CUANDO TERMINES DE VER LA PAGINA ACTUAL, DA CLICK EN ENTRADAS ANTIGUAS PARA QUE VEAS TODO LO DEL DIA DE HOY.

martes, 14 de julio de 2015

El regalo de Evo "no ha sido una ofensa": papa



Leer mas

APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Astillero


La (otra) fuga
Gobierno de gira
La Soborna, ¿lapsus?
Ojo a El Chapo y a ronda uno
Julio Hernández López
Foto
UN BÚNKER, INSTALACIONES DE LA PGR. En la Subprocuraduría Especializada en Investigación de la Delincuencia Organizada, donde han sido llevados a declarar custodios del penal El Altiplano, las autoridades redoblaron la vigilanciaFoto Alfredo Domínguez
 
Dicen que a bordo del avión presidencial sólo faltó el perico. No se sabe si los cálculos estratégicos del grupo en el poder consideraron la posibilidad de que esa hipotética ave faltante fungiera como ejecutivo sustituto en caso de algún incidente, pues en un conmovedor arranque de confianza en la providencia el lic. Peña se llevó consigo a los titulares de las principales oficinas de eso que llaman gobierno federal. El perico quedado en tierra, en dado caso, podría haber sido una opción de correlativo interinato, pero ante los sucesos por todos conocidos (nótese la elegancia para eludir la burda mención del Tunelgate), desde París a toda prisa hubo de retornar a su oficina nativa el lic. Osorio Chong (título, éste, con matices también avícolas: patito, como reconoció en 2005 ante Juan Velediaz: fui abogado sin serlo, http://eluni.mx/1DcDMfE ).
Al simulacro de exilio por conmemorativas razones francas (el recuerdo de la Toma de la Bastilla, con un involuntario esbozo de Ipiranga recargado) asistió en espíritu un especialista en otro tipo de pericos (así llaman en la jerga del ramo a la cocaína y sus mezclas), el internacionalmente famoso Joaquín Guzmán Loera, cuyas recientes hazañas topográficas acompañan y supeditan el andar gráficamente contento del Señor de Atlacomulco. El Chapo es el personaje de lo que va del sexenio, convertido en antítesis triunfante de la solemnidad y los proyectos de la clase política que es rapaz sin confesarlo ni festejarlo. Tanta necesidad tiene el pueblo mexicano de una opción de revancha ante los abusos de los poderes formales que encumbra a un jefe criminal a nichos casi cívicos, El Chapo como ejemplo de superación, astucia, inteligencia y prosperidad. Así andamos.
Y, sin embargo, el planeta Peña no se mueve. Puesto en una órbita fallida, se mantiene apegado a los trazos de normalidad protocolaria que le impone un viaje política y socialmente ya desfondado. Recibe paradójicos reconocimientos (una medalla) de una muy destacada casa francesa de estudios y en México algunos medios se equivocan y la titulan La Soborna, invocando así involuntariamente la percepción de que los honores otorgados al mexicano provienen de mecanismos trastocados. El orgullo henchido que debería distinguir a la tumultuaria delegación mexicana en París está gravemente lesionado por el humor agridulce que se burla de las verdades históricas recientes y de las autoridades ausentes (siempre, pero más en estos días especiales de gira), en un desplome de confianza como de terremoto carcelario ante el cual el nuevo Miguel de la Madrid hubiera preferido la distancia transoceánica y el cumplimiento de las faenas diplomáticas y festivas en lugar de atender las roturas causadas por el túnel que, ¡ojo en Los Pinos!, no fue escrito por El Chapo Sábato.
La otra fuga, la de Peña Nieto y su élite acompañante, se produce mientras en casa se multiplican las especulaciones respecto de los hechos carcelarios tan de película que parecen firmemente actuados. El vacío informativo, que no puede ser abatido con boletines y discursos, facilita la disección aficionada y la especialista, metidos en la coctelera los ingredientes de descontento social acumulados a lo largo de poco más de dos años y medio de peñismo efectivo. Surgen preguntas, se adivinan contradicciones, chocan las versiones oficiales, faltan videos de antes de la regadera insólitamente nocturna e incluso hay quienes consideran contar con elementos para suponer que la salida de escena de Joaquín Archivaldo se produjo días antes del viaje que no llevó al perico. En ese mundillo de la avidez mediática se ha llegado incluso a la utilización sin rigor periodístico del tuiteo realizado desde cuentas de presuntos hijos del poderoso empresario nacido en Badiraguato y, supuestamente, de éste mismo.
El #TunelGate se reconvierte en #ChapoTours, con la procuradora Televisa, Arely Gómez, en escolar visita casi arqueológica a las ruinas de lo que la justicia fue, ido todo simbólicamente por un agujero de 50 centímetros por otros tantos. A la peregrinación de moda se apuntaron ya senadores que desean ver con sus propios ojos los restos del naufragio, sin ganancias periciales, forenses o judiciales, mero turismo de simulación. Y ayer mismo deambulaban por las instalaciones del penal de los Altos Planos el secretario Osorio Chong y el comisionado Rubido, en compañía de diputados federales, sin que se supiera si debajo de algún colchón se hubiese encontrado alguna pista o dato interesante. La DEA, en cambio, siempre dispuesta a colaborar e incluso a dirigir los rodajes mexicanos, hizo saber que el ingeniero Chapo ya llevaba dos intentos de salida extrajudicial, lo cual ha de suponerse fue notificado oportunamente a la contraparte mexicana que en apariencia estaría muy sorprendida de que Guzmán Loera volviera a las andadas subterráneas, como ha sido su especialidad histórica.
Pero los mexicanos deben tener un ojo a El Chapo y otro al garabato llamado ronda uno. Este miércoles se abrirán los sobres con las propuestas de inversionistas extranjeros para hacerse de rebanadas del pastel energético puesto sobre la comisionable mesa por la administración Peña. Se hacen los remolones algunos de esos capitalistas, con argumentos técnicos y contables, dando a entender que el negocio no lo es tanto y por ello necesitan más cesiones. Los gubernamentales anfitriones se dicen preocupados a causa de la eventual disminución del entusiasmo foráneo, pues ello implicaría una menor entrada de dólares, así que podrían estar dispuestos a abrir más las puertas en ese proceso histórico de devolución de la riqueza del subsuelo mexicano a empresas extranjeras, en una suerte de revancha histórica contra la cardenista marca 1938.
Y, mientras Osorio Chong daba conferencia de prensa ayer, de lo que se dará cuenta en la venidera entrega de esta columna excavadora, ¡hasta mañana, con el encarrerado tren privatizador avistando su presunta estación siguiente, la de los servicios públicos de salud!
Twitter: @julioastillero
Facebook: Julio Hernández



APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

DINERO



La tragicomedia como política de gobierno
Uber en problemas
Tsipras dobla las manos
Enrique Galván Ochoa
El hombre sufre tan terriblemente en el mundo que se ha visto obligado a inventar la risa.
Friedrich Nietzsche
No puede negarse algo al gobierno de Peña Nieto. Ineficaz en muchos aspectos, nos ha mantenido entretenidos con sus tragicomedias. No es común tener a un humorista involuntario en la residencia presidencial. Algunos de sus momentos cumbres son los siguientes:
1. Nombró a Virgilio Andrade como secretario de la Función Pública, a cargo de la investigación de las casas de Las Lomas y Malinalco. Sólo verlo invita a humoresco sarcasmo.
2. Sus lapsus línguae han arrancado muchas carcajadas. En abril de 2013 confundió al puerto de Veracruz con la capital, Xalapa: Al presidente municipal de Boca del Río, a quien agradezco su hospitalidad, y a la presidenta municipal de su ciudad capital, de Veracruz, muchas gracias por estar aquí con nosotros, dijo Peña Nieto en el foro nacional México con educación de calidad para todos.
3. En febrero de 2014 aseguró que sería imperdonable que El Chapo volviera a escapar. “Estamos tomando providencias, es algo en lo que he insistido, todos los días, al titular de Gobernación (Miguel Ángel Osorio Chong); es algo que le digo, ¿y lo tienes bien vigilado, estás seguro? El día que escapó, Osorio Chong iba en el avión presidencial volando hacia París, invitado por su jefe. ¿No es ridículo? Más bien parece que El Chapo lo tenía vigilado.
Habría que recordar el episodio de los libros que supuestamente ha leído mas no pudo citar sus títulos. El pueblo mexicano es abnegado, aguantador. Parafraseando a Nietzsche, sufre terriblemente y se ha visto obligado a recurrir a la risa. Menos tolerantes son quienes ven la realidad mexicana desde afuera. En un texto que publicó ayer Bloomberg, los periodistas Erik Martin y Brendan Case dicen que la credibilidad de Peña Nieto en la ley y el orden fue dañada por la fuga del más famoso traficante de drogas del país. Y ahora será probado su compromiso de atraer inversión privada al negocio del petróleo para revivir la economía. Como a los de afuera sí les temen, el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, ya anunció que Pemex no va en la ronda uno. Lo cual es otra tragicomedia, cuando en el traicionero Pacto por México dijeron lo contrario.
Los problemas de Uber
La ciudad de México podría reglamentar el servicio de Uber, estos autos que se piden mediante una aplicación del teléfono celular, realizan el cobro a través de tarjetas de crédito y tienen tarifas dependiendo del modelo del coche que se aborde. De esta manera se sumaría a lugares como Francia, China, Holanda, Nueva Delhi, California y Chicago, que ya han dictado lineamientos para la empresa.
Según información de Reuters, un funcionario del GDF aseguró que se está trabajando en los detalles de regulación para la compañía, la cual tentativamente requeriría permisos para los conductores, el pago de un 1.5 por ciento de sus ingresos a un fondo de transporte de la ciudad, y un valor mínimo de 250 mil pesos por unidad.De acuerdo con Uber, este proyecto de reglamento amenaza con acabar con su permanencia en el DF, ya que provocaría que el servicio más económico, Uber X, usado por 90 por ciento de los clientes, se elimine. Hasta la fecha la firma cuenta en la capital mexicana con 500 mil clientes y 100 mil conductores, quienes ganan un promedio de 12 mil pesos al mes.
Tsipras dobló las manos
Tras el acuerdo de Grecia y los líderes de la Unión Europea (UE), un nuevo rescate llegará al país helénico: 86 mil millones de euros en tres años. Con un precio: el primer ministro Alexis Tsipras tristemente aceptó de nuevo el cinturón de la austeridad, no obstante el no del referendo reciente. Debido a las condiciones de la troika, Atenas tendrá que promulgar de manera inmediata reformas al IVA, hacer cambios en el sistema judicial, recortar pensiones y presupuestos, implementar reglas de bancarrota, liberar los mercados energéticos y privatizar el operador de la red de transporte de electricidad, además de dar a la UE a revisar todo proyecto de legislación que se pretenda levar a cabo. Con posterioridad a la aceptación del arreglo llovieron fuertes críticas contra el líder de la izquierda griega, estuvo 17 horas ante los enojados y anteriormente rechazados prestamistas.
La única medida que se conservará es la asistencia sanitaria universal. Por otra parte, Panos Skourletis, ministro de Trabajo griego, señaló que los términos de los dirigentes de la zona euro son inviables y darían lugar a nuevas elecciones este año.
@Vox Populi
Asunto: desesperanzado
Con la llave de la corrupción y la impunidad, El Chapo salió de Almoloya. Las mismas autoridades violan las leyes, igual que los partidos, los políticos y los gobernantes. En mi ciudad de México los dueños del dinero hacen lo que quieren con el uso del suelo, con segundos pisos, con las leyes de todo tipo.Lo mismo pasa en todos los estados de la República. ¿En manos de quién estamos? ¿Quién gobierna este país? Desde la impotencia, la indignación, el desamparo y el miedo, un abrazo.
Raúl Rodríguez Martínez
R: Estimado Raúl, eres de las personas que toman la situación sin una pizca de humor.
Tuits
¿Será parte de la investigación de la @PGR_mx que su titular @ArelyGomezGlz vaya a asomarse al agujero por donde se supone se fugó #ElChapo?
@raullox
Por cierto, ¿alguien ya le avisó a @OsorioChong que también se fugó su precandidatura? Jajaja...
@ElSekto
No me pueden contener…
El Chapo @chapo_el_
Twitter: @galvanochoa
FaceBook: galvanochoa





APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Fuga de “El Chapo” no extraña a 25 intelectuales; coinciden: es corrupción e ineficiencia


 
Ciudad de México, 14 de julio (SinEmbargo).– La segunda fuga del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, líder del Cártel de Sinaloa y el capo más buscado del mundo, no asombró a 25 intelectuales mexicanos consultados por SinEmbargo. Coincidieron en que es el resultado de la corrupción, la impunidad y la debilidad institucional que acosa al Estado mexicano.
El escritor Elmer Mendoza se pregunta: “Dios mío, ¿por qué nos abandonaste?, ¿acaso sólo los deshonestos merecen estar bien?”.
El laureado periodista Jon Lee Anderson afirma que se trata de “la acumulación de hechos y evidencias de un Estado mexicano minado por el gangsterismo”. Otro periodista internacional, Francisco Goldman, plantea que la respuesta del Gobierno federal “ha sido un festín oscuro y burlón de impunidad plena”, y con él coincide el doctor Arturo Alvarado, experto en temas de seguridad y violencia, quien hace énfasis en el deterioro y la incapacidad del sistema de seguridad pública de retener y procesar a un probable responsable de delitos que lindan en crímenes contra la humanidad, en un caso que podría haberse consultado directamente con el gran Houdini.
La escritora Guadalupe Nettel opina que es la corrupción la que ha permitido crear capos como “El Chapo”. Su colega y compatriota David Miklos asegura que la fuga del narcotraficante ”es imperdonable”, como lo declaró Peña Nieto hace unos meses en entrevista con León Krauze. Además, para Marisol Schulz, directora de la Feria Internacional del Libro en Guadalajara, el tema “pone en jaque al sistema judicial entero y hace obvia la corrupción y la negligencia en la que se ve inmerso México”.
Lo que sigue, dice la escritora Sara Sefchovich, son “las piruetas para explicar, las acciones disque para recapturar, el señalamiento de culpables, detener a algunos, puro blabla: el señor ya se fue”. Su colega, Ángeles Mastretta se pregunta: “¿Cómo se les escapa así?”. Y ella misma concluye: “Otra vez el Gobierno expuesto al ridículo de que el ingenio y el poder de este hombre le gane al Estado”. El escritor de Mazatlán Juan José Rodríguez afirma que esto sólo pasa en un país como el nuestro y donde “Kafka sería un autor costumbrista y Maquiavelo juez de barandilla”; ahora, dice, veremos qué ocurre con esto o si “seguimos asfixiados en el país donde no pasa nada”.
“La fuga del ‘Chapo’ es el orgasmo de la orgía de ineficiencia administrativa arrogante acoplada con la corrupción tradicional en efervescencia, orgía que este gobierno ha ido convirtiendo en su huella en la historia. Pero siguen erosionando fatalmente al Estado y al país”, afirma el escritor y editor Alberto Ruy Sánchez.
Chema Yazpik invitó "ahora que puedes" al Chapo a ver su obra de teatro Cuerdas. Foto: Especial
Chema Yazpik invitó “ahora que puedes” al Chapo a ver su obra de teatro Cuerdas. Foto: Especial
HUMOR, PERO TAMBIÉN REFLEXIÓN
El domingo pasado, la fuga de “El Chapo” animó a los miles de internautas que se pasaron la tarde haciendo memes y posteando comentarios muy a tono con nuestra idiosincrasia, siempre tan inclinada a mirar con la lupa de la ironía y el humor hilarante las grandes tragedias que nos tocan vivir.
Con casi 1 millón de menciones en sólo 13 horas, “El Chapo” Guzmán fue trending topic en Twitter y colonizó el interés temático en la red de Mark Zuckerberg, la mayoría de las veces apelando al humor –esas comparaciones por ejemplo entre el narcotraficante y el mago escapista Houdini– y al sarcasmo, espejo a menudo de nuestras frustraciones más íntimas como Nación plena y en estado total de derecho.
“La respuesta humorística ante las tragedias es en realidad la expresión de la impotencia y, cuando es reiterada, es síntoma de una depresión crónica, de una tristeza y de una melancolía que están grabadas en lo más profundo de nuestro ser como pueblo”, dice el psicólogo Giuseppe Amara.
Para su colega Rubén Rangel, “el humor es la forma que tenemos los mexicanos de esconder la realidad en la que estamos inmersos. El mexicano ha encontrado en estas formas de expresión el desentendimiento de los problemas a los que se tiene que enfrentar. Pareciera que nos gusta estar en una fantasía de tiempo completo”, asegura.
Lo cierto es que entre los memes y los comentarios desopilantes como el del escritor y editor Martín Solares, quien alertó sobre un hecho del que no nos habíamos percatado en el sentido de que “tengo la impresión de que en realidad el que se fugó fue nuestro Presidente”, el universo de la cultura vernácula también se valió de las redes sociales para expresar sus opiniones frente al hecho que ha trascendido la esfera de lo meramente delincuencial y repercute en lo más profundo de la estructura política.
Por caso, el actor José María Yázpik, quien desde su muro de Facebook invitó al “Chapo” Guzmán a su recientemente estrenada obra de teatro, Cuerdas:
“Chapo, ya que puedes, te invito a ver @cuerdas_teatro en el Lopez Tarso en San Ángel. Hoy dos funciones 5 y 6:30. Llega como quieras. Abrazo”, posteó el entrañable y talentoso “Chema”.
En Twitter, el periodista Carlos Loret de Mola afirmó que “la fuga del Chapo exhibirá internacionalmente al gobierno del Presidente Peña Nieto”, mientras que en la misma plataforma su colega Salvador García Soto marcaba el fracaso del gabinete de seguridad del actual sistema priísta.
“Si captura del Chapo la presumieron como máximo logro, su fuga es fracaso total de política de seguridad de @EPN”, escribió el periodista de El Universal.
Lo cierto es que frente a un hecho tan grave, insólito y desgraciado, en un contexto de país tan difícil e impredecible, lo de los memes y el humor repentista deberían ser primeras etapas, espontáneos gestos catárticos, sólo antesala de una pulsión obligada: la reflexión.
Y para reflexionar, hemos recurrido a los intelectuales, aquellos que con la cabeza centrada y la mirada amplia y fresca, nos ayudan a dirimir algunas de las muchas y complejas cuestiones irresolubles e inexplicables que plantea esta segunda fuga –como si de ciencia ficción se tratara– de un hombre que parece manejar hilos secretos y poderosos que le permiten ir más allá del –ahora lo sabemos- tan débil e inerme poder establecido.

Circuito Interior: una crónica sobre el duelo y la violencia. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo
Circuito Interior: una crónica sobre el duelo y la violencia. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo
“EL CHAPO” SABÍA MÁS QUE NADIE
Como el escritor estadounidense Francisco Goldman, quien desde Nebaj, Guatemala –su patria de adopción– opina que “la fuga tira una luz Klieg sobre la pregunta que ha acompañado este caso desde la captura en 2014: El  Chapo sabía más que nadie sobre la corrupción de las autoridades mexicanas”.
“Era lógico esperar que su captura fuera a resultar en capturas de algunos de los políticos y autoridades de seguridad comprados y en el desmantelamiento aunque sea simbólico de algunas de sus redes. La respuesta que dio este gobierno al pueblo mexicano y al mundo después de esa captura fue un silencio total, un festín oscuro y burlón de impunidad plena”, afirma el autor de la reciente Circuito Interior.
“Ahora, su fuga expone lo que realmente fue ese silencio y parece un inevitable y elocuente fin a esta historia”, expresa Goldman.
LA TRISTEZA DEL CHAPO
Para el escritor sinaloense Élmer Mendoza, máximo exponente de lo que él mismo ha denominado “narcoliteratura”, nacido y residente en Culiacán y miembro de la Academia de la Lengua Mexicana, Guzmán “es un delincuente triste e incomprendido”.
“Quiere estar preso pero a nadie le interesa. Tal parece que lo consideran un fantasma. Lo dejan usar carros de ropa sucia, le permiten construir túneles de varios kilómetros y le consienten bañarse durante horas, como si estuviera en el río Humaya con una morrita, ¿creen que eso le divierte al capo de Sinaloa? Claro que no, estoy seguro de que sueña con un contrincante digno de su inteligencia y sagacidad, no con estos agachones que según muy tecnificados para vigilarlo pero absolutamente vulnerables al color verde”, dice el autor de El amante de Janis Joplin.
“Se deja atrapar, los espera vestido con uniforme de escuela, nunca lee más de tres libros por año y nada. En cuanto lo tienen a mano se convierten en lo mismo que él. ¿Qué el país se desmorona? Es el calor; que seguimos siendo asquerosamente corruptos, calumnias mediáticas; que se han extraviado los peines, ¡todo mundo quieto hasta que aparezcan! Dios mío, ¿por qué nos abandonaste?, ¿acaso sólo los deshonestos merecen estar bien? “, se pregunta Mendoza.
Dios mío, ¿por qué nos abandonaste?, ¿acaso sólo los deshonestos merecen estar bien? Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo
Dios mío, ¿por qué nos abandonaste?, ¿acaso sólo los deshonestos merecen estar bien? Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo
EN MÉXICO, TODOS SON EL NARCOTRÁFICO
“Qué puedo decir frente a lo evidente, a lo que todos sabemos, a lo que una y otra vez ha sido dicho y denunciado: que en este país el narco son los traficantes, pero también los que supuestamente los combaten y los políticos que los protegen y los legisladores y jueces y los muchísimos ciudadanos y sus familias que se benefician de ello, (acuérdate las manifestaciones públicas a favor del personaje cuando lo detuvieron), incluidos aquellos para quienes los beneficios son ‘indirectos’, como los medios que con este tipo de noticias venden mucho”, se lamenta la escritora Sara Sefchovich.
“Ya lo comentamos cuando hablamos sobre mi libro ¡Atrévete!: ningún asunto de esta naturaleza funciona sin la complicidad de la sociedad. La fuga pues, no sorprende. Es más, todos sabíamos que ocurriría antes o después. No es para nada un hecho insólito”, expresa la también autora de Demasiado amor.
“Hagamos un poco de memoria: cuando al señor lo detuvieron en su departamento en la playa, dejaron ir tranquilamente a su esposa, algo increíble cuando vemos que meten a la cárcel a cualquier pariente o vecino de alguien que es sospechoso de fraude o de lavado de dinero. Luego, desde hace meses, la periodista Anabel Hernández que le ha seguido los pasos a este señor y que documentó su fuga anterior dando nombres y apellidos de los involucrados (llegó hasta muy arriba en sus señalamientos), ha venido advirtiendo que no estaba lo aislado y vigilado como decían las autoridades, puesto que había podido organizar a los internos del penal para una protesta porque no se les respetaban sus derechos humanos (algo también increíble, considerando lo que ellos hacen, pero Isabel Miranda de Wallace ha insistido en cómo estos individuos saben usar la ley a su favor)”, opina Sefchovich.
“Tenía razón: ¿Cómo se puede organizar algo así desde el aislamiento total y la vigilancia absoluta? Pero el Gobierno federal respondió ofendido que eso era falso y con ese mismo argumento de que aquí todo estaba bajo control, no se lo entregó a los gringos que se lo estaban pidiendo. Todo esto sin duda, es más que sospechoso, es directamente acusatorio. Aquí muchos están involucrados. Y los que no lo estamos, lo sabemos.
Lo que sigue, también ya está en el guión: las piruetas para explicar, las acciones dizque para recapturar, el señalamiento de culpables, detener a algunos, puro blabla: el señor ya se fue”, concluye.
QUÉ HACER ANTE LAS FICCIONES OFICIALES
“Primero que nada, estoy revisando e investigando los detalles que se han dado a conocer sobre la manera en la que supuestamente Joaquín Guzmán Loera dejó el Penal del Altiplano, porque un reto permanente del periodismo mexicano es la decisión sobre qué hacer ante las ficciones oficiales que se producen sobre todo en asuntos de narco”, explica el periodista Diego Enrique Osorno.
“Pero creo que una de las cosas que más me impacta en este momento es el cálculo de una operación como ésta. Sea como sea, Joaquín Guzmán Loera deja el Penal del Altiplano justo al mismo tiempo en que el Presidente y diez secretarios de Estado, incluyendo al de Gobernación, la Defensa Nacional y la Marina, vuelan con destino a París”, prosigue el autor del libro –entre otros– El Cártel de Sinaloa.
“No creo que sea una coincidencia que la fuga coincida con el momento exacto en que tenemos una ausencia de Gobierno tan tremenda como esta. Con un escenario así, en el que las 11 principales cabezas oficiales están a 9 mil 194 kilómetros de distancia, obviamente la reacción operativa para tratar de recapturarlo inmediatamente será más caótica y complicada, lo que le dará tiempo al ‘Chapo’ para poder salirse de la zona del Valle de México y llegar a un dominio seguro. Esto no solo nos habla de la astucia del ‘Chapo’ y sus operadores políticos, sino también del terrible desaseo que prevalece en la administración de nuestro país”, agrega Osorno.
“Un hecho como éste debería derivar no solo en la salida del titular de Gobernación, sino también en debatir a fondo la irresponsabilidad presidencial actual, pero quizá ni una cosa ni otra ocurran porque tal parece que tenemos un gobierno de ficción”, afirma.
Más preguntas que respuestas para la autora de Arráncame la vida. Foto: efe
Más preguntas que respuestas para la autora de Arráncame la vida. Foto: efe
UN ESTADO MINADO POR EL GANGSTERISMO
“Resulta opaco poderlo analizar muy bien desde lejos, pero su fuga, naturalmente, levanta suspicacias en torno a la ayuda que recibió dentro de la prisión, además de afuera”, opina el periodista estadounidense Jon Lee Anderson.
“Para mí es un hito más en la acumulación de hechos y evidencias de un Estado mexicano minado por el gangsterismo, en donde es casi imposible descifrar con certeza que es lo legítimo y qué no”, agrega el autor de La caída de Bagdad.
Para la escritora mexicana Ángeles Mastretta, la situación es absolutamente “incomprensible”.
Esta nueva fuga del “Chapo” “tiene mucho más preguntas que respuestas”, dice la autora de Arráncame la vida.
“¿Cómo se les escapa así? Otra vez el Gobierno expuesto al ridículo de que el ingenio y el poder de este hombre le gane al Estado. “El Chapo” es un símbolo, el que haya conseguido escapar no sólo habla de su impunidad y su poder, sino de la admiración y la lealtad que otros le tienen. Es el dueño de un empresa muy bien organizada, que no para en crímenes. La guerra con sus enemigos, que los ha tenido todos, ha provocado el sesenta por ciento de las muertes por narcotráfico”, explica Mastretta.
“Otra de las preguntas es ¿hasta cuándo vamos a perseguir el tráfico de drogas? Estamos soportando la guerra de otros, persiguiendo a los jefes de las bandas que la DEA tiene entre ojos y posibilitando que quienes se entrenan con ellos, se dediquen después a ser los asesinos salvajes que nos rodean, aunque ya no se dediquen al narcotráfico. Volver a encontrar al ‘Chapo’, ponerlo otra vez en una cárcel de la que podría escaparse, no va a solucionar nuestro problema, Habrá que hacerlo, no porque el señor tenga una empresa de narcotráfico, sino porque en su nombre nuestro país sufre la peor guerra de su historia. El golpe mediático que provocó su captura en febrero del 2014, es de risa comparado con el espanto de ahora. No sé qué más decirte”, admite la escritora.
LO EXTRAÑO ERA QUE NO SE FUGARA
“No me resulta sorprendente la fuga del ‘Chapo’ Guzmán. Al contrario, me parecía extraño que no retornara a su vida común. Viene a mi memoria el mítico escape de Henri Charriére (Papillón), de la Isla del Diablo en 1941; el de David Kaplan en 1971 que se fugó en Helicóptero del penal en Iztapalapa; o el de Sicilia Falcón, quién también cavó un túnel para salir de Lecumberri”, evoca Guillermo Fadanelli.
“La reiterada fuga del ‘Chapo’ carece de un halo mítico o romántico. Su poder es tal que seguramente la fuga implica a policías y funcionarios de toda clase. ‘El Chapo’ se sirve de la complicidad colectiva para llevar a cabo una empresa compleja como la de cavar un túnel de un kilómetro desde un penal de alta seguridad”, agrega el famoso autor de La otra cara de Rock Hudson y Premio Grijalbo de Novela, 2012, por Mis mujeres muertas.
“Lo que me parece trágico no es su huida, sino el hecho de que poderes descomunales como el del narcotráfico se edifiquen paralelamente al Estado y sus instituciones. Mientras no se legalice el consumo de todas las sustancias prohibidas, o drogas, continuará creciendo ese poder (crímenes, fugas, ausencia de seguridad pública) que además no paga impuestos. La época en que vive ha hecho del ‘Chapo’ un criminal y no un empresario. Y su fuga, como noticia, es poca cosa comparada, por ejemplo, con el despilfarro y mal uso de fondos públicos por parte de políticos, gobernadores, etcétera…”, concluye.
Lo extraño era que no se fugara, dice Guillermo Fadanelli. Foto: efe
Lo extraño era que no se fugara, dice Guillermo Fadanelli. Foto: efe
ALGUNAS PREGUNTAS AL “ESCAPÓLOGO” HOUDINI
“Ahora que un gran embaucador nos ha mostrado una vez más que no hay cárceles impenetrables y que puede desaparecer con sólo tomarse una pastilla y con ella pasar por la fina coladera de una regadera, nuestros gobernantes podrían preguntarle ya no a expertos en seguridad, sino al gran Houdini, qué hacer, cómo resolver las cuatro preguntas básicas de nuestro sistema de inseguridad pública”, explica el doctor Arturo Alvarado, experto en temas de violencia del Colegio de México (Colmex).
“La primera pregunta ¿Cómo resolver todas las especulaciones en una explicación plausible? ¿Cómo enfrentar la verdad sospechosa que reside no en la colusión, la colusión, la complicidad, la oportunidad política postelectoral, sino simplemente en la incapacidad de nuestro sistema de seguridad pública de retener y procesar a un probable responsable de delitos que lindan en crímenes contra la humanidad?
En segundo lugar, precisamente, ¿qué pasó con la averiguación de los delitos del gran criminal? Hoy, la organización delictiva que creó y recreó después de su primera captura sigue operando, simplemente operando”, expresa el experto.
Las estrategias de Houdini en la fuga del Chapo, según el especialista Arturo Alvarado. Foto: Especial
Las estrategias de Houdini en la fuga del Chapo, según el especialista Arturo Alvarado. Foto: Especial
¿QUIÉN GOBIERNA? ¿UN GOBIERNO INEFICIENTE?
“En las décadas recientes en la región de México y de América emergió un nuevo grupo de empresarios violentos, criminales, con mayor capacidad que la de muchos gobiernos para controlar territorios enteros, para controlar, azotar y explotar poblaciones enteras. Los grandes cabecillas de las organizaciones criminales crearon un mercado de violencia, de tráfico de armas, drogas, mercancías ilícitas y tráfico humano. Hoy no sólo dominan el sistema de justicia, también controlan grandes porciones del territorio y en muchos casos imponen su propio gobierno ilegal, ilegítimo, esclavizador. Nuestro gobierno representativo no tiene la capacidad y los recursos para enfrentarlos”, afirma Alvarado.
“¿A dónde vamos? Estoy seguro que la desazón ciudadana también es compartida por buena parte de los servidores públicos honestos y capaces que han invertido su vida, es más, han puesto su vida en riesgo, para crear un sistema que resuelva nuestra crisis de seguridad, comenzando por el responsable del Poder Ejecutivo Federal”, prosigue.
“Nuevamente, más que pedir cabezas y comenzar a averiguar los posibles implicados –necesario, pero no suficiente–, es tiempo de examinar en dónde están las fallas del programa, en dónde re-comenzar y cómo trabajar hasta resolver esta crisis y crear un Estado de Derecho. Ese es el camino”, asegura.
“Sin dejar de consultar a Houdini, sugiero que el Gobierno escuche las voces de varios grupos de expertos y organizaciones civiles y profesionales que trabajan estos temas y forje una coalición ganadora con ellos, no con quienes nos han llevado a esta crisis. Dejemos de buscar a Waldo en donde no está”, dice.
“Para resolver estos retos propongo seis ideas. Empecemos por suspender el desperdicio institucional y público de recursos y detengamos las violaciones a los derechos humanos. Hagamos un examen de lo que no funciona, que no es pequeño. Combatamos la corrupción y la impunidad dentro del sistema. Así como era imposible escapar de esa cárcel, es impensable creer que no hay corrupción, colusión y que nadie sabía nada. Pero también es posible encontrar una salida a esta crisis”, explica.
“La fuga muestra un desperdicio inaceptable de recursos públicos. Es inútil mejorar la capacidad persecutoria y de captura que llevan a cabo las policías y las fuerzas armadas con un alto costo en derechos humanos, si el sistema de procuración de justicia y el de control carcelario no funcionan. El prófugo no había sido juzgado y la supuesta red económica, social y política criminal que creó no ha sido tocada.
A pesar de la crisis humanitaria que nos explotó el año pasado no hemos sido capaces de comenzar a reconstruir la procuración de justicia. Enfrentemos estos problemas. Resolvamos los casos de Tlatlaya, de los desaparecidos Ayotzinapa y de muchos lugares más. Diseñemos un nuevo programa de combate a las drogas”, aconseja el profesional del Colmex.
“Tenemos más de una década combatiendo una quimera con una política basada en prejuicios ideológicos y no en un diagnóstico sobre la producción, distribución y consumo de drogas; un examen realista y provechoso, responsable, respetuoso de los derechos humanos. Diseñemos también un programa de reducción de los homicidios, resolvamos el problema de las víctimas. Forjemos una procuración de justicia capaz de hacer averiguaciones serias y consignarlas al poder judicial. Mejoremos nuestras fuerzas policiales, para que protejan a la población, no a un régimen de una oligarquía política ineficiente y corrupta”, concluye.
La estructura del Estado es cómplice con el Chapo, según el periodista estadounidense Jon Lee Anderson. Foto: Cuartoscuro
La estructura del Estado es cómplice con el Chapo, según el periodista estadounidense Jon Lee Anderson. Foto: Cuartoscuro
EXPLORANDO EL LADO PRÁCTICO
Para el escritor y docente Alejandro Espinoza Galindo, explorando su lado práctico, las preguntas que surgen en torno a la segunda fuga del “Chapo” Guzmán es ¿por qué se fugó? ¿qué necesidad tenía de salir?
“Más allá de la evidente libertad, preguntarse por qué lo hizo, creo yo, forma parte de la “mitología instantánea” que la cultura popular produce alrededor de estos personajes. Sobre todo en esta segunda ocasión, la imagen de ‘El Chapo’ se refuerza y el sistema penitenciario se entiende cada vez más como un espacio de resguardo temporal, con celdas de puertas giratorias para todos aquellos que gozan del privilegio de la inmunidad”, afirma el Profesor-Investigador de tiempo completo en la Facultad de Artes de la Universidad Autónoma de Baja California.
“Por otro lado, también me llaman la atención todas esas impresiones que destacan las cualidades de ‘El Chapo’ (sagaz, subrepticio, negociador, creador de estrategias que pudieron haber salido del más reciente libro de administración de empresas), y lo postulan como un héroe, un “bandolero bueno”, si acaso eso existe o ha existido. Seductor y enamoradizo, salvaje y apasionado, querido por muchos y perseguido por muchos otros más, no puedo más que considerarlo como la clásica desafortunada leyenda del héroe que está por encima de la ley. ¿Es aspiracional de ese carácter anárquico que todo mexicano lleva dentro? Quizás”, se pregunta y se responde el autor de la reciente novela En tiempos de la ocupación.
“Y es que sigo sin entender plenamente la fascinación de la cultura mexicana por el forajido, es como si toda esa realidad apabullante de violencia no emanara directamente de personajes como él. A su vez, lo entiendo: a México le fascina la ‘picardización’ de todos aquellos personajes y relatos de la vida diaria. Es alternativamente nuestro peor mal y nuestro modo ingenioso de lidiar con la desgracia y la desfachatez”, prosigue.
“Por otro lado, ¿un golpe más al gobierno actual? No lo creo. Están demasiado ocupados concretando los negocios que planearon desde que regresaron al poder, que esta fuga difícilmente podrá ser un detonador de problemas más graves, aun cuando se trata de un criminal de corte internacional”, concluye.
UNA ESTELA DE DOLOR Y MUERTE
“Más que de la velocidad de nuestros ingenieroso de la ineficiencia de nuestras prisiones de alta seguridad, creo que lo que pone de manifiesto este hecho es (una vez más) que nuestro sistema está corrupto en todos los niveles y que contra la corrupción nadie puede hacer nada. Gracias a este sistema ‘El Chapo’ pudo hacer su fortuna y llegar a donde llegó dejando a su paso una estela de dolor y de muertes”, dice a SinEmbargo la escritora Guadalupe Nettel.
Coincide con su colega y compatriota David Miklos, quien afirma que “en México la alta seguridad es mínima y los viajes oficiales son escapadas. Algo así. ¿Qué le dirá Hollande a Peña? ¿Chapeaux? Peor aún: ¿qué le dirá Peña a Hollande? No puedo imaginarlo más que tartamudeando, con la cola entre las patas: es una vergüenza. Y es imperdonable, como declaró Peña en entrevista con León Krauze, hace no mucho tiempo. La corrupción es cultural, sí”.
“Pienso que si no fuera una situación tan seria que pone en jaque al sistema judicial entero y hace obvia la corrupción y la negligencia en la que se ve inmerso México sería como una comedia de vodevil. Solo que los actores son quienes conducen nuestro maltrecho país”, se lamenta la directora de la Feria Internacional del Libro en Guadalajara, Marisol Schulz.
“¿Escape? ¡Noooo! ¡Le abrieron la puertita! Jajaja”, asegura la siempre provocadora actriz y conductora de radio Marisol Gasé.
“’El Chapo’ ‘construyó’ un túnel de 1.7 metros de altura, 80centímetros de ancho y 1.5 kilómetros. Eso son 2 mil 040 metros cúbicos de tierra. ¡Se requieren 145 camiones de escombro!”, apunta la integrante de Las Reinas Chulas.
UNA INMENSA NOVELA POLICIAL
“Confirmamos que este país vive una inmensa novela policial que se ha vuelto una telenovela tragicómica, muy a la mexicana, en la que todos somos extras que reciben a veces su paga de 500 pesos y una torta por aparecer breves segundos. ¿A qué guionista o espectador le hubiera parecido verosímil que un gran personaje este tipo se fugara de una cárcel de alta seguridad dos veces?”, se pregunta el escritor de Mazatlán Juan José Rodríguez.
“Sólo a los que estamos acostumbrados a que el surrealismo sea cotidiano en un país donde Kafka sería un autor costumbrista y Maquiavelo juez de barandilla. Dicen que un recurso del guionista, sobre todo cuando una serie de tv se está repitiendo, es plantear una situación totalmente absurda para que el ‘Writer Room’ la resuelva creando una obra coherente y, por su origen, explosiva y sorprendente. Veamos qué ocurre con esto o si seguimos asfixiados en el país donde no pasa nada”, agrega el autor de La novia de Houdini.
“En mi opinión, hay una profunda inverosimilitud en el reporte que da el gobierno sobre la fuga, como un boquete en el área de regaderas de la celda, lo cual nos sugiere que nunca revisaron ese lugar”, dice la periodista Sandra Rodríguez Nieto.
“Lo más grave es la señal de inmensa debilidad e impunidad que envía el Estado mexicano. La detención, además, no había derivado en más detenciones, ni en el inicio de averiguaciones previas sobre la red de protección con la que contaba. Esta segunda fuga, en mi opinión, muestra de cuerpo entero la farsa que es en México el combate al crimen organizado”, concluye la profesional de SinEmbargo, nacida en Ciudad Juárez y autora del libro La fábrica del crimen.
Y CUANDO DESPERTAMOS EL CHAPO SE HABÍA IDO
“Una vez más nos encontramos ante una función del patético circo de nuestros políticos como comparsas de los criminales y corruptos porque, ya lo sabemos, han pasado a ser parte de la misma familia. Ante su cinismo y nuestra indignación, cómo no tomar el escudo del humor de la zaga monterrosiana: Cuando el dinosaurio despertó, el Chapo se había fugado una vez más”. dice la escritora Ana Clavel.
“La fuga del Chapo es parte de la tragicomedia mexicana. El regreso del PRI, que muchos temíamos, se ha convertido en una galería de momentos absurdos. Películas como La dictadura perfecta“se quedan cortas; el guionista de Los Pinos es más imaginativo y va de gag en gag, en un delirio grotesco y surrealista”, afirma el escritor, crítico literario y periodista Alejandro Toledo Oliver.
“Cuando otros se indignarían con lo que pasa, a los mexicanos, que hemos vivido muchas cosas así, ya nos causa risa la podredumbre. La corrupción está en todos; es el santo y seña de nuestros gobernantes. En México cuando un empresario triunfa no es porque venga de la cultura del esfuerzo, como diría Colosio, sino porque hizo buenos arreglos políticos; y si un narcotraficante se fuga de una prisión de alta seguridad, no es porque sea muy hábil sino porque repartió mucho dinero. Solo aquí las cosas inexplicables tienen explicaciones muy claras”, concluye el experto entre otros temas en la obra del escritor mexicano Francisco Tario.
“Quien se llame a sorpresa por esta fuga es que vive desconectado de la realidad del país. Vivimos en un narcoestado; la economía, la política, la cultura han sido penetradas por el crimen organizado. El gran negocio del crimen con todas sus vertientes puede comprar cualquier voluntad, únicamente varía el precio”, explica el escritor vasco radicado en Sonora Ismael Caneyada.
“Nuestros políticos, nuestros empresarios se comportan como capos de cártel, únicamente hay que recordar la fiesta de los diputados panistas en Puerto Vallarta. Mientras no aceptemos esta realidad, seguiremos instalados en la demagogia, en el discurso “de los hechos aislados”. La fuga del ‘Chapo’ confirma que este cáncer ha hecho metástasis en todas las capas sociales y hasta que no emprendamos una verdadera revolución ética, seguiremos siendo testigos de hechos como éste que, si no escondieran una naturaleza tan siniestra, moverían a risa”, concluye el autor de la reciente Hotel de arraigo.
LOS COLABORADORES INSTITUCIONALES
“La fuga del ‘Chapo’ pinta perfecto el funcionamiento del crimen organizado: sin colaboradores “institucionales” no iría a ningún lado. ¿Quién les facilitó los planos del penal y la privacidad para hacerlo? No fue labor de una hora ni de un hombre”, dice la escritora Carmen Boullosa.
“No basta la ineficiencia de las autoridades para explicárselo. Es colaboración. Hipotéticamente, su fuga sería un momento afortunado para indagar en el funcionamiento del crimen organizado en México”, agrega la autora de Texas.
“Lo único que se me ocurre decir, a bote pronto, en medio de la estupefacción, es que si alguien necesitaba una prueba definitiva de que México es un estado fallido, ahí la tiene”, escribe desde Barcelona a SinEmbargo el escritor mexicano Juan Pablo Villalobos, el laureado autor de Fiesta en la madriguera.
“En términos de imagen internacional (que es lo que más les importa), el Gobierno de Peña Nieto es la selección brasileña y ‘El Chapo’ le acaba de meter 7 goles”, afirma.
"Ha de ser la leche dura de la Sierra Madre", comenta con ironía Álvaro Enrigue. Foto: efe
“Ha de ser la leche dura de la Sierra Madre”, comenta con ironía Álvaro Enrigue. Foto: efe
HA DE SER LA LECHE DURA DE LA SIERRA MADRE
“Desde la Independencia, el noroeste de México ha producido a los bandidos más sanguinarios y carismáticos, los mejor dotados para hacer de su carrera criminal un espectáculo. Pienso en el indio Gerónimo, en Pancho Villa. No sé si la leyenda del ‘Chapo’ Guzmán vaya a alcanzar las alturas de los otros dos, pero su destreza para dominar la imaginación de sus contemporáneos es idéntica a la de sus antecesores”, dice desde los Estados Unidos, donde reside junto a su esposa la también escritora Valeria Luiselli el autor mexicano Álvaro Enrigue.
“Ha de ser la leche dura de la Sierra Madre: nomás no se rinden. Y la historia se repite, así que aguas. El gobierno mexicano le cedió a Gerónimo a los gringos –se rindió en el Cañón de los Embudos, en Sonora, pero ante un general del ejército de allá. Murió de viejo confinado en un campo de concentración dentro de una base militar en Oklahoma– para entonces ya había pasado de ser el terror del noroeste, a ser el animador principal de un equipo de beisbol de los prisioneros de guerra llamado, predeciblemente, ‘Los Apaches’. A Pancho Villa no lo extraditaron, terminaron llenándolo de plomo”, advierte.
“A ver qué pasa ahora. Pero es una frivolidad revisar los valores literarios de esta historia: lo que sigue es un baño de sangre espantoso”, concluye.
“La fuga del ‘Chapo’ es el orgasmo de la orgía de ineficiencia administrativa arrogante acoplada con la corrupción tradicional en efervescencia, orgía que este gobierno ha ido convirtiendo en su huella en la historia. Pero siguen erosionando fatalmente al Estado y al país”, opina el escritor Alberto Ruy Sánchez.
“Ejercen un yihadismo presupuestal desde el primer día de gobierno y lo van empeorando cada día con arrogancia absolutista  que hace ineficiente hasta la seguridad y al mismo tiempo no tocan ni un ápice de la estructura financiera del narco. Y no quieren ver el vínculo entre las dos cosas. Avaricia los rebasa, Arrogancia los vuelve ciegos y sordos, Absolutismo los hace creer y desear que los demás creamos como tontos su mitología y que no les importe la seguridad de los ciudadanos”, prosigue.
“Una y otra vez toman malas decisiones, una y otra vez dejan que la impunidad crezca creyendo o simulando que no es importante y que no corrompe todo hacia abajo y hacia los lados: los casos simbólicos de Romero Deschamps, de la red de prostitución impune en el Distrito Federal, de las constructoras gigantes comprando a los políticos que las contratan con casas blancas y similares, la trama de corrupción total  que hizo posible los 43 y miles más, la corrupción del partidismo millonario, todo se vincula por un hilo de oro y sangre con esta fuga que es un hecho terrible y a la vez un símbolo de lo más profundamente podrido en el corazón de quienes toman decisiones nefastas. Y creen que todo lo solucionan con teatros insultantes, torceduras de la ley y despotismo mediático. La fuga del ‘Chapo’ corona lo de verdad hacen y que no quieren ver y no quieren que veamos pero que a todos nos salpica veneno a los ojos”, concluye.
UN GOBIERNO TORPE, CORRUPTO, CÓMPLICE, PEQUEÑO…
“La fuga de Joaquín Guzmán Loera, El chapo, jefe de la organización criminal Sinaloa, nos refleja el gobierno que tenemos: torpe, corrupto, cómplice, pequeño, en medio de una crisis bárbara de gobernabilidad, vulnerable y en el final de un sexenio que apenas lleva poco más de dos años. En el otro extremo, está el narcotráfico y una de las organizaciones delictivas más poderosas de México y el mundo, con un músculo efectivo, trepidante y audaz, hegemónica y con una inmedible capacidad corruptora, que se alzan por encima del escenario nacional y se ubica arriba, en el sentido jerárquico, del gobierno. El narco manda en el país, está visto. No hay gobierno ni Estado ni ley”, dice el periodista y escritor Javier Valdez Cárdenas, corresponsal de La Jornada en Culiacán y reportero del semanario Ríodoce.
“En Culiacán y buena parte de Sinaloa, antes de la medianoche del sábado y mucho antes de que los medios de comunicación se enteraran, ya se festejaba la evasión del capo. Hubo música en los barrios de la ciudad capital y las comunidades rurales. La tambora –como llamamos acá a la banda regional-, comida, bebidas embriagantes, balazos con armas de grueso calibre y drogas para todos. Era la señal, muy clara, la enviada por el cinismo y la criminalidad: volvemos, pero siempre hemos estado aquí”, afirma.
“Y en medio de todo esto, la sociedad, los ciudadanos, el país. Qué país queda luego de esta evasión, de estos operativos de búsqueda que no quieren encontrar a Guzmán Loera. Dónde hay lugar para la esperanza, la justicia. Qué señal enviamos, qué queda de nosotros y qué mañana nos espera si afuera, en la calle, la plaza, el parque, no hay nada, solo casquillos tibios y botellas vacías de Buchanans”, concluye.
“Desde hace tiempo que la ficción domina mi sentido de realidad al vivir en este país. Creo que, de entrada, necesitamos información. La superposición de capas de realidad nos impide tener una posición respecto a muchos temas. La opinión pública se debatía en si habían capturado o no al más buscado luego de 13 años de persecución. Pero, entonces, si le hacemos caso a la mitad de la opinión pública que pensaba que era un falso personaje, ahora qué tendríamos. ¿Se fugó alguien que no era? Así, sin que nadie realmente pueda dar fe de algo (y eso es lo terrible) no puede lograrse una descripción o una reflexión plena. Triunfa, entonces, la ficción realista. ¿Qué ocurrió entonces? Lo que mejor podamos entender. Lo que mejor podamos imaginar. Tendríamos que tomar la decisión de si, con los elementos que tenemos, llegar a conclusiones que, claro, podrían estar equivocadas; o quedarnos sin tener una posición al respecto porque, de alguna forma que no alcanzo a entender, todo podría ser posible”, opina el escritor poblano Jaime Mesa.
“Quizá lo grave es que debido a la multiplicidad de posibilidades pocos, creo, pueden tener un pie en la capa de realidad verdadera. Lo demás son hipótesis. Como escritor, me sorprende todo lo que ha pasado. Como ciudadano, me desilusiona”, expresa el autor de la reciente Las bestias negras.
“ES EN LO ÚNICO EN LO QUE COINCIDO CON PEÑA NIETO”
“Creo, de hecho, que es un tema que no debe suscitar demasiadas polémicas sino demasiadas críticas. ¡El único tema, además, en el que estaré de acuerdo con el inepto de Peña Nieto: es imperdonable que se les haya escapado! No sólo porque se fugó de una prisión federal de alta seguridad sino porque todo el mundo sabía que lo iba a intentar, tras haberse fugado ya una vez”, dice a SinEmbargo el escritor Emiliano Monge.
“Aunque pensándolo bien, la fuga del Chapo quizá sea una muy buena noticia para la democracia mexicana, democracia a la que le urge terminar con la pantomima que ha construido de sí misma. En ese sentido, la evasión del capo viene a desenmascarar de un sólo golpe varias de las mentiras que ha contado el gobierno federal: que se lucha cotidianamente contra el crimen y que esta lucha se está ganando; que la era de los grandes capos y de los grandes cárteles ha terminado; que la limpieza de los cuerpos policiales ya ha sucedido; que la militarización de la seguridad pública ha servido para algo, y que el combate y la prohibición de las drogas es mejor que la legalización”, agrega.
“En fin, que de veras no creo que haya muchas diferencias de opinión con respecto a esta fuga, de no ser las diferencias de opinión que seguro tendrán Osorio Chong y Manlio Fabio Beltrones. O las que tendrán aquellos que no creen que uno deba hacer bromas con estos temas y los cientos de miles de ciudadanos que no ven en toda esta historia sino un chiste repetido mil veces. Y en ese sentido, ¿qué es un chiste repetido mil veces, a cada cual más ácido, sino una verdad dolorosa, negra y vergonzante?”, se pregunta el autor de El cielo árido.


APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.