CUANDO TERMINES DE VER LA PAGINA ACTUAL, DA CLICK EN ENTRADAS ANTIGUAS PARA QUE VEAS TODO LO DEL DIA DE HOY.

domingo, 19 de enero de 2014

AMLO Asamblea MORENA Aguascalientes @lopezobrador _



Leer mas
APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

AMLO Asamblea MORENA Aguascalientes @lopezobrador _



Leer mas
APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

El Virrey de Michoacán

Nadie trae la transparencia y la rendición de cuentas en el ADN. En los últimos años, organizaciones de todo el mundo han hecho presión a los gobiernos para que aprendan a mostrar primero una voluntad de cambio, y luego los números de sus finanzas, las políticas públicas planeadas y las que se han ejecutado. Los gobiernos del Partido Acción Nacional (PAN), que debieron dejar una lección para el futuro, no fueron transparentes del todo: tanto Vicente Fox Quesada como Felipe Calderón Hinojosa ocultaron partidas por miles de millones de pesos, todas ellas con olor a cochinero: los números de los festejos del Bicentenario, por ejemplo, en donde habría hasta familiares del Presidente involucrados, o en los acuerdos a los que ambas administraciones llegaron con dos de los personajes más odiados, nefastos y corruptos en la historia contemporánea de este adolorido país: Elba Esther Gordillo Morales y Carlos Romero Deschamps. Todo esto para decir que el gobierno priista de Enrique Peña Nieto no es la excepción. Se gobernó con poca transparencia en el Estado de México y así se quiere gobernar, incluso por razones tendenciales, desde Los Pinos. Pero hay temas donde simplemente no es posible dejarlo pasar. Es el caso de Michoacán. La emergencia que vive esa entidad, y considerando que ya pasaron seis años de panismo tratando de resolverla y uno de la actual administración, podría llevar a los actores políticos a ser más cuidadosos y aseados, pero no es así. Alfredo Castillo Cervantes llegó por decreto como Virrey de Michoacán. De inmediato se planteó cuáles eran sus atribuciones e incluso cuánto dinero podrá disponer. Pero nunca se les ocurrió, porque la transparencia y la rendición de cuentas no está en el ADN, decir a quién va a reportar. Seguramente no reportará al fantasma que ocupa el Palacio de Gobierno estatal, Fausto Vallejo Figueroa, a quien el PRI se ha empeñado en sostener porque es una marioneta cómoda, perdida, sin voluntad. Seguramente no reportará al Congreso del Estado Soberano de Michoacán: y, ¿usted ve a alguno de los diputados protestando? Claro que no. ¿Quién le respinga al Presidente? Seguramente no le reportará al Congreso de la Unión, para qué, y tampoco a la Procuraduría General de la República (PGR) o a la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), las dos instancias que seguramente deberán aportar dinero para el Virreinato. El señor Castillo Cervantes le reportará, muy seguramente, a su gran empleador, el hombre que le ha dado trabajo tras trabajo y lo ha hecho pasar de ser un desconocido a una figura nacional. Ese es Enrique Peña Nieto. Ni siquiera se hizo la faramalla de formarle un consejo de gente enterada, especializada, con una opinión propia sobre lo que está sucediendo en Michoacán. Y eso denota dos cosas: o se le impuso de última hora, o se impuso el ADN de los especialistas en imponer. Ni siquiera se consultó con los partidos políticos locales, o se les llamó para que formen parte de un supuesto grupo de análisis. Claro que ningún político fue consultado para llevar al Virrey a Michoacán. Es el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Así lo hace y ya. La imposición siempre resulta con complicaciones. Hay la idea de que el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, está debilitado y que fue el propio Presidente, convencido por los duros del Grupo Atlacomulco, el que metió la mano. El Virrey será fiscalizado por todos esos que fueron ignorados a la hora de su nombramiento y que serán ignorados a la hora de establecer una estrategia duradera. Pocos hombres tienen en este momento tantos ojos encima como el señor Castillo y es producto de la falta de generosidad de este gobierno con la sociedad civil. El Virrey será muy observado por todos. El país no es el Estado de México: es imposible esconder la tragedia o a Los Templarios detrás de un colchón. ¡Feliz fin de semana!

Este contenido ha sido publicado originalmente por SINEMBARGO.MX en la siguiente dirección: http://www.sinembargo.mx/opinion/18-01-2014/20866. Si está pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. SINEMBARGO.MX
APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.