CUANDO TERMINES DE VER LA PAGINA ACTUAL, DA CLICK EN ENTRADAS ANTIGUAS PARA QUE VEAS TODO LO DEL DIA DE HOY.

jueves, 5 de diciembre de 2013

AMLO ya realiza ejercicios leves, reporta hospital (+ informe)

El nuevo parte médico indica que el líder de Morena continúa “estable hacia la mejoría” luego de que el martes sufrió un infarto agudo al miocardio
Foto: Cuartoscuro
Andrés Manuel López Obrador inició hoy actividad física de leve intensidad como parte del proceso de recuperación tras haber sufrido un infarto agudo al miocardio el pasado martes.

En el reporte correspondiente al tercer día de internamiento del líder de Morena, indica que López Obrador continúa “estable hacia la mejoría”.

Desde ayer el director general Hospital Médica Sur, Octavio González Chon, indicó que desde ayer  López Obrador se encuentra internado en el área de Terapia Intermedia, debido a que la evolución de la salud es favorable.

El infarto agudo al miocardio causado por la oclusión de la vena coronaria derecha del corazón, como el que sufrió el dirigente de MORENA, Andrés Manuel López Obrador, es el segundo en gravedad, con secuelas limitadas cuando se atiende de manera oportuna.

Médicos consultados explicaron que el infarto al miocardio es la primera causa de muerte en México y resulta de la interrupción en el aporte de sangre por parte de un vaso coronario a una porción del músculo del corazón.

APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Pemex no se vende



Leer mas
APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

JAVIER CORRAL JURADO: Mi postura ante la Reforma Energética

Los subrayados en negro es responsabilidad de su servidor: Porfirio Barrera Jiménez, por lo que pido disculpas al autor del artículo.Saludos.

Mi postura ante la Reforma Energética

Javier Corral Jurado
 
El Presidente de mi partido, Gustavo Madero, dijo en entrevista con Carmen Aristegui que mi postura en contra de la reforma energética que presentó la bancada panista en el Senado se debe a que yo, en ese tema, soy más cercano a “la forma de pensar del PRD, Andrés Manuel López Obrador, Encinas, Ebrard y Monreal”. Dentro del paisanaje y la amistad que nos une, Don Gustavo y yo atravesamos por una racha de diferencias, pero me he propuesto hacerlo en el marco del respeto entre nosotros. Ahora sí que como se dice en la jerga parlamentaria, respondo las alusiones personales.

Del que echa mano Gustavo Madero, es un recurso fácil en el PAN: ligar una postura propia con el radicalismo de López Obrador, conscientes de la irracionalidad en que ha caído ese líder de izquierda.
Pero el lance de nuestro líder nacional, me permite ahora salir a explicar mi posición sobre el tema, que es absolutamente consistente con lo que expresé y ofrecí durante mi campaña en Chihuahua. Mi posición sobre la reforma energética no es de ahora. Tengo el documento donde expresé mi punto de vista sobre los hidrocarburos. Pongo como referencia el debate en la Universidad del Valle de México, campus Chihuahua, donde sin ambages dije no estar de acuerdo con compartir la renta petrolera y mucho menos con un régimen de concesiones que permita la explotación y exploración directa de los hidrocarburos. La Revolución Mexicana se concretó en la Constitución de 1917 y su piedra angular fue declarar al subsuelo propiedad de la Nación.
En efecto, como también lo afirmó Madero, fui el único Senador de los 38, que no suscribió la iniciativa, tanto por su contenido como por la contradictoria estrategia que se realizó para presentarla. Se colocó desde el principio la contradicción en una trampa: Se dijo que estaba condicionada a que se aprobara una reforma política y electoral, sin embargo, se presentó primero la energética. ¿Cómo podría oponerse el PAN a aprobar su propia iniciativa?.  Y por las premuras que impuso Peña Nieto de aprobarse en este período de sesiones la energética, en la reforma política se han sacrificado contenidos sustanciales para cumplirle la instrucción al Presidente.
Mi reclamo por la rebaja a los contenidos de la Reforma Política, no es coartada para la Energética. La semana pasada fuimos testigos de la salida del Pacto por México por parte del PRD. En realidad esto estaba anunciado desde hace tiempo.  La izquierda sigue siendo rehén de López Obrador. Se retiró de la reunión de Comisiones Unidas para no discutir la Reforma Política y les imputara el calificativo de que se habían vendido.

Pero también del lado del PAN hay ilusos involuntarios que se convirtieron en los hechos en más papistas que el Papa. Y se enfurecieron ante el panorama que vislumbraban que no se fuera a cumplir las fechas pactadas o impuestas.

En mi postura sobre la Reforma Energética me preocupa mucho más el contenido que la formaen primer lugar, porque gira en sentido contrario a lo firmado por Enrique Peña Nieto y Madero en el Pacto: “se mantendrá en manos de la Nación, a través del Estado, la propiedad de los hidrocarburos y de PEMEX como empresa pública. En todos los casos la Nación recibirá la totalidad de la producción de hidrocarburos” (compromiso 54).

También porque va a contrapelo de la posición histórica y programática del PAN en esta materia. Sostengo que no hay en ninguna de las plataformas ni documentos básicos del Partido, pasando por el discurso de Don Manuel Gómez Morín en contra de la expropiación petrolera, que planteé regresar el petróleo a los extranjeros por la vía de contratos de explotación directa
. Tampoco esa propuesta se contiene en la plataforma 2012-2018 con la que competimos en la elección federal pasada; lo más que ofrecimos en la propuesta 106 del capítulo energía, fue impulsar una reforma “que permita la inversión complementaria a la pública para que se puedan dar mayores inversiones en transporte, procesamiento, almacenamiento y distribución, tanto en la cadena de gas como en los distintos petrolíferos”.

De la reforma energética me consterna, conociendo la dinámica que ha prevalecido en reformas constitucionales, incluidas las promovidas por el Pacto, la ausencia de las definiciones fundamentales del cómo, del quién, bajo qué procesos y contratos se desarrollarán los conceptos fundamentales.Aprobar una reforma energética  sin tener a la par los dictámenes de legislación secundaria es un absurdo; jamás cometeré esa irresponsabilidad en mi carrera parlamentaria. Ya hemos visto cómo se las gasta el PRI y cómo a la hora en que se unen los intereses económicos reculan. Incluso terminan violando un mandato constitucional para emitir la legislación secundaria en telecomunicaciones. Cuando el negocio se pone por delante, la Constitución es lo de menos. La única reforma que tenía plazo constitucional es la de Telecomunicaciones el próximo 10 de diciembre.

La ausencia de medidas de control, transparencia y autonomía presupuestal, así como de combate a la corrupción en el sector energético, es el gran faltante del paquete de iniciativas. No hay la voluntad del gobierno y de sus ayudantes en el PAN, para no ir a un combate frontal a la corrupción hasta las últimas consecuencias. Siempre nos quedamos en las penúltimas consecuencias; “porque las propuestas evolucionan”. Estamos ante el último bien del dominio de la Nación que falta por privatizar, y eso debe ser cotejado con una evaluación real sobre la experiencia privatizadora en México, ¿dónde está el éxito, dónde el crecimiento económico, dónde la mejor distribución de la riqueza?, en México los pobres son cada vez más pobres y los ricos más ricos.

Hay países donde la izquierda y la derecha protegen los bienes de la Nación. Ahí está el referente grotesco pero imbatible del dictador genocida Augusto Pinochet, nunca planteó privatizar el Cobre en la República de Chile.

Acaba de publicar Diego Fernández de Cevallos un documento sin desperdicio, bajo una visión sensata propone sacudirnos el patrioterismo por un lado y su antípoda que es la dinámica entreguista y apurona con la que se quiere generar el fast track legislativo en la reforma constitucional más importante desde 1917 hasta nuestros días. Ese documento se puede consultar en mi página de internet y desde ahora me manifiesto a favor todas las propuestas que enlista nuestro excandidato presidencial en la elección de 1994.

Si alguna coincidencia tengo con un líder de izquierda en este tema, es con el respetado y respetable Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano. Sin aspavientos, con meridiana claridad y en el mejor tono posible dentro de la torre de babel, ha colocado la alerta mayor, la inadmisible reforma al 28 constitucional que abre la puerta, no a la venta de PEMEX y CFE, sino a su chatarrización.

No me avergüenza tener coincidencias con líderes de izquierda como el Ing. Cárdenas, pero si esa es la observación mayor que se hace a mi postura, la acepto; la prefiero antes que convertirme en una extensión de los afanes, los objetivos, las estrategias y la operación del gobierno de Enrique Peña Nieto, bajo las siglas del Partido Acción Nacional.  

APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.