CUANDO TERMINES DE VER LA PAGINA ACTUAL, DA CLICK EN ENTRADAS ANTIGUAS PARA QUE VEAS TODO LO DEL DIA DE HOY.

jueves, 26 de noviembre de 2015

Las Narco-Estrellas de Televisa



Leer mas

APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

TODOS CONTRA AMLO: Televisa y el PRIAN suman ‘esfuerzos’



Leer mas

APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Orgullo para León Daniel Malacara


MONTSERRAT REGALADO / Publicada el 26/11/2015


El doctor Daniel Malacara Hernández recibió un reconocimiento más dentro de su amplia trayectoria científica.

El homenaje se realizó en el Auditorio del Centro de Información del Instituto Nacional de Astrofísica Óptica y Electrónica (INAOE), en Santa María Tonantzinta, Puebla, centro que además ayudó a fundar en 1971.

Sus aportaciones al desarrollo de la óptica, además de festejar 50 años de convertirse en el primer mexicano en obtener el Doctorado en Óptica, motivaron el reconocimiento.

A.M. platicó con el científico quien estudió la licenciatura en Física en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) mientras trabajaba en el Observatorio  Astronáutico de la misma institución. Fue ahí donde se dio cuenta que en México era necesario que hubiera gente que supiera de óptica ya que los telescopios y microscopios eran fabricados solamente en el extranjero.

Cuando los telescopios de la universidad requerían mantenimiento, tenían que venir extranjeros a darles mantenimiento, lo que resultaba costoso.

En aquella época en Estados Unidos había 8 mil ópticos y en Alemania 4 mil, mientras que en México no había ninguno.

En los 70, la Facultad de Medicina tenía almacenados 30 microscopios quirúrgicos que ocupaban mantenimiento y eso implicaba mandarlos a Estados Unidos y pagar una cantidad fuerte por el servicio.

A punto de terminar la licenciatura, decidió estudiar el doctorado en Astronomía, pero un profesor lo hizo cambiar de opinión.

“Yo me fui a México a estudiar Astronomía porque a mí me gustaba. El profesor Arcadio Poveda me dijo: ‘no te doctores en Astronomía, te propongo, dada tu vocación y la necesidad del País, que mejor te doctores  en Óptica’”.

Fue entonces cuando viajó a Rochester, Nueva York, la primera ciudad en el mundo que estableció estudios de óptica a nivel de doctorado.

“Me encontré con una ciudad que el 90% tenía que ver con ópticas”.

Ya doctorado regresó a México y la UNAM lo volvió a contratar como investigador y como profesor dirigiendo tesis, entusiasmando a los jóvenes para que estudiaran Óptica.

“Estábamos trabajando pero el número no crecía a la velocidad que debería. No había ninguna empresa que fabricara instrumentos ópticos. A los telescopios ya les dábamos mantenimiento nosotros y hasta diseñamos nuevos”.

En 1971, Guillermo Haro, astrónomo recoconocido, se dirigió a él para invitarlo a la formación del Instituto Nacional de Astrofísica Óptica y Electrónica  (INAOE).

En 1972 junto con su esposa, María Isabel Doblado Simoni de Malacara y sus hijos: Celia María, Juan Manuel, Daniel y Miguel Ángel, abandonaron la Ciudad de México para viajar a Puebla.

“Mudarnos no fue sencillo pero mi esposa siempre ha sido muy entusiasta y siempre tuve su apoyo”.

Un nuevo reto comenzó para él pues en el Instituto pedían construir un telescopio de dos metros de diámetro (uno de los más grandes del mundo).

Para poder crear el telescopio tenía que hacer un un espejo que pesaba cuatro o cinco toneladas, tenía que quedar sin irregularidades para que funcionara.

“Fue una época dura, a veces no iba a dormir a mi casa, a veces me iba muy tarde y regresaba muy temprano, llevaba una vida medio desordenada pero tenía que sacar el espejo”.

A finales de 1978 terminaron con éxito el espejo que actualmente se encuentra instalado en un Observatorio Astronómico en la montaña de Cananea, Sonora.

No fue el único que construyeron. Fueron alrededor de cinco, además de asesorar a una compañía de México sobre cómo construirlos. También hicieron los primeros láser, después de cuatro años de haberse inventado, de esta manera ya había más gente que sabía de óptica y que fabricaba instrumentos.

Con el objetivo de seguir impulsando esta disciplina se fundó el Centro de Investigaciones en Óptica (CIO) León, el 18 de abril de 1980, donde ha colaborado durante 36 años.

“En el País estamos muy mal en óptica, pero estamos mucho mejor que antes. Aquí en el CIO tenemos 80 doctores en óptica que se los están peleando todo el mundo. Algunos de ellos han conseguido trabajo en universidades extranjeras”.

“Inicié mis estudios porque tuve las oportunidades, nací en el momento correcto, en el lugar correcto. Las oportunidades las pude aprovechar porque he tenido apoyo familiar”, expresó.
APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.