CUANDO TERMINES DE VER LA PAGINA ACTUAL, DA CLICK EN ENTRADAS ANTIGUAS PARA QUE VEAS TODO LO DEL DIA DE HOY.

lunes, 19 de marzo de 2012

Idiota Luis González de Alba propone suicidarnos para "salvar al planeta"

Lo más preciado que tenemos es la vida y ecofascistas que siguen el juego de la mafia banquera internacional, que bajo el pretexto de una falsa emergencia global pretenden gravar toda actividad humana por medio de Huellas de Carbono y Huellas de Agua, para solo llenarse los bolsillos aún más de dinero, vociferan a los cuatro vientos que somos malignos, que hay que acabar con la humanidad. Lanzan campañas como esta donde adoctrinan a niños sobre que hay que matar a gente que no use transporte público de manera voluntaria:



Gente ya es asesinada en nombre del "Cambio Climático", son asesinados por guardias blancas que los lanzan de sus tierras que fueron otorgadas por gobiernos a empresas eólicas o agroindustria:

Armed Troops Burn Down Homes, Kill Children To Evict Ugandans In Name Of Global Warming

Honduran Farmers Murdered in the Name of Global Warming

Otros ecofascistas llaman a "abortar" a niños hasta los 3 años de edad, porque a esa edad "aún no tienen conciencia y no son más que un feto":

Ethicists Say 'After-Birth Abortion' Morally Acceptable

Y en México tenemos idiotas liberales que también abrazan esas tésis eugenésicas.

Héctor Bonilla, Carlos Ignacio, Carmen Salinas, "Lolita" Ayala con su campaña de Muerte Digna, han expresado en TV que "para que no sufran innecesariamente nuestros enfermitos" y que "se gasta mucho dinero". Carajo en pláticas con familiares y amigos, todo mundo expresa cosas como que: "aunque me quede en la calle pero yo a un hijo lo salvo" Y si mañana le diera Cáncer a Héctor Bonilla o "Lolita" Ayala, ellos serían los primeros en irse a Houston, Cuba para hacer todo lo posible en lograr una cura y no irse a morir a casa como le dicen a cualquier "prole" en el Seguro Social o en hospitales de Pemex.

Y hoy Luis González de Alba en su columna de Milenio con mucha naturalidad propone que nos suicidemos "Para Salvar al Planeta", que "ya somos muchos."

Este mismo personaje sería el primero en llamar a un linchamiento si alguien llamase a tratar psicológicamente a los homosexuales (él lo es), por ejemplo, para "salvar la moral".

Luis González de Alba escribe:

Bélgica y Holanda ya venden kits de suicidio indoloro y deberíamos seguir ese ejemplo civilizado: ya somos muchos y estamos acabando con el planeta: los elefantes topan con bardas electrificadas para defensa de los africanos que cultivan lechugas. En Guadalajara, al ya ralo bosque La Primavera, alguna vez lugar para hacer día de campo, se le construyó la villa panamericana y hoy la disputa es derrumbarla o venderla. En otras regiones, territorios de cacería del puma, ya tenemos casas de campo y habrá pumas muertos cuando un padre de familia se tope con uno que, hambriento, ronde por los contenedores de basura.

Ya somos muchos. Y quien desee matarse con pasón de lo que sea: tequila, heroína o novedades sintéticas, está en su derecho y ayuda al planeta. Cuidemos que no se lleve en el viaje a nadie más. Y a quien desee abandonar un vicio, debe Salud proveer de clínicas para rehabilitación. Y ya.


Leer Nota Completa:
Drogas, ¿por qué son ilegales?


Es el problema con estos personajillos pseudo-ecologistas, quieren salvar al mundo esterilizando y matando a los demás, pero a ellos no, porque son "superiores".

Y ahora que se haga el show de apagar las luces por La Hora del Planeta recuerda que estos ecologistas en sus reuniones se alegran por la recesión económica mundial, ya que cuando cierra una empresa, quiebra un negocio, se deja de emitir CO2 a la atmósfera (el "peligroso" gas que las plantas absorben para liberar Oxígeno, O2 de regreso, y que este CO2, junto al vapor de agua, evita que La Tierra sea una bola de hielo al generar un Efecto Invernadero.)

Encuentro temático sobre Honestidad y Combate a la Corrupción



Leer mas

APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.