 6 por ciento o más. Y así es
factible crear un millón 200 mil empleos anuales, con lo cual el desempleo
estructural iría bajando.

Como es sabido, todo proyecto de desarrollo iniciado con inversión pública
trae consigo un aumento de inversión privada, cuando las empresas
anticipan que habrá necesidades de materias primas, construcciones,
proveeduría de partes y eventualmente todo tipo de servicios. Y, sobre
todo, un ambiente de confianza entre gobierno y empresarios y un
cumplimiento riguroso del estado de derecho.

Además, los proyectos serán diseñados para que en su capitalización
inicial se reserve un porcentaje significativo a la inversión privada y
social, pues no tendría el Estado capacidad por sí solo para hacer crecer
la economía ni es recomendable que asfixie la iniciativa de la sociedad
civil.

Esta es mi experiencia de cuando fui Jefe de Gobierno de la ciudad de
México y se llevó a cabo, por ejemplo, el proyecto de remodelación de
Paseo de la Reforma y del Centro Histórico, en el cual el sector privado
invirtió 15 pesos por cada peso invertido por el gobierno.

Ahora bien, para disponer de suficientes recursos públicos, el Plan tiene
como meta lograr ahorros en el presupuesto federal de 300 mil millones de
pesos con el combate a las prácticas de corrupción, las cuales representan
sobre-precios en el costo de las adquisiciones y aun más en proyectos de
obras públicas y contratación de servicios.

Asimismo, nos proponemos obtener 300 mil millones de pesos con la
eliminación y reducción de renglones del gasto corriente que no son
necesarios para la buena marcha de la administración, aplicando una
verdadera política de austeridad.

Tómese en cuenta que del año 2000 al 2012, el presupuesto público pasó de
1.2 billones a 3.7 billones de pesos, es decir, aumentó 2.5 billones. Como
parte de este aumento, el gasto corriente saltó de 705 mil millones a más
de 2 billones, dejando poco espacio para el gasto de inversión. En otras
palabras, el gasto se triplicó, en su mayor parte para realizar las mismas
actividades de administración que en el año 2000.

Adicionalmente se obtendrán 200 mil millones de pesos con una mejor
administración tributaria, sin aumentar tasas de impuestos, solo
eliminando privilegios fiscales que no se justifican. También se tiene en
cuenta que aumentará la recaudación por el mayor crecimiento del producto.

Los montos que se obtengan al impedir la corrupción, implantar la
austeridad en el gobierno y aumentar la recaudación, darán sustento y
viabilidad financiera a este repunte de inversión pública así como a otros
gastos destinados al desarrollo social. Y los proyectos mismos en su
desarrollo atraerán cada vez más inversiones privadas que con el tiempo
reducirán la presión sobre los recursos públicos.

Este es el Plan que presentamos, ambicioso, pero realista y alcanzable si
movilizamos la energía y los recursos de los tres sectores, con un nuevo
pacto entre el Estado, el sector privado y el sector social para crecer en
las próximas décadas.

La fórmula es sencilla: el Estado combatirá la corrupción, ahorra recursos
e invierte con eficiencia. El sector privado participa, invierte en México
y paga impuestos. El sector social se involucra en los proyectos, vigila
su buena marcha y cuida el medio ambiente.

Conclusiones

Nuestra propuesta significa, puntualmente:

1.- Sacar al país del estancamiento económico con la participación
conjunta del sector público, privado y social.

2.- La economía crecerá a más del 6% anual y se generarán un millón 200
mil empleos por año.

3.- Se respetará la autonomía del Banco de México.

4.- Mantendremos equilibrios macroeconómicos.

5.- Habrá disciplina en el manejo de las finanzas.

6.- No aumentarán los impuestos en términos reales, ni habrán nuevos
impuestos.

7.- Se eliminará el IETU y los privilegios fiscales.

8.- El crecimiento se logrará sin inflación ni endeudamiento.

9.- Aumentará la inversión pública mediante la eliminación de privilegios
a los altos funcionarios públicos, los gastos superfluos  del gobierno y
con el combate a fondo de la corrupción. Con estas medidas se ahorrarán
600 mil millones de pesos del presupuesto público que se destinarán al
desarrollo y al bienestar de la población.

10.- El gobierno tendrá como prioridad fomentar la actividad productiva
del campo y la ciudad.

11.- Rescataremos al campo del abandono y se buscará alcanzar la soberanía
alimentaria.

12.- Fortaleceremos el mercado interno. Los productores nacionales podrán
competir en igualdad de circunstancia con productores del extranjero.

13.- Se integrará, modernizará y se limpiará de corrupción al sector
energético para crear empleos y reducir los precios en gasolina, diesel,
gas y energía eléctrica en beneficio de consumidores y empresarios.

14.- Apoyaremos a la industria de la construcción y el desarrollo de la
infraestructura y la obra pública para reactivar la economía y crear
empleos.

15.- Habrá una política de Estado para el fomento de la pequeña y mediana
empresa. Tendrán energéticos y créditos baratos, se les protegerá ante
precios exagerados de insumos, de impuestos altos y del burocratismo.

16.- Destinaremos recursos suficientes para el desarrollo de la ciencia y
la tecnología, vinculando esta actividad a las empresas públicas, privadas
y sociales.

17.- Impulsaremos la libre competencia y no se permitirán las prácticas
monopólicas.

18.- Seremos respetuosos de la Constitución y de la leyes; de la división
y el equilibrio de poderes. Aplicaremos el criterio de que nada al margen
de la ley y nadie por encima la ley.

19.- Se combatirá la pobreza por razones humanitarias y para evitar la
frustración y los estallidos de odio y resentimiento.

20.- Vamos a serenar al país. Habrá tranquilidad y seguridad pública. El
flagelo de la violencia lo enfrentaremos, creando fuentes de trabajo,
combatiendo la pobreza, la desintegración familiar, la pérdida de valores
y atendiendo a los jóvenes que demandan empleo y estudio.

Asimismo, las dependencias encargadas de la seguridad y de la procuración
de justicia actuarán de manera coordinada, habrá mando único, reuniones
diarias del Presidente con el gabinete de seguridad, se dará prioridad a
las labores de inteligencia, se le seguirá la pista al dinero, se cuidará
que tanto los funcionarios como todos los mandos policíacos sean personas
de inobjetable honestidad, se profesionalizará pronto a la policía federal
y ministerial para sacar gradualmente al ejército de las calles y
mejoraremos los sueldos y prestaciones de todas las corporaciones
policíacas. Garantizaremos el respeto a los derechos humanos.

Solo me resta decirles, que en estas elecciones los mexicanos vamos a
decidir si queremos continuar con más de lo mismo (corrupción,
estancamiento económico, desempleo, pobreza, inseguridad y violencia), lo
que nos han dado, tanto el PRI como el PAN, o si optamos por un cambio
verdadero que significa honestidad, crecimiento, trabajo, justicia, paz y
tranquilidad.

Por lo que a mí corresponde tengan confianza. Soy un hombre acostumbrado a
cumplir mis compromisos. Cuento con experiencia y actúo con honestidad.
APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Agenda Ciudadana Por Lorenzo Meyer : Don Julio o el inicio del juicio

¿De qué se Trata?
Es natural que en la última etapa de cualquier gobierno, cuando ya no es lógico suponer que nuevas decisiones y acciones puedan modificar de manera sustantiva la naturaleza del debe y el haber, se inicie el juicio sobre lo que se hizo, lo que no se hizo y lo que pudo haberse hecho. Es igualmente comprensible que hoy sea el siempre intenso Julio Scherer García, decano del periodismo político mexicano, quién se encuentre entre los primeros en examinar y juzgar -en este caso, un juicio sumario- sobre lo que ya se acumuló en el expediente del jefe del Poder Ejecutivo. Se trata de: “Calderón de cuerpo entero”, (Grijalbo, 2012).
El término “Juicio de la Historia” se ha usado numerosas veces y en muy distintos contextos. Sin embargo, todos sabemos que en realidad no hay tal veredicto de “La Historia”, que quienes juzgan son individuos que quieren dejar constancia de un juicio personal sobre actores y episodios del pasado. Es el conjunto de estas opiniones más o menos fundadas y raras veces unánimes, lo que va construyendo el llamado “juicio de la historia”. Se trata de un juicio que nunca queda cerrado ya que con el paso del tiempo lo juzgado se va viendo de forma diferente, pues cada veredicto es hijo de su época -de los problemas y los valores del tiempo en que se emite- y con el correr de los años las bases de esas percepciones tienden a mudar. Finalmente, si bien en sentido estricto no tiene sentido el concepto “juicio de la historia”, los juicios individuales con capacidad de hacer historia sí. Y los que salen de la pluma de Julio Scherer son contundentes: “La piel y la entraña: Siqueiros”, “Los presidentes”, “Salinas y su imperio”, “La pareja”, “Allende en llamas”, entre otros. El valor de tales veredictos no deriva sólo de la forma en que se han elaborado sino también y sobre todo de la biografía del autor, del periodista que en varias ocasiones se enfrentó con decisión y éxito al poder autoritario y porque adquirió autoridad para enjuiciar a personajes y eventos de la vida pública mexicana.
Garganta Profunda
Este inicio del juicio histórico de Calderón está elaborado con algunos documentos recibidos por el autor y, sobre todo, con una serie de entrevistas con un personaje -Manuel Espino Barrientos- que conoció desde dentro e incluso encabezó al partido de Felipe Calderón, pero que hoy está decidido a revelar ciertas interioridades de la forma y del contenido calderonista en el poder.
Espino, duranguense, ingresó al PAN muy joven, en 1976 o en 1978. Ya como militante de ese partido se licenció en administración de empresas y destacó como parte de la oposición asentada en la zona de los empresarios y sus administradores. Espino se afilió al PAN justo cuando ese partido dejó de ser un mero grupo de presión para empezar a convertirse en un verdadero partido político capaz de ejercer el poder a nivel local. 
El gran avance panista estuvo ligado a la crisis del sistema autoritario priista a inicio de los 1980 y que desembocó en el fraude del 88. Para hacer frente a los efectos de esa burda maniobra contra la izquierda, Carlos Salinas reconstruyó la coalición gobernante y se acercó a un PAN más que dispuesto a cogobernar si se hacía desde la plataforma neoliberal de Salinas y sus tecnócratas. Ya para entonces los empresarios del norte habían tomado el control del partido blanquiazul y Espino se colocó como uno de sus dirigentes en el cogollo del neopanismo: Chihuahua y Sonora. De ahí Espino pasó a hacer política en el centro y en marzo de 2005 asumió la jefatura del PAN, misma que debió dejar en diciembre de 2007, es decir, el periodo cuando fraguó la candidatura presidencial de Calderón hasta que el michoacano se consolidó como presidente. Calderón nunca consideró a Espino como uno de los suyos, de ahí que la caída de Espino dentro del PAN culminara con su expulsión del partido en mayo de 2010.
Los papeles del general Marcelino García Barragán, secretario de la Defensa de Gustavo Díaz Ordaz, sirvieron a Scherer como el eje de su “Parte de guerra: Tlatelolco 1968”, en “Calderón de cuerpo entero” ese eje son las entrevistas a un insider del PAN, a Espino. Ahondar en la naturaleza del ejercicio del poder del calderonismo va a requerir de más fuentes, pero como un punto de arranque para un juicio al sexenio, lo de Espino es válido por revelador. En este ensayo de Scherer se abordan temas en torno al carácter de Calderón -autoritarismo, gusto por el alcohol, ingratitud, entre otros- pero finalmente estos elementos sólo pueden ser factores explicativos si se conectan con fallas políticas graves, de lo contrario son anécdotas.
Fallas. El Dinero
El ensayo de Scherer arranca con el arribo su domicilio de varios documentos sin remitente, que mostraban, uno, la transferencia, en abril de 2006 y a través de Banorte, de 11 millones 999 mil cien pesos a Hildebrando, S.A. de C. V. -la empresa de informática donde Diego Hildebrando Zavala, cuñado de Felipe Calderón, tenía el 18% de las acciones- y otros dos que confirmaban, uno, la emisión del cheque por parte del PAN y el otro la factura expedida por la empresa como pago a servicios definidos como “captura de datos de simpatizantes de candidatos de Acción Nacional”. Otros documentos consignados en anexos muestran cómo en 2008 la Secretaría de la Reforma Agraria transfirió recursos públicos -entre cien y cuatrocientos mil pesos en cada caso- a personas ligadas al PAN para que, supuestamente, abrieran en Xochimilco empresas definidas como pecuarias, pero que, en realidad consistían en algo tan distinto como la instalación de un cibercafé o de una estética. Para Scherer, esta documentación avala, por un lado, la sospecha formulada por Andrés Manuel López Obrador sobre las actividades del cuñado de Calderón durante la campaña presidencial del 2006: que captaba datos de los padrones de Sedesol para ser usados por el PAN y, por el otro, la entrega de recursos públicos con justificaciones inverosímiles a quienes en realidad eran aparatos locales del PAN. En cualquier caso, los documentos son presentados por Scherer como meros botones de muestra de una política que transfirió millones de pesos no en busca de satisfacer un supuesto “bien común” sino para mantener el poder desde la óptica del “haiga sido como haiga sido”.
El Triunfo de los Poderes Fácticos
El arte del periodismo a la Scherer se caracteriza por su economía. Se trata que con unos cuantos trazos se pueda delinear lo esencial de asuntos que, detallados, pueden ser muy complejos. Un buen ejemplo aquí es la explicación del “modus operandi” de las dos cadenas de televisión que controlan el mercado mexicano. En apenas poco más de cuatro páginas, el fundador de “Proceso” nos hace entender cómo en 2006 se consiguió que se aprobara en el Congreso la llamada “Ley Televisa”. En esta narrativa, el papel central lo tiene la necesidad urgente de Calderón y su equipo de “remontar las encuestas”. Para poner a la TV de su lado en vísperas de la elección, Calderón debió convertirse, según Espino, en el factor político decisivo para la aprobación en el Congreso de la “Ley Televisa”, pues fueron sus operadores quienes presionaron a los legisladores panistas que se oponían a esa ley, conscientes de que impedía la competencia que se requería para superar una situación de duopolio surgida a la sombra del PRI. Al final, el Congreso aprobó la “Ley Televisa” y con ello la preservación del “status quo”. Otro ejemplo de cómo las necesidades políticas del calderonismo hicieron de lado al “bien común”.
El Crimen Organizado
Scherer recoge de Espino una de las razones que explican la peculiar política del calderonismo contra el narcotráfico. Se trata de una reiteración: esta lucha se inició sin consultar con los especialistas ni prever la reacción del adversario. La motivación fundamental no fue poner a los cárteles a la defensiva, sino suponer que ganar de manera contundente en este frente de batalla generaría la legitimidad que la elección del 2006 no dio. Sin embargo, lo que se logró fue un problema mayúsculo para Calderón, para quien le suceda en el poder y para el país.
Conclusión
El trabajo de Scherer concluye así: “La política del presidente Calderón lo ha llevado por caminos peligrosos. Ante la historia es ya un hombre en entredicho”. Se trata de uno de los primeros juicios globales sobre el sexenio, del adelantado de los muchos que están por venir. La tarea por hacer es clara: ahondar en los temas abordados y en los que quedaron fuera: el manejo de las próximas elecciones, las relaciones con el exterior, las políticas económicas y sociales y un largo etcétera.
RESUMEN
“‘El juicio de ‘La Historia’ como tal no existe, pero los juicios individuales sí. Y el de Julio Scherer sobre Felipe Calderón es contundente”.

APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Astillero Julio Hernández López : Botín en disputa

A Chente no le cuadra ahora la frasecita aquella que proponía no cambiar de jinete a mitad del río. Dice, con la guillotina de la PGR sobre su imperio guanajuatense sugestivamente enriquecido durante el sexenio con botas, que si a él le prometen electoralmente que las cosas van “a seguir igual” él no quiere “otros sesenta o setenta mil muertos (…) eso no puede seguir así, hay que resolverlo”. Fox persiste en oponerse a su hechura indeseada de seis años atrás, se opone a las “marranadas” de la ley electoral y el largo silencio previo a las campañas presidenciales, y se manifiesta molesto porque no habrá voces de los candidatos, sino “un mes y medio más escuchando los mismos temas del gobierno, repetitivos, de que la violencia tiene que seguir, de que el siguiente tiene que aceptar esto o no va a poder gobernar o no va a ser gobernante”. 

Ya nomás 
Leer mas
APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Crónicas de la Otra Esquina Rafael Loret de Mola :Agendas para campañas

La campaña en pro de la vindicación política, social y económica del PAN cuenta, como una de sus principales estrategias, con la visita de personajes ad hoc para explicar no sólo las líneas de acción sino motivar a los presuntos electores con imágenes que enciendan la devoción popular o la desmedida ambición de los empresarios mexicanos con ganas de aprovechar la crisis recesiva, para dolor de muchos, especulando con ventajas. Tienen cubierta la agenda en tanto sus opositores, del PRI y la izquierda unida, hasta ahora, siguen atados por el IFR que les ha concedido la “gracia” de conceder entrevistas de prensa... sin que sirvan para publicitarse. Un absurdo detrás de otro que merma, de manera considerable, la más grande de las libertades: La de expresión. Ni siquiera la aplicación de una pretendida democracia, rebosante de candados, es justificante para silenciar a los seres libres. 

Otra cosa, 
Leer mas
APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

‘Son jaladas al máximo’ dice Fox a Felipe Calderón

‘Son jaladas al máximo’ dice Fox a Felipe Calderón


Guanajuato, Gto.- El ex presidente Vicente Fox lanzó una nueva andanada de críticas a la estrategia contra el narcotráfico emprendida por su sucesor, Felipe Calderón, a quien acusó de intolerante por rechazar opiniones opuestas en materia de seguridad.

En entrevista radiofónica con el noticiero “Así Sucede” de la ciudad de Querétaro, el también ex gobernador advirtió que el candidato o candidata que no presente nuevas propuestas para resolver el problema de la violencia y las drogas, perderá la elección presidencial de julio próximo, “puesto esto no puede seguir así”.

Fox ofreció respaldar al candidato presidencial “del partido que sea”, siempre y cuando “le entre al toro de la violencia” y proponga nuevas ideas para acabar con el miedo, la pérdida de turismo, empleos e inversiones, así como el aumento de la violencia, muertes y pobreza registrada en el actual sexenio, por cierto también panista.

“No veo de dónde está funcionando; era mucho mejor la paz, la tranquilidad que teníamos antes y nadie nos estábamos haciendo tontos, estábamos persiguiendo el crimen, la droga; logramos muchos más decomisos de droga, particularmente de mariguana de lo que se ha logrado ahorita”, aseguró.

“Me pregunto la presencia del Ejército en qué ha servido, es tiempo de recapacitar”, expresó el ex presidente.

Al hablar del virtual candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto, dijo haber constatado que éste pertenece a una nueva generación de priístas, en contraste con “aquellos dinosaurios pesados”.

Ratificó que en lo personal no ofrece asesoría ni a Peña Nieto ni a algún otro candidato, pero aclaró que el Centro Fox asesora y capacita electoralmente a cualquiera, y aquí ha recibido tanto al candidato priísta como a sus estrategas; al ex gobernador y ex dirigente nacional del PRI, Humberto Moreira, “y a los del PAN y a los del PRD, porque el Centro no es una cueva del PAN”.

A pregunta expresa sobre el proceso electoral, Fox calificó la actual veda electoral de “una auténtica marranada” porque, adujo, en aras de imponer la estrategia contra el crimen organizado “se nos ha impuesto silencio a todos, no se permiten las opiniones diferentes, en aras de esa supuesta paz de los sepulcros…”.

Desde el Centro Fox en San Cristóbal, Guanajuato, lamentó además la cancelación de libertades en el país, en acciones justificadas por la supuesta lucha por la paz emprendida desde el Gobierno federal.

“Cómo es posible que en una democracia se exija por ley el silencio a todo el mundo, calle la voz a todo el mundo, se prohíba a los medios hablar de todos los temas; es increíble, es kafkiana esta ley electoral, espero que el siguiente presidente de este país rompa con eso… nos tienen a todos el bozal puesto, son jaladas al máximo”, soltó.

Por ello, aclaró que defenderá su derecho a expresar sus opiniones libremente, aun cuando disienta de Calderón Hinojosa, con todo y que ello pudiera derivar en nuevas acciones en su contra, como la incursión de personal de la Procuraduría General de la República (PGR) en sus propiedades, luego de que las denuncias en su contra por enriquecimiento ilícito fueron reactivadas en esa instancia.

“No voy a hacer cesiones de mi libertad bajo ninguna circunstancia”, aseguró Fox, al advertir que tampoco se debe dar un uso faccioso a la justicia o al uso de filtraciones para golpear políticamente y “luego arreglarse por debajo del agua”.

“Tienen que terminarse los tiempos de la voz única del gobierno... mi esperanza es que una vez que lleguen los tiempos, haya debate, hablen todos y aprieten las espuelas, porque a los mexicanos nos urgen soluciones reales a esta problemática en que nos tienen inmersos”, sentenció.

En la amplia entrevista, insistió en que la intervención directa del Ejército contra los grupos del narcotráfico por decisión de Calderón ha dejado como consecuencia un incremento en la criminalidad, que en su sexenio terminó en un promedio de 9 crímenes por cada 100 mil habitantes mientras hoy se registra una cifra de 20, más del doble.

Además, rechazó las críticas vertidas hacia su gobierno y otros anteriores por la falta de acciones contra las cabezas de los cárteles, que calificó como argumentos falaces y engañosos con los que se quiere justificar la actual política de seguridad “y los resultados que no se están obteniendo”.

“Aceptando sin conceder, ¿qué preferimos los mexicanos; un escenario de armonía, paz, reducción de la pobreza, de construcción de escuelas, de poner en marcha el Seguro Popular, contra lo que nos ha sucedido? Los niveles de pobreza han crecido; entonces ya basta”, agregó.

“Si se argumenta que la estrategia actual ha resuelto las cosas –añadió Fox--, pues ya pasaron cinco años, ¿hasta cuándo vamos a esperar a que se resuelvan las cosas? Creo que con inteligencia y sabiduría se va a construir ese camino a la paz y dejar atrás esta guerra”, remachó.

La asesoría
» Vicente Fox dijo que no ofrece asesoría ni a Peña Nieto y a ningún otro candidato, pero aclaró que el Centro Fox asesora y capacita a quien sea, independientemente del partido.

Veda electoral
» El ex gobernador de Guanajuato calificó la actual veda electoral como una verdadera marranada pues en el país se han cancelado las libertades por la supuesta estrategia contra el crimen.
APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.