CUANDO TERMINES DE VER LA PAGINA ACTUAL, DA CLICK EN ENTRADAS ANTIGUAS PARA QUE VEAS TODO LO DEL DIA DE HOY.

miércoles, 9 de marzo de 2016

La arquidiócesis de México refuta a Francisco


Bernardo Barranco V.
En un insólito editorial se cuestiona el mensaje pronunciado por el Papa a los obispos mexicanos en su pasada visita a México. En efecto, el editorial del semanario Desde la Fe ha causado tal revuelo que ha rebasado nuestras fronteras. Su contenido es contradictorio, pues quiere presentar a los obispos mexicanos unidos, pero después se deduce lo contrario, ya que alguien cercano al Papa lo mal aconsejó. El texto confirma que existen no sólo tensiones, sino disputas agudas, sentenciando: Lamentablemente, existe la mano de la discordia que intentó poner los acentos negativos, parcializando la visión de Iglesia y tratando de influir en el discurso pontificio para conseguir un efecto contrario en el público, al subrayar desafíos y tentaciones como males del episcopado. Ese alguien cercano a Francisco que lo mal aconsejó no puede ser otro que el nuncio apostólico en México, Christophe Pierre, apoyado por Eugenio Lira Rugarcía, secretario de la Conferencia del Episcopado Mexicano, quienes fueron los actores claves que condujeron la organización de la visita de Francisco a México.
El citado texto no sólo es contradictorio, sino confuso. El editorial quiere enmendar la plana al Papa, iniciativa inusitada; sostiene que los obispos mexicanos han realizado una vida de entrega al prójimo y no de príncipes, como refirió el papa Francisco en su discurso que dirigió a los obispos el pasado 13 de febrero en la catedral metropolitana, cuestionando que la Iglesia no necesita de príncipes.
Estamos ante el primer indicio de recepción, así como de repercusiones iniciales dentro de la jerarquía, del duro mensaje leído por Francisco en catedral. No hay precedente alguno de un discurso tan fuerte, crítico y directo emitido públicamente por algún pontífice, en la época reciente, pronunciado frente a un episcopado. El editorial de Desde la Fe se titula Un episcopado de altura; quiere reivindicar a los altos pelados; rechaza la interpretación de la frase pelear como hombres relativa a luchas intestinas, porque son las interpretaciones de los comunicadores empujados más por el histrionismo mediático que por el profundo significado de las palabras. El texto rechaza el fuerte regaño a los pastores. Nuevamente esta tesis del cardenal Rivera de una Iglesia perseguida y acosada por enemigos implacables y poderosos que buscan arrinconarla y aniquilarla. Estas estribillas cristeras de que todos están en contra de la institución se leen en el texto: Pelear como hombres no implica confrontaciones estériles, como lo juzga el mundo. Conclusión, el mundo está equivocado y, pese a las críticas de Francisco, los obispos han resistido con gallardía, según el texto, los embates de los movimientos evangélicos como ningún otro país de América Latina. Han resistido políticamente la ofensiva anticlerical y masónica y, sobre todo, la jerarquía católica mexicana ha enfrentado con arrestos el fenómeno cultural del secularismo. Por ello, el editorial, con desconcierto, se pregunta: ¿Acaso desconocerá esto el papa Francisco como para regañar a los obispos?
El artículo referido no va al fondo del mensaje de Francisco. Cae en lo que Francisco criticó en su discurso: no sean exiliados de sí mismos. En el fondo, el Papa alienta a la jerarquía a ser más pastoral que política. Francisco quiere pastores transparentes, no obispos de Estado. Esta perspectiva está ausente en el editorial, que sigue atrapado en una visión clerical de la realidad y en la autorreferencialidad que tanto critica el Papa. La esencia de la alocución de Francisco está omitida: es la que invita a los obispos a una conversión pastoral a ser un factor profético frente a temas que laceran a la sociedad, como narcotráfico, migrantes y exclusión; los invita a ser referente de esperanza para los jóvenes. El Papa pide a los obispos no refugiarse en condenas genéricas, tener “coraje profético y un serio y cualificado proyecto pastoral… acercándonos y abrazando la periferia humana y existencial de los territorios desolados”.
En Desde la Fe la arquidiócesis quiere exigir al Papa argentino que conozca mejor la Iglesia mexicana como un caso atípico. Quizá tenga razón, pues desde el concilio la jerarquía mexicana es una de las más conservadoras del continente y reacias a los cambios. Después de los nombramientos de obispos del eje Priggione/Wojtyla/Ratzinger, la jerarquía no sólo es conservadora sino sumisa, chata y gris. Indebidamente, el editorial exalta a los obispos cercanos al pueblo en misericordia y unidad; la realidad muestra otra apreciación. En la encuesta Creer en México, del Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana (Imdosoc), organización muy cercana al episcopado, se muestra que si bien la Iglesia es, dentro del descrédito institucional, una estructura socialmente de las más reconocidas, los obispos son justamente los actores peor evaluados. Del uno al 10, los obispos reprobaron en: tratamiento de abusos sexuales, honestidad, tolerancia, trasparencia, autoritarismo y solidaridad.
El texto editorial es un fallido intento de despresurizar las críticas focalizas hacia el cardenal Norberto Rivera. Desde la semana pasada, en redes sociales, su trayectoria ha sido muy cuestionada y se ha convertido en tendencia, según Trending Topics México. Además busca aliados entre los obispos tendientes a realizar un deseado linchamiento de Eugenio Lira Rugarcía por errores y omisiones en la organización de la visita de Francisco, en la próxima asamblea de a CEM. Sobre todo haber permitido los lugares de privilegio entre políticos, pudientes y ricachones que contradecían las proclamas de Francisco en torno de la cultura del descarte. Aquí sí el editorial menciona la autocrítica reforzante de la unidad y cohesión como ecos en la próxima asamblea de la CEM en abril.
Antes y después de la visita de Francisco a México, los jaloneos y coletazos entre los obispos son evidentes. Para muchos obispos el severo mensaje del Papa a los obispos tenía dedicatoria a Norberto Rivera y su debilitado grupo de obispos. Postura cómoda, ya que funge de chivo expiatorio. También cabe otra lectura encaminada a debilitarlo aún más, en el contexto de la lucha por la sucesión en el arzobispado de la Ciudad de México, posición codiciada por diversos prelados y grupos de poder secular.



APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

PRD COMPRA VOTO-CENTRO TABASCO



Leer mas

APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

La sociedad desea cambios sin pagar costos, vencer al PRI exige valentía.



Leer mas

APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

El INE es Culebra - Fernández Noroña [Videocolumna]



Leer mas

APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Peña Nieto pone el mal ejemplo



Leer mas

APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Cae Espectacular sobre autos Toluca Mex



Leer mas

APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Bajo La Lupa

De Huntington a Trump: ¿la última revuelta demográfica de los WASP?
Alfredo Jalife-Rahme
Foto
Donald Trump, quien se estima que ganará las primarias de su partido en Misisipi y Michigan, ayer durante una conferencia de prensa en FloridaFoto Afp
E
xiste una perturbadora convergencia entre el teórico de la guerra permanente mediante el choque de ocho civilizaciones (sic), Samuel Huntington, y el pragmático multimillonario Donald Trump sobre el supremacismo blanco de los WASP (white anglo-saxon protestants: angloestadunidenses protestantes blancos).
La única diferencia es que Huntington es venerado, mientras Trump es abominado, por el complejo militar-industrial.
Huntington, tan mexicanófobo e islamófobo como Trump, fue el coordinador de la planeación de seguridad en el Consejo de Seguridad Nacional con James Carter, además de darling de las universidades Yale, Harvard y de Chicago.
En su libro más reciente, ¿Quiénes somos? (https://goo.gl/2MY7uH), una oda a la mexicanofobia –en la que presuntamente colaboró un efímero canciller del doble cara Vicente Fox–, observa que en 1930, los angloestadunidenses continuaban siendo el grupo dominante y, posiblemente, el mayor en número de la sociedad estadunidense, pero étnicamente (sic) Estados Unidos había dejado de ser una sociedad angloestadunidense.
A su juicio, los angloestadunidenses, quienes “habían pasado a ser los WASP, si bien habían ido perdiendo peso proporcional en la población, la cultura anglo-protestante de sus antepasados colonos sobrevivió durante 300 años como el elemento definitorio primordial de la identidad estadunidense”.
Huntington, apologista del apartheid de Sudáfrica, realiza una alarmante pregunta cabalmente racista: ¿Estados Unidos sería el que es hoy en día si en los siglos XVII y XVIII no hubiera sido colonizado por protestantes británicos, sino por católicos (¡supersic!) franceses, españoles o portugueses? La respuesta es no, no sería Estados Unidos: sería Quebec, México o Brasil.
Agrega que la cultura anglo-protestante de Estados Unidos ha combinado instituciones y prácticas políticas y sociales heredadas de Inglaterra (incluida, de manera muy especial, la lengua inglesa) con los conceptos y los valores de protestantismo disidente (sic) que los colonos trajeron consigo.
En el capítulo 11, sobre las viejas y nuevas líneas divisorias, con el subtítulo nativismo blanco (sic), cita a Wallerstein siete años después de la votación por la defenestración (impeachment) de Bill Clinton: “¿Tan difícil resulta ver (…) la rebelión (sic) de los hombres WASP contra lo que perciben que es su decreciente papel en la sociedad estadunidense?”
En su repelente libro El choque de las civilizaciones y la reconfiguración del nuevo orden mundial –que lanzó, después de la disolución de la URSS, en el think tank de extrema derecha neoliberal AEI–, entre sus ocho (sic) polémicas civilizaciones se encuentra la occidental –núcleo de la anglosfera, netamente protestante–, que colisiona con la de Latinoamérica, eminentemente católica.
Sea a nivel doméstico, sea a nivel continental, a juicio de Huntington la inmigración latino-católica representa una amenaza cultural para Estados Unidos, que pudiera dividirlo en dos poblaciones, dos culturas y dos idiomas.
Huntington fue un WASP protestante episcopalista (http://goo.gl/Q7tnmP).
Más allá de la masiva cacofonía de pánico que se ha generado en torno de Trump, quien pasará a la historia por haber aniquilado a la dinastía de los Bush, en un abordaje más profundo representa, a mi juicio, la continuación y la excrecencia del tóxico supremacismo WASP de Huntington.
Trump alardea de ser protestante presbiteriano (http://goo.gl/lEfKHB) y ostenta que su libro de cabecera es la Biblia (sic). Su pastor es el también controvertido Norman Vincent Peale, masón del rito escocés grado 33, quien estableció una acrobática asociación entre la siquiatría y la religión mediante la teosicoterapia del pensamiento positivo.
No es gratuito que la mayor diatriba doméstica contra Trump haya provenido de Mitt Romney, fallido anterior candidato presidencial y mormón de la poligámica Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.
Desde el arribo de Brent Scowcroft –mormón y ex consejero de Seguridad Nacional con Ford y Daddy Bush–, la CIA y la FBI han sido inundadas por reclutados de la iglesia de Romney (http://goo.gl/s0wXar), adalid del establishment totalmente descompuesto.
Dejando de lado el choque transfronterizo –por la erección del ignominioso muro– entre Francisco, el papa jesuita argentino, y el presbiteriano WASP Trump (de madre escocesa y abuelo alemán), ¿asistimos a una subrepticia guerra de religiones en Estados Unidos?
El muro de la ignominia, favorecido por 68 por ciento de los estadunidenses, que coincide con el porcentaje de su población blanca (64 por ciento), no es una idea original de Trump. Fue erigido por Baby Bush desde 2006 en la tercera parte de la transfrontera a un costo de 3 mil 400 millones de dólares: en la etapa de la hilarante cuan delirante enchilada completa del fugaz canciller de Fox, y luego, del disfuncional Calderón, quienes optaron por el vergonzoso silencio sepulcral.
Trump continuaría lo que inició Baby Bush, quien tiene muchos seguidores en la clase política del “México neoliberal itamita”.
En The New York Times, Nicholas Kristof fustiga a Donald el peligroso (¿dónde hemos escuchado eso en México?; http://goo.gl/0kQMh9), mientras el connotado historiador texano Michael Lind juzga que los neoconservadores straussianos bushianos –quienes en forma impactante se encuentran hoy más cerca de Hillary que de Trump– son responsables del trumpismo (sic), cuando “la mayor parte de los estadunidenses son clase trabajadora sin educación universitaria. Si sus valores e intereses no están representados o son tomados seriamente por cualquier think tank o publicaciones académicas o cualquiera de las facciones políticas, encontrarán a alguien que los represente eventualmente, quizá una estrella de un reality show. En forma cruda y demagógica, Trump representa esa circunscripción electoral” (constituency; http://goo.gl/40mR6Q).
Se perdieron las clásicas fronteras electorales (http://goo.gl/Kq3EWN). Nada está escrito en una de las más atípicas y distópicas elecciones de Estados Unidos cuando, desde un punto de vista más horizontal que vertical, Trump atrae a un amplio sector de la insurgente clase trabajadora blanca que se siente abandonada y que, curiosamente, está votando más, del lado demócrata, por el admirable judío jázaro socialista –pero antisionista y anti Wall Street– Bernie Sanders.
Más que los blancos, son los mexicanos guadalupanos (4 por ciento), latinos (20 por ciento, incluidos los mexicanos) y afroestadunidenses (12 por ciento) –sumados de Goldman Sachs y la coalición sionista de George Soros y Haim Saban (dueño de Univisión)– quienes apuntalan a Hillary, que tiene varios cádaveres en el clóset –desde donaciones espurias a su fundación hasta el asesinato del embajador de Estados Unidos en Bengasi– y, sobre todo, la ominosa investigación de la FBI sobre sus privatizados correos gubernamentales.
Se empieza a manejar en Washington el escenario nada descabellado del rescate in extremis por el vicepresidente Joe Biden para entrar como salvador del Partido Demócrata y supremo redentor de Estados Unidos frente a la rebelión de los WASP encabezada por Trump, fiel seguidor del supremacismo blanco protestante anglosajón de Huntington, una generación más tarde. La moneda está en el aire.
www.alfredojalife.com
Twitter: @AlfredoJalifeR_
Facebook: AlfredoJalife
Vk: id254048037



APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Astillero


Duarte, insostenible en Veracruz
Cálculos electorales priístas
Nuño, precandidato fusible
Prohíbe alianzas Morena-CNTE
Julio Hernández López
 
Foto
RETOQUE EN EL SENADO. La senadora del PRD Luz María Berinstáin, ayer, en la sesión plenaria del Senado donde se votó una iniciativa que permite la participación de las fuerzas armadas de México en el ejercicio multinacional Tradewings 2016Foto José Antonio López
E
l gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa (JDO), es un lastre para el sistema político y, en particular, para los intereses priístas en la sucesión de esa entidad estratégica para la recolecta periódica de votos. El ex ayudante de Fidel Herrera Beltrán ha acumulado tal cantidad de yerros que por más artificios de mapachería que se realicen parece demasiado cuesta arriba para el tricolor aspirar al triunfo en la contienda por un periodo de mando de dos años, sobre todo tomando en cuenta que contra el PRI se ha levantado en tono retador y grandilocuente un ex priísta convertido al PAN, igualmente malévolo y manipulador, Miguel Ángel Yunes Linares.
Inequívocamente dañino para los intereses priístas, Duarte de Ochoa no es removido (por la vía legal o la de facto, alcanzable ésta mediante los mecanismos de coerción que históricamente se depositan en manos de quien vive en Los Pinos) debido a que no se desea colocar la cabeza del torpe mandatario en la bandeja electoral del PAN. Para evitar esa derivación hacia el adversario electoral, el PRI nacional ha buscado exacerbar la previa animadversión explícita de Héctor Yunes Landa, candidato a la gubernatura, contra JDO, con la esperanzade que la eventual caída de JDO pueda ser capitalizada por el priísta.
Manlio Fabio Beltrones tampoco tiene mayor aprecio por JDO. En septiembre de 2011, 35 cadáveres fueron depositados en la Glorieta de los Voladores de Papantla, en Boca del Río, y el gobernador de Veracruz esbozó lo que luego sería su tesis de que tales cosas suceden a quienes se portan mal, al minimizar los hechos y apresurarse a adjudicar antecedentes criminales a los muertos. Beltrones, entonces senador, dijo que no es fácil que más de una treintena de cadáveres sean depositados en una vía pública, a la luz del día, y con el conocimiento de todos, y que la justificación pueda ser que no es tan difícil ni tan malo porque se trataba de delincuentes.
En ese contexto, Los Pinos debe levantar o bajar el dedo pulgar en estos días para impulsar u obstruir la realización de un juicio político en el Congreso federal contra Duarte de Ochoa, acusado, como si no tuviera tantos otros expedientes oscuros en su contra, de no dar cuen- tas precisas por 15 mil 700 millones de pesos, según la Auditoría Superior de la Federación. La situación en Veracruz es ya insostenible. Los bandos criminales (los no oficiales y los oficiales) han sembrado muerte, terror e impunidad en la entidad y el saqueo de las arcas públicas es implacable. ¿Los cálculos electorales, priístas y sobre todo pinoleros, impulsarán a mantener o a deponer al gobernador indefendible?
Más que un candidato posible, pareciera que Aurelio Nuño Mayer fuera un precandidato fusible. Es decir, una pieza del tendido peñista colocada para soportar descargas excesivas e incluso fundirse, con tal de proteger el buen funcionamiento del sistema en general y, en particular, de algunas piezas o pieza que serían las verdaderamente consideradas por el mando central para sostener brillo y viabilidad futura.
Con esa predisposición tecnológica, AureNuMa le entra a todo, como fajador sin mañana, dispuesto a batirse obsesivamente para dar apariencia de que hay orden, mano dura, proyecto. Lo mismo se complace en anunciar despidos de profesores rebeldes ante la reforma administrativa de lo educativo que se asoma por rutina semanal a escuelas bajo control en las que posa tiernamente con educandos, en una presunta campaña de promoción personal que no ha prendido.
También se alista para uno de los grandes negocios del sexenio, los certificados de infraestructura educativa nacional (Cien), que le permitirán gastar miles de millones de pesos en la mejoría de planteles escolares, mediante una operación financiera que consigue fondos de la Bolsa Mexicana de Valores para privatizar el sistema educativo del país, deuda que técnicamente no es deuda pero que finalmente deberá ser pagada a los particulares que ahora están aportando tales fondos.
En esa caracterización del villano gozoso, el precandidato fusible montó ayer otra escena descriptiva del autoritarismo cerril que se enseñorea en las alturas del poder político mexicano. Según el secretario censor, es absolutamente reprobable que el partido Morena y su jefe máximo, Andrés Manuel López Obrador, realicen alianzas con profesores de la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), núcleo muy importante de la CNTE, y hagan el compromiso político de que si ganan el control del Congreso de Oaxaca habrán de dar reversa a ciertas decisiones gubernamentales (una alianza, por lo demás, con reticencias, pues los profesores no apoyan plenamente al candidato de Morena a gobernador, pero decidieron participar en busca de curules, reservándose el derecho de diversificar su voto en cuanto a la gubernatura). En particular le parece sumamente irritante al secretario Nuño que se ofrezca la posibilidad de que el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (Ieepo) regrese a la situación anterior a las andanzas reformistas del peñismo.
Es significativo que el nuevo ensayo de intolerancia haya sido dirigido contra un partido y un virtual candidato presidencial en específico, pero marcas o apellidos son secundarios ante lo central, que es la pretensión de Nuño Mayer de condicionar y prohibir cierto tipo de posturas, ofertas o decisiones de partidos políticos. Si éstos no tienen la oportunidad de cambiar el orden de las cosas mediante resultados electorales, entonces no tendría sentido esa competencia en urnas, pues solamente cabría para los participantes contender para sostener ese orden de las cosas tal como está, definido por poderes que entonces serían dictatoriales. Un miembro del gabinete presidencial, secretario de educación pública, no debería, por ningún motivo, mezclar la noble tarea a su cargo con la metralla partidista o electoral, ejerciendo una retórica de granadero que, en este caso, solamente confirma que dicho político cumple el papel de fusible provocador. ¡Hasta mañana!
Twitter: @julioastillero
Facebook: Julio Astillero



APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Dinero

La huella de Hillary: refinerías al sector privado
Aeropuerto: sacan del juego a Chertorivski
Maíz transgénico: ganan otro round
Enrique Galván Ochoa
 
El esquema no es novedoso. Ya fue probado en la privatización bancaria. Ahora toca el turno a Petróleos Mexicanos (Pemex).
Carlos Salinas de Gortari cambió las leyes para que el sector privado pudiera adueñarse paulatinamente de la entonces banca nacionalizada. El Grupo Monterrey, encabezado por Eugenio Garza Lagüera, adquirió una parte minoritaria y luego el total de las acciones de Bancomer. Luego vino la crisis bancaria y lo vendió a su actual propietario, el español BBVA. El esquema fue aplicado a las demás instituciones, y hoy 90 por ciento del sistema está en poder de capital privado y extranjero. De acuerdo con las declaraciones del director de Pemex, José Antonio González Anaya, las refinerías –¡el corazón de la industria petrolera nacional!– se asociarán ya con capital privado. Según esto, no hay dinero. Necesita socios. Sin embargo, cuando había dinero de sobra, con el barril a 100 dólares, cancelaron la construcción de la refinería de Tula. Será cuestión de tiempo para que Pemex pase al sector privado. Eso es lo pactado, no hay que olvidarlo, con la entonces secretaria de Estado Hillary Clinton. Fue el ticket de regreso del Partido Revolucionario Institucional.
Si saben contar, mejor ni cuenten
... con las codiciables 720 hectáreas del aeropuerto de la ciudad de México. El secretario de Comunicaciones, Gerardo Ruiz Esparza, cortó las alas al inquieto Salomón Chertorivski, quien ha andado manoseando la idea de construir una submetrópoli que sacará –¡oh, sí!– de la pobreza a 3 millones de capitalinos. Sólo que el gobierno federal tiene una idea distinta. No hay duda de que terrenos y terminales son propiedad del gobierno federal, y será el que decida qué ocurrirá con ellos cuando entre en operación la nueva terminal aérea, dijo Gerardo Ruiz Esparza luego de inaugurar el 28 Congreso de ingeniería, convocado por el Colegio de Ingenieros Civiles de México. Eso sucederá en el año 2020, cuando ya no estén en el gobierno Chertorivski ni Ruiz Esparza. Por tanto, no es definitivo. Según el secretario de Comunicaciones, se buscará que sea en beneficio de la sociedad, tal vez para crear terminales intermodales o universidades, pero lo cierto, expresó, es que se trata de infraestructura muy valiosa (la actual) que no se puede destruir. Sólo que ésta no ocupa más que la mínima parte de las 720 hectáreas y los capitalinos verían con agrado que el resto se convirtiera en bosque. ¿Por qué no someterlo a consulta pública? Por lo pronto, Chertorivsky quedó fuera del juego. Y ya van dos: también a Simón Levy le dieron jaque mate en el corredor Chapultepec.
Foto
El maíz
El segundo tribunal unitario en materia civil y administrativa, encabezado por el magistrado Benjamín Soto Sánchez, ordenó a la Secretaría de Agricultura abstenerse de otorgar permisos de liberación o siembra de maíz transgénico hasta que se resuelva en definitiva el juicio colectivo promovido por científicos, especialistas y campesinos. Los demandantes son Antonio Turrent Fernández, en el área de agronomía; Víctor Manuel Toledo, en la de socioambiental; en antropología, historia y cultura, Julio Glockner y Narciso Barrera Bassols; ética y patrimonio gastronómico, Raúl Hernández Garciadiego; derechos humanos, el padre Miguel Concha Malo, director del centro Fray Francisco de Vitoria, y en patrimonio alimentario, Luciano Concheiro y Patricia Moguel. Las empresas trasnacionales demandadas desde julio de 2013 son Monsanto, Syngenta, Pioneer Dupont y Dow. Además, la Sagarpa y la Semarnat.
@VoxPopuli
Asunto: pensiones IMSS e ISSSTE
Soy pensionado en el IMSS y trabajé 12 años en salubridad (Issste). Acudí al Seguro Social a preguntar si podrían acumular mis semanas de cotización, con el fin de mejorar mi pensión. Me contestaron que eso no es verdadero, que es mentira que se puedan acumular dichas semanas. Que la ley no es cierta.
Luis Pérez
R: Hasta ahora no hay nada concreto.
Twitteratti
Entre el asbesto y los políticos, ya no sabemos cuál es más cancerígeno.
Oseguera @jc_geronimo_og
Excelente propuesta. No nos caerían mal 720 hectáreas de bosque público al oriente de nuestra #CdMx.
Érick Martínez @erickemz
No, princesa, deja los trastes. Hoy es Día de la Mujer. Tienes toda la semana para lavarlos.
@ypumgoey
Twitter: @galvanochoa
Facebook: @galvanochoa



APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.