CUANDO TERMINES DE VER LA PAGINA ACTUAL, DA CLICK EN ENTRADAS ANTIGUAS PARA QUE VEAS TODO LO DEL DIA DE HOY.

lunes, 25 de junio de 2012

AMLO reta a Televisa a cubrir su cierre en el Zócalo


El aspirante presidencial por el MP, Andrés Manuel López Obrador. Foto: Miguel Dimayuga
MORELIA, Mich. (apro).- El candidato presidencial del Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador retó a Televisa a cubrir su cierre de campaña en el Zócalo del Distrito Federal igual y como cubre los actos de Enrique Peña Nieto.
Durante su cierre de campaña en esta capital michoacana, el exjefe de gobierno del Distrito Federal argumentó que la cobertura que hace la televisora de Emilio Azcárraga de las campañas ha sido parcial.
“Televisa nunca da un paneo aquí (debajo del estrado) para que vean la gente; nada más están siempre dirigiendo las cámaras a mi persona, nada más me sacan los pies”, reprochó.
López Obrador arengó ante unas 20 mil personas reunidas, según los organziadores, en la plaza principal de Morelia:
“Con Peña dan a entender que tiene muchísima gente a su favor. Ahí sí usan las cámaras de ‘ojo de pescado’, de ‘ojo de ballena’. Así quiero que Televisa panee el miércoles para que vean (cuánta gente reúne en su cierre de campaña). Les vamos a decir ‘vengan para que aprendan’”, expresó.
“Plazas llenas en Tabasco, plazas llenas en Pachuca, plaza llena en Morelia, esto tiene preocupado al PRI; veamos el miércoles en el Zócalo de la Ciudad de México, y de una vez invitamos a Televisa para que difunda el acto y diga la verdad”, planteó el político tabasqueño.
López Obrador recordó que su cierre iniciará en el Ángel de la Independencia y concluirá en el Zócalo capitalino.
Por otro lado, hizo un llamado para que no se intente frenar a la ciudadanía en su derecho de elegir libremente a sus gobernantes, ya que “una mancha de fraude no se quita ni con el agua de todos los océanos”.
A unos días de los comicios federales del 1 de julio, el tabasqueño sostuvo que es mejor vivir en la pobreza que hundirse en la deshonra cuando se compran conciencias y se trafica con la necesidad de la gente.
No obstante, el abanderado de la alianza que integran PRD, PT y Movimiento Ciudadano (MC) confió en que la mayoría de los mexicanos no caerá en la trampa de la provocación, ya que “el pueblo no está para limosnas ni migajas”.
También insistió en que no va a nacionalizar la banca, aunque sí anunció su voluntad de propiciar mayor competencia para que lleguen al país “muchos bancos, muchas televisoras y acabar con las prácticas monopólicas”.
El griterío de sus simpatizantes se extendió desde la plaza Ocampo hasta jardines y calles aledañas, que lucieron a reventar.
Despeinado y desfajado, pero contento, López Obrador subió al templete, dio una vuelta para saludar a la que gente que rodeaba la estructura metálica y lanzó abrazos al aire.
Acompañado por los candidatos a diputados y senadores y por los líderes nacionales del Movimiento Progresista, así como por el exgobernador Lázaro Cárdenas Batel, López Obrador cerró campaña en una atestada plaza Ocampo de la capital michoacana.
Ahí denunció que a todos los gobernadores priistas del país se les está imponiendo una “cuota de votos” a favor del candidato por la coalición Compromiso por México, Enrique Peña Nieto.
“A Fausto Vallejo le digo que debe abstenerse de cualquier intento que impida que los michoacanos elijan libremente el próximo 1 de julio”, advirtió el candidato presidencial.
“Le recuerdo que la mancha de un fraude electoral no se borra ni con toda el agua de los océanos, pues es mejor heredar a los hijos pobreza en vez de deshonra”, arengó desde el templete el exjefe de gobierno de la Ciudad de México.
Luego dijo que se debe educar a los mexicanos y combatir a fondo la pobreza:
“Si no combatimos la pobreza, vamos a seguir sembrando el odio, la venganza, y no podremos combatir al crimen organizado, que es un problema humano; un problema de todos los que estamos aquí reunidos, no es sólo del gobierno”, explicó.
Hablo también de hacer “ajustes de cuentas”, pero entre los altos funcionarios que ganan más de 250 mil pesos al mes.
“Ahí vamos a descopetar” el billete y ahorrarnos unos 3 mil millones de pesos que servirán para dar una mejor educación y hacer obra pública.
Por la mañana, en la plaza Juárez de Pachuca, Hidalgo, el aspirante presidencial de las izquierdas convocó a la ciudadanía a vigilar el proceso electoral para defender su voto.
En la capital hidalguense, López Obrador reiteró sus señalamientos sobre la intención de los priistas por ganar el proceso electoral a como dé lugar, ya que creían que podían regresar al poder usando a las televisoras.
Sin embargo, reconoció que el plan de Peña Nieto resultó fallido por la irrupción de los jóvenes estudiantes al escenario político, manifestándose en contra del candidato que representa a un sistema que “ya se pudrió”.
Ante miles de simpatizantes, el candidato del PRD, PT y MC agradeció el respaldo recibido, pese a tratarse de un día complicado para las familias y los quehaceres que deben realizar.
El tabasqueño detalló sus propuestas de un cambio verdadero, el cual busca incentivar el aparato productivo, el fortalecimiento de la educación y la reactivación del campo, de los programas sociales, así como generar ahorros en el gobierno e inaugurar el combate a la corrupción.
“Pensaron que iba a ser pan comido, que iba a ser fácil, hasta se confiaron porque apostaron a que, con la publicidad, con la mercadotecnia, haciendo una telenovela, con eso iban a engañar para sentar a Peña en la silla presidencial.
“Y sí, hay que reconocerlo, les funcionó en una primera etapa, lo inflaron, estaba hasta arriba, pero de repente surgió un movimiento que fue como un detonador que vino a sacudir las conciencias: El movimiento de los jóvenes. ¡Que vivan los jóvenes, que vivan los estudiantes!, y entonces el escenario cambió”, destacó.
“Ayer se fueron al Azteca, están nerviosos, repartieron dinero a raudales, de aquí llevaron camiones y camiones para intentar llenar el estadio y, aunque la gente fue, nos han dicho que votarán por nosotros”, afirmó.
López Obrador aseguró: “Los jóvenes del PAN, con sus camisetas del PAN, repartiendo propaganda y todo, me ven, me saludan, y dicen “Estamos con usted”.
El domingo 24, prosiguió, otros jóvenes nos comentaron: “Estamos aquí gritando ¡viva Peña!, ¡viva Peña!, porque nos pagan por eso, pero en realidad estamos con Andrés Manuel. Así están las cosas”, aseguró el tabasqueño.
Recordó que el principal operador de Peña Nieto, el secretario de Organización del PRI, Miguel Ángel Osorio Chong, y otros “estrategas” se dieron cuenta de que iba en picada su candidato.
Entonces se reunieron y lo primero que hicieron fue salir a Guanajuato para buscar a Vicente Fox y pedirle que cometiera “esa canallada de darle la espalda a su partido y a su candidata. No les funcionó la estrategia”, sentenció.
Enseguida reeditaron la “guerra sucia”, como en el 2006, acusó.
López Obrador destacó que sus adversarios volvieron a hablar del “plantón de Reforma”, de su supuesta similitud política con el presidente venezolano Hugo Chávez.
Dijeron entonces “que era autoritario, ‘un peligro para México”, y ahora “le compusieron y es ‘amenaza para México’”, destacó.
“Tampoco les funciona, porque al pueblo lo pueden engañar una vez pero no toda la vida. Y ya de plano, estos últimos días, ha llegado a tanto la desesperación que ya se entregaron por completo, de manera descarada, a la compra del voto”, denunció.
López Obrador resaltó que tiene presente lo sucedido en el 2000, cuando mucha gente confió en el expresidente panista Vicente Fox, quien como candidato llamó al “voto útil” para sacar al PRI de Los Pinos, y la gente estaba emocionada, pero después de 12 años de gobierno del PAN nada cambió.
“Y recuerdo que después de ese triunfo en el 2000, había euforia. La gente estaba apoyando, respaldando a Fox, y este hombre irresponsable echó por la borda toda la confianza que la gente le había depositado y perdió el impulso”, consideró.
Dos sexenios después, afirmó, sí habrá cambios en el país, con producción y trabajo, para que ya no siga prevaleciendo esta atmósfera de decepción, de frustración, de tristeza, de miedo, de temor.
“Tenemos que generar un ambiente nuevo en el país, y lo haremos con medidas que tomaremos de inmediato, porque no voy a estar sentado nada más en el escritorio despachando desde el Palacio Nacional. Tenemos que sacar adelante a México con la participación de todos, no voy a perder el impulso que nos va a dar el triunfo del 1 de julio”, ofreció.

APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

El Juego de la Muerte (Doblado al Español)

Documental que sigue a 80 personas que se presentan voluntarias para participar en el piloto de un nuevo concurso de televisión y que, sin saberlo, están participando en un experimento similar a los que Stanley Milgram realizó en Yale en los años sesenta para estudiar el impacto de la autoridad en la obediencia de la población. Con ellos, Milgram pretendía encontrar una explicación al sometimiento de la sociedad civil alemana bajo el mandato de Adolf Hitler.
APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Ayuda, desaparece en Edo Mex sobrina de @doctora

@doctora: Alison Escobar mi sobrina 19 a.desapareció sáb 14:30 en trayecto de Mayorazgos del Bosque a Plaza Arboledas EdMex

http://t.co/lcyLNZxT

El PRI y las mafias de narcotráfico-Verdadero PELIGRO para México


Colosio, la película y la mafia en el PRI.
Por Jorge Moscoso Pedrero

Eduardo Valle, el Búho, recién fallecido, me citó en 1994,en la glorieta de avenida Universidad y Miguel Ángel de Quevedo, nos vimos como a  las diez de la mañana, caminado por la calle me comentó que había renunciado a su cargo en la Procuraduría General de la República, y que de inmediato saldría hacía los Estados Unidos, porque su vida estaba en peligro.
Me dijo que había renunciado, por que se dio cuenta de la complicidad del Presidente Salinas con los carteles de la droga, me comentó que ubicó al narcotraficante Juan García Abrego, y que le planteó al Procurador Jorge Carpizo, organizar un operativo para detenerlo, para ello le propuso un número determinado de elementos tanto agentes judiciales, como militares, señaló además el tipo de armamento que se requería, Carpizo le dijo que lo consultaría con el Presidente Salinas.
Comentó el Búho que al día siguiente, Carpizo le dijo que se autorizaba el operativo, pero sólo se podría disponer de diez hombres, de inmediato entendí, me dijo Eduardo, que pretendían mandarme al matadero y que se estaba protegiendo al capo en mención.
Me platicó que había mandado su renuncia a la revista proceso, y que había hecho llegar toda la información de que disponía sobre los carteles de la droga, al candidato del PRI a la Presidencia de la República, Luis  Donaldo Colosio y que no había podido hablar, con él.
Lo anterior viene a cuento porque al ver la película del asesinato de Colosio, aparece en la cinta un personaje que llaman el Tecolote, se trata del Búho, que ante la hipótesis presentada del asesino solitario, Eduardo sostenía que existió un segundo disparo, incluso escribió un libro con ese título, donde supone que el narco participó en el magnicidio.
Al estar viendo el film me venían a la mente esos recuerdos y otros, como cuando estando en sesión del pleno de la Cámara ,en la LV Legislatura en que fui diputado ,corrió la noticia del atentado contra el candidato del PRI y después el anuncio de su muerte ,de inmediato se escucho el susurro en la bancada del PRI ,Salinas mando a matarlo ,el asombró se vio en los representantes de todas las bancadas ,para la siguiente sesión la Cámara nombró una Comisión Investigadora.
A la muerte de Colosio los distintos grupos al interior del PRI se movieron para nombrar  al sucesor, los diputados Cesar Augusto Santiago Ramírez y Amador Rodríguez Lozano impulsaron la candidatura de Fernando Ortiz Arana, diputado federal y Presidente del PRI, habían logrado la adhesión de la mayoría de los Comités Estatales y de los dirigentes de los sectores, nadie hablaba de otra propuesta, parecía inminente la designación, sólo faltaba el visto bueno del Presidente de la República.
Pero Salinas ni siquiera espero recibir formalmente la propuesta ,esa misma noche el Presidente llamó a Ortiz Arana, para pedirle que a  la mañana siguiente, convocara a una conferencia de prensa para declinar esa posibilidad. Fernando se intimidó, sabía de  los riesgos que enfrentaría en caso de rebelarse a las órdenes de CSG.
Efectivamente se convocó a la conferencia señalada y al día siguiente se dio a conocer la candidatura de Ernesto Zedillo .
Y aunque se le nombro pensando que sería su incondicional, Zedillo terminó peleando con Salinas, y éste tuvo que salir del país, después de una ridícula huelga de hambre, desde entonces la vinculación del PRI con  los grupos mafiosos como lo relata la película ,ha sido una constante y ahora como titiritero  de Peña Nieto, CSG, pretende regresar al poder, junto a la mafia que lo acompaña.
Como lo constataba Eduardo Valle Espinoza,  en sus indagatorias, como lo recuerda la película y todos lo sabemos, la línea divisoria entre el poder político, financiero, y los carteles de la droga es casi invisible, he ahí el peligro del regreso del PRI a la Presidencia de la República, estos son los que mataron a Colosio y son capaces de cualquier cosa para lograr sus propósitos.Cuidado

NO al Partido de Estado

Sara Lovera
De cara a la jornada electoral del 1 de julio, estamos viviendo un estado de verdadera tensión que proviene, por un lado, de si habrá o no zonas de alto riesgo, habida cuenta de la espiral de violencia que se vive en México desde hace seis años; del activismo permanente de este movimiento juvenil #Yo Soy132 que ha permeado al país, sin que nada ni nadie pueda señalar de qué tamaño es su potencia, aunque sepamos que más de 29 millones de personas con capacidad de votar son jóvenes menores de 25 años.

Al mismo tiempo en los últimos días han menudeado los pronunciamientos que advierten del significado que puede entrañar que el gobierno federal vuelva a las manos del Partido Revolucionario Institucional (PRI), pronunciamientos firmados por personas que en este país piensan, analizan  y estudian la realidad.

Por otro lado, persisten y sistemáticamente se difunden en los medios de comunicación "grandes" e "influyentes", las encuestas, unas 9 o 10 de lo que se reconoce como "serias" y de cierto nivel de confianza, que dan al candidato del PRI hasta 13 o 15 puntos por arriba de Andrés Manuel López Obrador.

He observado con tremenda inquietud que el duopolio televisivo está insistiendo cada día, aunque falte muy poco para la elección, en que AMLO no reconocerá, en su caso, una derrota en las urnas y que se prepara una protesta que podría ahondar la situación de "inseguridad". Hay quienes insisten en que ello significará problemas postelectorales y judicialización del proceso. O simplemente que AMLO quedará marginado y su movimiento reducido a cenizas.

También crece, paralelamente, un sector de opinión que incluye a muchas organizaciones civiles y sociales, de que la institución que está encargada del proceso, el Instituto Federal Electoral no es confiable. La respuesta televisiva en masa procura decir lo contrario y aunque existan cientos de organizaciones civiles, éstos no tienen, por sí mismos, la penetración de la televisión. 

Por ejemplo, si nos refiriéramos a los grupos feministas, podemos constatar que hay momentos brillantes de avances en leyes y algunas políticas públicas, pero entre 1993 y la fecha, han pasado 19 años desde que se develó el feminicidio en Ciudad Juárez, que corrió la cortina de una realidad que no ha cambiado y que ahora sabemos que los homicidios contra las mujeres son miles y sistemáticos en todo el país. Sin que se haya modificado casi nada respecto a la impunidad. Sólo el tres por ciento de los casos se investigan y prácticamente ninguno ha sido cabalmente solucionado.

Lo mismo podríamos decir sobre migrantes, líderes campesinos y de periodistas perseguidos, desaparecidos o asesinados. El tamaño de la impunidad es gigante. No hay fuerza social que haya logrado detener tanta estulticia.

Las redes sociales son un factor inquietante para el Estado. Ahí se muestran escenarios de polarización, que no parecen estar en las calles, ni en los mítines ni en los ánimos de muchas personas, pero existe esta batalla. Los jóvenes del #Yosoy132 han cuestionado a los grandes medios de comunicación, abriendo un flanco de suma importancia, aún así sigue archivada la ley que lograría el equilibrio en los medios electrónicos y pondría fin al duopolio televisivo.

En estos días las madres de mujeres y hombres desaparecidos han anunciado y realizado una inmensa caravana de protesta y han documentado fehacientemente la militarización, la desaparición y desarraigo de decenas de defensores y defensoras de Derechos Humanos, pero no hay una fuerza capaz que pudiera, como en otros países, empujar cambios reales, ni la protesta está cohesionada, sino dispersa. Tenemos miles de pequeños grupos de "indignados", regados en todo el país.

El panorama no es sencillo a unos días de la votación. La inteligencia de México, sus mejores hombres y mujeres, manifiestan un amplio rechazo a la idea de que vuelva al gobierno el antiguo grupo que gobernó México 70 años, el que inundó nuestro país de un sentimiento anticomunista, que desarrollo sistemas de control de la ciudadanía, el mismo que mantuvo un mecanismo constante de represión y persecución a quienes levantaron la voz contra el sistema en los últimos 40 años de manera recurrente.

Este grupo inmenso de personas que en el año 2000 festejó que el PRI fuera derrotado y defraudado con la imposición, que quieren y creen en la transición democracia, han dicho no, no al regreso del PRI.

Ello significa que existe una masa crítica permanente, que se preocupa porque desaparezca la corrupción, la burocracia incrustada en toda la administración pública, cuyos modos y métodos nos hacen un país de la tranza, del toma y daca en nuestras prácticas sociales y de intercambio.

Grave  sería que el PRI regresara al gobierno en estas circunstancias, con una sociedad dominada y paralelamente con esa masa crítica, inteligente e informada que rechaza al PRI por lo que ha significado, por lo que ha hecho, por la sistemática represión y la cantidad de muertos que asolan a la población.

Este rechazo pensado, congruente y profundo se une a esos miles y miles de indignados que no creen en el sistema, me imagino  como si fuera una olla de presión que sólo será controlada con nuevos actos represivos.

La suerte está echada. Para cualquier nuevo gobierno, las cosas no están sencillas. Apenas el último viernes el Congreso de los Estados Unidos de Norteamérica concluyó que no habrá paz y que la espiral de violencia no será detenida. Que se ha quebrantado la gobernabilidad y que se han profundizado las desigualdades y nos rodea la injusticia como un destino irresoluble. ¿Quién podrá gobernar y dar soluciones?

Desde luego, quienes buscan el botín de muchas, todavía, muchas riquezas, de  recursos que en el panorama mundial nos colocan como una economía interesante y más de cien millones de consumidores, ellos, ellas, no recapacitan, no tienen idea de hasta qué punto hemos perdido nación, territorios, pero sobre todo confianza. Una masa deprimida y doliente, atomizada e infeliz, saben o creen, es verdad  probablemente, que les dejarán administrar y mantener esta desgraciada realidad. Las elecciones no parecen ofrecernos más que seguir por la pendiente, hasta que realmente nos decidamos a lo contrario.
 
 
¡Por la Vida y la Libertad de las Mujeres¡
 
Sara Lovera López
Tel: (5255) 55 380299
Cel: (5255) (044 sólo México) 21095271

APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Astillero Julio Hernández López Megamentadas

Enrique Peña Nieto hace saber que su eventual victoria del próximo domingo sería como la de Carlos Salinas de Gortari, acusado en 1988 de fraude electoral: contundente e inobjetable. Instalado gozosamente en los dominios futbolísticos de Televisa para demostrar orgullo por la marca de la casa, el ahijado político del neosalinismo repite dos de las tres partes de la letanía de autovalidación que en su momento utilizó el entonces presidente del PRI, Jorge de la Vega Domínguez: “triunfo claro, contundente e inobjetable”, adujo en su momento este chiapaneco.

Por alguna razón aún imprecisa, el encopetado retoño de aquellas adulteraciones no habló de claridad. Acaso sea una confesión oportuna de que una eventual imposición sólo necesitará de contundencia (como la del garrote que reprime) e inobjetabilidad (la que suministrará el aparato institucional de control y sentencia sobre asuntos electorales, el que desde ahora proclama imposible cualquier posibilidad de fraude).

Rebosantes los estacionamientos del estadio Azteca de los autobuses del aparatoso acarreo, explosiva la feria de regalos baratos para incentivar la asistencia del respetable público desatento, sonoramente demagogo el discurso del actor central, parece increíble que allí el sonriente figurín mexiquense proclame e invite a “dejar atrás las prácticas de la vieja política”. 

Josefina Vázquez Mota estima apropiado invocar milagros y a uno de ellos se atiene para ver si logra el triunfo electoral el próximo domingo. Se movió unos metros para evadir los riesgos de que la providencia le volviera a fallar, así que en vez de cerrar su campaña capitalina en el estadio Azul de todas sus desgracias originales (hablar a tribunas que se iban vaciando mientras ella pronunciaba su soñado discurso de toma de protesta, un triste 11 de marzo) se pasó a la adjunta Plaza de Toros México, con mejores resultados en cuanto a atención cautiva. Sin embargo, la Dama de la Sonrisa Perpetua dedicó una parte de sus declamaciones del día a recordar y enaltecer a Manuel J. Clouthier, el difunto, sin reparar en que el hijo de éste, portador de los mismos distintivos denominacionales, ha aceptado ser contralor con el candidato perredista López Obrador en caso de que éste gane, en una jugada política inteligente que colocaría en un apellido de prosapia panista la ejecución de investigaciones y castigos contra funcionarios corruptos del pasado felipista y del futuro pejista. 

Andrés Manuel López Obrador cree que puede tener un triunfo claro, aunque no se sabe si también considera que será contundente e inobjetable. Fortalecido su espíritu ante las continuas plazas llenas y el creciente apoyo juvenil, pareciera convencido de que a fin de cuentas el aparato priísta-calderonista de defraudación electoral no alcanzará a vencerlo, aunque desliza cada vez más el tema de ese eventual fraude. Va denunciando una parte del peligro, pero no a fondo, atrapado en la duda electoral básica: desacreditar desde ahora el proceso electoral ante las fuertes evidencias del fraude en marcha, o apostar a la posibilidad de que una asistencia masiva a las urnas de sus seguidores sea suficiente para conjurar las trapacerías ya sembradas. En las evocaciones del 88, adaptadas al presente, Manuel Camacho promueve la conciliación a costa de lo que sea, Manuel Bartlett aconseja no tumbar al sistema y Arturo Núñez es el heraldo del pejismo en camino de alcanzar la gubernatura de Tabasco. Nombres muy mentados en la historia política nacional, sobre todo en cuanto a comicios en peligro.

El consejero presidente del Instituto Federal Electoral se da vuelo mediático presumiendo el blindaje técnico que impediría que se consume un fraude cuyos indicios saltan por diversos lados. La legalidad minuciosa elevada a la categoría de exorcismo previo: las cosas no pueden suceder como mucha gente ve y prevé, por la sencilla razón de que las reglas procesales y sustanciales están hechas para que esas cosas no sucedan. 

Orgulloso, casi concluyente, Leonardo Valdés Zurita menciona que en esta ocasión todo está listo para el recuento voto por voto, siempre y cuando se cumplan las condiciones establecidas en la reforma de 2007. Reforma, por cierto, que fue elaborada, con el apoyo traicionero de los Chuchos para cerrar el paso al lopezobradorismo, impidiendo la creación de nuevos partidos, creando escenarios de confusión como los que se han vivido en este proceso electoral, y garantizando el “voto por voto” porque ahora de lo que se trata no es de un fraude como el de 2006, sino uno extracasillas, con la descarada compra de votos, la Operación Ruleta y las brigadas gordillistas, todo con la intención de no repetir escenarios 0.56 sino construir una diferencia “apabullante”, como la previamente instalada a través de encuestas de opinión, de tal manera que los reclamos de nuevos conteos parezcan desproporcionados o fantasiosos y así sean declarados por los mentados aliados mediáticos. 

Mentadas por doquier corrieron en los altos círculos calderonistas luego de la pifia monumental que quiso declarar hijo de “El Chapo” Guzmán a un joven sinaloense avecindado en Zapopan, Jalisco. Movidos los hilos nativos por la DEA, abiertamente metidos los agentes estadunidenses en las operaciones de la Marina, el episodio tapatío equívoco exhibió las prisas y ambiciones propagandísticas de las aprehensiones felipistas: lo importante no era la detención de un sospechoso de jefaturar una simple célula del cártel de Sinaloa (un asunto casi local, de escasa relevancia nacional), sino el uso en términos de rentabilidad política de una pieza de cacería mayor: ¡El hijo del Chapo, pa’ que aprendan a respetar electoralmente! Nomás que les falló. Y feamente./

Y, mientras esta columna agradece a Emilio González Márquez la inspiración para el título de esta entrega, pues más de mil jaliscienses le dedicaron este fin de semana una sonora megamentada pública de madre en justa retribución de la que él profirió en abril de 2008 contra sus críticos y opositores, ¡hasta mañana, recordando a Carlos Monsiváis, a dos años de su muerte! (fin)
APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Plan B Lydia Cacho Mi voto no es secreto


Lydia Cacho
Plan B
Lydia Cacho



Ya escribí las razones por las cuales nunca he votado por el PRI ni lo haré. He pasado los últimos meses reflexionando sobre la posibilidad de anular mi voto. He reconocido el trabajo que Josefina Vázquez Mota llevó a cabo en Sedesol en tiempo de Fox, su capacidad para rodearse de la gente adecuada permitió una modernización de esa secretaría que el país necesitaba (aunque luego la gente de Calderón pulverizó la mayoría de los avances). Atestigüé los primeros meses de su gestión en la SEP y las batallas campales a las que se enfrentó con la anquilosada líder sindical tras las puertas añosas de ese edificio desde el cual Elba Esther ha destruido el sistema educativo del país. Y supe de la batalla que dio cuando Calderón sacrificó a la educación por un pacto político con la lideresa del partido-negocio familiar Nueva Alianza. 

Pero también seguí de cerca cómo Josefina quedó atrapada en la sombría ambigüedad entre su visión progresista del desarrollo social y su esencia de sumisión ante una élite religiosa profundamente corrupta, que defiende a toda costa la intromisión religiosa en los asuntos políticos y que trae consigo los valores del patriarcado más recalcitrante que defiende pederastas, se codea con políticos deshonestos y llena sus arcas con dinero sucio del narcotráfico. Vi cómo su miedo a ser aplastada por un Calderón iracundo y sexista le impidió pronunciarse contra la absurda estrategia guerrera que nunca debió darse sin asegurar un nuevo sistema de justicia penal. Su miedo la acercó demasiado a las alas conservadoras de la Semar y el Ejército que promueven la guerra y no aceptarán volver a sus cuarteles. Inteligente, pero presa de un partido que se autodestruye sin remedio, Josefina no tiene posibilidades de ganar, y votar por ella sería regalarle el voto al PRI. 

En Quadri no desperdicio más de dos líneas. Está allí para perpetuar el poder de Elba Gordillo, una opción inadmisible. 

Andrés Manuel López Obrador me parece todo menos un tipo peligroso. Pude escucharlo un par de veces en entrevistas privadas, un tipo transparente y predecible. Su disciplina le permitió gobernar el DF de buena manera, se rodeó de malos y de buenos, como la mayoría de políticos. Es un hombre conservador y puritano con un discurso socialista bastante anquilosado, no se ha atrevido a asumir un discurso pro-feminista ni pro-igualdad porque su conservadurismo y vena religiosa se lo impiden, pero se ha rodeado de personas que serán capaces, en caso de ganar, de impulsar políticas de igualdad similares a las que implantó Ebrard con gran éxito en el DF. Dentro de los posibles miembros de su gabinete rescato a Juan Ramón de la Fuente, que transformaría la educación; a Ebrard, que sin duda reconstruiría la forma en que el Estado aborda los derechos humanos y crearía un clima de legalidad que ningún secretario de Gobernación ha logrado; buena falta le hace esa certidumbre a la sociedad y al empresariado mexicano. 

No hay nadie en su gabinete que remotamente nos haga creer que va a privatizar las paraestatales, más allá de su discurso setentero; basta ver el currículo y escuchar a sus posibles secretarios de Estado para entender que pretenden una modernización de Pemex y CFE, así como crear programas de energías alternativas que le urgen al país. AMLO cree en la creación de empleos por la vía del turismo y por eso eligió a Torruco, un experto que busca el equilibrio con la economía del ramo y el medio ambiente. 

Me queda claro que AMLO no se parece en absoluto a Chávez, carece de sus convicciones y de sus delirios dictatoriales. El tabasqueño es pacifista; si hubiera querido, con el poder de Morena habría desestabilizado al país más que el narco. Tiene las obsesiones de un patriarca que cuida de los ancianos y la infancia, quiere medios de comunicación libres aunque no le gusta ser criticado. Lee poca literatura y no sabe nada de cine, pero se ha rodeado de intelectuales que harían un buen papel en la cultura y las artes. Lo he dicho antes, me hubiera gustado que Ebrard fuera el candidato de izquierdas, pero no lo es. No admiro a López Obrador, pero votaré por él y por legisladores del Movimiento Progresista, así si gana el PRI al menos lograremos un Congreso que haga contrapeso al ignominioso autoritarismo neoliberal, corrupto y retrógrada del tricolor. 
APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Divisiones y posturas. Jorge Moch


Jorge Moch 
tumbaburros@yahoo.com
Twitter: @JorgeMoch
La Jornada Semanal
 
Divisiones y posturas
 
Siempre me ha parecido chocante que en materia de definiciones alguien se diga “apolítico”, aunque no para clarificar una postura ideológica, sino para exentarse, escurrir el bulto, salirse por la tangente, hacerse que la virgen le habla, o que afirme, casi siempre en tono conminatorio, que nunca discute de esas cosas porque suele terminar distanciándose de su interlocutor gracias al axioma estúpido y blandengue de que  “en esta casa ni de religión ni de política…” Así como los mexicanos tradicionalmente somos incapaces de decir  “no” o de llamar a las cosas por su nombre, sin el edípico y cacofónico paliativo diminutivo (“es gordita”,  “es bajito”,  “está curiosito”), en materia de definiciones políticas o de exhibición de ideología –o de la carencia de una–preferimos evitar las confrontaciones en la familia, y también en esos círculos de amistades que son ocasionalmente simpáticas pero que no son precisamente íntimas y con quienes invariablemente sostenemos animadas charlas que pertenecen al estrato falso de la neurosis: tenemos una compulsión casi genética por quedar bien, no desentonar, vadear incomodidades causadas por la contundencia de una opinión, aun cuando seamos capaces de apuntalarla con argumentos convincentes o, mejor todavía, con datos duros.
Desde la nauseabunda e intensiva guerra sucia que contaminó medios y contienda en 2006; desde la porquería aquella del desafuero y demás manoseos de la información y las leyes, en muchas familias y círculos de amistades brotaron divisiones que se han vuelto –o están en franco proceso de volverse–, ante la reedición de las mismas porquerías en este proceso electoral de 2012, abismo insalvable entre parientes y entre amigos que han dejado de serlo. Es algo que vivo todos los días. Pero no lo lamento.
He descubierto que más que rechazar por presunto conocimiento de causa el proyecto político y social de la plataforma que impulsa a Andrés Manuel López Obrador a la candidatura presidencial, muchos lo hacen en función de la persona. En lugar de argumentos emplean las mismas mentiras repetidas hasta la náusea por las campañas sucias de los medios, principalmente de las televisoras del duopolio, Televisa y TV Azteca, a su vez ampliadas y repetidas por personeros de la derecha de diversa calaña y matiz que son canales de información desvirtuada, como Pedro Ferriz, Jorge Fernández, Eduardo Ruiz Healy, Carlos Alazraki o Sánchez Susarrey, ejemplos de abyección y zalamería cortesana con el poder político y con la cúpula empresario-clerical que todo pretende controlar. Y estos y otros nombres como los muy conocidos de los noticieros de Televisa, son sus canales de información. Tengo parientes a los que Adela Micha les parece una mujer inteligente, vaya.
Las diversas expresiones de mis parientes y algunos conocidos, que repiten los “sesudos” postulados de la recua derechista mencionada y, por cierto, jamás abogan por los desposeídos, por los inermes, sino por los patrones, por los privilegiados, van de la rabia rijosa al socarrón desprecio para Andrés Manuel. La más común de sus expresiones es el lacerante y nebuloso veredicto de que  “es un naco”. Un dictador.  Un loco.  Un enfermo de poder.  Y así hasta el exilio de la inteligencia del que hablaba Monsiváis.  En realidad, lo que hay detrás de su acrimonia es racismo;  es clasismo rancio, el atávico y profundo desprecio de los blanquitos favorecidos de esta sociedad consumista y enajenada a todo lo que huela a pobre, a clase popular, a piel morena, a escuela pública, a vagón del Metro, a vivir de un oficio digno pero mal pagado muchas veces por ellos mismos que son patrones.
Ante la contundencia con cifras y datos de quienes defendemos el movimiento progresista, intentan volver a hablar de Bejarano, del plantón de Reforma, de Nico, el chofer. Y cuando esos endebles argumentos se les vienen abajo, entonces no les queda más que el silencio. Pero antes mastican las palabras con odio que paradójicamente niegan profesar:  “Pues es un pinche naco.”
Hace poco Gabriela Warkentin preguntó en su cuenta de Twitter si creíamos que la polarización política había tocado a la familia. Yo contesté que sí. Y que los abismos entre nosotros se ensanchan. Y que en muchos casos la reconstrucción de los puentes es inconcebible.
Sea. Hay veces que las convicciones superan los afectos. Quizá es un precio que vale la pena pagar para heredar un mejor México para nuestros hijos y los hijos de sus hijos. Y si mis primos me dejan de hablar, pues con su PRIAN se lo coman... 
 
http://www.jornada.unam.mx/2012/06/24/sem-moch.html
APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Bucareli Jacobo Zabludovsky AMLO me dijo

Jacobo Zabludovsky


Cuando platica entre amigos Andrés Manuel López Obrador habla más aprisa. 

“Pues no tanto. No se me da mucho hablar de corrido, pero sí seguro. Y bastante tranquilo, conociendo de los temas, dando a conocer mis propuestas, porque eso fue lo que recomendó la gente, mis asesores, que son los ciudadanos. La gente con la que hablo todos los días. Ellos son los que me van guiando, asesorando antes en los actos, en las entradas a los actos, en las salidas, en las vallas a donde voy dando la mano y llevando a cabo una especie de diálogo popular. La gente me va diciendo, me va aconsejando, voy recogiendo los sentimientos de la gente, y en los últimos días insistían mucho en que yo no me enojara, que no atacara, que presentara propuestas. Eso era lo más conveniente: proponer que se conozca el proyecto para que la gente tenga información y no se deje engañar, y que tampoco los espanten con el miedo al cambio. Entonces, les hice caso a mis asesores y nos fue bien”. 

Usted ha calificado la presidencia de Felipe Calderón como ilegítima, pero también dice que no va a ejercer venganza, sino que va a aplicar la justicia. ¿La justicia alcanza a una presidencia ilegítima? 

“El país requiere de la unidad de todos, está muy mal. Requerimos la reconciliación, necesitamos la unidad y queremos ir al cambio por el camino de la concordia. Entonces, si pensamos en venganzas nos vamos a empantanar. Necesitamos apostar a una etapa nueva poniendo por delante la justicia, pero no con un afán persecutorio. Se acostumbraba o se sigue pensando que si llega un nuevo gobierno para justificarse de que las cosas van a ser distintas o para legitimarse para obtener credibilidad dan golpes espectaculares, metiendo en la cárcel a uno, dos, tres y luego se cae en lo mismo, es decir, la misma corrupción, la misma impunidad, y no se cambia realmente la actuación de los gobernantes”. 

En las campañas ha habido cambios. 

“Se pusieron muy nerviosos a partir de que empezó a caer Enrique Peña Nieto, porque no tenían un plan ‘B’, estaban en la autocomplacencia, pensaban que la campaña publicitaria iba a bastar para sentar en la silla a Peña Nieto. Estaban muy confiados; de repente, se empieza a desinflar Peña Nieto, que es para mí el candidato de los que realmente mandan en el país. Echaron a andar desde hace algún tiempo una operación de recambio. Como percibieron que no les iba a funcionar el PAN empezaron a hacerlo a un lado, a manejar la idea de que las cosas iban a mejorar en México si regresaba el PRI a la presidencia. 

Y empezaron a proyectar a Peña Nieto. De repente ya no les funciona la estrategia, lo descubren los jóvenes que desde hace un mes iniciaron un movimiento extraordinario, movimiento estudiantil noble, fresco, creativo, jóvenes que van al grano, van al fondo del asunto. Dicen ¡no! a Peña Nieto porque está siendo impulsado por la publicidad, porque lo quieren imponer las televisoras, en particular una televisora. Nos va aumentando el apoyo de la gente, ellos empiezan a desesperarse y lo primero que hacen es ponerse de acuerdo con Fox y sale Fox a decir que había que votar por el que llevaba la delantera. Si fuese así, excelente, porque tendrían que estarme apoyando a mí porque yo llevo la delantera. Pero, en fin, desesperado, sale Fox y en verdad es una vergüenza lo que hace, porque no merece su partido ese trato, la candidata de su partido, el partido que lo llevó a la presidencia. Bueno, pues con todo ese desfigure, con el nerviosismo empiezan a convocar. Tengo información de que Vicente Fox está mandando cartas a las casas pidiendo el voto por Peña Nieto y lanzándose en contra mía. Un cambio verdadero para beneficio del pueblo y para beneficio de la nación”. 

¿Qué sigue? 

“Voy a crear un consejo consultivo para el rescate de la república, a crear consejos ciudadanos por secretaría, que me van a ayudar para garantizar que los contratos de obras, de compras, de bienes y servicios en el gobierno sean transparentes. Cuando fui jefe de Gobierno se dio el caso de la compra de 40 trenes para el Metro, con 400 vagones. No se habían podido comprar los trenes en gobiernos anteriores por la rebatinga, por el quererse quedar con el contrato y sacar provecho. Formé un comité ciudadano y lancé la convocatoria, la licitación y surge este comité ciudadano de profesionistas, periodistas y el director de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, un grupo. Y esto ayudó a que el contrato se llevara a cabo conforme lo establecido. Ahorramos dinero, se compraron los trenes a la mitad de precio de lo que habían costado los trenes comprados con anterioridad. Ganó Bombardier y un compromiso fue que hicieran los trenes en Ciudad Sahagún para que crearan empleos en México. 

“Esto es lo que quiero hacer”. 
APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.