CUANDO TERMINES DE VER LA PAGINA ACTUAL, DA CLICK EN ENTRADAS ANTIGUAS PARA QUE VEAS TODO LO DEL DIA DE HOY.

domingo, 6 de diciembre de 2015

PROGRAMA INSURGENTES Y PIRATAS 6 DE DICIEMBRE DE 2015

Programa de critica y analisis político que hoy tiene una entrevista desde Venezuela con la Dra. Nancy comentandonos la situación que viven con los golpes durisimos de todos los medios que como sabemos internacionalmente son de derecha. @Yunqueland, @Arquera_, @nancy_CD DA CLICK AQUI PARA ESCUCHARLO

APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

NO es la solución


En México deben existir por lo menos tres condiciones para que se pueda legalizar la marihuana: un ente regulatorio federal, control de capitales en empresas legales que produzcan la droga y vigilar el financiamiento a políticos para evitar que los carteles legalicen sus fondos, mientras esto no suceda, su legalización sólo traerá más delincuencia y más muertos, afirmó Edgardo Buscaglia
MÉXICO, D.F., diciembre 5 (EL UNIVERSAL).- En México deben existir por lo menos tres condiciones para que se pueda legalizar la marihuana: un ente regulatorio federal, control de capitales en empresas legales que produzcan la droga y vigilar el financiamiento a políticos para evitar que los carteles legalicen sus fondos, afirmó Edgardo Buscaglia, académico de la Universidad de Columbia, quien advirtió que pese a la legalización el crimen organizado no desaparecerá y la violencia continuará.
“Hoy en México no existen estas condiciones, no cuenta con ese andamiaje institucional, si busca el cambio hoy, simplemente tendrá una regulación mafiosa de la droga, por lo que va a terminar con más delincuencia que antes y con más muertos”, señaló en entrevista con EL UNIVERSAL.
Dijo que la violencia, así como las muertes, continuarán e incluso aumentarán, porque los grupos criminales mexicanos compiten por entrar con sus capitales a mercados ilegales y legales con ayuda de empresarios y políticos corruptos, por lo que asesinan para lograr esa penetración.
Buscaglia destacó: “A mí me preocupa que ministros de la Suprema Corte generen distorsiones jurídicas, que simplemente se dediquen a crear resoluciones que no tienen apego a la realidad institucional mexicana. Hay que tomar las cosas en serio y no pensar que la legalización de las drogas psicoactivas es un dogma religioso o un eslogan que debe adaptarse técnicamente”.
Con la legalización de la marihuana sin condiciones apropiadas, expresó, en México lo grupos criminales tendrán una razón más para competir con violencia, “no nos creamos la teoría de regular la producción y el consumo de drogas, porque de la teoría a la práctica hay muchos muertos, cuando no se tienen instituciones”.

¿Cuáles son las condiciones que deben existir en México para que se pueda dar la regulación de la marihuana?
—Por lo menos tres condiciones básicas: un órgano regulador federal con un rol muy importante que realice una campaña de mayor penetración nacional, de prevención, para difundir los efectos que tiene sobre la salud cualquier tipo de droga, así como establecer barreras más elevadas para impedir que menores de edad las compren, incluyendo cigarros o alcohol.
Bajo estas condiciones preventivas, el próximo paso es asegurarse de que en México comiencen a funcionar los controles de capitales que entran al mercado legal de las drogas psicoactivas, como la marihuana.
El tercer elemento que debe darse para que ésta política de legalización y regulación de la marihuana no tenga efectos nocivos es el control de la corrupción, por lo tanto deben existir claramente controles patrimoniales en los financiamientos de precampañas, así como campañas políticas, porque es ahí donde los grupos criminales que se quieran meter a los mercados legales de esa droga van a actuar.
La gente puede preguntarse, ¿qué tiene que ver la corrupción política con él cultivo, consumo y producción de la marihuana? Es muy simple: los políticos y sus amigos mafiosos se asignan los mercados a sí mismos, comienzan a usar los vacíos regulatorios para que se esté vendiendo veneno en forma de marihuana, por lo tanto tenemos que asegurarnos que los controles regulatorios no se vean violados por corrupción política empresarial.
Insisto, la delincuencia organizada va a producir a menor costo y menor precio de venta, pero se estaría legalizando a los grupos criminales y abriéndoles un mercado de más consumidores que antes, comprarán más tierras para cultivar marihuana, distribuirla, tener negocios minoristas, por lo que terminan generando más ingresos que antes.
De cumplirse estas tres condiciones México puede explorar la introducción de un modelo: el uruguayo, portugués, el del estado de Washington o el de Colorado, pero se tienen que dar esas condiciones previas para que no terminemos con más muertos.

¿La legalización-regulación de la marihuana desaparece a los grupos criminales como algunos opinan?
— En ningún país del mundo regulando las drogas, legalizando la marihuana, te vas a deshacer del Cártel de Sinaloa, que es una multinacional envuelta en cientos de mercados legales e ilegales en 58 países del mundo; entonces, no hay ningún tipo de fundamento científico que certifique que los grupos criminales se debiliten por la legalización de las drogas, simplemente porque baje el precio de la marihuana.
De hecho, el costo de la marihuana o el de la cocaína refleja el riesgo de producir de manera ilegal, cuando se legaliza la droga el precio disminuye porque muestra el menor riesgo, como lo hace un empresario legal, y se abre un canal de ‘lavado’ de dinero para los grupos criminales.
En México el diálogo lo atiende gente que quiere hacer negocios y lo disfraza de debates de política pública, por lo que hay que tener cuidado porque toda droga psicoactiva tiene consecuencias sobre la salud, y especialmente en el consumo de los niños, como sucede con el tabaco en el país.
Por lo tanto, es un debate de salud pública que hay que adoptar con gente seria y de manera formal, no como se está haciendo ahora. El Estado mexicano debe aproximarse a este problema de manera responsable, y cuenta con gente de primer nivel en la UNAM, médicos, toxicólogos, siquiatras que han tenido jerarquía internacional que pueden opinar con más peso.
Para los que están entusiasmados con este tema, lo que sí abogaría es que se despenalice todo consumo de drogas psicoactivas en México, que es algo muy diferente, para eso no hay que esperar tanto, y quitándole la discrecionalidad a la policía que decide quién es consumidor o no.

¿Por qué habría más muertes y mayor violencia con la legalización-regulación de la marihuana?
— Porque los grupos criminales mexicanos compiten por entrar con sus capitales a mercados legales e ilegales. Los ilegales los conocemos, extorsión, fraude, contrabando, piratería; y en los mercados legales se meten a través de empresarios y políticos corruptos, por los cuales asesinan para entrar con sus capitales sucios para lavarlos.
Por ejemplo, piensa que políticos corruptos con sus empresarios ligados al Cártel de Sinaloa entran a Durango y quieran controlar las plantaciones de marihuana, pero después llega otro grupo delincuencial cómo Los Zetas y quieran tener ese lugar, empieza la competencia por ese mercado legal: asesina a los empresarios, a políticos, a empleados, a los distribuidores que apoyan al Cártel de Sinaloa para colocar a los suyos e inicia el baile de la violencia otra vez, pero ahora por competir en mercados legales. La corrupción política empresarial genera violencia no solamente por el tema de drogas.

¿En términos de muertes?
—Por más que se legalice la marihuana esa violencia ocurre, el hecho de que un producto sea legal no quiere decir que la delincuencia organizada desaparezca, los grupos criminales van a seguir su modus operandi incorregible de asesinar y corromper como hacían antes, pero ahora en los mercados legales. Entonces, lo importante es limpiar a los mercados legales de marihuana de capitales sucios, de políticos sucios que repartan contratos entre sus empresarios, limpiar a México un poco y después adelante con la regulación de las drogas psicoactivas legales e ilegales.

¿No hay garantía de que las organizaciones criminales, de México y otros países, salgan de la producción de marihuana si ésta se legaliza-regula en este país?
—Si México mejora el ámbito regulatorio institucional, va a imponer a la delincuencia organizada internacional un costo-país muy alto, que es lo que queremos para que traigamos capitales limpios, no sucios.
Los grupos criminales van a los países en donde el costo-país es muy bajo, como México, como Nigeria, y por tanto invierten porque las instituciones están colapsadas y no hay riesgo de que los capturen pues existe mucha impunidad, como es el caso de este país.

¿El consumo regular de marihuana puede provocar escalar a drogas mayores? ¿Qué riesgo puede implicar si no se regulan otras drogas?
—Propongo que se regulen todas las drogas, incluyendo la heroína, y deben estar completamente sujetas a la previsión del Estado y de médicos para proveerlas, incluso como mecanismo de gestión de la adicción, pero siempre en un marco de tratamiento.
En Portugal, por ejemplo, si a una persona adulta adicta que consume psicoactivos se le somete a una comisión administrativa, le dan opciones de tratamiento, eso México aún no lo ha explorado para evitar que los consumidores pasen de drogas blandas a otras más duras y que con eso se tengan problemas de salud pública más graves.
Todo ese mecanismo de regulación incluye la formación de una comisión de asesoramiento de naturaleza administrativa, no judicial, que esté al servicio de la gente que se determine que consume drogas, y en secuencia cada vez más tóxicas.
Está muy bien que, por un lado, todo lo que se produzca sea regulado por el Estado para asegurar la calidad, para comprobar que el componente de la marihuana del THC sea el adecuado y la gente no esté consumiendo basura que dañe más allá de lo que una droga psicoactiva lo hace.
El Estado tiene que asegurarse, por otro lado, que la gente conozca los efectos sobre su salud, por más que el daño sea menor como en el caso de la marihuana que afecta la memoria, el cuerpo, la gente tiene que conocer ese efecto. Los adultos pueden fumar o consumir droga libremente, pero con toda la información que se tiene, y ahí veo que el Estado está pasivo.

Se promueve el modelo de Uruguay, ¿por qué debería considerarse?
— Es el más positivo, el más coherente, de ahí a que Uruguay lo logre implementar existe un largo trecho. Si el Estado monopoliza la producción, garantiza la calidad de la planta del cultivo, la distribución, genera limitaciones importantes para que los menores no la consuman, los lugares de expendio para venderlos son regulados y el control patrimonial; es mucho más coherente este modelo que el holandés.
El prototipo holandés, en el que se puede comprar marihuana en un café, termina generando un mecanismo legal de consumo, que subsidia a los grupos criminales que producen la droga. La idea es que la oferta y la demanda, tal como lo acaba de empezar Uruguay, sean reguladas paralelamente. En el proceso seguro va tener problemas de demanda excedente que la delincuencia organizada va a seguir proveyendo, entonces tendrá el conflicto de ajuste.

En México, ¿podría aplicarse el modelo uruguayo?
—No, tampoco el modelo de Colorado, ni el de Washington por los grandes agujeros regulatorios que se tienen; en Estados Unidos los gobiernos estatales regulan todo esto, y en México el gobierno federal va a tener que intervenir mucho más por los agujeros legales y corrupción que existen. Si en el país se quisiera hacer algo por el estilo debería ser más centralizado, darle concesiones a los privados para producir marihuana. Bajo las condiciones actuales sería invitar a que el capital sucio se incorpore al flujo del mercado legal de la marihuana, y subsidiando la delincuencia organizada.


APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Cómo se cocina la información amañada contra el gobierno de Venezuela

José Manuel Martín Medem *
Cuando Felipe González dice que en Venezuela hay una tiranía, al que fue presidente del gobierno de España no le exigen los argumentos y las pruebas para sostener esa barbaridad. Sólo añade que en el Chile de Pinochet se respetaban más los derechos humanos que en la Venezuela de Maduro. Al que intenta contestar sí le exigen una documentada y extensa explicación que tropieza con los oídos tapados por la cera de las intenciones blindadas. Venezuela no es una democracia hasta que se demuestre lo contrario, es una tiranía aunque la acusación sólo se sostenga porque todo el mundo lo sabe.
Decir que en Venezuela hay una tiranía es lo que Fernando Casado considera sound bites, sonidos cortos que resumen ideas complejas para inyectarlos en el sentido común de la opinión pública internacional. Especialista en derecho y comunicación, Casado acaba de publicar en Madrid un libro (1) con sus conclusiones después de cinco años de investigación sobre las informaciones contra el gobierno de Venezuela en los medios más influyentes de España y América Latina.
Explica la triangulación para amañar la información y ha conseguido entrevistar a periodistas destacados de los grandes medios de comunicación que reconocen la intervención editorial contra el gobierno de Venezuela.
La triangulación consiste en sembrar informaciones de la CIA en la prensa madrileña, siempre atribuidas a fuentes confidenciales, para que las reproduzcan en Miami y mediante el Grupo de Diarios de América. Finalmente se rebotan hacia Caracas para que las utilice el periódico venezolano El Nacional como si fueran palabra de dios. Todo lo anterior no es la opinión de Casado o lo que a mí me parece. Es lo que cuentan periodistas de los medios empresarialmente implicados. El Grupo de Diarios de América lo forman O Globo (Brasil), El Mercurio (Chile), La Nación (Argentina), El Tiempo (Colombia), El Comercio (Ecuador y Perú), El Universal (México), El País (Uruguay) y El Nacional (Venezuela). Comparten la misma sintonía El Nuevo Herald (Miami), El Espectador (Colombia) y en Madrid ABC, El Mundo y El País.
Lo que reconocen los periodistas entrevistados por Casado le saca la máscara al supuesto periodismo de calidad. Ángelica Lagos, editora de internacional en El Espectador: es una construcción devastadora para la imagen de Venezuela. Maye Primera, colaboradora de El País en Caracas: Es un esfuerzo para crear una opinión pública desfavorable. Clodovaldo Hernández, colaborador de El País en Caracas: Una presión insoportable para que contara las cosas como ellos querían verlas. Miguel Ángel Bastenier, enlace entre El País y El Espectador: Todos sabemos quién es nuestro propietario y automáticamente la inmensa mayoría de los que estamos en el contexto que sea no nos salimos de ese marco. Ángel Expósito, director de ABC: Tenemos acceso a información de la CIA. La CIA siembra en Madrid
El 6 de enero, la DEA y la CIA le hicieron un regalo al diario madrileño ABC. Sacaron de Caracas al desertor Leamsy Salazar, presentado como oficial de las escoltas de Hugo Chávez y de Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional, y lo llevaron a Madrid para que lo entrevistara Emili J. Blasco, corresponsal en Washington del mencionado periódico. Salazar le anticipó las acusaciones que iba a negociar con la fiscalía cuando posteriormente lo trasladaron a Estados Unidos: Venezuela es un narcoestado construido por Hugo Chávez y ahora manejado por Diosdado Cabello. El relato no es mío. Lo cuenta Blasco en el libro (2) que escribió a partir de las revelaciones de Salazar, puesto a su disposición por la DEA y la CIA. Expósito le reconoció a Casado la información de la CIA y Blasco confirma en su texto que tuvo acceso a informes de inteligencia. El corresponsal de ABC se ha convertido en la referencia fundamental para todos los medios que están dispuestos a utilizar la información de los servicios secretos de Estados Unidos blanqueada por ABC. El libro también asegura que en Venezuela se ha organizado un fraude electoral permanente con la intervención de asesores cubanos. No aporta más pruebas que acusaciones de testigos protegidos por la justicia estadunidense y revelaciones de figuras chavistas que establecieron contacto con las autoridades estadunidenses pero que prefieren no quemar las naves todavía.
El Wall Street Journal intentó blindar la intervención periodística de la CIA, rebozándola con su prestigio de catedral del periodismo internacional. Pero disparó por la culata y el gobierno de Venezuela debería recomendar la lectura atenta y reposada de lo publicado. El WSJ reconoce que toda la información utilizada procede de funcionarios del gobierno de Estados Unidos y de sus servicios secretos. También que en Estados Unidos intentan desde hace diez años fabricar procesamientos por narcotráfico contra el gobierno de Venezuela sin conseguirlo por no contar con pruebas incuestionables. Y además de que la operación en marcha consiste en provocar deserciones de funcionarios y militares para convertirlos en testigos a cambio de compensaciones que incluyen la residencia en Estados Unidos. “Los servicios secretos estadunidenses –reconoce el WS J– han acelerado en los últimos dos años el reclutamiento de desertores que ofrezcan información útil”. Agentes de esos servicios explicaron al WSJ que exiliados venezolanos ayudan a contactar con funcionarios gubernamentales para proponerles que se conviertan en desertores y se refugien en Estados Unidos.
Se sabe que …
Un segundo libro (3) recientemente publicado se ha sumado a las acusaciones sobre las supuestas complicidades de Cuba en Venezuela. Su autor es el venezolano Gustavo Azócar, consejero electoral de la oposición, y también tiene su origen en informaciones sembradas en ABC. Reitera las acusaciones de Blasco, utiliza los mismos informes de inteligencia y recurre incluso al se sabe que, asegurando que militares cubanos controlan la Universidad de las Fuerzas Armadas en la preparación de los oficiales venezolanos para reprimir las protestas populares por el fraude electoral que anuncia para las legislativas del 6 de diciembre.
The Guardian (¿me van a decir que es un diario chavista y bolivariano?) envió al economista y periodista estadunidense Mark Weisbrot para que informara sobre las movilizaciones de la oposición contra el gobierno. Después de dos semanas de observación en Venezuela, escribió una crónica titulada La verdad sobre Venezuela: una revuelta de los ricos, en la que explica que nada es como aseguran los medios de comunicación que más influyen en la opinión pública internacional y llega a la conclusión de que hay una estrategia insurreccional de la ultraderecha venezolana apoyada por Estados Unidos.
(1) Antiperiodistas. Fernando Casado. Ediciones Akal.
(2) Bumerán Chávez. Emili J. Blasco. Sin identificación editorial.
(3) Disparen a matar. Gustavo Azócar. Sin identificación editorial.
* El autor fue corresponsal de RTVE en México, Colombia y Cuba. Miembro de la Comisión Ejecutiva del Sindicato de Periodistas de Madrid (SPM).



APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Repudio al corredor cultural Chapultepec


Respaldados por organizaciones sociales, ambientales y vecinales de distintas demarcaciones, habitantes de las colonias Roma, Juárez y Condesa, en la delegación Cuauhtémoc, marcharon ayer del Acueducto de Sevilla al Ángel de la Independencia en rechazo al corredor cultural Chapultepec. Se pretende concesionar la calle a un grupo de inversionistas; esto es un negocio, reprochan los inconformes con la obra, la cual se someterá hoy a consulta entre habitantes de la demarcación, en un ejercicio organizado por el Instituto Electoral del DF Foto Víctor Camacho


Habitantes de la Cuauhtémoc y agrupaciones ambientalistas protestan por megaproyectos
Marchan contra plan de desarrollo que privilegia a unos cuantos
Se pretende concesionar la calle a un grupo de inversionistas, afirman los manifestantes, que recorrieron de Sevilla al Ángel de la Independencia
Dicen que desconfían de consulta a vecinos
Foto
Opositores al tren interurbano y a las zonas de desarrollo económico y social, entre otros, se sumaron al contingente que rechaza las obras en vías principales de la ciudadFoto Víctor Camacho
Rocío González Alvarado
 
Periódico La Jornada
Domingo 6 de diciembre de 2015, p. 30
Respaldados por organizaciones sociales, ambientales y vecinales de distintas demarcaciones, habitantes de las colonias Roma, Juárez y Condesa, en la delegación Cuauhtémoc, marcharon ayer del Acueducto de Sevilla al Ángel de la Independencia en rechazo a la construcción del corredor cultural de Chapultepec y los megaproyectos que se promueven en la ciudad de México.
Con pancartas y mantas en las que exigieron que no privaticen los espacios públicos, un nutrido contingente –integrado por familias enteras que acudieron en pareja, con sus hijos en carriolas y hasta con mascotas– tomó las calles para manifestarse en contra de un modelo de desarrollo urbano que privilegia los intereses de unos cuantos.
El rechazo a esta obra, que será sometida a consulta ciudadana hoy, convocó a los aguerridos de siempre, como los Vecinos Unidos de la Zona Poniente, en Álvaro Obregón, que se oponen al tren interurbano México-Toluca, y a los del frente ciudadano contra las zonas de desarrollo económico y social (Zodes), en Coyoacán, y la organización en Defensa de la Toriello Guerra, en Tlalpan, entre muchas otras agrupaciones, hasta los que por primera vez protagonizaron una movilización social.
De redes sociales a las vialidades
Entre arquitectos y urbanistas que dejaron su lucha en las redes sociales y se sumaron a corear las consignas: No al corredor, no al corredor, y a reír con aquellas frases más subidas de tono, los colonos de la Juárez, la Roma y la Condesa hicieron escuchar su voz.
“Se pretende concesionar la calle a un grupo de inversionistas. ¿Cuándo se ha visto esto?, y lo peor es que será por 40 años. Esto es sólo un negocio, ellos se van y nosotros nos vamos a quedar aquí con las consecuencias. Si ganan en la consulta será porque lo hicieron con trampa, porque los vecinos nos hemos organizado por el no, expresó Consuelo Lira, de la colonia Juárez.
De la calle Valladolid, en la Roma Norte, David Pérez Elizondo, señaló que no confía en el ejercicio ciudadano organizado por el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF), pero como vecinos tenemos que dar la lucha.
A su llegada al Ángel de la Independencia, después de marchar por Florencia, a nombre de los manifestantes, Alberto Serdán leyó un pronunciamiento conjunto en el que exigieron a las autoridades del gobierno capitalino una planeación integral, en la que se respete la legalidad y se promueva un desarrollo incluyente y sostenible.
Serdán señaló que ganen o pierdan en la consulta que se realizará en toda la delegación Cuauhtémoc para decidir el futuro del corredor cultural de Chapultepec, ha quedado en evidencia que toma fuerza el papel de la ciudadanía para cambiar la forma en que se determinan las decisiones en el gobierno de la ciudad.









APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.