CUANDO TERMINES DE VER LA PAGINA ACTUAL, DA CLICK EN ENTRADAS ANTIGUAS PARA QUE VEAS TODO LO DEL DIA DE HOY.

sábado, 27 de junio de 2015

Nikola Tesla, el genio al que le robaron la luz


26 de junio de 2015
Reportaje Especial

Tesla y la conspiración de la luz, nuevo libro de Miguel A. Delgado.  
Tesla y la conspiración de la luz, nuevo libro de Miguel A. Delgado.

MONTERREY, N.L. (apro).- Nikola Tesla es un héroe olvidado. Su campo fue la invención, y gracias a su ingenio, el mundo es mejor. Creó la bombilla eléctrica, dispositivo que fue luego atribuido a Thomas Alba Edison, y el primer aparato de radiotransmisión, maravilla tecnológica que históricamente es atribuida a Guillermo Marconi.
Hasta ahora comienza a ser conocida la obra del prohombre que durante años décadas ha permanecido en la oscuridad de la historia.
Por estos días conocen la luz un libro y una exposición de quien es conocido como el genio al que le robaron la luz. El escritor español Miguel A. Delgado es uno de los más entusiastas admiradores de Tesla. Le dedicó una novela de ficción y también es el curador de una exposición sobre su obra, que fue abierta en la ciudad.
El mundo según Tesla
En el libro Tesla y la conspiración de la luz, Delgado busca reivindicar el nombre del inventor serbio a través de una historia de ciencia ficción, ubicada en Nueva York, en la época de la Gran Depresión.
“Cuando uno descubre a Tesla, se pregunta cómo no había oído hablar de él. Cómo pude pasar por la vida sin encontrar ninguna mención de su persona, cuando él desarrolla el sistema que permite utilizar la corriente alterna, que permite que la electricidad llegue a nuestras casas.
“Él creó el mismo motor eléctrico que actualmente tenemos en todos los aparatos, como el cepillo de dientes, el cabezal giratorio, la cafetera, el tren. Sus patentes de la radio están en la base de lo que luego desarrolló Marconi y hay una sentencia del Tribunal Supremo de Estados Unidos de 1943, donde queda probado que Marconi pirateó una serie de patentes de Tesla”, señala el autor.
En la novela, el relato inicia en 1931, en una época los coches vuelan sobre los edificios, explica el especialista en la obra del genio, quien pretende mostrar cómo hubiera sido esa época si hubieran sido aplicadas las creaciones de quien cataloga uno de los inventores más importantes de los últimos 150 años.
“Tenía ganas de abordar el personaje desde el punto de vista de la ficción, y el personaje es un bombón. Pero no me apetecía novelar una biografía y ya lo había hecho en otras ocasiones, además de que ya lo ha hecho gente como Paul Auster. Entonces me planteé cómo poder transmitir las ideas de Tesla y sus visiones, cómo sería el mundo a partir de sus inventos y desarrollos”, dice en entrevista.
La novela, publicada con el sello Planeta, propone una descripción del mundo como sería si los inventos y las ideas más locas de Nikola hubieran funcionado en ese tiempo. “Hay muchos de sus trabajos que se hicieron y los utilizamos hoy en día.
Pregunto qué hubiera pasado si todo lo que tenía en mente se hubiera podido desarrollar, si se hubiese hecho sin contar con él”.
Por eso Delgado arranca el relato en el inicio del Siglo XX, donde Tesla había planteado ya un mundo de transmisión inalámbrica y de electricidad, visiones que actualmente están desarrollados, junto con otras concepciones que dejó escritas, un universo que parecía entera ficción, y que es descrito por el autor como supone que lo visualizó el genio.
“En lo que escribo no he añadido nada a lo que él vio y eso me sirve para mostrar la prodigiosa mente y la capacidad que tenía, y hasta qué punto sus ideas iban a revolucionar el mundo. Es una novela de aventuras”, dice, al entregar algunos trazos de Tesla y la conspiración de la luz, que es la tercera obra que ha publicado sobre el diseñador del aeroplano de aterrizaje y despegue verticales.
Para el escritor es tan extraño como fascinante que, pese a que sea muy poco conocido el nombre del padre de la energía eléctrica, haya inspirado óperas, novelas, videojuegos, grafitis, comics y hasta a un grupo de rock duro que lleva el insólito nombre de Tesla.
Expresa Delgado, con admiración: “Este fenómeno no ocurre mucho en el mundo de la ciencia. No se encuentran científicos, como él, que logren inspirar de tal manera a la gente que trabaja en el campo artístico, cultural lo que, por sí sólo, demuestra que estamos ante alguien muy especial”.
De acuerdo con la sinopsis, la novela sigue a Edgar, un joven aspirante a piloto que descubre que Edison no es el inventor de “la tecnología que ha revolucionado al mundo”, si no Nikola Tesla, quien permanece olvidado. El muchacho busca, con aliados, regresarle el protagonismo al genio olvidado. Paralelamente, una “célula tesliana con espurios intereses” prepara un atentado que afectará al mundo sumiéndolo en un caos.
El texto se aparta del ensayo y lo libera del tono académico, para convertirlo en un relato de aventuras que busca llegar a un público más general. “Busqué hacer una historia trepidante que atrape al lector desde el comienzo y que ofrezca información apoyado en esa estructura, e incluso presentamos muchos personajes que son reales como el mismo Marconi, Mark Twain, amigo de Tesla. Pero toda la ficción se construye en base a la realidad”.
Muestra cómo habrían reaccionado éste y otros personajes extraídos del mundo real, si hubieran vivido en ese Nueva York donde habrían triunfado los inventos de Tesla, con los que se controla el colima, donde no hay contaminación  y donde la gente se transporta en vehículos voladores.
“Este es un libro con el que espero que se genere disfrute en la lectura, ese es mi empeño. Creo que en él se va a descubrir un mundo y un personaje fascinantes. Cuando oyes hablar por primera vez a de Tesla y te aproximas a él, ya no te lo puedes quitar de la mente, porque te fascina y te mueve a conocer más sobre quién es y lo que hizo. En esta novela, el lector descubrirá a Tesla de una forma muy amena”, dice.
Uno de los escasos paralelos que Delgado encuentra con Tesla, es el inglés Alan Tunning, padre de la inteligencia artificial, creador de la Máquina Enigma, aparato que contribuyó a que los Aliados ganaran la Segunda Guerra Mundial.
Tunning, en su tiempo fue olvidado y borrado de los libros de historia, aunque ahora comienza a ser reivindicado oficialmente y su historia gana difusión con el paso de los años, como le ocurrió a Tesla.
Tesla, la exposición
Además de escribir sobre la obra del inventor, Delgado es, junto con María Santoyo, comisario de la Exposición El futuro me pertenece: Nikola Tesla, que fue inaugurada el 25 de junio en el Centro de las Artes del Parque Fundidora de esta ciudad.
En la muestra se le rinde homenaje al padre de la tecnología moderna y de la civilización eléctrica con la presentación de maquetas, videos, fotos. También con actividades interactivas, talleres y proyecciones dirigidos, principalmente al público de primaria y secundaria.
La exposición, que estará abierta al público hasta el 27 de septiembre, enfatiza que en el mundo del genio se mezclan los límites entre la realidad y la ficción.
A lo largo de su vida el genio alertó sobre los riesgos ecológicos de consumir energía tomándola de fuentes naturales. Por ello, los organizadores de la exposición  han creado un montaje que, a manera de tributo, tiene diseño y producción sustentables, con iluminación de tecnología LED, ahorradores de energía y material que será reutilizado en la siguiente sede de la exposición.
La muestra es organizada por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), el Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León (Conarte), el Centro Nacional de las Artes (Cenart) y Canopia, con la colaboración de Fundación Telefónica México.
Tras la presentación en Monterrey, la exposición será trasladada al Cenart, donde podrá ser apreciada entre enero y abril del 2016.

APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Comprender cómo nos manipulan

Ignacio Ramonet
 
Se cumplen 80 años de la primera edición (1935) en lengua española de la gran novela rupturista Un mundo feliz (se había publicado tres años antes en inglés), del filósofo y escritor visionario Aldous Huxley.
Y ante tanta felicidad artificial en nuestros días, tantas manipulaciones y tantos condicionamientos contemporáneos, cabe preguntarse: ¿será útil releer hoy Un mundo feliz? ¿Es acaso necesario retomar un libro publicado hace más de 80 años, en una época tan alejada de nosotros que Internet no existía e incluso la televisión aún no había sido inventada? ¿Es esta novela algo más que una curiosidad sociológica, un best seller ordinario y efímero del que se vendieron, en el año de su publicación, en inglés, más de un millón de ejemplares?
Estas cuestiones parecen tanto más pertinentes cuanto que el género al que pertenece la obra –la distopía, la fábula de anticipación, la utopía cientifico-técnica, la ciencia ficción social– posee un grado muy alto de obsolescencia. Pues nada envejece con mayor rapidez que el futuro. Sobre todo en literatura.
Sin embargo, si alguien, superando estas científico, se vuelve a sumergir en las páginas de esa novela se quedará estupefacto por su sorprendente actualidad. Constatando que, por una vez, el pasado ha atrapado el presente. Recordemos que el autor, Aldous Huxley (1864– 1963), narra una historia que transcurre en un futuro muy lejano, hacia el año 2 mil 500, o, con mayor precisión, hacia el año 600 de la era fordiana, en alusión satírica a Henry Ford (1863-1947), el pionero estadunidense de la industria automovilística (de la que una célebre marca de coches sigue llevando su nombre), inventor de un método de organización del trabajo para la fabricación en serie y de la estandarización de las piezas. Método –el fordismo– que transformó a los trabajadores en poco menos que autómatas o en robots que repiten a lo largo de la jornada un único y mismo gesto. Lo cual suscitó, ya en la época, violentas críticas; pensemos, a este respecto, por ejemplo, en las películas Metrópolis (1926), de Fritz Lang, o Tiempos modernos (1935), de Charles Chaplin.
Aldous Huxley escribió Un mundo feliz, visión pesimista del porvenir y crítica feroz del culto positivista a la ciencia, en un momento en el que las consecuencias sociales de la gran crisis de 1929 afectaban de lleno a las sociedades occidentales, y en el que la credibilidad en el progreso y en los regímenes democráticos capitalistas parecía vacilar.
Editado en inglés antes de la llegada de Adolf Hitler al poder en Alemania (1933), Un mundo feliz denuncia la perspectiva pesadillesca de una sociedad totalitaria fascinada por el progreso científico y convencida de poder brindar a sus ciudadanos una felicidad obligatoria. Presenta una visión alucinada de una humanidad deshumanizada por el condicionamiento a lo Pavlov y por el placer al alcance de una píldora (el soma). En un mundo horriblemente perfecto, la sociedad decide totalmente, con fines eugenésicos y productivistas, la sexualidad de la procreación.
Una situación no tan alejada de la que conocen hoy algunos países en donde los efectos de la crisis de 2008 están provocando (en Europa sobre todo) la subida de partidos de extrema derecha, xenófobos y racistas. Donde las píldoras anticonceptivas permiten ya un amplio control de la natalidad. Y donde nuevas píldoras (Viagra, Lybrido) dopan el deseo sexual y lo prolongan hasta más allá de la tercera edad. Por otra parte, las manipulaciones genéticas permiten cada vez más a los padres la selección de embriones para engendrar hijos en función de criterios predeterminados, estéticos, entre otros.
Otra sorprendente relación con la actualidad es que la novela de Huxley presenta un mundo donde el control social no da cabida al azar, donde, formadas con el mismo molde, las personas son clónicas, pues se producen en serie, la mayoría tiene garantizado el confort y la satisfacción de los únicos deseos que está condicionada a experimentar, pero donde se ha perdido, como diría Mercedes Sosa, la razón de vivir.
En Un mundo feliz, la americanización del planeta, ha culminado; la historia ha terminado (como lo afirmara más tarde Francis Fukuyama), todo ha sido estandarizado y fordizado, tanto la producción de los seres humanos, resultado de puras manipulaciones genético-químicas, como la identidad de las personas, producida durante el sueño por hipnosis auditiva: la hipnopedia, que un personaje en el libro califica de la mayor fuerza socializante y moralizante de todos los tiempos.
Se producen seres humanos, en el sentido industrial del término, en fábricas especializadas –los centros de incubación y condicionamiento–, según modelos variados, que dependen de las tareas muy especializadas que serán asignadas a cada uno y que son indispensables para una sociedad obsesionada por la estabilidad.
Desde su nacimiento, cada ser humano es además educado en unos centros de condicionamiento del Estado, en función de los valores específicos de su grupo, mediante el recurso masivo a la hipnopedia para manipular el espíritu, crear en él reflejos condicionados definitivos y hacerle aceptar su destino.
Aldous Huxley ilustraba así, en esa obra, los riesgos implícitos en la tesis que venía formulando desde 1924 John B. Watson, el padre del conductismo, esa pretendida ciencia de la observación y control del comportamiento. Watson afirmaba, con frialdad, que podía elegir al azar en la calle a un niño saludable y transformarlo, a su elección, en doctor, abogado, artista, mendigo o ladrón, cualquiera que fuera su talento, sus inclinaciones, sus capacidades, sus gustos y el origen de sus ancestros.
En Un mundo feliz, que es fundamentalmente un manifiesto humanista, algunos vieron también, con razón, una crítica ácida a la sociedad estalinista, a la utopía soviética construida con mano de hierro. Pero también hay, claramente, una sátira a la nueva sociedad mecanizada, estandarizada, automatizada que se montaba en esa época en Estados Unidos, en nombre de la modernidad técnica.
Sumamente inteligente y admirador de la ciencia, Huxley expresa, sin embargo, en esta novela, un profundo escepticismo respecto de la idea de progreso, una desconfianza hacia la razón. Frente a la invasión del materialismo, el autor entabla una interpelación feroz a las amenazas del cientificismo, el maquinismo y el desprecio a la dignidad individual. Claro que la técnica asegurará a los seres humanos un confort exterior total, de notable perfección, estima Huxley con desesperada lucidez. Todo deseo, en la medida en que podrá ser expresado y sentido, será satisfecho. Los seres humanos habrán perdido su razón de ser. Se habrán transformado a sí mismos en máquinas. Ya no se podrá hablar en sentido estricto de condición humana.
Pero sí de condicionamiento, que no ha cesado de intensificarse desde la época en que Huxley publicó este libro y anunció que, en el futuro, seríamos manipulados sin que nos diésemos cuenta de ello. En particular, por la publicidad. Mediante el recurso a mecanismos sicológicos y gracias a técnicas bien rodadas, los Mad men de la publicidad consiguen que compremos un producto, un servicio o una idea. De ese modo nos convertimos en personas previsibles, casi teledirigidas. Y felices.
Confirmando esas tesis de Huxley, a mediados de la década de 1950, Vance Packard publicó The hidden persuaders (La persuasión clandestina), y Ernest Dichter y Louis Cheskin denunciaron que las agencias de publicidad intentaban manipular el inconsciente de los consumidores. En particular mediante el uso de la publicidad subliminal en los medios de comunicación masivos. El 30 de octubre de 1962 se llevó a cabo una verdadera prueba que demostraba la eficacia de la publicidad subliminal: durante una película se lanzaba cada cierto tiempo mensajes invisibles acerca de unos productos. Las ventas de dichos productos aumentaron.
Actualmente, la publicidad subliminal ha avanzado y existen técnicas más sofisticadas y hasta más perversas para manipular la mente del ser humano. Por ejemplo, mediante los colores que modifican nuestras percepciones e influyen sobre nuestras decisiones. Los especialistas en marketing lo saben y utilizan sus efectos para orientar nuestras compras.
En un experimento conocido de finales de los años 60, Louis Cheskin, director del Color Research Institute, pidió a un grupo de amas de casa que probaran tres cajas de detergentes y que decidieran cuál de ellas daba mejor resultado con las prendas delicadas. Una era amarilla, la otra azul y la tercera azul con puntos amarillos. A pesar de que las tres contenían el mismo producto, las reacciones fueron distintas. El detergente de la caja amarilla se juzgó demasiado fuerte, el de la azul se consideró que no tenía fuerza para limpiar. Ganó la caja bicolor.
En otra prueba se dieron dos muestras de cremas de belleza a un grupo de mujeres. Una en un recipiente rosa, y otra en uno de color azul. Casi 80 por ciento de las mujeres declararon que la crema del bote rosa era más fina y efectiva que la del bote azul. Nadie sabía que la composición de las cremas era idéntica. “No es una exageración decir que la gente no sólo compra el producto per se, sino también por los colores que lo acompañan. El color penetra en la psique del consumidor y puede convertirse en estímulo directo para la venta”, escribe el publicista Luc Dupont en su libro 1001 trucos publicitarios.
Cuando la empresa productora del jabón Lux empezó a vender en color rosa, verde, turquesa, sustituyendo la pastilla habitual de color amarillo, se convirtió en número uno de jabones de belleza en el mercado. Los nuevos colores sugerían delicadeza y cuidado, intimidad y cariño, y los consumidores se mostraron entusiastas. Recientemente, McDonald’s dejó su mítico color rojo (tonalidad apreciada por los más pequeños y que suele estimular el hambre) a favor del verde, en un intento por reposicionar su marca hacia la comida saludable y un estilo de vida sostenible.
La lectura de Un mundo feliz nos alerta contra todas estas agresiones. Sin olvidarse de las manipulaciones mediáticas. Esta novela también puede verse como una sátira muy pertinente de la nueva sociedad delirante que se está construyendo hoy día en nombre de la modernidad ultraliberal. Pesimista y sombrío, el futuro visto por Aldous Huxley nos sirve de advertencia y nos alienta, en la época de las manipulaciones genéticas, a la clonación y la revolución de lo viviente, a vigilar de cerca los actuales progresos científicos y sus potenciales efectos destructivos.
Un mundo feliz nos ayuda a comprender mejor el alcance de los riesgos y peligros que se presentan ante nosotros cuando de nuevo, en todos lados, progresos científicos y técnicos nos enfrentan a desafíos ecológicos que hacen peligrar el futuro del planeta. Y de la especie humana.



APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

“¡Asesinos!”




Miles de manifestantes marchan en el D.F. al cumplirse 9 meses de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa / “Si creían que el movimiento se había debilitado, hoy pueden ver al Pueblo gritar: ¡Asesinos!” / “Por eso seguimos marchando en estas calles exigiendo Justicia hasta que aparezcan”


MEXICO, D.F., 26 de junio (SinEmbargo/EL UNIVERSAL).- La marcha por los 43 normalistas de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa desaparecidos desde hace nueve meses en Iguala, Guerrero, a manos de policías municipales, aglutinó hoy a miles de manifestantes en la Ciudad de México.
A diferencia del mes pasado, en esta ocasión organizaciones como el Frente Popular Francisco Villa, la Preparatoria Popular Oriente Obrera y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), se unieron a la manifestación.
La caravana está encabezada por los padres de los normalistas, que partió del Ángel de la Independencia y con dirección al Palacio de Bellas Artes, avanza en medio de un fuerte operativo policíaco.
En tanto, la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) informó que desplegó a más de 2 mil 638 elementos policíacos apoyados con 178 vehículos para montar el operativo de seguridad.
En la manifestación también participaron miles de jóvenes y estudiantes.
La movilización avanza mientras uno de los padres lanza consignas a través del megáfono: “Por eso seguimos marchando aquí en estas calles de la Ciudad de México, exigiendo justicia hasta que aparezcan los 43″.
“Si creían que el movimiento se había debilitado, hoy pueden asomarse a las ventanas y ver al pueblo gritándole al Gobierno asesino”, advierte otro voz al micrófono.
Durante su paso la marcha realizó un alto en el Monumento de los 43, ubicado en avenida Paseo de la Reforma y Bucareli. En este lugar se encontraba una mujer desnuda, protestando por los normalistas.
“El movimiento está creciendo, eso quiere decir que nuestros hijos están vivos. El Gobierno de Peña Nieto se va a tambalear”, dice Felipe de la Cruz, uno de los voceros.
“Si creían que el movimiento se había debilitado, hoy pueden ver al Pueblo gritar: asesinos”
Así, los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa, desaparecidos en Iguala, Guerrero, a manos de policías municipales, exigieron la presentación con vida de sus hijos durante un mitin frente al Palacio de Bellas Artes, donde aseguraron que a nueve meses continúan de pie, y advirtieron al Presidente de México Enrique Peña Nieto que seguirán siendo “una piedra en el zapato” y que su búsqueda no parará.
En un mitin, al finalizar la que partió desde el Ángel de la Independencia y bajo la lluvia, los padres lamentaron los nueve meses de la desaparición de sus hijos.
“Le decimos a Peña Nieto que vamos a ser una piedra en el zapato y que no lo vamos a dejar dormir, como nosotros no dormimos, hasta que aparezcan nuestros hijos”, dijo una de las madres durante el mitin.
Otro de los padres agradeció a la población que salió hoy a marchar.
“A nueve meses estamos de pie, gracias a todos ustedes por su ayuda económica, moral. Señores me duele no tener a mi muchacho, veo a otros que van a la escuela y me imagino a mi hijo con sus cuadernos”, dijo.
Felipe de la Cruz, uno de los voceros del movimiento, señaló que los padres seguirán buscando a los normalistas hasta que aparezcan.
La marcha por los 43 normalistas aglutinó hoy a miles de manifestantes en la Ciudad de México.
La vanguardia de la marcha para protestar por la desaparición de los normalistas Ayotzinapa arribó a las inmediaciones del Palacio de Bellas Artes, luego de salir del Ángel de la Independencia.
Allí, los manifestantes reiteraron su exigencia de la presentación con vida de los 43 estudiantes de la escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”.
La Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) indicó que se implementó el modo reversible sobre Paseo de la Reforma, de la Glorieta de Colón hasta Bucareli.
Melitón Ortega, vocero de los padres de los normalistas, dijo en entrevista que seguirán en la lucha “hasta sus últimas consecuencias” y criticó a quienes señalan que la movilización ha disminuido. Por el contrario, agregó que “cada vez se fortalece más”.
Expuso que por la situación económica muchos no viajaron al D.F., pero que hay acciones no sólo en distintos estados de la República, sino en varios países como Estados Unidos y Canadá.
Ortega resaltó además la jornada que se realiza de 43 horas de actividades culturales en el marco de la Novena Acción Global por Ayotzinapa.
A pesar de que inició a llover en el centro de la capital, la retaguardia de esta marcha continúa su paso.
Así, con un nuevo llamado a la presentación con vida de los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, los padres de éstos pidieron que finalicen las “mentiras” y que se concreten hechos para que “ya nos regresen a nuestros hijos”.
Al concluir su mitin en la ciudad de México, Clemente Rodríguez, María de Jesús Tlatempa, Emiliano Navarrete, Epifanio Álvarez y Eleucadio Ortega acusaron al Gobierno Federal de no dar resultados a su demanda de la presentación con vida de los jóvenes desparecidos el 26 de septiembre el año pasado en Iguala, Guerrero.
Luego de una marcha que inició en la glorieta del Ángel de la Independencia y concluyó frente al Palacio de Bellas Artes, los padres de los normalistas, así como integrantes de organizaciones sociales, iniciaron en la explanada de este último inmueble una jornada político cultural denominada 43x43, a través de la cual, durante ese número de horas, realizarán diversas actividades.
Durante el mitin, insistieron en que su lucha continuará “hasta sus últimas consecuencias para que les entreguen a sus hijos”.
Resaltaron que continuarán acudiendo a las instancias nacionales e internacionales que sean necesarias hasta que se haga justicia por la desaparición de los 43 jóvenes.


APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

EPN: ¿Y el parte médico?


EPN: ¿Y el parte médico?
Por: Jaime Avilés (@desfiladero132)
27 de junio 2015.- No es cierto, como reza el escueto boletín oficial, que en la madrugada de este viernes 26 de junio empezó a sentir molestias abdominales y terminó en el quirófano del Hospital Central Militar. Ya el jueves por la tarde había anunciado, a última hora, que no asistiría a Bellas Artes a inaugurar una muestra de Leonardo da Vinci y Michelangelo Buonarroti. ¿Motivo? Nadie lo dijo.
Un poco más tarde, Los Pinos adelantó que los periodistas de la fuente presidencial no cubrirían su visita a Guatemala. ¿Motivo? Nadie tampoco lo dijo pero resulta obvio que, mucho antes de la madrugada, Enrique Peña Nieto ya consideraba la cancelación de la gira.
Entonces no sufrió un “repentino” malestar, sino la consecuencia de algo que se nos oculta. “Peña Nieto entra y sale con frecuencia del Hospital Central Militar”, me contó un médico la semana pasada. “Está recibiendo quimioterapia. El nódulo que le quitaron en la tiroides [el 31 de julio de 2013] era maligno y el cáncer ya hizo metástasis. Se le pasó al hígado.”
¿Cáncer en el hígado? “Tiene los ojos amarillentos, el rostro desencajado, está en los huesos”, detalló mi informante: “De aquí a diciembre tiene que sacar las reformas que faltan, porque después ya no podrá ni levantarse“.
Oímos tantas cosas a diario. Sin embargo, cuando aparece un elemento concreto, las especulaciones cobran sentido. ¿Dónde lo operaron, supuestamente, de la vesícula? En el Hospital Central Militar donde, según mi fuente, recibe quimioterapia periódicamente.
¿Dónde está el parte médico de la operación de ayer? ¿Por qué no nos muestran el video de la cirugía, las fotos de la vesícula extirpada? Varios periódicos titularon hace dos días: “Apremian a Peña Nieto para que culmine la reforma del Seguro Social”. ¿Prisa? ¿Alguien tiene prisa? ¿Por qué, si el sexenio termina en diciembre de 2018?
“Exhorta Peña Nieto a los miembros de su gabinete a redoblar esfuerzos para concretar las reformas pendientes”, fue el encabezado de la noticia que diversos medios publicaron ayer, a la misma hora que la vesícula del Ejecutivo era cercenada por el bisturí, de acuerdo con el vago y dudoso boletín oficial.
Foto: Kino/Flickr
Foto: Kino/Flickr
Si uno teclea en el buscador de Google “cancela Peña Nieto visita a…” surgen múltiples opciones. ¿Por qué incumple tan a menudo los compromisos de su agenda? Nada indica que lo haga por la misma razón que traicionó sus compromisos de campaña, pero lo cierto es que su tiempo se agota a medida que se consume la paciencia de decenas de millones que ya no sólo resienten los estragos de la crisis perpetua, sino que tampoco disimulan su indignación ante la corrupción y la imbecilidad predominante en las altas esferas.
A partir del miércoles próximo pagaremos 16 por ciento de impuesto al valor agregado de todos los alimentos que se venden en locales como Oxxo, Seven Eleven, supermercados y… ¿también en los cines? ¿Mega delincuentes como Alejandro Ramírez de Cinépolis y Germán Lelo de Larrea de Cinemex, que venden hot dogs ocho veces más caros que en la calle, van a subirle también el 16 por ciento a sus golosinas?
Ante el desplome de los precios del petróleo en 2014, Hacienda aplicó a partir de febrero de 2015, un recorte de 124 mil millones de pesos al gasto social. Como este gobierno decididamente no sirve para nada, el gasto social volverá a contraerse, en 2016, en 135 mil millones de pesos.
Durante la campaña electoral de 2012, Andrés Manuel López Obrador ofreció un recorte del 50 por ciento a los salarios de todos los altos burócratas y otras medidas para lograr un ahorro anual de 300 mil millones de pesos. A estas alturas ya se habría conseguido ahorrar –y aplicar en obras de beneficio colectivo– cerca de un billón de pesos.
En cambio, para no atenuar los privilegios de ministros, magistrados, secretarios, consejeros y demás parásitos de la administración pública, Hacienda optó por quitarnos 269 mil millones de pesos entre 2015 y 2016 que eran para el gasto social, sin mencionar lo que nos esquilma en el precio de los combustibles y en los impuestos cautivos que obtiene a cambio de darnos un servicio gubernamental de mierda.
Foto: Marino González/Flickr
Foto: Marino González/Flickr
Los planetas parecen alinearse: Peña Nieto se nos va, despacito pero se nos va; su proyecto económico es inviable y la gente no quiere más violencia pero ya no está dispuesta a soportar más humillaciones y, en cuanto pueda, emulará a los habitantes de Ocotlán, Jalisco, que echaron al PRI de la Presidencia Municipal donde reinaba desde tiempos inmemoriales, por una trágica falta de sillas.
Me explico. La noche del pasado jueves 19 de marzo, un ataque del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) contra la Gendarmería de la Policía Federal, dejó tales manchas de sangre sobre las calles de Ocotlán, que el ayuntamiento debió limpiarlas con agua a presión.
Dos meses después, la noche del 21 al 22 de mayo, 42 hombres de diversas edades, que dormían en un rancho localizado en Tanhuato, Michoacán, muy cerca de los límites con Jalisco, fueron rodeados por elementos del Ejército y la Policía Federal, y en algunos casos detenidos y torturados con crueldad infinita, y en otros ametrallados a mansalva.
Durante el operativo, el Ejército disparó contra la Policía Federal y le causó una baja. La baja fue atribuida a las víctimas. Pero éstas, como lo probaron las fotos de sus cadáveres, antes y después de que les sembraran armas largas, no participaron en combate alguno. Mucho menos “emboscaron un convoy militar que patrullaba la zona”, como ya informa rutinariamente la Secretaría de la Defensa, después de cada matanza.
Identificados por sus familiares como habitantes de Ocotlán, los 42 presuntos miembros del CJNG terminaron en la morgue de Morelia, donde los forenses constataron que a 11 les habían cortado los testículos, a otros les habían sacado los ojos, a otros les habían fracturado los brazos, a otros los habían violado con objetos metálicos, a otros les habían hundido los dientes en las mandíbulas a golpes. Y todo por cortesía de Peña Nieto.
Foto: Linda Beaverson/Flickr
Foto: Linda Beaverson/Flickr
El problema de las sillas comenzó cuando los restos de los 42 fueron llevados a sus hogares y, para organizar los respectivos velorios, las familias llamaron a las empresas que rentan sillas; pero al ver el tamaño de la demanda, los dueños de tales empresas compraron cientos de sillas en las mueblerías de la localidad para satisfacer a sus clientes.
El 7 de junio, en ese pueblo priísta hasta las cachas, la gente votó masivamente por un candidato al que ni siquiera había volteado a ver, y ese buen hombre, que de ninguna manera esperaba ganar, lo hizo en forma rotunda. ¿Estará cercano el día en que ocurra lo mismo en el país?
Tal vez lo que necesitamos con mayor urgencia no sea el parte médico de la operación de Peña Nieto, sino la autopsia del sistema político mexicano, ese cadáver en estado de avanzada descomposición social dentro de cuyos despojos, como suelen decir los argentinos, estamos podridos y repodridos, viste.

APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

LAS MÁQUINAS TAMBIÉN SE LLEVARÁN TU EMPLEO


Hace unos días comentamos en el artículo “La tecnología: ¿enemiga de los empleos?” las preocupaciones que tienen muchas personas de que los avances tecnológicos terminen desplazándolas de sus puestos laborales. Dijimos que los catastrofistas neoluditas auguran un mundo de desastre en el que parece que dieran por sentado que aquellos nuevos desempleados morirían sentados de inanición. La realidad es que la experiencia demuestra que así como han desaparecido para siempre miles de oficios también han aparecido nuevas profesiones y que, en todo caso, la infinita capacidad emprendedora de la gente los lleva a encontrar nuevas formas de ganarse la vida.
Los seres humanos tenemos la capacidad innata de actuar y adaptarnos a las circunstancias. Es gracias a dicha capacidad que logramos convertirnos en la especie dominante sobre este planeta. La visión simplista y materialista que tiende a vernos como si fuéramos máquinas obsoletas que se pueden desechar, incapaces de hacer nada más que una sola cosa de la misma manera, es un error.
En el uso de nuestra capacidad de adaptación e innovación, los humanos comenzamos a utilizar toda clase de incipiente tecnología primero en la forma de herramientas rudimentarias, de nuevo, con el objetivo de desempeñar de mejor manera determinada acción. Por eso, sea que se trate de un simple cuchillo para cazar hasta los más modernos robots que automatizan procesos en la industria, la tecnología en esencia y origen siempre será una creación humana, no al revés como parecen sugerir los catastrofistas.
La tecnología productiva, por lo tanto, no es una herramienta para la autodestrucción de personas. Es por eso que las mejoras en los procesos si bien desplazan trabajadores, del mismo modo elevan la productividad, abaratan las mercancías y tienden a hacerlas más accesibles para todos. El poder adquisitivo aumenta.
Gracias a ello, artículos que en el pasado fueron exclusivos de la realeza hoy son incluso de consumo masivo como ropa, zapatos, vehículos de transporte, y un interminable etc.
Eso sí, más que conveniente resulta aclarar que si bien la tecnología no es la enemiga de los empleos, hay un ente que sí lo es por entorpecer los procesos de cambio, adaptación y reacomodo de las fuerzas productivas, en especial, el trabajo: el intervencionismo del Estado.
De la misma manera que las leyes de salario mínimo –como hemos explicado en el texto “La absurda idea de subir el salario mínimo” crean desempleo y afectan a quien se dice beneficiar, toda intervención para “defender” o “proteger” las plazas laborales impiden la creación de más, y obstaculizan el que nuevos grupos de trabajadores incluso con mayor cualificación encuentren espacios. Los jóvenes suelen ser los más afectados.
Por lo tanto, si para elevar el nivel de vida de la mayoría de la población es indispensable el avance tecnológico, también lo es que el Estado saque las manos de la economía. El costo de no hacerlo es que los niveles de desempleo se disparen de manera innecesaria, se inhiba la creatividad empresarial y con ello la creación de riqueza.
Todo lo anterior viene a cuento porque no hay duda de que empleos hoy muy comunes seguirán desapareciendo. Basta echar un vistazo al mapa titulado “The Most Common Job In Every State”publicado en febrero pasado por NPR.org, que reveló que en 2014 el empleo más común en la mayoría de estados de la Unión Americana fue el de conductor de camión (truck driver).
El punto es que esta industria genera casi 9 millones de empleos directos e indirectos en Estados Unidos que están en riesgo de perderse. Y es que de acuerdo con estimaciones conservadoras de Morgan Stanley hacia 2022 se logrará una capacidad de autonomía completa en los vehículos. Lo anterior significa que los autos y camiones que “se manejan solos” comenzarán a ser la regla y no la excepción, en especial, en el área comercial. Los coches que tanto nos apasionan hoy, podrían quedar extintos como los conocemos unos 20 años después.

Los empleos pues, tienden a desaparecer pero eso no debe alarmarnos. Claro, lo anterior si somos capaces de exigir y lograr que nuestros gobernantes entiendan que la economía funciona mejor sin su corruptora intervención. Unos empleos e industrias se irán, pero gracias al olfato de los emprendedores en descubrir y crear nuevas oportunidades de ganancia, nuevos surgirán de la nada. El mejor estímulo es garantizarles a esos emprendedores la apropiación de las ganancias y su conservación. El camino opuesto nos llevará a que millones sufran de más.


APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Vuelven los Bush


Manú Dornbierer
Satiricosas



Tras la encantadora noticia del “permiso” para buscar la presidencia de Estados Unidos de Bárbara Bush a su Benjamín Jeb, ex gobernador de esa generosa Florida en donde manipulan los votos de la familia a placer, aparecieron en la red informaciones de mucha gente que sabe cuán terrorífico es el clan que quiere seguir manejando al mundo, con la bendición y total apoyo de los Banksters Internacionles de los cuales sólo conocemos algunos nombres, como los del “escudo rojo” o Rothshild, exhibidos desde siglos. En México, por cierto, tenemos uno, el director del más poderoso grupo editorial: Random House.
Cuando el entonces admirado primer presidente negro de Estados Unidos -con esos discursos encendidos, escritos por la ya fallecida poeta Maya Angelou, en pro de la democracia auténtica, de la moralidad de la raza humana, de la justicia , etc., los ingenuos pensamos: Ay, por fin se fueron los Bush. Pero el mismo día de su “inauguration”, Barack Obama nos quitó el gusto cuando dijo: “George W. Bush is a very a nice person”. Comprendimos que jamás se irían ni se irán. Seguirán instalados en la maldad y en la victoria total.
Pero hoy por hoy el “futuro presidente”, Jeb, le mueve el tapete a Obama: El ex gobernador de Florida y potencial candidato republicano a la Casa Blanca, Jeb Bush, ha expresado su rechazo a la decisión del presidente, Barack Obama, de normalizar las relaciones con Cuba. Bush hijo y hermano de ex presidentes, ha revelado esta semana que “explora activamente” una candidatura a las elecciones primarias del Partido Republicano para llegar a la Casa Blanca en 2016”. Por eso son la dinastía más exitosa y larga de Estados Unidos. Su único revés fue su imposibilidad de reelegir a Bush, padre, porque en ese momento le sacaron a relucir que su propio padre, Prescott Bush, bankster había financiado a Hitler. Por eso tuvimos que aguantar ocho años a George W. Bush y presenciar cómo destruyó al mundo (checa mi libro de la serie Mapamundi, “Irak entre dos guerras”).
Fuera de Estados Unidos, la oposición sigue, con periodistas de alto nivel y otros jóvenes que siguen el camino del australiano Assange. Dentro, les suceden cosas atroces, a sus detractores. Algunas noticias al respecto:

Mueren 3 periodistas que preparaban video sobre la implicación de EEUU en el 11-S:

“Tres periodistas que trabajaban en un documental sobre la implicación del gobierno norteamericano en el derribo de las torres gemelas murieron casualmente. Se trata del ex reportero internacional de la NBC, Ned Colt, el corresponsal de CBS News, Bob Simon, y el periodista del New York Times, David Carr”.
Bob Simon, de 73 años, falleció el miércoles en Nueva York en un accidente de tráfico y el jueves Ned Colt, de 58 años, murió por un derrame cerebral masivo, seguido en cuestión de horas por David Carr, de 58 años, quien de repente cayó fulminado y murió en su oficina del New York Times. Destaca que Carr había entrevistado al ex agente de la NSA, Edward Snowden, unas horas antes de morir. Los tres periodistas más Brian Williams, quien debió renunciar a la NBC por mentir sobre una noticia de Irak, habían formado una compañía independiente de noticias el mes pasado y estaban listos para presentar el archivo más secreto del Kremlin, con las pruebas definitivas de EEUU como autor de los atentados del 11 de septiembre de 2001.
En relación con estos archivos en poder del Kremlin, el presidente Putin ha advertido recientemente que iba a divulgarlos. Putin está preparando el lanzamiento de las pruebas de la participación del gobierno de Estados Unidos y los servicios de inteligencia en los ataques del 11 de septiembre. El motivo de atacar a sus ciudadanos fue los intereses petroleros de Estados Unidos en Medio Oriente y sus empresas estatales.
Y otro caso más para recordar:

“Se “suicida” un investigador que culpó a la administración Bush y a la inteligencia saudí de estar detrás de los atentados del 11-S”

Phillip Marshall, escritor, investigador y expiloto de la CIA, fue encontrado muerto el 2 de febrero del 2013, junto a su mujer e hijos. También el perro de la familia fue asesinado. Para las autoridades se trató de un suicidio, pero los que conocían a Phillip coinciden en que éste vivía atemorizado desde que publicó su libro sobre el 11-S, en el que culpó al Gobierno de los Estados Unidos de los atentados.
Phillip escribió que la administración Bush, con la cooperación de la inteligencia saudí, fueron los responsables de los ataques terroristas “de falsa bandera” a las Torres Gemelas. Concretamente acusó al presidente George W. Bush de estar en connivencia con los servicios de inteligencia de Arabia Saudita en la formación de los secuestradores que murieron en los aviones usados en los ataques.
Marshall dijo: “La verdadera razón de que el ataque fuera un éxito se debió a una operación coordinada que preparó a los secuestradores para volar grandes aviones comerciales. Tenemos docenas de documentos del FBI para probar que este entrenamiento de vuelo se llevó a cabo en California, Florida y Arizona en los 18 meses previos al ataque”.

Manudornbierer. blogspot.mx



APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.