CUANDO TERMINES DE VER LA PAGINA ACTUAL, DA CLICK EN ENTRADAS ANTIGUAS PARA QUE VEAS TODO LO DEL DIA DE HOY.

miércoles, 7 de mayo de 2014

ESCÁNDALO POR DINERO DEL NARCO EN COLOMBIA INVOLUCRA A ASESOR DEL PRI Y EPN EN 2012, JJ RENDÓN, Y AL GENERAL NARANJO

Ciudad de México, 6 de mayo (SinEmbargo).– El venezolano Juan José Rendón, conocido como JJ Rendón, asesor de la campaña 2012 del ahora Presidente mexicano Enrique Peña Nieto así como de otros políticos del Partido Revolucionario Institucional (PRI), renunció como asesor general del mandatario colombiano Juan Manuel Santos –quien busca la reelección– en medio de un escándalo que involucra dinero del narcotráfico. JJ Rendón es señalado como quien intentó negociar la rendición de las cabezas del cártel de “los Comba”  y otros, en el segundo semestre del 2011. En esos momentos ya se encontraba o iba a incorporarse a la campaña de Peña Nieto a la Presidencia de la República. De acuerdo con versiones de la prensa colombiana, por gestionar la rendición ante autoridades colombianas habría ganado 12 millones de dólares. Todo esto fue revelado por Daniel Coronell en su columna de la revista Semana de Colombia, y complementado por el periódico El Espectador. En los documentos dados a conocer por la prensa se dice que en el plan para la rendición de los narcotraficantes se contempla “que quienes se mostrarían en contra de esta apuesta serían las FARC [Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia], los carteles mexicanos y los paramilitares desmovilizados que seguramente ‘pedirían renegociación’”. Las indagatorias que se siguen en Colombia han tocado a otro ex asesor de Peña Nieto: el ex director de la Policía Nacional de Colombia, Óscar Naranjo. Reveló que tuvo conocimiento sobre la propuesta.   “Lo que yo recuerdo de esa situación es que el Presidente de la República nos cita, a la fiscal Viviane Morales y a mí, como director de la Policía, a una reunión en donde el tema era una propuesta de sometimiento a la justicia de unos narcotraficantes y unas Bacrim. Esa propuesta estaba acompañada de una carta donde había un planteamiento general de cómo ellos estaban dispuestos a entregar una serie de rutas y desmovilizar a unos integrantes”, aseguró Naranjo, ex asesor del Presidente Peña Nieto en materia de seguridad. “Esa situación, por decisión del presidente en esa reunión, se la entregó a la Fiscalía General de la Nación, que estudió la propuesta  y JJ Rendón fue la persona que obró como intermediario para llevar esa propuesta que el Jefe de Estado, como correspondía en el marco contra el narcotráfico”. Después de ser asesor del candidato del PRI y luego Presidente de México, Naranjo es negociador del gobierno de Colombia en La Habana. Con respecto a la captura y entrega de varios jefes de esas organizaciones, Naranjo dijo que la presión que estaban ejerciendo contra esas bandas se encontraba al límite de esas capturas.

JJ Rendón. Foto tomada de su sitio web
JJ Rendón. Foto tomada de su sitio web

JJ Rendón se ha dicho amigo de Elba Esther Gordillo y que trabajó con Roberto Madrazo; se dice un simpatizante del PRI, partido al que ha asesorado en varias campañas, aunque se desconoce exactamente en cuáles. Que se sepa, ha participado en al menos dos presidenciales, una de ellas la de Peña Nieto. De esas ha hablado él abiertamente. “He sido estratega en incontables campañas. Sólo para el PRI en México, no me cambio de partido. Soy agradecido con quienes me han dado oportunidad, espacio de crecimiento profesional, confianza y grandes proyectos… así que si en alguna campaña estoy trabajando es la del PRI”. JJ Rendón ha dicho en distintas entrevistas que fue él quien llevó a la Presidencia a Enrique Peña Nieto. De acuerdo con la periodista Claudia Herrera Beltrán de La Jornada, el venezolano llevaba en 2012 al menos 12 años ayudando en las campañas del PRI; es decir, desde que Francisco Labastida Ochoa fue derrotado por Vicente Fox, en 2000. El psicólogo, comunicador y publicista de profesión asesoró la primera campaña presidencial de Santos. Después de haber logrado que Santos llegara la Presidencia, hizo lo propio para Peña Nieto en México y para Juan Orlando Hernández, en Honduras. Ferviente opositor del chavismo (Hugo Chávez y Nicolás Maduro), tiene varios títulos honoris causa por instituciones como la International University de Panamá y la Organización de las Américas para la Excelencia Educativa. En Venezuela tiene una investigación en curso por violencia sexual. EL ESCÁNDALO El escándalo estalló desde ayer lunes, cuando, por medio de un comunicado, el estratega venezolano anunció su retiro de la campaña de Santos, a la que llegó formalmente el pasado 27 de abril como figura clave. “Lo último que quiero es hacerle daño a la campaña del doctor Juan Manuel Santos, a quien admiro y respeto profundamente. Es obvio que este escándalo obedece a un complot para conseguir ese cometido”, señaló Rendón. Rendón también anunció que está a disposición de las autoridades, e incluso aseguró que le pidió a su apoderado que solicite el inicio de una investigación formal. Insistió en que su mediación no fue subrepticia. El Presidente Santos, dijo en el programa colombiano Hora 20, de Caracol Radio, que “lo importante es que la presentó [la renuncia] y se la acepté. En un gesto gallardo, dijo que no quería perjudicar la campaña, y ya no es parte de ella”. Santos destacó que Rendón ha dicho que no recibió ni un solo peso, “y hasta que no se demuestre lo contrario, hay que creerle”. “No le pregunté si estaba cobrando [a los narcos]; nunca me imaginé que estuviera cobrando, y hasta ahora no sé si cobró o no”, dijo el Jefe de Estado. DINERO DEL NARCO El Espectador documentó que JJ Rendón estuvo con traficantes de drogas que buscaban someterse a la justicia en 2011. Javier Antonio Calle Serna, alias “Comba”, le dijo a la Fiscalía que varios narcos hicieron una vaca de 12 millones de dólares que le entregaron a Rendón para que cabildeara esta propuesta. Una acusación que Rendón negó. En un documento de 109 páginas titulado “Agenda para solucionar el problema del narcotráfico y la violencia que genera” quedó consignado el proyecto de los máximos jefes de la mafia —Diego Rastrojo, los hermanos Comba, Daniel “El Loco” Barrera, Maximiliano Bonilla alias “Valenciano”, Érikson Vargas, alias “Sebastián”, entre otros— para entregar rutas, bienes, dinero y desarmar sus ejércitos ilegales. En ese dossier en poder de El Espectador se lee que el “estratega general”, encargado del “control de daños, manejo de crisis y facilitador de las negociaciones” era Rendón. El columnista de la revista Semana, Daniel Coronell, también dio a conocer la acusación que Comba le lanzó desde Estados Unidos al controvertido estratega político. Según Coronell, explica El Espectador, cuando consultó a Rendón para preguntarle por este grave señalamiento, éste le dijo que trabajó gratis y que “si hubo plata de por medio se debió quedar en las manos de quien lo puso en contacto con los representantes de los narcos: el entonces alto consejero presidencial para asuntos políticos Germán Chica”. Cuando El Espectador dialogó con Rendón el viernes pasado, el ex asesor del Presidente no mencionó a Chica, pero sí aceptó que ofició como mediador para canalizar esta correspondencia. Desde su cuenta de Twitter, el ex Presidente Álvaro Uribe dijo: “Presidente Santos, ¿qué dice de este concierto para delinquir, dónde está el dinero de sus asesores?”. La candidata conservadora Marta Lucía Ramírez señaló sin rodeos, también en Twitter: “Qué mal huelen los acercamientos de los amigos del presidente Santos con Comba y los narcos. ¿Quién recibió los US$12 millones?”, y en carta dirigida ayer a Santos, le pidió desvincular a Rendón de la campaña. Por su parte, el candidato del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, en un comunicado público, se despachó en críticas contra el jefe de Estado.




RENDÓN Y PEÑA “El 1 de junio [de 2012], el coordinador general de la campaña de Andrés Manuel López Obrador, el zacatecano Ricardo Monreal, divulgó en la mesa de debate conducida por Joaquín López Dóriga una lista de 20 presuntos asesores extranjeros, la mayoría especialistas en comunicación política, de la campaña de Enrique Peña Nieto”, narró el periodista Jenaro Villamil. “El único personaje que sí asesora al PRI, que estuvo en la III Cumbre y no fue mencionado por Ricardo Monreal es el venezolano J.J. Rendón, un personaje que llegó a México desde la época de Roberto Madrazo como Gobernador de Tabasco y luego candidato presidencial del 2006”, agregó el periodista en una columna publicada durante el proceso electoral de 2012. Jj Rendón viva entonces en México. El 14 y 15 de mayo de 2012 participó en la III Cumbre Mundial de Comunicación Política, realizada en Guadalajara. Ahí reveló su cercanía con el PRI: “He sido asesor en incontables campañas sólo para el PRI en México; no me cambio de partido; soy agradecido con quienes me han dado la oportunidad. El espacio de crecimiento profesional, confianza y grandes proyectos, así que si en alguna campaña estoy trabajando es en la del PRI”. El 2 de abril de 2012, Rendón le ofreció una entrevista a Claudia Herrera para La Jornada. Ahí presumió que ha participado en 25 elecciones en América Latina, 23 ganadas y 2 perdidas. El publicista, psicólogo y comunicador aclaró: “Tengo una relación cercana a Elba Esther, pero no he trabajado con ella desde 2006”. Confirmó que trabajó en 2006 para Roberto Madrazo, ex Gobernador de Tabasco y ex candidato presidencial del PRI, pero que firmó un convenio de confidencialidad, con lo cual no puede revelar los detalles de su asesoría.

Este contenido ha sido publicado originalmente por SINEMBARGO.MX en la siguiente dirección: http://www.sinembargo.mx/06-05-2014/983588. Si está pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. SINEMBARGO.MX
APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Terror y dinero Sergio Aguayo , May 7, 2014




A la memoria de Alejandro Chao Barona y su esposa Sara. Víctimas de la violencia criminal y la incompetencia gubernamental.

Cuando era Presidente, Felipe Calderón Hinojosa consideró pedir al gobierno estadounidense que calificara de "organismos terroristas" a los cárteles mexicanos. Con ello se hubiera reducido el costo social. ¿Por qué dio marcha atrás?
Quienes estudian al terrorismo y al crimen organizado coinciden en que la mejor manera de disminuir el poderío y la capacidad operativa de estas organizaciones es bloqueándoles el acceso y el manejo del dinero. Una tesis confirmada en el debilitamiento de la mafia italiana, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y, sobre todo, Al Qaeda.
Según fuentes bien informadas, Felipe Calderón estaba decidido a explorar ese camino y solicitar a Estados Unidos que incluyera a los cárteles mexicanos en la lista de Organizaciones Terroristas Extranjeras que elabora el Departamento de Estado (actualmente tiene 58, cuatro de ellas latinoamericanas). En Washington había quienes coincidían en la conveniencia de hacerlo. 
Las bandas criminales mexicanas cumplen con los requisitos establecidos por la ley estadounidense. Así, aterrorizan a no combatientes, son una amenaza a la seguridad nacional estadounidense y tienen "motivaciones políticas" porque infiltran de manera deliberada, aunque desigual, a los tres niveles de gobierno. No es una exageración decir que han gobernado buena parte de Michoacán y que lo siguen haciendo en otros estados. Pese a todo esto, los gobiernos de ambos países terminaron desechando la posibilidad de calificarlos de terroristas. Aunque desconozco bastantes detalles de estas discusiones, he conversado con algunos protagonistas y eso me permite asegurar que los tres principales motivos se relacionan con la camisa de fuerza geopolítica creada por la vecindad geográfica.
La economía delincuencial se asienta en esa zona gris donde se traslapa lo legal con lo delincuencial. Cada transacción ilícita se conecta con la economía legítima por medio de la banca, los bienes raíces o el intenso comercio entre los dos países. Si el intercambio legal de bienes entre México y Estados Unidos ascendió en 2013 a 506 mil millones de dólares, ¿cuánto dinero se movió por la venta de narcóticos, la extorsión de migrantes y el contrabando de armas? Aunque la dimensión financiera es la parte menos conocida de la arquitectura criminal, es obvio que afectar las arterias financieras criminales impactaría negativamente el funcionamiento de los mercados (al menos en el corto plazo).
También desecharon el asunto por la estipulación legal de calificar como delincuente a todo aquel ciudadano estadounidense que proporcione "recursos o apoyo material" a las organizaciones terroristas. Llevando el argumento al extremo, este ángulo obligaría a Washington a perseguir y castigar a los millones que inhalan cocaína o a las decenas de miles que participan activamente en el contrabando de armas a México. En otras palabras, temieron las consecuencias de reconocer que el crimen organizado mexicano está bien enraizado en Estados Unidos.
Un tercer motivo es el espinoso, y poco discutido, tema de las decenas de miles de mexicanos que buscan asilo en Estados Unidos. Si los Zetas fueran calificados como terroristas, todos los tamaulipecos cumplirían, en principio, con uno de los requisitos para recibir la categoría de asilados: tendrían un "temor bien fundado" de perder la vida dada la debilidad del Estado mexicano y los sanguinarios métodos empleados por ese cártel. A Los Pinos tampoco le gusta la idea de exhibir sus carencias y se la pasan disimulando su debilidad e incapacidad para proteger adecuadamente a quienes vivimos en México.
¿Fue acertado abandonar la posibilidad de clasificar a los cárteles mexicanos como terroristas? No lo sé. Lo que sí tengo claro es que fueron deliberaciones privadas en las que el destino de las víctimas tuvo poco peso, lo cual es consistente con la férrea indiferencia de Felipe Calderón hacia el costo social. Siempre lo consideró un "daño colateral" y en una sola ocasión masculló una disculpa y aceptó a regañadientes parte de la responsabilidad (en junio de 2011, en los diálogos en Chapultepec con el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad). Valdría la pena reconsiderar la decisión porque asfixiar financieramente a los cárteles reduciría el enorme costo pagado por la sociedad.

Colaboró Maura Roldán Álvarez.


APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.