CUANDO TERMINES DE VER LA PAGINA ACTUAL, DA CLICK EN ENTRADAS ANTIGUAS PARA QUE VEAS TODO LO DEL DIA DE HOY.

sábado, 19 de julio de 2014

REFORMA ENERGÉTICA: EL CAMPO, EL GRAN PERDEDOR Por: Juliana Fregoso

En medio de la discusión en el Senado de las leyes secundarias de la Reforma Energética, distintas organizaciones campesinas y analistas alzan la voz para expresar cómo, con su aprobación, pueden terminar de pulverizar al campo mexicano. La contaminación que provocará la explotación del llamado gas shale, así como la llamada “ocupación temporal” de tierras, para realizar explotaciones de hidrocarburos serán el tiro de gracias que acabe con el campo, su producción y provoque un alza generalizada en los alimentos, advierten. Cálculos de dirigentes campesinos apuntan que la llamada “ocupación temporal”, que en teoría será regulada por el Ejecutivo, provocará daños en el 60 por ciento de los 31 mil 941 ejidos en el país. Se estima que cerca de 15 mil ejidos enfrentarán procesos legales para evitar la explotación de sus tierras. Los cambios pueden traer beneficios, pero, en general, analistas recomiendan leer la letra chiquita.


Organizaciones campesinas temen que con la Reforma Energética se pierdan grandes superficies de tierras cultivables . Foto: Cuartoscuro
Organizaciones campesinas temen que con la Reforma Energética se pierdan grandes superficies de tierras cultivables. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 18 de julio (SinEmbargo).- El dictamen de las leyes secundarias de la Reforma Energética que se discute en el Senado deja desprotegido al campo mexicano al plantear los subsidios focalizados a energéticos, incluir ambigüedades en la llamada “ocupación temporal” de las tierras, la protección al medio ambiente y la manera en la que se garantizará la supervivencia de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) coincidieron analistas y representantes del sector agropecuario. Para el líder de El Barzón, Alfonso Ramírez Cuellar, varias disposiciones de las cuatro leyes secundarias, principalmente la Ley de Energía, únicamente ayudarán a encarecer el precio de los alimentos, ya que se corre el riesgo de desaparecer los subsidios y las tarifas preferenciales para el sector. En el caso del costo de la electricidad, los productores pagan una tarifa de 45 centavos por kilowatt y en caso de que desapareciera el subsidio, la tarifa llegaría hasta 8 pesos por kilowatt, lo que afecta principalmente a los agricultores del norte del país. “Esto es imposible, la zona donde se producen los alimentos va a entrar en una situación de bancarrota”, advierte. También desaparece los subsidios a al diesel y gasolina para pesca, bajo el argumento de que estas medidas sólo benefician “a los agricultores ricos”. La organización prevé que si desaparecen los subsidios se afectará al menos a 500 mil productores del país, además de que reducirá su capacidad de producción. Otro de los problemas que vislumbra para el campo es la explotación que se dará de los mantos acuíferos para la extracción del llamado gas shale, principalmente en los estados de Chihuahua, Durango, Nuevo León, Tamaulipas, Zacatecas y Veracruz. “La explotación de gas implica un golpe muy severo a los acuíferos porque están abandonados, sobreexplotados, no ha habido un programa de recarga y conservación, como el agua se va a usar ahora, principalmente para quebrar la roca, no solamente se le va a quitar agua a la agricultura y se van a acabar los acuíferos; además de que van a dejar una devastación ambiental a gran pare del país”, expresó. Esta misma devastación, aseguró, aplicará también para las llamadas “ocupaciones temporales”, a través de las cuales las empresas, podrán por un plazo máximo de 10 años, explotar los hidrocarburos que se encuentren bajo un terreno, ya sea de uso ejidal o particular. “El problema de la ocupación de los terrenos es complejo, puede haber mucha oposición social y puede detonarse toda una oposición a la Reforma Energética que no hemos visto en las ciudades. Ya que empiecen a pisar los callos de comunidades aguerridas, como algunas en Tabasco, quiero ver lo que va a pasar”, advirtió Miriam Grunstein Dickter, especialista del área de energía de la organización México ¿cómo vamos? Según cálculos de los dirigentes campesinos, la llamada “ocupación temporal”, que en teoría será regulada por el Ejecutivo, provocará daños en el 60 por ciento de los 31 mil 941 ejidos en el país. Se estima que cerca de 15 mil ejidos tengan que enfrentar procesos legales para evitar la explotación de sus tierras. “Van a dejar grandes extensiones de tierra muerta, inservibles para todo destrucción de comunidades, resulta inaceptable”; en este punto también destacó que no quedó claro que porcentaje de los beneficios recibirá el propietario de la tierra, pues aunque se habló del 1 por ciento del valor catastral, no se llegó a ningún consenso y “esto va a desatar un mercado negro de tierras”, externó por su parte Ramírez Cuellar. ***


Campesinos del país temen que la explotación de sus tierras tambieñn deje una catástrofe ambiental. Foto: Cuartoscuro
Campesinos del país temen que la explotación de sus tierras también deje una catástrofe ambiental. Foto: Cuartoscuro

El hecho de que desde el principio no se haya establecido en la ley el porcentaje de las ganancias que recibirán los propietarios de terrenos, genera “desconfianza”, aseguró Grunstein, y, aunque por una parte hace flexible el esquema para negociar mejor la ocupación del uso de suelo, se debe de establecer algún tipo de rango “porque si no, las empresas van a llegar y les van a dar dos centavos por el uso de sus terrenos. En este mismo sentido, Fernando Bolaños Sapién, analista de Grupo Financiero Monex, estableció que esta figura es similar a la que opera en Estados Unidos, la diferencia es que los hidrocarburos que existan en el subsuelo son propiedad del dueño de los terrenos mientras que en México son de la nación. En ese país, los propietarios de los terrenos pueden obtener hasta el 5 por ciento de las ganancias por la explotación, por lo que, consideró, en el caso mexicano es importante dejar en claro cuánto es lo que recibirán los dueños de los terrenos. “En México, puedes tener tu terreno y no eres dueño de lo que está abajo sino la nación y como terrateniente no tienes un incentivo para ir a buscar a una empresa para obtener una ganancia, eso se debió de haber modificado en la Constitución”, expresó el analista. El proyecto de dictamen de la la Ley de Hidrocarburos contemplaba originalmente que las zonas de salvaguarda fueran aquellas reservadas por el Estado para “limitar” la exploración y extracción de energéticos. No obstante, a propuesta del Partido Acción Nacional (PAN), se determinó que en esos espacios no sólo se limiten estas actividades, sino que queden prohibidas. El analista de Monex, señala que otro de los temas que no se ve reflejado en el dictamen que discute el pleno es el cómo van se va a elaborar los contratos con las empresas privadas y/o extranjeras que entren al sector, cómo se repartirán las regalías y la forma en la que se va a hacer , “no es lo mismo tener una plataforma de Shell en ultramar, que es carísimo y que a lo mejor les digas que les vas a dar el 5 por ciento de la utilidad”. Distintas organizaciones campesinas independientes realizarán una marcha nacional para el próximo miércoles 23 de julio en defensa de sus tierras. “No vamos a permitir que nuestras tierras, nuestros territorios se conviertan en campos petroleros, antes se van a convertir en campos de batalla, eso se los aseguro”, dijo por su parte el dirigente de la Central Campesina Cardenista (CCC), Max Correa, Emilio Gamboa Patrón, se comprometió con las organizaciones independientes, en junio, a instalar una mesa de trabajo con los senadores del tricolor y del Partido de la Revolución Democrática (PRD), que tienen que ver con las comisiones relativas al campo “y no lo ha cumplido”.



LA CAJA NEGRA

“Todo es una caja negra, no hay un sistema de pesos y contrapesos, ahorita lo que hay es un problema de transparencia”, aseguró Grunstein Dickter. Señaló que se lee el dictamen de la Ley de la Industria Electrcuica, por ejemplo, la mayoría de la gente “no va a entender ni media palabra son leyes muy técnicas; debería de poner la Secretaría de Energía (Sener) al alacance de la población un documento explicativo sobre de qué se tratan las reformas, pero la ley en si está destinada a ser leida por el gobierno y por instituciones que van a financiar en los proyectos”, argumentó.


EL ABC DE LAS LEYES SECUNDARIAS

Los senadores habían señalado que las leyes secundarias necesitaban la atención suficiente de todos los legisladores . Foto: Cuartoscuro
Los senadores habían señalado que las leyes secundarias necesitaban la atención suficiente de todos los legisladores . Foto: Cuartoscuro

De acuerdo con los expertos consultados, los principales cambios que traerá la aprobación de las leyes secundarias de la Reforma Energética en el Senado se refieren principalmente a: El proyecto de dictamen no contemplaba la figura de los subsidios pero el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el PAN llegaron a un acuerdo para que las secretarías de Hacienda (SHCP), Energía (Sener) y Desarrollo Social (Sedesol) evalúen y determinen si es necesario crear un programa de subsidios focalizados para garantizar el abasto de combustibles en zonas rurales o urbanas marginales. Según el dictamen aprobado, para determinar quiénes serán los destinatarios y en qué cantidades, se contará con el apoyo técnico de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). Las tarifas eléctricas de uso residencial de algunas personas que se considere tiene ingresos “suficientes” podrían aumentar. Durante el sexenio pasado, el subsidio a los energéticos ascendió a casi 752 mil millones de pesos, equivalentes al 1.1% del PIB, que se concentró en la mayor parte durante la segunda mitad de la pasada administración, según un análisis de la Universidad Autónoma Metropolitana. La aprobación de las nuevas leyes secundarias va a obligar tanto a Petróleos Mexicanos (Pemex), como a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a competir en materia de eficiencia y rentabilidad con el resto de las empresas privadas y/o extranjeras que interesadas en los sectores hidrocarburos y electricidad. “Se van a enfrentar a empresas que han sido eficientes por muchos años y que están acostumbradas a enfrentar una competencia ‘feroz’ en muchos años, entonces los estás enfrentando en cuestión de su nivel de inversión y músculo laboral”, señaló el experto de Monex. “De acuerdo con lo dispuesto en la Constitución Federal y con las previsiones contenidas en las iniciativas de leyes sustantivas en materia de energía, ambas empresas se podrán acompañar de los socios que requieran, con el fin de incorporar tecnologías con las que no cuenten y mejorar su productividad. Asimismo, podrán sanear sus finanzas y contar con recursos adicionales para la inversión”, señala el dictamen de la Ley de Petróleos Mexicanos. En este punto, el experto de Monex, apuntó que será importante el observar cómo se modifica el régimen fiscal de Pemex, para que el gobierno le quite un menor porcentaje de sus utilidades [actualmente aporta el 65 por ciento al gobierno federal] y pueda reinvertir en activos. En esta materia, el dictamen señala en el caso de ambas: “Conforme a la iniciativa presidencial, las empresas productivas del Estado estarán obligadas a pagar anualmente un dividendo estatal que estará determinado por el Congreso de la Unión, a propuesta de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, con base en la información que cada empresa le presente”. En el caso de Pemex, entregará el control de su red de ductos a otra entidad pública, el Centro Nacional de Control de Gas Natural (Cenagas). Y en la CFE pasará algo similar con sus torres de distribución y líneas de trasmisión, que pasarán al Centro Nacional de Control de Energía (Cenace). En este punto Miriam Grunstein expresó su temor de que desaparezcan ambas empresas. “CFE y Pemex van a ser caricaturas ya no van a ser competidores los esán arrinconado, el gobierno y el Secretario de Hacienda [Luis Videgaray Caso] se niegan a defender a Pemex”, reclamó el líder del Barzón. Tanto el nombramiento como la remoción del director de ambas empresas debe ser aprobada por el Senado, en lugar de quedar a criterio del Presidente de la República. Con la entrada de nuevos jugadores, en México tendrán que registrarse mejores precios en las gasolinas, por cuestiones de competencia, no podrá haber mucha diferencia entre los precios que ofrezca una marca u otra, pero sí se abrirá una competencia en la calidad del combustible que ofrezca cada una. También obligará a que en las gasolineras realmente vendan litros de a litro y no cantidades menores. Pero al darse esta apertura, según explican los analistas, también existe el riesgo de que los precios estén sujetos a los vaivenes internacionales, por ejemplo, cualquier crisis en los países productores de petróleo puede tener un mayor impacto del que tiene ahora en el precio del combustible en México, lo que terminaría con los precios relativamente fijos que ahora se manejan en el país. En el caso de las empresas, ayer, en conferencia telefónica con analistas para dar a conocer los resultados financieros del segundo trimestre, Alfa señaló su interés por participar en proyectos de energía, ya que la Ley de Hidrocarburos le abre la posibilidad de tener sus gasoductos. El Artículo 75 de la citada ley establece que “los permisionarios y los usuarios podrán establecer las condiciones para el uso de capacidad adicional, sujeta a que no impida a terceros el acceso”. En cuanto al precio del gas, Miriam Grunstein consideró que existe la posibilidad de que sí bajen los precios, lo que no pasará con la electricidad, al menos en el corto plazo. El PRI, a través del Senador David Penchyna Grub, presidente de la Comisión de Energía de la Cámara alta, buscaba establecer en la Ley de Hidrocarburos que un terreno podría ser expropiado por razones de “utilidad pública” para exploración y extracción de energéticos, lo que afectaría los derechos de propiedad de los campesinos en México. El concepto expropiación se cambió por el de “ocupación temporal”, lo que significa que si se determina que existen hidrocarburos en un terreno, el contratista tendrá que llegar a algún tipo de arreglo con el dueño de la tierra para poder explotarlos e, incluso, tendrá que pagarle con un porcentaje de sus ganancias, mismo que se determinó en el dictamen que discute el Senado. “La forma o modalidad de uso, goce o afectación, en su caso, adquisición que se pacte, deberá ser idónea para el desarrollo del proyecto en cuestión, según sus características. Al efecto, podrán emplearse las figuras de arrendamiento, servidumbre voluntaria, ocupación superficial, ocupación temporal, compraventa, permuta y cualquier otra que no contravenga la ley”, señala el documento aprobado. En la Reforma Energética, en diciembre del año pasado, se abrió el sector energético nacional a la inversión privada tanto nacional como extranjera, sin embargo, en la legislación secundaria se establece que esta apertura no se dará en el rubro de transporte terrestre de combustible, con el objetivo de proteger a las pequeñas y medianas empresas que se dedican a esta rubro. También se establece un límite de 49% a la inversión extranjera en materia de suministro de combustibles para barcos, aeronaves y sistema ferroviario. Sobre los beneficios que obtendrán las empresas que inviertan en el sector, el dictamen de la Ley de Hidrocarburos establece: “Por lo que se refiere a las modalidades de las contraprestaciones que pagará el Estado a sus empresas productivas o a los particulares, por virtud de las actividades de exploración y extracción del petróleo y de los demás hidrocarburos que realicen por cuenta de la Nación, la Ley establece las siguientes modalidades de pago según el tipo de contrato: 

Este contenido ha sido publicado originalmente por SINEMBARGO.MX en la siguiente dirección: http://www.sinembargo.mx/18-07-2014/1060936. Si está pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. SINEMBARGO.MX
APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Aunque juegue béisbol, no haga marchas ni mítines, AMLO sigue luchando por el petróleo, responde Batres al PRD

Por: Shaila Rosagel - julio 19 de 2014 - 0:04


Morena recibe constancia de partido político sin su líder, Andrés Manuel López Obrador. Foto: Antonio Cruz, SinEmbargo
Morena recibe constancia de partido político sin su líder, Andrés Manuel López Obrador. Foto: Antonio Cruz, SinEmbargo

Ciudad de México, 19 de julio (SinEmbargo).– El líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, defiende el petróleo de México aunque juegue béisbol y no realice marchas, ni mítines a las afueras del Congreso de la Unión, afirmó Martí Batres Guadarrama, presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del partido político. El martes pasado, mientras se aprobaban los cuatro dictámenes de leyes secundarias de la Reforma Energética, el Presidente Enrique Peña Nieto transmitía en vivo un homenaje a la Selección Nacional y López Obrador practicaba su deporte favorito con otros militantes de Morena y más tarde, presumía las fotografías en la red social Facebok. Ayer, después de que Batres recibió, sin la presencia de Obrador, la constancia de registro de Morena como partido político en las oficinas del Instituto Nacional Electoral (INE), se le preguntó si no era una contradicción y no caía en lo mismo que critica, que el tabasqueño jugara béisbol, al mismo tiempo que los senadores aprobaban los dictámenes en materia energética. “No hay que sacar las cosas de contexto, la información en Facebook es de los recorridos que está dando en el país, en cambio Peña Nieto, ¿ha dicho algo sobre la defensa del petróleo?, no lo va a decir porque es él quien está promoviendo la Reforma Energética, mientras Andrés está recorriendo el país para oponerse”, contestó. El martes pasado a mediodía, a la misma hora que Obrador supuestamente jugaba béisbol, los senadores de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y Verde Ecologista (PVEM), dieron salida a los dictámenes de la reforma que ahora se votan en el Senado de la República. “Hoy al mediodía jugué béisbol. Luego me reuní con dirigentes de Morena de Chiapas, Guerrero, Puebla, Tabasco, Morelos, Veracruz y Oaxaca. Por cierto, está el Juego de Estrellas de las Grandes Ligas, que no lo trasmite el Canal las Estrellas, pero verlo y practicarlo, es una espléndida pasión”, publicó Obrador en la red social. Ayer, López Obrador tampoco acudió por la constancia del partido, a pesar de que Batres dijo que se trataba de “un día histórico” para el país. Martí Batres aseguró que el tabasqueño se encuentra de gira por todo el país llamando a la población a que firmen la solicitud para la Consulta Popular. “Ha estado comentando el tema, está en recorrido nacional, en el recorrido está tocando el tema de las reformas estructurales, está llamando a la gente a favor de firmar para la consulta. Hoy está en Jalisco, ayer en Guanajuato y antier en Guerrero, no ha dejado de estar en recorridos”, dijo.




MORENA NO SE MANIFESTARÁ EN LAS CALLES

Foto: Antonio Cruz, SinEmbargo
Martí Batres, dirigente de Morena, explica que el nuevo partido no ha abandonado la lucha en contra de la Reforma Energética. Foto: Antonio Cruz, SinEmbargo

El dirigente de Morena negó que el partido que lidera López Obrador abandonara la lucha en contra de la aprobación de las leyes secundarias de la Reforma Energética, al no salir a las calles a marchar, ni realizar mítines y cercos al Senado de la República y a la Cámara de Diputados, como ocurrió en diciembre del año pasado. “Estamos en otra etapa de lucha, juntando firmas, no es abandono. Para la consulta popular seguimos en la lucha, estamos organizando a la gente para juntar dos millones de firmas y realizar una consulta sobre el petróleo, es fundamental reunir esas firmas. Haremos movilizaciones cuando sea necesario, pero ahorita hay miles de militantes tocando la puerta de casa por casa para juntar las firmas”, indicó. Batres explicó que la campaña de Morena por la consulta en materia energética, es una forma de movilización, la cual realizan con el tiempo encima, pues antes del 15 de septiembre deben reunir el requisito. “Todos nuestros esfuerzos están en la consulta, no tenemos mucho tiempo, de aquí al 15 de septiembre. Podemos tener activismo de distintas formas y hacer festivales y mítines en cualquier momento, pero ya no podemos juntar firmas en octubre o noviembre”, dijo Batres. Hace unos días Jesús Zambrano Grijalva, presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), indicó que la fuerza política analiza la posibilidad de realizar algunas acciones de protesta dentro y fuera de la Cámara de Diputados y aunque no han hablado con los dirigentes de Morena, están invitados a sumar fuerzas. “En el seno de Comisión Política estamos trabajando para acciones emergentes y acompañar lo que será en el debate legislativo tanto en el Senado como en la Cámara de diputados. Nosotros hemos dicho que vamos a confluir con quienes estén dispuestos a caminar juntos, y no cerramos esta posibilidad para nadie. No hay pláticas, particularmente con ellos [Morena], hay contactos con el PT [Partido del Trabajo] para lo que se pueda venir en la Cámara de Diputados”, explicó. A lo que batres contestó que “no hay que adelantarnos” e insistió que Morena está concentrado en la recolección de firmas. Sobre la movilización afuera del Congreso de la Unión, en diciembre del año pasado, cuando se dictaminaba y votaba la Reforma Energética, fue Morena quien realizó un cerco al Senado de la República y otro a la Cámara de Diputados, que duró varios días en protesta. López Obrador prometió en una concentración en el Zócalo capitalino que él personalmente encabezaría los cercos, pero el infarto que sufrió a principios de ese mes, se lo impidió. Las acciones quedaron en manos de Martí Batres Guadarrama, presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Morena y de su hijo Andrés Manuel López Beltrán. En esa ocasión Batres “pinto su raya” con el PRD y negó cualquier posibilidad de unión para la protesta entre la entonces asociación civil y el Sol Azteca.

Este contenido ha sido publicado originalmente por SINEMBARGO.MX en la siguiente dirección: http://www.sinembargo.mx/19-07-2014/1062264. Si está pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. SINEMBARGO.MX
APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

PRI Y PAN APRUEBAN EL FRACKING; DAN “REGALITO” A MINERAS Y PERMISO A PETROLERAS PARA EXPLOTAR TIERRAS DE MEXICANOS

Por: David Martínez Huerta - julio 19 de 2014 - 2:58

Ciudad de México, 19 de julio (SinEmbargo).– El Senado de la República aprobó en lo general y lo particular el primer dictamen de la Reforma Energética del Presidente Enrique Peña Nieto, con 91 votos a favor y 26 votos en contra.

 La mayoría de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y Verde Ecologista de México (PVEM)  acordaron mantener sin cambios en la Ley de Hidrocarburos, el uso de la técnica de fractura hidráulica o fracking, para extraer shale gas del subsuelo. 

Asimismo, avalaron mantener intacto en el primer dictamen de la legislación secundaria de la Reforma Energética el uso de los términos “ocupación temporal” y “servidumbre legal” en lugar de hablar de “expropiación”, para los casos en que las empresas trasnacionales requieran extraer hidrocarburos en el subsuelo de ejidos, propiedades indígenas o reservas ecológicas. 

La aplanadora del partido en el Gobierno y sus aliados en la Reforma Energética decidieron no aceptar ninguno de los cambios propuestos por el PRD a los dictámenes, a pesar de que éste partido junto con el PT, tenían casi 800 reservas, tan solo en la Ley de Hidrocarburos. 

Aunque al final, aprobaron un “regalo a las grandes empresas mineras”, como fue calificado por la izquierda, mediante una reserva presentada de último minuto, que favorece a los concesionarios de esta actividad. 

En cambio, poco antes de cumplirse las 14 horas de debate, es decir, 15 minutos antes de la una de la madrugada de este sábado, se presentó una serie de reservas a nombre de las comisiones unidas de Energía y Estudios Legislativos Primera, mismos que fueron inmediatamente aceptados para su trámite legislativo. Esto movió a la sospecha de los perredistas quienes advirtieron que se trataba de un albazo. 

El Senador priista David Penchyna Grub, presidente de la Comisión de Energía aclaró que no se trata de un adéndum, sino de reservas anotadas en tiempo y forma por la mañana por 12 legisladores. 

Entre los cambios planteados, Penchyna mencionó que se había atendido la demanda de activistas y se evitó que estén en peligro las áreas ecológicas protegidas. Confirmó que se establecería un techo mínimo y uno máximo para la renta de ocupación temporal. 

“Estamos reconociendo el .5 y el 2 por ciento de la relación entre el contratista y el dueño de la tierra, en el tema de los derechos de coexistencia, de los derechos superficiales y de los explotadores de los hidrocarburos. Lo estamos haciendo para poner un piso y un techo.

Indicó que se busca fijar un proceso de apertura del gas L.P. para reducir los precios y que se puedan dejar atrás los subsidios generalizados para pasar a los subsidios focalizados para apoyar a la gente que lo necesita, alrededor de 19 millones de mexicanos. 

El PRD cuestionó el hecho de que las reservas incluyeran las concesiones únicas en el sector minero y reprochó el trato diferenciado entre la propiedad privada y la social. A esto respondió el Senador panista Roberto Gil Zuarth aclaró que no hay concesiones únicas para la explotación de hidrocarburos. Defendió los derechos superficiales, así como la posibilidad de incluir a los concesionarios mineros dentro del plan de indemnizaciones del .5 al 2 por ciento, al igual que los afectados por la ocupación temporal.

 Ante el reclamó del PRD por indemnizar a las gigantes empresas mineras de igual forma que un campesino, el Senador Fernando Salazar, panista de Coahuila, aclaró que la medida no pretende defender a los empresarios sino defender las  actividades mineras.

 “No venimos a defender a ningún empresario minero, vengo a defender a los trabajadores mineros, que día a día se juegan la vida para mantener a sus familias”, dijo. El Senador del PT Manuel Bartlett fue enfático al asegurar que quienes saldrán beneficiados con este cambio son los grandes empresarios mineros.

 Agregó que la presentación de estas reservas fue “una trampa más, hacen cambios a nombre de las comisiones, pero en realidad las hacen afuera, violando abiertamente el trabajo de comisiones y nos obligan a leer, otra vez, miles de hojas para ver los cambios”.

 “Es una vergüenza que hayan presentado este trabajo en el último minuto, ya cuando estamos cerrando todo”, reprochó Bartlett.

 A las 2:38 de la madrugada priistas, panistas y ecologistas aceptaron las propuestas, con lo cual se aprobó en lo general y lo particular el dictamen. Ya como minuta se envió a la Cámara de Diputados para que la colegisladora inicie de inmediato su análisis.

 MANTIENEN FRACKING 

El Senador Benjamín Robles Montoya, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), promotor de la primera reserva que fue aceptada para discusión en el debate de las reservas a la ley en comento, propuso excluir la aplicación de la técnica fracking, por sus efectos nocivos para el medio ambiente.

 Irónicamente, El Partido Verde Ecologista de México defendió el empleo de la fractura hidráulica para extraer el gas y el petróleo shale, dos tipos de hidrocarburos vitales en la Reforma Energética del Presidente Enrique Peña Nieto, y de cuya extracción masiva depende la posibilidad de que baje el precio de la electricidad, según el dictamen a consideración. 

El Senador del Verde, Pablo Escudero, aseguró que existen estudios científicos en el mundo que desmienten las versiones de que la técnica de fractura hidráulica es nociva para el medio ambiente, durante el primer debate que se registra en la discusión de los artículos reservados. 

Para fundamentar si dicho, aseguro que existen estudios de por lo menos 50 científicos de talla internacional que hablan a favor de fracking, y citó dos de ellos en donde se establece que la contaminación de los pozos de gas de lutita no se debe a la inyección de agentes químicos, sino que  el daño era preexistente.

 “Nosotros hemos asumido esta posición, porque tenemos las investigaciones científicas […] Desde el día de ayer, yo hable aquí del documento que escribió el científico Richard Müller, que dice ‘¿Por qué cada ecologista serio debe favorecer el fracking?’ Y trae un capítulo específico de los efectos del gas invernadero”, 
explicó.

 El Senador por el Verde Ecologista también se refirió a un estudio generado en el Centro Mario Molina, “Producción de gas y de aceite de lutitas en México”, en donde el premio Nobel de Química habla a favor de este procedimiento.

 “Yo no vengo aquí a debatir lo que el Senador Pablo Escudero cree. No, yo de fracking no sé, yo soy abogado, tengo una maestría de administración pública. Lo que sí sé, fue ir buscar a los 50 expertos. Lo que sí sé, fue ir a buscar estudios científicos y eso es lo que quiero presentar. 50 estudios científicos que avalan nuestro voto.

 PRD PIDE QUITAR FRACKING 

Previamente, el Senador del PRD, Benjamín Robles Montoya, promotor de la primera reserva que es aceptada para discusión, propuso excluir la aplicación de la técnica frackingde los artículos quinto, sexto, 20, 32, 37 la Ley de Hidrocarburos, por sus efectos nocivos para el medio ambiente.

 “En lugar de tener beneficios energéticos tendremos problemas ambientales […]. Unos cuantos van a ver cómo sus bolsillos se llenan de dinero, mientras la pobreza sigue azotando a la mayor parte de los mexicanos”, sostuvo el legislador. Robles Montoya subrayó que durante el debate de la legislación secundaria nunca escuchó un argumento técnico confiable a favor de dicha técnica.

 “La fractura hidráulica no representa una adecuada opción para el desarrollo regional y nacional en nuestro país; entraña, más bien, riesgos graves de contaminación y de salud”, señaló el legislador del PRD.

 Por el contrario, dijo, existe una larga lista de países que han prohibido este procedimiento. Con base en información de la Administración de la Información Energética, de Estados Unidos, el Senador oaxaqueño mostró que los estados colindantes con el Golfo de México, desde Chihuahua hasta Campeche, sufrirían un gran impacto con la aplicación de la técnica fracking.

 EL DEBATE: EL FRACKING AFECTARÁ ESTADOS NORTEÑOS

 En respuesta, el Senador Pablo Escudero, señaló que si bien está prohibido el fracking en dos estados de la Unión Americana, esta técnica está permitida en más de 18.

Asimismo, se refirió nuevamente al estudio del científico Richard Müller, “¿Por qué cada ecologista serio debe favorecer el fracking?”, el legislador ecologista sostuvo que allí se explica que el shale gas ayuda a reducir los efectos efecto invernadero.

 “No solo puede reducir el efecto invernadero de las emisiones de gases sino también reduce una mortal contaminación conocida como PM2.5 que está matando más de tres millones de personas cada año”, indicó el Senador del Verde. 

En respuesta, el Senador perredista Armando Ríos Piter le pidió seriedad al del Verde Ecologista y no desviar la atención del problema de fondo con el fracking, que es, dijo, la disponibilidad del agua en la frontera norte.

 “[El debate] no es si está permitido o no en Estados Unidos, lo que debamos de analizar para ver el fracking, si no es la disponibilidad de agua, y especialmente la acidificación que tienen los mantos freáticos de este lado de la frontera”, dijo el legislador por Guerrero.

 Ríos Piter agregó que el otro tema fundamental en esta discusión es la defensa de las áreas ecológicas, las cuales serían amenazadas si se descubre que hay hidrocarburos en su subsuelo.

 “Ese es el debate, el fracking es una parte del debate ambiental; pero la parte más importante y más trascendente, es cómo evitamos, compañeros y compañeras, que nos pase lo que nos está pasando en Wirikuta”, sostuvo.

 “Aquí está la senadora de San Luis Potosí, la conocí trabajando cuando ella era miembro del sector agrario. Yo quisiera que nos dijera si el problema de Wirikuta, donde está el asentamiento huichol más importante, y donde hay un importantísimo conflicto por la actividad minera, quisiéramos que ese sea el modelo de desarrollo que se repita en el país”, recalcó.

 FRACKING, TÉCNICA DEPREDADORA

 En su oportunidad, el Senador panista Javier Corral anunció que en este punto votaría en contra del voto mayoritario de su bancada porque estaba convencido de que el fracking es una técnica depredadora y dañina para la salud humana, para el subsuelo, para las tierras superficiales y para los derechos de las comunidades.

 “No tengo la menor duda de las nefastas y funestas consecuencias que esta técnica producirá frente incluso a los recursos que se invierte, porque es una de las técnicas, quizá menos rentable en términos de extracción de hidrocarburos. Es una técnica altamente depredadora del medio ambiente”, dijo el legislador por Chihuahua, uno de los estados en riesgo del empleo de esta práctica. 

Corral afirmó que la fractura hidráulica pierde terreno cada día con mayor fuerza en estados de la Unión Americana, Inglaterra, España o la Unión Europea, por sus efectos nocivos para el desarrollo humano sustentable en términos  generales. 

Y apuntó que el desarrollo humano jamás debe estar supeditado exclusivamente al desarrollo económico. “Estoy convencido que en nombre de ningún desarrollo económico, se puede afectar la viabilidad del planeta. Que en nombre de ningún crecimiento económico se puede poner en jaque al medio ambiente y que frente a eso tenemos que tomar medidas, valientes, claras, como lo es la prohibición”, sostuvo. 

Por respuesta, el priista Jesús Casillas Romero indicó que el modelo utilizado en la legislación secundaria está planteado para que el Estado cuente, por un lado, con funciones de administración de los recursos petroleros, y por otro, con una debida regulación y vigilancia de los temas de seguridad industrial.

“La propuesta contempla aspectos preventivos, correctivos, sancionadores, así como la remediación en caso de que se actualice alguna emergencia, tanto en materia de seguridad industrial como de protección al medio ambiente”, dijo.

 TENENCIA DE LA TIERRA 

Otro debate álgido se dio durante el segundo paquete temático a discusión, el de la tenencia de la tierra.

 Aquí se abordó la preocupación de miles de campesinos que viven en las zonas petroleras, porque se debatió sobre la ocupación “temporal” y la “servidumbre legal”, que  priistas y panistas colocaron en el dictamen para eliminar la palabra “expropiación”. 

Legisladores del PRI y PAN afirmaron que su gran preocupación siempre fue incluir los mayores beneficios para los campesinos, en las leyes secundarias de la Reforma Energética, esto durante la discusión en que legisladores de ambos partidos votaron por mantener en sus términos la Ley de Hidrocarburos.

 El Senador priista David Penchyna Grub defendió la figura de la ocupación temporal, como una herramienta para orillar a la iniciativa privada a rentar terrenos de particulares, comuneros o ejidales, con un margen de utilidad para los propietarios. 

Penchyna destacó que los hidrocarburos son recursos propiedad de todos, y si se determina la utilidad pública en ciertos terrenos, el beneficio será para todos, incluso en aquellos que sean privados de sus tierras, porque aumentará su valor.

 “La ocupación temporal es viable, ya que después de utilizar los terrenos con hidrocarburos y extraer la riqueza de todos los mexicanos y maximizar la renta de la propiedad de todos, se pueda regresar a sus propietarios privados o comunales para que puedan continuar con la actividad que actualmente realizan”, aclaró Penchyna. 

Estudios geológicos han demostrado que la piedra de lutita se encuentra en el subsuelo de los estados de Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas y la parte norte de Veracruz, donde será viable perforar pozos para extraer gas.

 Por su parte, el Senador panista Roberto Gil Zuarth afirmó que la figura de “ocupación temporal”, a diferencia de la “expropiación”, no implica la pérdida de la propiedad ni el desplazamiento de los ejidatarios. Gil Zuarth se dijo sorprendido de que el PRD defendiera tanto la propiedad de comuneros cuando nunca ha presentado ninguna iniciativa para derogar la figura de la expropiación, desde que fue creada en 1934. Por el contrario, dijo, han usado esta herramienta jurídica para sus intereses en el Distrito Federal.

 “Es verdaderamente sorprendente que defiendan las expropiaciones en colonias populares y en zonas residenciales en la Ciudad de México, para hacer la ‘Súper Vía’ que concesionan a una empresa española. Entonces, la expropiación sí tiene sentido para hacer negocios viales de particulares, pero no tiene sentido para generar energía eléctrica barata para los mexicanos, ¡Vaya contradicción de la izquierda mexicana!”, dijo el Senador y abogado panista.

 En el debate, el Senador perredista Fidel Demédicis Hidalgo denunció que con la “ocupación temporal”, el Gobierno federal deja en manos de la iniciativa privada las negociaciones para el saqueo de los territorios. Más preocupante aún, el Senador Demédicis, destacó que se abría la posibilidad de que los ejidatarios e indígenas estarán en riesgo de sufrir “desapariciones forzadas” e “intimidación”, con el objetivo de consentir que sus tierras sean utilizadas con fines de explotación de hidrocarburos.

 PARECE QUE FUE ESCRITA POR PORFIRIO DÍAZ 

En el segundo día de debate en el Pleno del Senado sobre las propuestas para crear la legislación energética, el perredista Alejandro Encinas Rodríguez destacó que los artículos de la Ley de Hidrocarburos podrían confundirse fácilmente con la Ley del Petróleo emitida por el Presidente Porfirio Díaz, el 24 de diciembre de 1901. 

Por ejemplo, citó el artículo primero de la citada Ley: “Se autoriza al Ejecutivo Federal para conceder permiso a fin de hacer exploraciones en el subsuelo de los terrenos baldíos o nacionales, lagunas y albuferas, que sean de jurisdicción federal con el objeto de descubrir las fuentes o depósitos de petróleo, carburos, gaseosos o hidrógeno […]”.

 El artículo cuarto de la Ley de 1901, prosiguió Encinas, decía que: “el derecho de expropiación a que se refiere esta fracción, se hará efectivo cuando las empresas presenten a la Secretaría, el plano de obras que han de ocupar para los terrenos que se pretende expropiar. Si los planos son aprobados se considerará por ese solo hecho como declarado y fundada administrativamente la expropiación de los terrenos”.

 En caso de que no hubiera acuerdo o mediación entre el propietario y el inversionista la ley de Porfirio Díaz señalaba, “las empresas ocurrirán entonces al juez de distrito que corresponda con relación al lugar de ubicación de los terrenos donde se pretendan ubicar las instalaciones para expropiar”. 

Dicho esto, Encinas cuestionó a priistas y panistas. “¿Quiénes son los nostálgicos del pasado, quiénes son los trasnochados, quiénes quieren regresar a los tiempos del caciquismo, de la cuchilla y de los peones de las haciendas? Son ustedes, PRI, al PAN y a la aristocracia que representa el Partido Verde”, afirmó.

 CONTRATOS Y ANTICORRUPCIÓN

 En los tercer y cuartos temas, senadores del PRD criticaron que las leyes secundarias en materia energética recurren a la discrecionalidad en el otorgamiento de contratos para que los inversionistas se aprovechen de la renta petrolera, lo que permite un amplio margen de negociación de los contrato con los privados, por parte de la Secretaría de Hacienda.

 El PRD sostuvo que la Ley es deficiente en establecer criterios específicos de seguridad ambiental e industrial, y de impacto social como parte de los requisitos para la celebración de contratos. Tampoco, dijo, existen compromisos reales para que las ganancias de la renta petrolera sirvan para mitigar el impacto social que generen las empresas.

 El Senador perredista Zoé Robledo pidió que en el artículo 26, que establece con qué empresas la Comisión Federal de Hidrocarburos no podrá celebrar contratos, se añada a empresas que hayan cometido actos de corrupción en otros países y empresas que no cumplan con compromisos ambientales. 

En respuesta, la priista Arely Gómez, señaló que el Senado está comprometido con la transparencia, con la rendición de cuentas y eso quedó demostrado con la reciente reforma en la materia aprobada en diciembre del año pasado. 

“Ya no más casos de corrupción. Sí senador Zoe Robledo, ya no queremos más casos de corrupción y menos de opacidad en el uso de los recursos que nos pertenecen a todos los mexicanos”, sostuvo la priista.

 Agregó que los supuestos para infraccionar los actos de corrupción estarán contenidos en una Ley especial, aunque no especificó para cuándo sería elaborada esta nueva norma. 

“Lo que en este momento no está incluido en la Ley de Hidrocarburos por ser una ley especial, estará contenido en la ley general que estaremos próximamente aprobando de transparencia, así como las modificaciones a la ley federal, todo esto siguiendo los lineamientos del artículo sexto constitucional”, afirmó. 

Por otra parte, la Senadora Dolores Padierna se refirió a que el dictamen contempla un capítulo de  sanciones muy laxo a asignatarios y contratistas que cometan alguna infracción, éstas, señaló, serán simbólicas comparado con las ganancias que obtendrá la empresa con la continuidad de su contrato o asignación para la explotación o extracción. 

“La discrecionalidad, la omisión legislativa, las megas facultades para la Secretaría de Hacienda y la SENER, se prestan a la corrupción y a la pérdida de recursos. Debe haber reglas claras, transparentes, facultades equilibradas y controles democráticos por parte del Congreso”, enfatizó.

 El senador Rabindranath Salazar Solorio pidió modificar las causales de recesión, pues dijo, que en la redacción de la ley se evidencia que el único objetivo es proteger a las empresas privadas.

 “Ya que son muy laxas con las conductas para ser merecedoras de una revocación o en todo caso de una recesión”, destacó el Secretario de la Comisión de Energía.

 En otro momento de la discusión, el Senador y abogado Roberto Gil Zuarth se ofreció a dar asesoría legal gratuita al coordinador de la bancada del PRD, Miguel Barbosa Huerta, y a su grupo parlamentario, porque parece, dijo, que no saben leer de leyes.

Este contenido ha sido publicado originalmente por SINEMBARGO.MX en la siguiente dirección: http://www.sinembargo.mx/19-07-2014/1062531. Si está pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. SINEMBARGO.MX
APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Política monetaria no reactivará la economía

16. julio, 2014  CapitalesDSemanaComenta

Mientras el Banxico siga luchando por prevenir la inflación, la economía mexicana no se reactivará: el mercado de crédito depende de los intereses de los grupos financieros. La recuperación económica no se logrará en el mediano plazo con las actuales políticas monetaria y fiscal, pues éstas no son contracíclicas


¿Cómo responde un creyente de la teoría de hipótesis del mercado eficiente y la teoría de las expectativas racionales cuando sus ojos y oídos le gritan a su cerebro “¡recesión, quiebra, colapso!”?
Quizá lleve tiempo absorber el golpe, puede que haya muchas víctimas, pero la mejor manera de gestionar la crisis es dejar que el capitalismo lidie con ellas sin ser sometido a más choques administrativos por las egoístas autoridades
Yanis Varoufakis, El minotauro global
El recorte en la tasa de interés de referencia para las operaciones de fondeo interbancario a 1 día, decretado el 6 de junio pasado por el banco central, generó una peculiar reacción entre las legiones de analistas. Prestos adesbordar su sapiencia y destreza técnica, todo mensaje emitido por el Banco de México (Banxico), sea nimio, nítido o sibilino, es sometido a un escrupuloso escrutinio para tratar de desentrañar sus brumosas tribulaciones y sus implicaciones sobre el curso de la política monetaria. Hasta las extravagantes (descom)posturas de su gobernador, Agustín Carstens, son recelosamente escudriñadas. Por ejemplo, cuando es pillado públicamente in fraganti en una singular y recurrente situación, en la que no se sabe si se encuentra extraviado en sesudas reflexiones monetarias o de temas afines o simplemente dormita plácidamente en las soporíferas reuniones.
Todo gesto o apariencia proveniente del banco central son considerados como herméticos por los expertos. Dignos de ser tomados como una señal a los participantes de los mercados financieros sobre la posible trayectoria futura de las tasas de interés que desea alcanzar el Banxico.
Los especialistas llegaron a un punto de acuerdo: la baja en la tasa de referencia, de 3.5 por ciento a 3 por ciento, representó un sutil cambio en la orientación de la política monetaria.
¿Hacia dónde fue el giro? En el intento por explicar el supuesto cambio, el consenso se torna en disensograciosamente argumentado: unos elogian la medida. Suponen que, preocupado porque el barco de la economía mexicana se hunde patéticamente en las traicioneras e inexplotadas aguas recesivas, y porque elcapitán y el piloto de la nave, Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray, respectivamente, no tienen ni la menor idea de cómo enfrentar esa aciaga situación, Carstens y sus muchachos educados en las cábalas económicas de Chicago se compadecieron de los indolentemente perplejos y decidieron echarles una mano a sus pares doctrinarios.
Optimista, este grupo de entendidos señala que el Banxico pasó temporalmente a un segundo plano su trastorno de ansiedad inflacionario, atendido con los ansiolíticos monetarios restrictivos, los altos réditos reales y las operaciones de mercado abierto, destinados a reducir el dinero en circulación y elevar el precio de los préstamos bancarios. Con esas medidas pretende alcanzar su patológica meta de precios fijada anualmente, las cuales, por cierto, en parte, son corresponsables del menor crecimiento del consumo y la inversión productiva por medio del crédito y, por tanto, de la recesión y el estancamiento crónico de la economía.
La baja en la tasa de referencia, en un escenario en el que el Banxico vislumbra menores presiones inflacionarias, es interpretada por los analistas como un sesgo hacia una política monetaria expansiva, contracíclica, en beneficio de la reactivación económica, por la que tanto suspiran los peñistas desde hace 1 año y medio, es decir, durante todo el mandato transcurrido por el priísmo recuperado del tacho de basurahistórico.
Bajo la lógica de la teoría económica convencional que norma el análisis de los versados de referencia, el nuevo rumbo monetario propiciará un círculo virtuoso. La reducción de otras tasas de interés de corto plazo, las aplicadas a las tarjetas de crédito y préstamos personales, al crédito hipotecario o al financiamiento a empresas, entre otras, que estimularán al consumo privado, las ventas, la inversión, la producción, el empleo y, por añadidura, ayudarán a que la economía a supere el soporífero estado recesivo en que se encuentra desde principios de 2013.
El otro grupo de homo economicus es pesimista sobre los efectos anticíclicos de la política monetaria. Esos aprendices de Milton Friedman y otros monetaristas se alarman gratuitamente por la aparente desviación del banco central de su objetivo único, así como por efectos perniciosos que pueden derivarse de la supuesta política monetaria expansiva: presiones inflacionarias; desaliento de los pobres especuladores porque sus ganancias se reducirán; riesgo de la salida en manada de los inversionistas de corto plazo y la desestabilización del tipo de cambio y de los mercados financieros.
Sin embargo, existen suficientes razones para afirmar que los juicios de los analistas optimistas y pesimistas son infundados. En realidad, el banco central no reniega de su mandato exclusivo en la lucha por la inflación. La política monetaria del banco central no es expansiva, sólo se ajusta a la evolución de la inflación. Las tasas de interés del mercado no se reducirán significativamente para estimular la reactivación, ya que el mercado de crédito está en función de los intereses de los grupos financieros.
La reactivación económica no se materializará con la política monetaria y fiscal, ya que ninguna de las dos son, en sentido estricto, contracíclicas.

La paranoia inflacionaria

La reducción de la tasa de interés de referencia no es una manifestación de que el Banxico haya superado un trastorno que aqueja a un gran número de bancos centrales desde que les fue concedida su autonomía, bajo la retórica seductora de que así la política monetaria sería más creíble y respetada, y se les asignó un solo objetivo existencial: velar por la estabilidad del valor del dinero, a través de la contención de los precios y la prevención de la inflación.
Ni siquiera puede admitirse que esa aparente flexibilidad monetaria sea una licencia temporal. Aceptada a regañadientes por la junta de gobierno del Banxico –después de ingerir algún ansiolítico para atemperar su estado sicótico-inflacionario– como un mal necesario para combatir la recesión económica.
Contra las suposiciones de los analistas de uno y otro bando, el Banxico no subvierte el guión de la política monetaria fijado por su ley orgánica, una verdadera oda al monetarismo. No reniega de su único objetivo. Emplea sus instrumentos para cumplir ese propósito. Los intereses son ajustados en el mismo sentido de la dinámica y la tendencia de la inflación, según sus márgenes de acción disponibles.
El Banxico se encuentra cómodamente instalado en su “paranoia inflacionaria”, como calificara Joseph Stiglitz, Premio Nóbel de Economía 2001, a esa clase de trastorno, corporizado en el nuevo mantra conocido como “metas de inflación” (“inflation targeting”).
Como otros humanos, los banqueros centrales también son seducidos por las modas, en este caso las económicas. En la década de 1980 fueron hechizados por las simplistas recetas monetaristas friedmanianasy por las que buscaron la desinflación “racional” del “precio único” (léase Carlos Salinas-Pedro Aspe) que descansó en la sobrevaluación cambiaria. Una vez que éstas cayeron en desgracia, merced a sus catastróficos fracasos en la década de 1980 y de 1994, buscaron desesperadamente un nuevo mantra en el cual ampararse. Éste llegó con la sexy-etiqueta de las “metas de inflación” u “objetivos de inflación”, moda adaptada por una gran cantidad de bancos centrales, entre ellos el Banxico.
A decir de Stiglitz, “esta rudimentaria receta no se basa apenas en la teoría económica o en las pruebas empíricas”, y añade en su nota “el fracaso de las metas de inflación” de mayo de 2008: “Uno espera que la mayoría de los países tengan el sentido común de no aplicarlas. Mis condolencias a los desafortunados ciudadanos de los países que lo hagan”.
Desde 1999 el Banxico se volvió adicto a ese esquema para la formulación de su política monetaria. Por ello desecha los objetivos anuales de precios y define una meta inflacionaria de largo plazo de alrededor de 3 por ciento cada año, con un rango de variación de +/-1 punto porcentual; es decir que se mantenga entre 2-4 por ciento anual. Esa trayectoria inflacionaria le concede al banco central cierta holgura para tratar de estabilizar las fluctuaciones de otras variables como la del producto interno bruto. Peña y Videgaray proyectan esa meta hasta 2018.

Bajar la inflación, el “secreto”

¿Cómo se ha pretendido alcanzar dicha meta? El método es franca aburridamente sencillo, porque es el mismo que se ha aplicado desde 1983 con las medidas fondomonetaristas, que recomiendan apretarle el cuello a la economía para bajar la inflación. Stiglitz lo explica nítidamente: “siempre que el aumento de los precios supere un tope establecido se deben aumentar los tipos de interés. Independientemente de la fuente de la inflación, la mejor respuesta [es] incrementar los tipos de interés”. Nada importa si la inflación se debe a la estructura de la oferta. Al aumento especulativo de los precios internos y de los importados. Al montón de gravámenes impuestos despóticamente por Peña-Videgaray o al alza mensual de las tarifas de los energéticos que imponen y que casi triplican al índice de precios y que impiden que Carstens, con todo su peso y el de sus Chicago Boys –en sentido figurado, por supuesto– le rompan el espinazo a la bestiainflacionaria con sus ridículas medidas monetarias, hecho que explica los reniegos constantes del agraviado Carstens.
¿Dónde está la coordinación del “equipazo” peñista, como diría el merolico Vicente Fox? El banco central sigue la lógica monetaria de su mandato, para desaguisado de los expertos, y con el síndrome de la pantomima.
Con la tasa de referencia, también conocida como “tasa de interés objetivo”, el banco central fija el precio para el mercado interbancario a 1 día, es decir, la tasa que se cobrará en las operaciones entre los bancos comerciales que se prestan dinero entre ellos. La “tasa objetivo” determina las tasas de fondeo bancario (operaciones directas y en reporto al plazo de 1 día realizada con pagarés bancarios, aceptaciones bancarias y certificados de depósito que hayan sido liquidados en el sistema de entrega contra pago del Instituto para el Depósito de Valores) y de valores gubernamentales. Con la tasa de referencia, el banco central envía una mímica “señal” a los intermediarios, con el objeto de anunciarles el nivel y la trayectoria que desearía para las demás tasas de interés, según sus expectativas inflacionarias. Un alza de la tasa de referencia busca reducir la liquidez del mercado, encarecer el costo del crédito, inhibir el consumo y la inversión, atenuar las presiones inflacionarias. Una baja implica el efecto contrario.
El banco central no interviene directamente en los mercados financieros. Sólo busca persuadir. En un mercado financiero desregulado, cada quien decide si le hace caso o no al Banxico y qué tasas de interés cobrarán.
La evolución de las tasas de interés bancarias evidencia que no le hacen mucho caso.
En ese sentido se ha provocado la disfuncionalidad entre la política fiscal y monetaria. Se ha afectado la formulación y la coordinación de los objetivos de política económica, así como su instrumentación y eficacia. Al banco central sólo le interesa la inflación y aplica la terapia monetaria restrictiva que considera adecuada en el tiempo que estima necesario. El éxito de su tarea es la subordinación de todo lo demás. Exige una política fiscal austera, la abstinencia social (contención salarios reales y del consumo) y la moderación de la inversión.
Actualmente los peñistas dicen que aplican una política fiscal contracíclica, sólo de nombre. Pero chocan con la pared monetaria. El banco central quiere su inflación de 3 por ciento +/-1, pero se topa con la política de precios públicos voraces del peñista Videgaray. Hacienda, el Banxico y la población se estrellan con la banca privada insaciable. Es un trágico juego de suma cero.
Han transcurrido 31 años y medio de experiencia desinflacionaria, y 21 años y medio de la autonomía del banco central. En 1987 se registró una hiperinflación de 159 por ciento. En 2000, la tasa cayó a 9.5 por ciento, recuperándose el nivel de un dígito registrado desde 1972 (5.6 por ciento) y en 2014 se espera que cierre en alrededor de 4 por ciento. Para 2015-2018 se pretende que se ubique en la meta de 3 por ciento anual (ver gráfica 1).
El resultado es notable. La inflación media para 2001-2014 será de 4.4 por ciento, comparable a la del desarrollo estabilizador (1954-1970), añorado por los neoliberales (4 por ciento en promedio anual).
Por sí mismo, lo anterior sería motivo de orgullo para los neoliberales que se sientes herederos de aquella nostálgica época dorada conservadora.
Pero un detalle impide que lo sea. En aquella época –que sueñan restaurarla– la economía creció a una tasa media anual de 7 por ciento. En la neoconservadora (1983-2014) apenas se ha expandido 2.3 por ciento, pese a que con las políticas estabilizadoras y las contrarreformas estructurales neoliberales se prometió un crecimiento alto. Técnicamente, ello equivale a un estancamiento dilatado.
No obstante, en al menos tres elementos se equiparan: 1) la opulenta exclusión social, que es peor con los neoliberales, pues han empobrecido al 80 por ciento de la población; 2) el despotismo oriental político con el que actúan; 3) que sus políticas estabilizadoras han sido desestabilizadoras. El colapso devaluatorio de 1976 y el desastre subsecuente no fue más que la herencia de los estabilizadores de aquella época, crisis que los echeverristas no fueron capaces de enfrentar adecuadamente (Clark W Reynolds, “Por qué el desarrollo estabilizador de México fue en realidad desestabilizador”. El trimestre económico, Fondo de Cultura Económica, 250, 1996) o los desastres de 1994-1996 o 2009, entre otros, que han impedido el crecimiento, son responsabilidad de los actuales estabilizadores.
Carstens y Videgaray padecen de paranoia inflacionaria. Están obsesionados por la meta de 3 por ciento para lo que resta del peñismo.
Stiglitz y George Akerlof, que compartieron el Nóbel de Economía en 2001, señalan que “controlar la inflación no es un fin en sí mismo: es un simple medio para lograr un crecimiento más rápido y más estable y con menor desempleo. Una política monetaria demasiado permisiva corre el riesgo de aumentar la inflación; si es demasiado rígida, puede causar innecesariamente un aumento del desempleo, con todo el sufrimiento que éste entraña. Existen pocos testimonios de que los bancos centrales independientes que se centran exclusivamente en la estabilidad de los precios obtengan mejores resultados en cuanto a esos aspectos decisivos. Existe una tasa óptima de inflación, superior a cero. De modo que la búsqueda a toda costa de la estabilidad de precios menoscaba, en realidad, el crecimiento económico y el bienestar” (“Mentiras graves sobre los bancos centrales”).
Este trastorno compulsivo tiene al menos una razón de ser: el problema de la productividad y competitividad que exige, entre otras cosas, la convergencia de la inflación interna y externa, es decir, con la estadunidense.
La brecha de precios se ha cerrado gradualmente. En l981-1990 la inflación media anual de México fue de 69 por ciento, y la de Estados Unidos de 4.7 por ciento. En 2001-2014 en México será de 4.4 por ciento y la estadunidense de 2.4 por ciento. La tasa esperada en 2014 será del orden de 4 por ciento, contra la de 159 registrada en 1987. Para 2015-2018 se espera que sea de 3 por ciento y la estadunidense de 2 por ciento, una diferencia de un tercio anual si se cumplen las expectativas que subsistirá al menos lo que resta de la década y que afectará a la competitividad (ver gráfica 2).
Con un mandato único, no es exagerado afirmar que el Banxico mantendrá la misma política monetaria hasta que se cierre la brecha y los precios consoliden su estabilidad en ese nivel, si es que lo logra algún día, La tasa optima deseada es de 2 por ciento +/-1, o de 3 por ciento +/-1.
No obstante, se enfrenta a varios problemas que escapan de su control. La política monetaria es como una red para atrapar fieras, pletórica de grandes agujeros. Ante todo, se le escapan por el gran orificio de su fundamento teórico. El banco central supone que la inflación es un problema monetario sobre el cual puede influir a través de la manipulación de la cantidad de dinero en circulación (la liquidez), por medio del movimiento de los altos (o menores) de interés reales y otras operaciones de mercado abierto. Con la mayor o menor liquidez busca inducir la demanda interna (el consumo y la inversión privada) por el acceso al crédito, su costo. Altos intereses los afectan y los menores lo alientan.
Pero sabe que con esa medida es suficiente, pues sólo puede influir indirectamente, por lo que para contener y domesticar a la fiera inflacionaria necesita de otras directas: reprimir la demanda interna, a través de la austeridad del gasto público; la contención salarial o la eliminación de aranceles. O la estabilidad cambiaria (igual inflación interna y externa más una tasa de devaluación de cero por ciento). Esa estrategia se ha aplicado desde 1983 a la fecha con algunas variantes en el tiempo.
La fiera ha sido aturdida, pero temporalmente, y luego reaparece furiosa. En cambio, la economía ha sidoatontada a palazos represivos de la demanda interna por 30 años y medio, lo que en parte explica los ciclos recesivos y de estancamiento. Y seguirá hasta 2018, al menos, gracias a Carstens y Videgaray, los paranoicosinflacionarios.
El enfoque presenta otros hoyos por donde se escapa la inflación: sus causas estructurales, asociadas a la producción (factores que reprimen la producción interna) y las contrarreformas estructurales, la desregulación interna, la apertura externa, la destrucción del Estado economía.
Como dijera el economista José Antonio Ocampo, exdirector ejecutivo de la Comisión económica para América Latina y el Caribe y exsecretario general adjunto de la Organización de las Naciones Unidas: se restringe la estabilidad macroeconómica al equilibro fiscal y la estabilidad de precios, elimina el énfasis keynesiano en el crecimiento y suprime el rol contracíclico de la política macroeconómica (“Una visión amplia de la estabilidad macroeconómica”, Revista de Economía Política de Buenos Aires, marzo 2007).
El neoliberalismo, agrega Ocampo, suplanta al keynesianismo que dominó a la posguerra y cuya visión de la estabilidad macroeconómica era más amplia. Una mezcla de equilibrio interno –el pleno empleo, el crecimiento económico estable y la baja inflación– y de equilibrio externo –desequilibrio de la balanza de pagos compatible con un tipo de cambio estable–, adecuado éste último al primero.
Si con la fórmula neoliberal el crecimiento dejó de ser un objetivo para el banco central, también sucedió lo mismo para la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, merced al imperativo neoliberal del equilibrio fiscal y el control inflacionario.
De Pedro Aspe a Videgaray se amputaron las piernas contracíclicas y promotoras del desarrollo (fiscal, planeación, etcétera) del Estado. Lo convirtieron deliberadamente en un minusválido.
Y los empresarios han sido inútiles para convertirse en la prótesis sustituta.
Por si fuera poco, esa política estabilizadora ha sido desestabilizadora. El control de la inflación ha sido acompañado y, por tanto, responsable del desequilibrio en otras variables claves de la economía: la sobrevaluación cambiaria –que depende del capital especulativo: baja el precio del dólar estadunidense cuando ingresa y se eleva cuando sale– que se suma a la destrucción del aparato productivo al abaratar las importaciones que compiten deslealmente con la producción nacional (véase, por ejemplo, al sector agropecuario; las altas tasas de interés reales, la pérdida del poder de compra de los salarios; el desequilibrio comercial y de la cuenta corriente de la balanza de pagos).
Actualmente, el 25 por ciento de la oferta total depende de las importaciones, y sus precios, en lo que va del siglo, han sido altamente volátiles, gracias a los especuladores financieros (ver gráfica 3). Ante esa situación Carstens y Videgaray no sólo no hacen nada para enfrentarla. Para ser precisos, la agudizan. Ante cada problema productivo o de abasto interno, profundizan la desgravación arancelara que agudiza el desastre. Es como si para controlar la inflación tuvieran que matar al paciente. Es la Doctrina del shock, como diría la economista canadiense Naomi Klein.
APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.