CUANDO TERMINES DE VER LA PAGINA ACTUAL, DA CLICK EN ENTRADAS ANTIGUAS PARA QUE VEAS TODO LO DEL DIA DE HOY.

lunes, 10 de septiembre de 2012

Bocajarro


Salvador Cosío Gaona.- La izquierda definida determinó su ruta, empezó su camino y Los Chuchos (Jesús Ortega y Jesús Zambrano), dueños del PRD nacional y otros actores en estados y regiones se quedan como el pintor: sin escalera y agarrados de la brocha, pues Andrés Manuel López Obrador  aprovechó el prematuro anuncio de la dirigencia del partido del sol azteca en cuanto a reconocer a Enrique Peña Nieto como presidente electo para deslindarse del PRD, pintar su raya y llevarse su capital político a consolidar un Morena redimensionado y en breve, tras necesario proceso, forjar un nuevo partido que se conformará con gente de todos los niveles de participación política y diversos estratos sociales, dejando empobrecido al hoy ya descaradamente gobiernista PRD.
Las dirigencias de los partidos Movimiento Ciudadano y del Trabajo decidirán si se mantienen a la sombra del líder más sólido de la izquierda mexicana, fusionados a su nuevo partido o como aliados permanentes, o si deciden  marcar su autonomía y esperar los tiempos electorales siguientes para jugar sus dados.  Si llegaran a fusionarse sería el “Partido Ciudadano y del Trabajo”, un Movimiento para la Regeneración Nacional con suficientes adeptos y fortaleza, con militantes duros, simpatizantes activos y participantes externos, con la  fuerza incorporada de legisladores federales y locales, alcaldes, regidores y síndicos municipales, además de empresarios sumados a través de Despierta México de Alfonso Romo e independientes, estudiantes, académicos, científicos, profesores libres, artistas e incluso ex panistas y ex pro-panistas inconformes con el entreguismo y la traición de Calderón al haber apoyado al PRI a cambio de impunidad.
Seguirá en deliberación el reconocimiento a Peña Nieto, pero eso lo tendrán que asumir a su manera, denostándolo, pero no apartándose del cauce legal, permaneciendo en las posiciones de participación política gubernamental que los votos les dieron, muy activos en los debates en los congresos de la Unión y estatales, en los gobiernos locales y sobre todo, quedando como la única oposición fuerte que dé la batalla por las causas del pueblo frente al bloque que conformarán el priísmo, una parte del panismo y el rescoldo del chuchismo-perredismo, que serán los promotores del nuevo gobierno de centro-derecha, frente a la opción de Centro-Izquierda del renovado partido encabezado por  Andrés Manuel López Obrador, que tendrá muchos personajes socialmente influyentes, para enfrentar con perspectiva exitosa la elección intermedia de 2015 y volver a enfilar a la presidencial de 2018 con nuevos bríos y candidaturas sólidas. López Obrador será el motor y gran capitán, conoce el capital político que posee y sabrá administrarlo con inteligencia, sabe que será factor importantísimo para el balance en las grandes decisiones que deban tomarse en los próximos años para el desarrollo del país.
Enrique Peña Nieto asumirá el poder el 1 de diciembre,y recientemente halagó la labor realizada por Calderón para atacar al narco, y fue secundado por el ex gobernador de Hidalgo Miguel Angel Osorio Chong, recién designado responsable de Gobierno, Seguridad y Justicia en el equipo de transición. Por eso bien advierte Javier Sicilia que, o modifica la absurda estrategia de Calderón para enfrentar al crimen organizado o será un simple administrador del mismo infierno pero con diferente diablo y México seguirá hundido en grave inseguridad provocada por violencia criminal e impunidad rampante; por complicidad de muchos funcionarios, empresarios, dirigentes político-partidistas y clericales  que están   incorporados al sistema de protección y reparto de ganancias de los barones del hampa.
La única variante visible hasta ahora es que Osorio Chong estaría a cargo de Gobierno Interior y Seguridad Nacional desde la Secretaría de Gobernación y tendría una subsecretaria en Gobernación para Seguridad y Justicia a cargo de Jorge Carlos Ramírez Marín, que es experimentado por haber sido  legislador local y dos veces diputado federal, con muy relevante actividad política y legislativa, pues fue vice coordinador de la bancada priísta con Beatriz Paredes y Rafael Rodríguez Barrera en la LVIII Legislatura, llegando a ser presidente de la Cámara de Diputados en la recién concluida gestión. Es excelente abogado y experto en asuntos parlamentarios y se moverá como pez en el agua en esos temas, mientras su escasa experiencia en seguridad la cubrirá  Roberto Campa Cifrián, quien sí tiene experiencia en esos menesteres como  comisario de Seguridad Nacional.
Para empezar a ver luz al final del túnel es necesario purificar los cuerpos de seguridad y armar políticas públicas que ataquen las causas que propician que muchos paisanos se incorporen a las filas del hampa. Calderón impulsó a Genaro García Luna y su sesgado trabajo de persecución de mafias a partir de privilegiar a los oponentes a cambio de información útil para dar golpes y minar a esos cárteles elegidos como objetivo, dejando a los otros actuar, supuestamente controlados en cuanto a territorio e intensidad de su accionar, pero los grupos delincuenciales tolerados abusaron de los montos permitidos y además se inmiscuyeron en los territorios de las bandas sujetas a persecución, en tanto las huestes de García Luna y un sector del Ejército realizaron labores “encontradas” para tratar de ganar doble en sus retribuciones exigidas a los cárteles favorecidos para seguir operando controladamente y buscar quedar bien ante los ojos del gobierno de Estados Unidos propiciando así el caos al enfrentarse los cárteles y siendo quizá los mismos agentes policiacos y militares inmersos en esa colusión, los que provocaron bloqueos y hechos violentos que se les atribuyen a los capos tras las polémicas y dudosas  capturas de líderes y cabecillas, para motivar  y seguir encauzando gran cantidad de recursos para armamento, equipamiento de alto nivel y recursos humanos para la seguridad y defensa nacional, una “mecánica mexicana” de la famosa doctrina del Choque.
Hay desorden al no existir una sola cabeza, pues concurren por separado con igual rango, la Secretaría de Seguridad Pública, las de la Defensa Nacional y de Marina y hasta la Procuraduría General de la República, con escaso avance en la certificación de la eficacia, honestidad y lealtad del personal dedicado a labores de seguridad y defensa. La propia forma de actuar, unos a escondidas de los otros, entre los distintos cuerpos federales, y entre éstos y las autoridades locales, en los operativos y en general en todas las acciones, son muestra fehaciente de la desconfianza, más allá de la desorganización y el celo.
La red de corrupción que atacó la flota aérea de la Procuraduría General de la República, que recientemente develó la propia Marisela Morales, deja clara la fragilidad de las instituciones ya que además del tema de corrupción y lucro indebido, está lo más grave, el uso de recursos públicos a favor del crimen organizado, lo que refleja el alto grado de infestación de los cárteles.
Mientras no exista una política de incentivos para los agentes de seguridad, que además de salario bien remunerado brinden acceso a mayor bienestar para sus familias, incluyendo más apoyo en educacion, vivienda, transporte, salud y fomento a los valores, seguirán al alcance para ser reclutados por las mafias. Urge una estrategia integral para desmantelar los cárteles, porque mientras ellos son cada vez más organizados, las indolentes autoridades brillan por su ineficacia, descoordinación y carencia de resultados.

APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

La propuesta de Jiménez Espriú


López Obrador protagonizó una ceremonia y pronunció un discurso de fin de batalla, remoción de escombros y de polvos, ayer mismo, en el Zócalo. Y aunque muchas cosas son de subrayar, merece la pena abordar una a botepronto.

No fue pronunciada directamente por el máximo líder del Movimiento Progresista, pero la idea me parece de lo más pertinente: hay que propiciar el análisis serio y profundo de la sentencia del Tribunal Electoral por el que se declaran válidas las elecciones presidenciales de 2012.

Fue otro de los oradores en la concentración, Javier Jiménez Espriú, quien lanzó esa bola: “…que las más altas instituciones académicas del país realicen un análisis serio y profundo sobre la sentencia del Tribunal Electoral. Harán una gran aportación al bienestar de la nación".

Luego de invocar a Robespierre, el señor Jímenez no dejó duda de sus intenciones: “Convoco a no dejar que se cierre el expediente sobre las pasadas elecciones; es importante que la gente la conozca. Tenemos que hacer prevalecer el imperio de la verdad”.

Totalmente de acuerdo: aunque las elecciones hayan sido puntualmente calificadas; aunque tengamos debidamente integrados a los dos Poderes de la Unión electos por voto popular (el Congreso y la Presidencia); aunque hayan concluido todas las etapas constitucionales y todo se haya consumado, creo que el país, la política y la cultura política se sigue mereciendo el esclarecimiento público, puntual y riguroso de lo que realmente ocurrió en el proceso electoral del 2012.      

Por lo pronto adelanto la mía: la sentencia del Tribunal Electoral es lógica, argumentable y es defendible en cualquier espacio judicial, intelectual y académico. Por eso creo, las instituciones educativas, pero sobre todo las instituciones electorales judiciales, no deberían echar en saco roto la proposición del señor Jiménez y del Movimiento todo: hay que emprender una amplia labor de explicación y discusión de lo que realmente pasó.    

Ayer mismo, en el mitin, un universo paralelo dominó la cabeza de los oradores y los mítines: las elecciones no fueron una movilización cívica inmensa, un despliegue de participación cívica donde 50 millones de mexicanos o más participaron y en donde pudieron votar seguros, en secreto y en paz. No, de ningún modo: para esas miles de personas se trató de una maquinación en la que corrió a raudales el dinero ilegal (incluso ilícito) y cinco millones de mexicanos fueron groseramente corrompidos para extraerles su voto presidencial con la complicidad de las inútiles autoridades electorales.       

Pues esto es lo que se nos convoca a dirimir. 

¿Por qué adelantó que es defendible la sentencia? En primer lugar porque recuerda que el proceso electoral no es una construcción en la cual, los partidos –incluida la izquierda completa- hayan estado excluidos o hayan sido meros convidados de piedra. Al contrario: este fue un proceso edificado sobre la base de más de 700 acuerdos, todos discutidos y revisados por ellos –por la izquierda- todos sujetos a su análisis, a su consenso,  a su impugnación.

Y de hecho lo hicieron. Por eso el Tribunal sentencia: las piezas electorales son definitivas, una vez que los partidos agotan todas las instancias a las que tienen derecho. En el sistema jurídico electoral no es permisible quejarse –una y otra y otra vez- por las cosas que ya fueron discutidas, aprobadas, impugnadas, resueltas y aceptadas en la multitud de circuitos del sistema.  

Pero sobre todo, la sentencia 359 del Tribunal, “no elige la vía fácil”, sino que muestra y demuestra un esfuerzo meticuloso por entender la naturaleza de “las pruebas” presentadas por los impugnadores. Todas ellas, sin dejar en el camino ninguna, incluyendo chivos y pollos, los “semovientes” bautizados por los Magistrados, merecieron un análisis de los jueces.

No recuerdo otro asunto en el que los magistrados se hayan dado a la tarea de desmenuzar a tal detalle los alegatos, afirmaciones, papeles y objetos que les fueron presentados, muchos de los cuales, con sinceridad, ni siquiera merecían valoración.  

La conclusión, después de un trabajo de paleontólogos, es que lo presentado no alcanzaba el nivel jurídico de “pruebas”, ni siquiera de indicios, más bien eran "cosas" acompañadas de un escrito que las ligaba a una afirmación elaborada por los propios impugnadores y punto: cuentas de cheques, documentos que la propia coalición hacia, tarjetas allá, tarjetas acá, un contrato firmado y otro sin firmar, el testimonio de dos personas que afirman, que otros en algún momento dijeron…

Así no se puede. El Tribunal, dijo, sencillamente, no se puede reconstruir nada a partir de un marco tan fragmentario y especulativo, por mucho que haya sido espectacular y teatralmente puesto en la opinión pública. 

Mientras tanto, la idea de Jiménez, abre una avenida para deshacer entuertos, explicar, aclarar, que las elecciones mexicanas del 2012 y su valoración constitucional, nos hablan de un país y de una ciudadanía que aunque pobre, es bastante mas entendida de la importancia del proceso democrático y sobre todo, del valor del voto propio.
           
Sin prisas técnicas ni judiciales, en las universidades como escenario, hay que tomarle la palabra a Jiménez Espriú.  

APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

DESFILADERITO AMLO: a la izquierda de la “izquierda”



 
Todas las decisiones que AMLO y otros oradores anunciaron ayer en el Zócalo, fueron tomadas el viernes y el sábado, en una larga encerrona, por el Consejo Consultivo del Movimiento Regeneración Nacional (Morena). 

    Destacan de ellas cuatro: el máximo dirigente opositor nacional se separa del PRD; se pone en marcha un Plan de Desobediencia Civil que luchará, en lo inmediato, contra la imposición de la reforma laboral; se inicia la construcción de estructuras de Morena en los 300 distritos electorales federales y continúa la denuncia del fraude electoral del primero de julio en todo el país y, ahora también, en el extranjero.

    En pocas palabras, Morena se aparta de los representantes más corruptos de la clase política mexicana que dominan los partidos llamados de izquierda (PRD-PT-MC) y emprende su propio camino, colocando en su puerta un letrero que dice: “Se prohíbe la doble militancia”, es decir, nadie podrá pertenecer a un partido y a la vez ser miembro del movimiento. ¿Qué sucederá si René Bejarano “renuncia” al PRD y con él hacen lo mismo todos los grupos cde taxistas piratas y conseguidores de viviendas que lo siguen? Obvio: Morena nacerá muerta.

    En lo inmediato, es urgente es que AMLO llame a sus casi 16 millones de electores a salir a las calles a luchar con todos sus recursos disponibles para impedir la aprobación de la reforma laboral. Esta es la batalla que marcará el verdadero inicio de la nueva etapa de Morena y no debe subordinarse a las tareas de organización local, regional y nacional que el movimiento llevará a cabo para cumplir con los requisitos que exige la ley a toda fuerza política que aspire a convertirse en partido.

    El tema dará para muchas reflexiones y matices, pero la gran oportunidad que surgió ayer es la de abrir un auténtico espacio político de izquierda, algo que nunca fueron ni el Movimiento Ciudadano de Dandy Delgado, ni el Partido del Trabajo, de origen salinista, de Alberto Anaya, y que dejó de ser el PRD cuando AMLO terminó su gestión como dirigente nacional y permitió que se lo apropiaran, y lo pudrieran, Amalia García, Jesús Ortega y sus huestes.

    Partido, en su origen, de centro-izquierda, que se fue corriendo a la derecha y llegó a sintonizar con la extrema derecha,  el PRD se convirtió en un aparato de simulación que en la actualidad nada tiene que ver con la izquierda.

    A partir de hoy, al perder a AMLO como el superestrella que en los procesos electorales los dio millones de votos y millones de pesos, los chuchos y demás se quedarán con los edificios, las prerrogativas económicas y otros privilegios del PRD, pero no volverán a llenar las plazas públicas ni a concitar el entusiasmo de las multitudes, pues serán barridos del escenario político nacional por los nuevos cuadros y los nuevos enfoques y análisis de Morena.

    Hubo, sin embargo, un enorme hueco en el conjunto de planteamientos que fueron expuestos ayer en el Zócalo: ¿qué vamos a hacer con el régimen de facto, esto es, con el gobierno situado encima del gobierno e integrado por poderes por los que nadie vota pero a todos nos mandan: Televisa, la Iglesia, el Sindicato de Maestros, los 30 magnates dueños de todo y la sumisión de las fuerzas armadas a los intereses militares de Estados Unidos? Ese régimen de facto, que se legitima ante el resto del mundo, por medio de las mal llamadas “instituciones electorales” (IFE y TEPJF) que no son sino una variable más del crimen organizado en el giro negro de la prostitución de lujo.

    Para remover a Vazurita en el IFE y a Uña Ramos y Maca y sus macacos en el Trife es necesaria una nueva reforma política; ésta debe realizarse en el ámbito del Poder Legislativo y con la venia del Ejecutivo. ¿Con Peña Nieto en Los Pinos y el PRIAN y el PRD en el Congreso podrá darse una respuesta a esta exigencia nacional? No. ¿Cómo enfrentará Morena todo este conjunto de obstáculos para que no parezca una mera fantasía su determinación de seguir luchando por la vía electoral, ese camino que los pasados comicios nos demostraron que no existe?

    Animo: se aproximan intensos y fecundos debates; la sociedad tiene a la mano el poder para engendrar un nuevo organismo político que la represente y la defiende, y seguirá de su lado el máximo dirigente opositor del país y los expertos que dieron a luz un programa político, económico y social capaz de impulsar la transformación de México, en el contexto de una crisis mundial cuyo desenlace no descarta el peligro de terribles conflagraciones globales.

    Contagiado del optimismo que ayer se propagó por todo el Zócalo, a pesar de la tristeza, de la furia y de la insolación, hoy también estaré en Twitter, en la cuenta @Desfiladero 132, por si ocupan. 

APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Nuevo comienzo


 
Nuevo comienzo

MÉXICO, DF, 9 de septiembre (EL UNIVERSAL, NOTIMEX, EFE).- El ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador anunció su separación de los partidos del Movimiento Progresista (PRD, PT y MC) y sentó las bases para que el Movimiento Regeneración Nacional (Mor ... REPUBLICA  [+] Ver mas

APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

AMLO: sin ruptura, dejo el Movimiento Ciudadano


La lucha por México seguirá desde Morena
AMLO: sin ruptura, dejo el Movimiento Ciudadano
Foto
Miles de seguidores de Andrés Manuel López Obrador llenaron ayer el Zócalo capitalinoFoto María Meléndrez
Enrique Méndez y Alma E. Muñoz
 
Periódico La Jornada
Lunes 10 de septiembre de 2012, p. 2
Andrés Manuel López Obrador anunció ayer que se separa, sin ruptura y en los mejores términos de los partidos de la Revolución Democrática, del Trabajo y Movimiento Ciudadano. Ante un Zócalo lleno, anunció que en esta nueva etapa de su vida política se dedicará a trabajar en la transformación de México desde el Movimiento Regeneración Nacional (Morena).
Anunció que iniciará un proceso de reflexión para decidir, a partir del miércoles y hasta noviembre, si continúa como asociación civil o se constituye en partido político.
En la asamblea de Morena, convocada ayer en la plancha del Zócalo capitalino, que volvió a llenarse, López Obrador reiteró que el movimiento que encabeza no es violento y que las acciones de desobediencia civil se llevarán a cabo de manera pacífica y sin afectar a terceros.
Me despido en los mejores términos. Me separo de los partidos progresistas con mi más profundo agradecimiento a sus dirigentes y militantes, dijo. López Obrador recordó su paso por el sol azteca desde su fundación, su etapa como presidente nacional y su militancia de 23 años. Tengo en el PRD muchos amigos, que en todo momento me dieron su confianza y respaldo. En correspondencia, considero que les di lo mejor de mí y los representé con entrega y dignidad. Estamos a mano y en paz, resaltó.
A la concentración, sin embargo, no asistieron dirigentes del PRD, sólo parte de la cúpula de Movimiento Ciudadano y del PT. De los gobernadores de izquierda electos en el proceso del pasado primero de julio, únicamente asistió Arturo Núñez, de Tabasco.
López Obrador extendió su agradecimiento a los 16 millones de mexicanos que votaron por él, así como a los ciudadanos de clases medias que lo respaldaron por primera vez, e hizo un reconocimiento al movimiento estudiantil de nuestro tiempo, #YoSoy132, que levantó el orgullo de muchos otros y ha dado poderosas razones para luchar por el derecho a la información, la justicia y por la democracia. Es un movimiento limpio, auténtico, independiente y creativo. Al grado de que podemos proclamar que ya se tiene relevo generacional.
En su primer mensaje público después de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) declaró válidos los comicios del primero de julio y presidente electo a Enrique Peña Nieto, el ex jefe de Gobierno capitalino definió el rumbo del movimiento que encabeza.
Mal haríamos en darle la vuelta a la página, como si nada hubiese pasado en la elección presidencial y tras el fallo de los magistrados electorales. Reiteró que no va a jugar el papel de palero del régimen antidemocrático, sino que luchará siempre por abolirlo. No vamos a dar tregua ni a otorgar ninguna ventaja, advirtió.
En esta nueva etapa del movimiento, convocó a no dejar que el desánimo prive en sus seguidores, porque, aseguró,tengo elementos para afirmar que el régimen está en su fase terminal, carece de consenso, y ello se nota en que a pesar de tratarse del supuesto regreso del PRI a Los Pinos, la gente no festejó; al contrario, hay duelo nacional.
Recordó que lleva años trabajando con intensidad, avanzando y recibiendo reveses, y que en el camino se van logrando victorias parciales, como la gubernatura de Tabasco. ¡Sí se puede! La formula es luchar, resistir, no claudicar, avanzar, caer, levantarse, recomenzar y así, hasta la victoria final.
López Obrador planteó que dejar pasar lo que ocurrió en el torcido proceso electoral sería “tanto como prestarnos a dejar cancelada, en los hechos, la vía democrática. En consecuencia –reiteró–, no voy a reconocer a Peña Nieto como presidente legítimo de México”.
Esta postura, agregó, forma parte del plan de desobediencia civil que también se presentó este domingo en el Zócalo y que, detalló, incluye el compromiso de seguir luchando bajo el principio de la no violencia, sin caer en provocaciones ni afectar a terceros. Respeto otros puntos de vista, pero no considero a la violencia como alternativa, expuso.
Foto
Foto María Meléndrez Parada
En ese punto de su mensaje, las miles de personas que asistieron al Zócalo iniciaron el grito de ¡Revolución, revolución! El perredista manifestó, sin embargo, que la violencia genera más sufrimiento y se imponen con más facilidad quienes no tienen la razón, pero cuentan con la fuerza para reprimir.
Entre otras acciones, puntualizó que la desobediencia civil incluye la oposición a las llamadas reformas estructurales, como la laboral, la fiscal, la energética y todas aquellas que se tomen en contra de los intereses del pueblo y de la nación.
Respecto del futuro de Morena, informó que a partir de este miércoles se decidirá, de manera democrática, si prevalece como asociación civil o solicita su registro como partido.
Detalló que él por su parte asistirá como delegado efectivo a la asamblea que le corresponde, en Copilco, ciudad de México, el sábado 15 de septiembre, y convocó a sus seguidores a formar parte de los 125 mil delegados que participarán en los 300 congresos distritales en todo el país. También participará en los congresos estatales del 10 de octubre y 11 de noviembre, así como en el congreso nacional del movimiento, a celebrarse el 19 y 20 de noviembre.
Lo primero, agregó, será consolidar la organización interna de Morena; la siembra de ideas; el fortalecimiento de los valores culturales, morales y espirituales; la formación política de jóvenes, y el uso de redes sociales para contrarrestar la propaganda de los medios de información al servicio del régimen.
Uno de los objetivos principales del movimiento será la oposición, con toda nuestra fuerza, a la privatización del petróleo. Adelanto que nos opondremos a cualquier reforma al artículo 27 constitucional para entregar el petróleo a particulares, nacionales y extranjeros, dijo.
Al retomar el tema electoral, lamentó que el PRI utilizara la pobreza de los electores para obtener sufragios. “No se trata –aclaró– de juzgar a quienes por necesidad venden su voto; la perversidad es de aquellos que, valiéndose del hambre y de la miseria, compran la voluntad de los desposeídos.
Ésta fue sin duda la mayor inmoralidad que se cometió durante la pasada elección presidencial, pero también representa el mayor desafío que enfrenta el movimiento, porque si no hacemos nada para contrarrestar esta práctica inhumana y corrupta, nunca habrá auténtica democracia en México.
Porque, añadió, permitir que los poderosos que empobrecen al pueblo y después se beneficien electoralmente de sus carencias es aceptar que se instaure un sistema de esclavitud moderna.
Evaluó que el movimiento ha logrado avances, entre éstos contribuir a cambiar la mentalidad de amplios sectores del pueblo. Hemos puesto al desnudo al actual régimen con sus formas de control y manipulación. Ahora se sabe más sobre los que verdaderamente mandan y hay más claridad sobre su proceder y avaricia.
López Obrador señaló que no es sencillo lograr una transformación pacífica y profunda como la que necesita el país, porque deben enfrentarse los intereses creados, y todavía muchos mexicanos son susceptibles al engaño y a la manipulación.
Al final resaltó: no claudicaremos. ¿Vamos para adelante? ¿Vamos a seguir luchando?, preguntó a sus seguidores.¡Sí!, respondieron.

“Por la transformación del país”


López Obrador insiste en que la lucha continuará, pero se hará desde la vía pacífica
Voy a dedicar toda mi imaginación y trabajo a la causa de la transformación de México
Foto
Andrés Manuel López Obrador se dio tiempo para saludar a algunos de sus seguidoresFoto Carlos Ramos
Arturo Cano
 
Periódico La Jornada
Lunes 10 de septiembre de 2012, p. 4
La profesora universitaria, como muchos, viene por su propio pie y toma fotos durante el discurso de Andrés Manuel López Obrador. Las muestra poco después en uno de los restaurantes del Centro Histórico que se llenan de obradoristas:
Mira, mira, no me hace feliz, pero así lo vi. La imagen muestra personas de espaldas, muchas con la cabeza gacha. Acompaña las fotos de las palabras que se escucharon en el soleado Zócalo del nuevo partido de la izquierda: resignación, tristeza, duelo, coraje, más tristeza.
La catarsis ha esperado demasiado tiempo, quizá. Porque en esa mezcla cruda de malos sentimientos hay lugar, pese a todo, para escuchar la propuesta de una nueva fuerza político electoral de la izquierda sin hacerle gestos. Creí que íbamos a escuchar su propuesta y luego a votar a mano alzada; está mejor así, dice alguien más, en las mesas posmitineras.
La hoja de ruta está clara. Voy a dedicar toda mi imaginación y trabajo a la causa de la transformación de México. Lo haré desde el espacio que representa Morena (Movimiento Regeneración Nacional), por esta razón me separaré de los partidos del movimiento progresista, dijo hace unos momentos López Obrador, y con esas frases, con ese discurso, uno de los mejores que ha pronunciado en estos meses, dio cauce a sus casi 16 millones de votos, a sus más fieles seguidores, incluyendo a quienes gritaron ¡Revolución! cuando él insistía en la vía pacífica y electoral.
Antes del mitin, un hombre mayor marcha en medio de las goyas y loshuélums, arrastrando una maleta de rueditas (carga libros, es de suponerse).
–¿Partido o movimiento? –se le pregunta.
–Movimiento con registro –dice, con su verbo de ametralladora, Paco Ignacio Taibo II.
Resume en esas tres palabras el debate en curso en Morena: poner el acento en la construcción del partido o en las causas que un movimiento puede aglutinar. A los movimientistas –sin ningún afán peyorativo sea dicho– no les gusta la idea de poner el acento en el instrumento electoral. Sus ideas, plasmadas en documentos, serán parte del debate, de las discusiones en asambleas que culminarán en el congreso nacional de noviembre.
Víctor Suárez, propuesto por AMLO durante la campaña como secretario de Agricultura en su gabinete, resume la postura de esa vertiente: Sería un poco como en Bolivia; la fuerza nace del movimiento social y, cuando requieres el instrumento electoral, pues lo utilizas.
Weber y los votos
Bajo el templete, los reporteros cuentan más las ausencias que las presencias. Dirán lo de rigor. Que no hubo ninguna figura de Nueva Izquierda, con todo y el papel de primera línea que jugó, hasta el viernes pasado, Jesús Zambrano. Que sí estuvieron los dirigentes de los otros partidos aliados, Luis Walton y Alberto Anaya.
En la rígida puerta de los apachurrones, los aduaneros tienen la lista de los convocados al templete: dirigentes de los partidos coaligados, integrantes del gabinete legítimo, líderes estatales de Morena, senadores y diputados obradoristas.
En la lista de las ausencias destacan, claro, los nombres de Marcelo Ebrard y Miguel Ángel Mancera que, sin embargo, no están del todo ausentes. Los representa, aunque evite la foto en la primera fila, el senador Manuel Camacho, quien toma un lugar lo más lejos posible del podio y se queda ahí, quieto.
Una semana atrás, Camacho imaginaba el futuro de López Obrador: “Impulsará y respaldará una estrategia de inicio de cambio de régimen… O someterá los objetivos políticos a un objetivo personal: salvar su alma y buscar ocupar un lugar en la historia. ¿Decidirá en función de la lógica de las convicciones o de la responsabilidad? (Weber)”.
–Senador ¿qué ve hoy, las convicciones o la responsabilidad?
–Está enmedio.
Se explica Manuel Camacho en charla informal: Por un lado, no tenía mucho margen para dar un cauce en medio de la violencia que vive el país; por otro, ya no tiene caso esa confrontación, esa polarización dentro del PRD.
Con todo y que le parece la ruta correcta, Camacho refiere una reunión de hace dos días, cuando Zambrano adelantó la decisión de López Obrador. Estaban ahí los dirigentes de los partidos.Cuando se anunció, les vi los rostros demudados. Ellos se han beneficiado de AMLO, pero ya dijeron que ellos no se salen.
De un lado, están las cifras. Más de seis millones de votos de distancia entre el partido y el candidato presidencial.
Del otro lado, un cálculo que no quiere empezar de cero: Quiere a nuestras bases, pero no a nosotros, como dice un dirigente que no vino a la despedida.
Las tribus y los antisicóticos
¿Qué sigue? ¿Adónde va esto? Hay aquí muchos fundadores del PRD, gente que no pintaba canas cuando hizo suyo un llamado similar al de hoy, el de Cuauhtémoc Cárdenas, cuya voz sonó de nuevo hace unos días: El partido de tribus y cuotas, de sectarismos y oportunismos, de clientelas y no de militancias libres y conscientes, está destinado al achicamiento y a los fracasos.
Uno de los destinatarios de la crítica fue Jesús Ortega, cuya lengua se quemaba de tal modo que no tardó ni unas horas en festejar la despedida. Bravo, dijo, porque así terminará laesquizofrenia política del PRD.
¿Por qué no recetó el antisicótico antes de los comicios? Por la misma razón que en 2004 Cárdenas abandonó la sede del congreso perredista entre gritos de ¡Obrador, Obrador!, lanzados con enjundia por los chuchos. La misma razón: un cálculo electoral.
Pasados los comicios, y a pesar de la exitosa campaña de López Obrador (casi 16 millones de sufragios, es decir, el doble de su intención de voto inicial, sumado a su avance innegable entre las clases medias y los sectores más instruidos), las corrientes del PRD le reprocharon haberse quedado cortopara atraer a los votantes de la derechaque perdía a diario el PAN, cosa que hubiera conseguido de proponer, en campaña y por ejemplo, la inversión privada en la empresa pública, como se lee en un documento del PRD.
Andan por aquí los petistas meneando la cabeza. Es un error, abona a la división de la izquierda, dicen por lo bajo.
¿De qué se quejan? No tienen de qué, se quedaron con todo, a AMLO no le dieron nada, dice Martí Batres.
Flotan en el ambiente las propuestas que anticiparon la jugada de López Obrador. Por ejemplo, la planteada por Zambrano en estas páginas: un partido-frente que sume a las tres organizaciones con registro y a Morena.
Sale al paso Batres: ¿Partido-frente? ¿Y qué hay ahora? Justo en eso convirtieron al partido. Y lo legalizaron con la reforma electoral de 2007, que fue hecha justo para evitar que Andrés Manuel no tuviera otra opción que la aduana del PRD.
Carreras duras
Desde el templete, el Zócalo se ve lleno y repleto de banderas, mantas y estandartes. La mayor parte de los banderines son amarillos. El río de siglas es sobre todo de organizaciones sociales vinculadas de una u otra forma al PRD.
Eso mira Ricardo Monreal cuando se le pregunta:
–¿Y ahora sí se va a afiliar a otro partido?
–No, voy a ayudar –dice, detrás de la raya, como no se le veía hace tiempo. Curioso que el zacatecano quiera ser discreto en esto que califica de un acto histórico sin precedentes, unparteaguas en la historia política del país.
Mira Monreal la plaza llena y sigue:Los partidos tienen razón para estar preocupados. El PT y Movimiento Ciudadano le ofrecieron sus registros, y Andrés no aceptó, porque quiere que este proceso sea desde abajo. Y sí, ahí está el temor, en que la nueva organización los desfonde.
Muy cerca brilla el conjunto deportivo de una mujer espigada.
–¿No es esta carrera que comienza más difícil que las suyas?
–Pues sí, y con más obstáculos, con todo en contra –responde la campeona olímpica Ana Gabriela Guevara.
Delante suyo está un hombre al que sus detractores consideran loco, unobsesionado con la Presidencia de la República. Aquí, para sus seguidores, es la única esperanza posible en el escenario político. Y para todos, de nuevo y por encima de todo, un corredor de fondo.

Columnas y Opinión de La Jornada




APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

OFICIO DE PAPEL COLUMNA SEMANAL DEL PERIODISTA MIGUEL BADILLO


Lunes 10 de septiembre de 2012

• Realiza EU “geografía social” de México
• Busca que violencia no rebase su frontera
• El invitado en El narco negocia con Dios
En pleno proceso electoral para elegir en menos de dos meses al próximo presidente de Estados Unidos (6 de noviembre), el gobierno de Barack Obama –quien busca reelegirse para otro periodo de cuatro años sobre su contendiente ultraderechista, el republicano Mitt Rommey– ordenó un estudio sobre México que ha denominado como una “geografía social”, con el propósito de conocer las afectaciones sociales, económicas y políticas que ha causado en nuestro país –durante el gobierno de Felipe Calderón– el crecimiento del narcotráfico y la expansión de los cárteles de la droga mexicanos, así como su afectación al desarrollo de la democracia, y si esto tuvo impacto y a qué grado en el pasado proceso electoral mexicano.
Interesado en mantener de este lado de la frontera los efectos negativos de la violencia que ha dejado casi 100 mil muertos y desaparecidos, millones de desplazados, niños huérfanos y viudas, víctimas de secuestros y extorsiones, negocios y empresas quebradas, sin descontar la sicosis del miedo generalizado que ha ocasionado en toda la República, el presidente estadunidense ordenó al Comando Norte del Ejército de Estados Unidos enviar a un grupo de sociólogos a la frontera con México para conocer más a fondo lo que sucede con el crecimiento de bandas del crimen organizado y el aumento del tráfico de drogas, y el riesgo que esto significa para la seguridad nacional de Estados Unidos.
El propósito del gobierno gringo es establecer una nueva estrategia que, en caso de que Obama sea reelegido, se aplicaría de inmediato hacia territorio mexicano, en donde se incluiría una intervención directa por parte de fuerzas militares para asegurarse de que dicha violencia de muertes y secuestros no llegue a su país.
Por ello, entre septiembre y octubre un equipo de sociólogos estadunidenses cruzarán la frontera para realizar en México su “geografía social” y valorar, entre otras cosas, el riesgo que significa que Estados Unidos siga suministrando armas a los cárteles de la droga, que sus agencias policiales tengan mayor injerencia en territorio mexicano y se incorporen a más trabajos de investigación, la posibilidad de que grupos de fuerza de tarea militares realicen trabajos de vigilancia en México y analizar cómo ha impactado en la estructura social el crecimiento del consumo de drogas.
Como conejillo de Indias, México será escudriñado por los estudiosos estadunidenses en un trabajo como nunca antes se había hecho sobre otro país, ante la inminente posibilidad de que la violencia rebase la frontera y alcance a su población.
La semana pasada Calderón declaró a un diario ruso que Estados Unidos es el principal consumidor de drogas y que mientras su población no disminuya la compra, el negocio del narcotráfico continuará al alza en todo el mundo, de tal manera que mientras el gobierno de Obama fue incapaz en cuatro años de reducir el consumo en su país, ahora busca en territorio mexicano resolver la crisis que provoca la expansión de bandas criminales que trafican con drogas y la terrible violencia que éstas generan por donde cruzan.
A eso hay que agregar que el vecino país sigue siendo el más beneficiado con la industria del narcotráfico, pues las utilidades que deja esta onerosa industria de la droga se queda en mayor porcentaje en los circuitos financieros de Estados Unidos, incluidos bancos y casas de cambio, sin descontar que la industria militar de ese país también es muy beneficiada por el gasto que hacen los cárteles y el gobierno en la compra de armamento y aeronaves de guerra.
Estas son las razones por las cuales Estados Unidos y sus autoridades son las menos interesadas en que se termine con la producción, el tráfico y el comercio de la droga, pues ayuda a estabilizar su economía y mantiene idiotizada a su población, sólo que a veces interviene naciones y derrumba gobiernos para evitar que el negocio se le salga de su control.
La guerra del crimen organizado
Hace unas semanas en la portada de este semanario dimos cuenta de un estudio que tres militares mexicanos de mando superior realizaron sobre la estrategia nacional contra la delincuencia organizada y su impacto en la seguridad nacional. Con ese trabajo los expertos que obtuvieron el grado de maestría en seguridad nacional por el Centro de Estudios Superiores Navales, dan cuenta de cómo la disputa por el control de la droga y los territorios se concentra en dos grandes cárteles, el de Sinaloa y Los Zetas.
El análisis militar, descrito por el reportero Zósimo Camacho, no tiene desperdicio porque ubica el problema del narcotráfico y el crimen organizado como una amenaza real a la seguridad del país y la complicidad que el gobierno federal de Felipe Calderón ha tenido con uno de esos grupos delincuenciales, el cártel de Sinaloa que encabeza Joaquín Guzmán Loera, alias el Chapo.
La investigación fue realizada por el general de división diplomado de Estado Mayor Augusto Moisés García Ochoa, del Ejército Mexicano; y el contralmirante cuerpo general diplomado de Estado Mayor José Luis Arellano Ruiz y el capitán de navío cuerpo general diplomado de Estado Mayor Antonio Velasco Ríos, ambos de la Armada de México.
El estudio afirma que la “estrategia” del gobierno de Calderón no busca acabar con el narcotráfico, sino subordinar a todas las bandas pequeñas en una sola organización delictiva, y que la función de las Fuerzas Armadas y la Policía Federal es sacar a la vista la fruta podrida de las “plazas” para que los sicarios del cártel de Sinaloa “hagan el resto”.
Se asegura que “las fuerzas federales han debilitado a todos los otros cárteles, [mientras que] el cártel de Sinaloa ha demostrado ser inmune a la crisis y está creciendo”. Más aún, “ha sido el más beneficiado durante la crisis que se presenta en México contra la delincuencia organizada”. Y es que “según fuentes abiertas nacionales e internacionales, la prioridad del actual gobierno mexicano es mantener controlados los niveles de violencia y no la eliminación de los cárteles”. Como si estas órdenes hubieran sido dictadas desde Washington, razón por lo cual Obama ha ordenado una “radiografía social”.
En las conclusiones de la tesis de los tres militares se afirma: “Estamos convencidos de que esta lucha no puede lograrse a corto plazo, pero lo que sí sabemos es que vamos por el rumbo correcto”. Además, que “se comprueba la hipótesis del presente trabajo de investigación: ‘la Estrategia Nacional contra la delincuencia organizada fortalece la seguridad nacional del Estado mexicano al estar alcanzando los objetivos definidos en las políticas públicas de seguridad nacional’”.
Sin embargo, en el análisis de los resultados de la Estrategia Nacional contra la Delincuencia Organizada los autores ofrecen un panorama de la situación real de los cárteles del narcotráfico basado en “la revisión de los documentos tanto oficiales como de fuentes abiertas e informes clasificados”. Los datos de los militares señalan que el cártel de Sinaloa no sólo ha resultado fortalecido, sino que incluso funciona de mano útil contra las demás organizaciones criminales:
“Dondequiera que haya un conflicto en México entre dos o más facciones o escisiones, se encuentra la mano útil del CDS [cártel de Sinaloa]”.
También considera que en ciudades como Monterrey han sido “pocas [las] acciones por parte del gobierno para mantener el estado de derecho”.
En la tesis, los militares identifican a las nueve principales organizaciones criminales dedicadas al trasiego de drogas por el país y que generan mayor violencia: cárteles de Sinaloa, del Golfo, Los Zetas, de los Arellano Félix, del Pacífico Sur, Independiente de Acapulco, Los Caballeros Templarios, de Vicente Carrillo Fuentes (o cártel de Juárez) y de Jalisco Nueva Generación.
De acuerdo con la investigación de García Ochoa, Arellano Ruiz y Velasco Ríos, la violencia en México “aumentó considerablemente” desde 2009. La principal razón es la disputa entre las bandas de la delincuencia organizada por los puntos de ingreso de narcóticos y las rutas de traslado a Estados Unidos.
Tanto las autopistas federales como los caminos de tercer orden son escenarios de esta lucha sin cuartel: se trata de “rutas que unen ciudades como Ciudad Victoria [Tamaulipas], San Luis Potosí, Ciudad de México, Monterey [Nuevo León], Guadalajara [Jalisco], Durango, Torreón [Coahuila], Saltillo [Coahuila] y Chihuahua”. Y, por supuesto, “a lo largo de la frontera, el control de las ‘plazas’ que tienen cruces a Estados Unidos está muy reñido desde Ciudad Juárez [Chihuahua] hasta Matamoros [Tamaulipas], en el Golfo de México”.
El narco negocia con Dios
Una comedia de teatro que está en cartelera bajo el título El narco negocia con Dios, escrita por Sabina Berman y dirigida por Ana Francis Mor, tuvo este fin de semana anterior un asistente que pasó inadvertido por el público que llenó el Foro Shakespeare del Distrito Federal. Interesado en el tema del narcotráfico, este invitado se dio cita con su familia para ver la obra que Berman escribió hace 18 años y cuyo tema del narcotráfico, más actual hoy que nunca, ha motivado a muchas personas a verla.
La obra cuenta la vida de una joven y hermosa mujer casada con un profesor universitario, quien ante su incapacidad sexual acepta que su esposa mantenga una relación con un joven amante que apodan en el mundo del narcotráfico El cara de niño, miembro importante del cártel de Sinaloa y que se mueve bajo las órdenes del conocido Ismael Zambada García, alias El mayo Zambada.
Con crudas verdades y humor permanente, el guión enfrenta al teórico académico con el vulgar narcotraficante en la disputa por el amor de la mujer. También polemizan sobre la moral, el bien y el mal. En eso están cuando el narco cuestiona quién es más perverso, si él, quien con las utilidades del negocio de la droga da empleo a personas de escasos recursos, construye iglesias que le piden en los pueblos, soborna a autoridades y sólo asesina a quien lo enfrenta o lo traiciona, pero siempre arriesga su vida, o los políticos y funcionarios que se roban el presupuesto público, abusan del poder, trafican con influencias y, también, asesinan, nadie los detiene y nunca ponen en riesgo su vida.
En un momento de su drama, el joven narco pone de ejemplo a los gobernadores, quienes antes de asumir el cargo no tienen nada y cuando seis años después, al concluir su gestión, son dueños de edificios, casas, negocios y grandes fortunas.
En ese momento, en la segunda fila del pequeño teatro, el asistente inadvertido vestido con traje oscuro, camisa blanca y sin corbata, se sumió entre sus hombros y apenas movió los ojos para ver si alguien lo observaba. Nadie, o casi nadie, lo vio. Era Fidel Herrera, exgobernador de Veracruz y quien desde que Enrique Peña Nieto se convirtió en presidente electo, ha vuelto a nacer y se deja ver en público.
Herrera era uno de los priistas que aparecían en la lista de los exmandatarios estatales que eran investigados por la Subprocuraduría de Investigación en Delincuencia Organizada (Siedo), y que ahora extrañamente su expediente ha sido cerrado por la Procuraduría General de la República, como sucede también con el exgobernador tamaulipeco Eugenio Hernández, a quien se vincula en negocio de lavado de dinero con políticos que podrían quedar en posiciones claves en el nuevo gobierno.
oficiodepapel@yahoo.com.mx

APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.