CUANDO TERMINES DE VER LA PAGINA ACTUAL, DA CLICK EN ENTRADAS ANTIGUAS PARA QUE VEAS TODO LO DEL DIA DE HOY.

viernes, 22 de julio de 2016

Huyen de El Nayar coras, huicholes y tepehuanos

Los obligan a producir amapola y a niños a cosecharla; piden ayuda a gobierno y sociedad

Expulsa el narco a indígenas de Durango, Nayarit y Zacatecas

Médicos y enfermeras abandonan clínicas rurales, asegura dirigente en reunión de barzonistas
Traficantes de Jalisco queman bosques para sembrar narcóticos; Semarnat y Conafor no actúan
Foto
Indígenas de al menos tres estados están abandonando sus viviendas y tierras en comunidades serranas debido al acoso de bandas de narcotraficantes dedicadas a la producción de goma de opio, denunciaron dirigentes en una reunión efectuada en Zacatecas. En imagen del 13 de junio pasado, una escuela del municipio de Bolaños, Jalisco, a la que acuden niños wixárikasFoto Arturo Campos Cedillo
Alfredo Valadez Rodríguez
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 22 de julio de 2016, p. 26
Zacatecas, Zac.
Cientos de familias wixárikas, coras y tepehuanas que habitan en la Mesa de El Nayar y parte de la Sierra Madre Occidental, que comparten Durango, Nayarit y Zacatecas, están siendo obligadas a dejar casas y tierras por el acoso permanente del crimen organizado, que los obliga a sembrar y cosechar amapola para producir goma de opio, denunció Abelino Ramos Parra, líder indígena.
Durante la primera reunión nacional de indígenas y campesinos de El Barzón, en esta ciudad, Ramos Parra señaló que los indígenas ya no dejan sus coamiles (milpas) y animales por hambre o pobreza, sino por la presión del narcotráfico: “Hay un desplazamiento fuerte, y no nomás de Nayarit; también en Durango, Zacatecas y parte de Jalisco.
Decenas de comunidades viven en condiciones críticas, a pesar de los programas gubernamentales de apoyo al campo y a los grupos indígenas, agregó.
Estamos entregando paquetes de insumos para producir maíz. ¡Ojalá no vayan a ser para la amapola! Nosotros lo estamos haciendo de buena fe; espero que no me vayan a meter en un lío. Así están las cosas.
Desde hace meses, señaló el dirigente, médicos, enfermeras y maestros rehúsan subir a la sierra de El Nayar por temor a los narcotraficantes y han abandonado clínicas rurales y escuelas, por lo que pidió auxilio al gobierno y la sociedad civil.
“Todo esto lo aprovechan los criminales. Al narco le interesa que la gente esté pobre, que no vaya el Ejército, que no vaya nadie. Por eso está huyendo mucha gente. Sí, en parte es el hambre, pero también las condiciones” en las comunidades indígenas.
¿Quién creen que cosecha la goma? ¡Los niños, lo tengo que decir! ¿Por qué? Porque es más cómodo para ellos; están chiquitos y no andan agachados rayando (la amapola para obtener la goma de opio).
–¿Cómo desplazan los narcotraficantes a los indígenas?
–Como la siembra de enervantes es clandestina, el narco se esconde en el cerro y empieza a sembrar. Si la vaca de un indígena se mete en el potrero donde siembra amapola, la mata, y eso generó otro desplazamiento.
Ramos Parra, quien también ha sido dirigente de El Barzón en Nayarit, aseguró que los criminales provienen principalmente de Jalisco y provocan incendios forestales a fin de ocupar los terrenos para sus siembras clandestinas.
En la zona donde estamos, en El Nayar, pegado a Jalisco, ¡qué casualidad que todos los incendios se inician en Jalisco! Nos sube la lumbre, nos quema el bosque y nos afecta a los que cosechamos maíz y hongo.
Pese al daño que esto causa a los poblados indígenas, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la Comisión Nacional Forestal (Conafor) y “todas las instituciones que tienen que ver con la conservación no hacen nada. Nos dejan a nosotros con una chingada guardarraya y tenemos que defender el bosque. ¿Y cómo lo defendemos? Esa es la desesperanza. Tú, gobierno, pon aquí vigilancia o dame pistola, porque me está afectando la lumbre que salió del coamil donde van a sembrar la amapola. Si no puedes tú, gobierno, déjanos a la sociedad civil; ábrele la puerta”.
La gente que está ahí ya no puede vivir, ya no puede subsistir; se está yendo porque este triangulito de Zacatecas, Nayarit y Durango está muy metido.
Ramos Parra recordó que durante años ha solicitado una escuela normal para la Mesa de El Nayar, “una rural, pero que sea de indígenas para que se vayan a vivir ahí. ¡Y que dice el gobierno que no se puede, por el problemón nacional que hay ahorita!
“Eso es lo que nos está doliendo. ¿Al rato en qué vamos a andar todos? ¿Vamos a adorar al Chapo, o no sé a quién más?”





APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Prologo del libro sobre la Casa Blanca


Prologo del Libro sobre la Casa Blanca 


APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Astillero


Aumentan acoso a Aristegui
Artimaña, pedir perdón
Demandas millonarias
Silenciar por vía judicial

Julio Hernández López
Foto
ASESINAN AL PERIODISTA PEDRO TAMAYO EN VERACRUZ. Dos sujetos armados asesinaron el miércoles por la noche al periodista Pedro Tamayo Rosas en el municipio de Tierra Blanca, Veracruz, cerca de su domicilio, informaron autoridades del estado, horas después de que el subsecretario de Derechos Humanos de Gobernación, Roberto Campa Cifrián, encabezó en Xalapa un encuentro para dar seguimiento al mecanismo de protección a comunicadoresFoto Afp
 
De manera extraña, el pasado lunes Enrique Peña Nieto hizo un involuntario homenaje público a la periodista Carmen Aristegui, al colocarla en el centro de su discurso durante un acto en Palacio Nacional en el que promulgó las leyes y modificaciones legales que conforman el Sistema Nacional contra la Corrupción.
Sin mencionarla por su nombre, ni referirse específicamente a los trabajos publicados por el equipo de investigación que ella encabeza, Peña Nieto utilizó inequívocamente el término acuñado por esos periodistas para referirse a la polémica residencia ubicada en la calle Sierra Gorda de las Lomas de Chapultepec: “En noviembre de 2014, la información difundida sobre la llamada Casa Blanca causó gran indignación”.
Este asunto (el de la Casa Blanca) le reafirmó a Peña Nieto que los servidores públicos, además de ser responsables de actuar conforme a derecho y con total integridad, también somos responsables de la percepción que generamos con lo que hacemos, y en esto, reconozco, que cometí un error (las comas van por cortesía de Los Pinos). A partir de esa elaboración retórica, el ocupante de Los Pinos pidió perdón y disculpas.
Además, Peña Nieto otorgó al laureado reportaje sobre la Casa Blanca un efecto altamente positivo, hasta inspirativo, para fines institucionales y republicanos, pues aseguró que “cada día, a partir de ello (el escándalo de la Casa Blanca: nota del Astillero), estoy más convencido y decidido a combatir la corrupción. De ahí la importancia del sistema nacional con el que estoy comprometido y el que habré de impulsar con toda determinación”.
Esas palabras de Peña Nieto llevaron a la inmediata consideración de que serían insuficientes, e incluso una artimaña, si no fueran acompañadas de una pública aceptación expresa de que el trabajo de Aristegui y su equipo había sido puntual, profesional y valioso, a la par de que se generasen las condiciones para que pudieran volver a frecuencias radiofónicas abiertas, sin el veto político que decidió o cuando menos ayudó a echar de la difusora MVS al equipo periodístico ya mencionado.
Ayer, la periodista, nacida en la Ciudad de México el 18 de enero de 1964, dio a conocer que, días antes de la pronunciación del discurso del perdón, se había intensificado la presentación de demandas judiciales en su contra, relacionadas con el trabajo periodístico de la Casa Blanca. No es un dato menor que dicha escalada haya coincidido con el anuncio de que ese equipo está por iniciar un proyecto de periodismo a través de Internet.
A la luz de los hechos, el discurso peñista del perdón aparece como una treta preventiva, una taimada fórmula de autoexculpación anticipada. No hubo nunca una genuina aceptación de ilegalidades en el proceso de adquisición y construcción de la Casa Blanca, sino una referencia en tono menor, justificante, pues el error del ex gobernador del estado de México habría consistido en permitir que se produjera la percepción equivocada de algo que, aseguró, había estado absolutamente apegado a la ley.
En lo inmediato, Aristegui acumula demandas judiciales. Una de ellas, de la que dio cuenta ayer mediante un video (https://goo.gl/mfaV0g), pretende que sea retirado de circulación el libro sobre la Casa Blanca que escribieron los reporteros Daniel Lizárraga, Rafael Cabrera, Irving Huerta y Sebastián Barragán, y se reimprima sin el prólogo redactado por la propia Carmen (aquí, dicho prólogo, http://goo.gl/qnTZ0v) y no se hable más de él en medios, conferencias o algunas otras formas de divulgación. El proceso judicial va dirigido contra la periodista y, en cuanto al proceso editorial de recompostura, a la firma internacional Random House Mondadori, que de entrada rechaza ese intento de censura. A Aristegui se le exige una compensación económica, por un monto aún no determinado (pero posiblemente será de varios millones de pesos), a título de daño moral.
Entrampar a periodistas críticos en litigios costosos y erosionantes, y amenazar su patrimonio personal, pareciera ser la novedad en curso en la estantería del poder. Lo mismo ha sucedido al académico y escritor Sergio Aguayo, bajo demanda del coahuilense Humberto Moreira, a causa de un escrito de meses atrás en el que habló de hedor a corrupción e impunidad en torno a quien fue gobernador de su estado y presidente nacional del PRI. Demandada por el perredista Jesús Ortega Martínez, la periodista Sanjuana Martínez ya tiene incluso una sentencia en contra, en proceso de revisión y, en caso de perder ese recurso, con un monto para cobro o embargo que habrá de determinar la juez que lleva el caso.
Al respecto, Rogelio Hernández López, periodista de larga experiencia, quien se ha especializado en la organización y defensa de los intereses legítimos del gremio, escribió recientemente que lo preocupante de este tipo de casos es lo que está en el fondo: amedrentar con la aplicación de la ley para acallar a un periodista. Si prende esa demanda (refiriéndose a Aguayo) será por fuerzas extralegales y el mensaje florecerá; si lo acallan a él, será más fácil con otros menos fuertes. El caso es rodeado por la atmósfera nacional de agravios contra periodistas mexicanos, para silenciar.
Agrega Hernández López: son demasiados los indicadores: amenazas directas o indirectas, presión a sus empleadores, agresiones verbales o físicas y asesinatos. Hasta ahora, el tipo de agresión menos usada por políticos y particulares es la presión jurídica. Y lo jurídico es el ámbito donde se han creado más restricciones y sombras amenazantes a la libertad de expresión. No sólo existen los códigos civiles para que la gente se defienda del periodismo mal ejercido, sino que ya son decenas de normas que restringen el libre flujo de la información y de las opiniones (http://goo.gl/DjkIXc).
Y, mientras se cierra el círculo de la simulación de diálogo, las mesas escenográficas, la provocación armada en Chiapas (incluso con el uso de paramilitares, denuncia la CNTE) y los foros inducidos para aprobar el modelo educativo, ¡hasta el próximo lunes!
Twitter: @julioastillero
Facebook: Julio Astillero



APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

México, SA




Vargas pierde la memoria
Aristegui suma demandas
MVS: emular a Calderón
Carlos Fernández-Vega
 
Joaquín Vargas, presidente del consejo de administración de Multivisión (MVS), convenientemente ha olvidado lo que él mismo denunció el 22 de agosto de 2012: nadie podría creer lo que estaba sucediendo; en toda mi experiencia profesional, jamás, nadie en el gobierno, había cometido un exceso como ése; ahora sí, les dije, nos están echando encima la fuerza del Estado.
Eran los tiempos en que el entonces inquilino de Los Pinos Felipe Calderón (por medio de sus sicarios Alejandra Sota y Javier Lozano, a la sazón vocera presidencial y secretario del Trabajo, respectivamente) no sólo intimidaba al empresario por decidir el regreso de Carmen Aristegui a los micrófonos de MVS, sino que lo chantajeaba con consecuencias fatales y la cancelación de cualquier posibilidad de aprobar su proyecto de banda ancha si la periodista no se disculpaba públicamente (con un texto redactado por la propia Sota) por divulgar la noticia del presunto alcoholismo del michoacano.
Vargas, en ese momento, denunció que Calderón y sus sicarios construyeron una historia de censura, represión y humillación en contra de MVS y Aristegui, por lo que exigió al gobierno: déjennos trabajar, y dejó en claro, por si hubiera duda, que es falsa la afirmación oficial (Calderón, Sota, Lozano) de que la política y la práctica diaria de la comunicación social de este gobierno no se mezclan ni se confunden con la política pública en materia de telecomunicaciones. Mi exposición dejará al descubierto los alcances de sus acciones y la injerencia de sus presiones en este asunto. Dejan en claro que sí mezclaron lo uno con lo otro: si te callas te doy; si no obedeces te quito.
Como le dijo Javier Lozano: si recontratas a la periodista (Carmen Aristegui), a tu proyecto se lo lleva la chingada y te olvidas de este gobierno. Y Joaquín Vargas la recontrató, aunque justo es decir que también, en una primera instancia, atendió puntual y cabalmente la orden de Los Pinos de correr a la periodista.
Pero parece que el tiempo, el cambio de gobierno y las mieles que para empresarios como él significan estar y quedar bien con el poder, y las gruesas utilidades económicas que ello implica, provocaron en Joaquín Vargas pérdida total de memoria y, sobre todo, de dignidad, porque ahora hace exactamente lo mismo que reclamó y denunció en aquel encontronazo con Calderón.
Por todos es conocido que tras la difusión del devastador (para Peña Nieto) reportaje sobre la Casa Blanca MVS despidió fulminantemente a Carmen Aristegui, Irving Huerta, Daniel Lizárraga, Rafael Cabrera, Sebastián Barragán y a todo el equipo de la Unidad de Investigaciones Especiales del programa de la periodista. Así, Joaquín Vargas procedió con la misma ruindad que cuatro años antes le reclamó a Calderón y sus sicarios, y se sumó al ejercicio de echarle encima la fuerza del Estado al grupo de profesionales de la comunicación.
El citado reportaje, amén de estar perfectamente documentado, fue un torpedo que explotó en la de por sí endeble línea de flotación de Los Pinos, donde sólo atinaron a poner en marcha una campaña de desprestigio en contra de la periodista y a recurrir al mismo procedimiento de Calderón y sus sicarios, aunque esta vez Joaquín Vargas rápida y solícitamente atendió lo que a él correspondía.
Vendría el teledrama de La Gaviota (su frivolidad y afición a las revistas del corazón abrieron la puerta al reportaje de la Casa Blanca) y sus increíble salario de Televisa, el destape de la casita de Malinalco (Luis Videgaray), la de Ixtapan (del propio EPN), la grotesca puesta en escena de Virgilio Andrade (no existe conflicto de intereses, y ya le dieron una patada en el trasero) y, en resumen, el creciente desprestigio del ya desacreditado gobierno peñanietista, el cual, por cierto, no deja de otorgar jugosos contratos a Higa, propiedad de Juan Armando Hinojosa Cantú (el de la Casa Blanca y la de Malinalco).
De allí, un año y pico después, a la descarada solicitud de perdón por parte de Enrique Peña Nieto: “en noviembre de 2014 la información difundida sobre la llamada Casa Blanca causó gran indignación… No obstante que me conduje conforme a la ley, este error afectó a mi familia, lastimó la investidura presidencial y dañó la confianza en el gobierno. En carne propia sentí la irritación de los mexicanos. La entiendo perfectamente, por eso, con toda humildad, les pido perdón. Les reitero mi sincera y profunda disculpa por el agravio y la indignación que les causé. Tenemos que vernos en el espejo, empezando por el propio Presidente de la República”.
Difícilmente el inquilino de Los Pinos y su séquito lograrán el perdón, pero en vía de mientras la furia y la fuerza del Estado en contra de Aristegui y su equipo, lejos de amainar, se agudiza, y Joaquín Vargas, ya sin memoria, se mantiene activo como parte del sicariato de Los Pinos.
Ayer la periodista denunció públicamente que “se intensificó el acoso, el hostigamiento y la persecución judicial por la investigación de la Casa Blanca de Enrique Peña Nieto. En las últimas semanas se han acumulado en nuestra contra varias demandas judiciales que llegan a niveles insospechados. Se pretende, por la vía judicial, mutilar el libro La Casa Blanca de Enrique Peña Nieto, exigiendo la eliminación de su prólogo. Se demanda a quien lo escribió y a la editorial que se atrevió a publicarlo (Penguin Random House). Por ello pregunto al presidente Peña: ¿pide perdón por la Casa Blanca, pero se sigue persiguiendo a los periodistas que la investigaron? ¿De qué perdón estamos hablando, señor Presidente?”
En cualquier otro país con verdadero estado de derecho, apuntó Aristegui, “se hubiera realizado una investigación independiente, un juicio político y muy probablemente el mandatario se hubiera visto obligado a renunciar. En México no. El Presidente sigue en funciones y los periodistas que participamos en la investigación de la Casa Blanca y alentamos el debate sobre sus graves repercusiones fuimos echados del aire de la radio mexicana”.
Carmen y su equipo trabajan en el desarrollo de un proyecto propio e independiente desde el espacio digital, pero al momento de anunciar esta intención se intensificó el acoso, el hostigamiento y la persecución judicial con la que se ha castigado nuestro trabajo. En las últimas semanas se han acumulado varias demandas cada vez más descabelladas, y entre ellas hay una que pretende mutilar un libro, nada más y nada menos que el relativo a la Casa Blanca de Peña Nieto.
Las rebanadas del pastel
¿Y quién presentó la demanda? Joaquín Vargas, quien reclama daño moral. De ese tamaño.
Twitter: @cafevega



APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Responde Aristegui a demanda de MVS


La periodista Carmen Aristegui informó ayer sobre una querella por daño moral interpuesta en su contra por el dueño de MVS, Joaquín Vargas, por lo que la comunicadora expresa en el prólogo del libro La Casa Blanca de Peña Nieto, la historia que cimbró un gobierno, escrito por los cuatro reporteros que develaron el caso. En conferencia de prensa, manifestó: No cesan los ánimos de venganza. Señor Presidente, deje de mecer esa cuna


MVS acusa de daño moral a Carmen por texto incluido en obra sobre la Casa Blanca
Tufillo de inquisición, prohibir prólogo de libro que llevó a Peña a pedir perdón: Aristegui
No cesan los ánimos de venganza; señor Presidente deje de mecer esa cuna, enfatiza la periodista en un mensaje grabado
La demanda tendrá una grave afectación patrimonial, advierte su abogado
Foto
La periodista Carmen Aristegui convocó a los medios de comunicación para denunciar una nueva etapa del acoso judicial en su contra, tras la demanda que le interpuso MVSFoto Afp
Blanche Petrich
 
Periódico La Jornada
Viernes 22 de julio de 2016, p. 13
Cincuenta días antes de que el presidente Enrique Peña Nieto expresara su mea culpa por lo que llamó su error –relacionado con la lujosa residencia de 7 millones de dólares que su esposa compró en Las Lomas a un constructor favorecido por su gobierno–, Joaquín Vargas, el dueño de MVS, interpuso una demanda por daño moral contra la periodista Carmen Aristegui, por lo que ésta expresa en el prólogo del libro La Casa Blanca de Peña Nieto, la historia que cimbró un gobierno, escrito por los cuatro reporteros que develaron el caso, Daniel Lizárraga, Rafael Cabrera, Irving Huerta y Sebastián Barragán.
Esta demanda de daño moral entraña un grave riesgo de afectación patrimonial para quien fue la conductora más popular de la radio mexicana, precisó su abogado defensor, Javier Quijano. “Carmen –añadió el penalista– es objeto de una persecución política. Destruir el prólogo que escribió para el libro equivale a tomar los prólogos incómodos de todos los libros que se publican y quemarlos en una hoguera en la plaza pública”.
Al final del encuentro con la prensa se dio a conocer un video que Aristegui grabó minutos antes, en el que se dirige personalmente al presidente Enrique Peña Nieto, quien apenas hacía cuatro días había pedido perdón por el error de la Casa Blanca.
“¿De qué perdón estamos hablando, señor Presidente? ¿Cuál es el verdadero alcance de sus palabras? Pide perdón por la Casa Blanca, pero no cesan los ánimos de venganza. Señor Presidente, deje de mecer esa cuna”.
En ese mensaje, Aristegui señala que “en cualquier otro país con un verdadero estado de derecho se hubiera realizado una investigación, un impeachment o un juicio político, y muy probablemente al presidente se le hubiera obligado a renunciar. En México no. El jefe del Ejecutivo sigue en funciones y los periodistas que alentamos esta investigación fuimos echados del aire de la radio mexicana. Sabemos que no regresaremos a ella, por lo menos hasta que se acabe este sexenio”.
Lamento el derrumbe moral
El abogado Quijano, quien ha acompañado la defensa de Carmen Aristegui en el intrincado laberinto judicial en el que se encuentra desde marzo del año pasado, cuando ella y su equipo fueron despedidos por los Vargas –son al menos cinco demandas diferentes, derivadas en distintos juzgados–, explicó que la acusación de origen, según el demandante, es que Vargas se sintió ofendido por algunas expresiones del prólogo. En una de ellas, la autora expresa que la concesionaria MVS fue inducida a hacer cosas tan indecentes y deplorables que quienes conocemos a sus dueños y directivos nunca imaginamos. Añade: “Personalmente lamento el derrumbe moral de Joaquín Vargas y sus hermanos… Lamento mucho también la carga moral que han transferido al resto de la familia Vargas. Son personas a las que conozco y aprecio desde hace muchos años”.
En otro párrafo alude: Fue una tragedia ver cómo aquellos que habían apostado por la libertad de expresión y la investigación periodística finalmente sucumbieron a presiones y componendas con el poder que ya antes habían enfrentado con dignidad y valentía.
De prosperar esta demanda por daño moral, la afectación patrimonial contra la acusada sería muy grave, ya que, recordó Quijano, la Suprema Corte de Justicia de la Nación eliminó los topes máximos de las sanciones económicas incluidas en la Ley de responsabilidad civil para la protección a la vida privada. Antes no podían exceder los 350 días de salario mínimo. “En el ánimo litigioso de nuestra sociedad y nuestros abogados –advirtió el jurista que asumió la causa de Aristegui–, vamos hacia situaciones iguales a la de Estados Unidos, donde se puede demandar por cientos de millones de dólares”.
Por el contrario, la demanda contra la editorial no entraña una afectación económica, con la finalidad de dividir la afinidad y unidad de acción que mantienen los directivos de Random con quien Cayuela llamó una de las autoras indispensables de nuestro catálogo.
Ayer, en la sede de la Random House, sus principales directivos, Ricardo Cayuela y Ariel Rosales, los cuatro autores del libro y varios ex colaboradores de Aristegui, entre ellos Lorenzo Meyer y Mardonio Carballo, acompañaron a la periodista, quien citó a un grupo de periodistas y corresponsales para informarles sobre esta nueva etapa de lo que llamó un acoso judicial en su contra.
Todos ellos cerraron filas en torno a Aristegui, quien hace apenas unas semanas había anunciado su intención de lanzar un nuevo proyecto periodístico digital.
En su comentario, Lorenzo Meyer, historiador, recordó que en México sí se destruían medios, pero en la Inquisición. Y en el siglo XIX la censura se hizo oficial con Santana y Porfirio Díaz. En la época actual, si este intento de censura avanza, será una señal inequívoca de que fracasó la transición. Y estaremos ante un momento como lo señaló uno de los gobernadores caciques de México, cuando definió a la moral como un árbol que da moras.
Por último, Carmen Aristegui concluyó que hay un tufillo de inquisición cuando se pretende impedir la circulación del prólogo de un libro sobre una investigación que ha llevado al Presidente a pedir perdón. Y a prohibir incluso que se hable de este texto en la radio, la televisión y conferencias. Es un llamado de atención al riesgo que vive la libertad de expresión en este momento.



APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Dinero


Pedir perdón… pero seguir golpeando
Carmen Aristegui, acosada judicialmente
HSBC: especuladores detenidos
Enrique Galván Ochoa
Foto
L
os mexicanos que dudaron de la sinceridad de Peña Nieto cuando ofreció disculpas por la Casa Blanca parece que no estuvieron equivocados. Carmen Aristegui denunció, tanto en YouTube como en una reunión con corresponsales extranjeros, que se intensificó el acoso, el hostigamiento y la persecución judicial. En las últimas semanas se han acumulado en nuestra contra varias demandas judiciales que llegan a niveles insospechados, dijo. En el mensaje difundido vía YouTube, reveló que se pretende, por la vía judicial, mutilar el libro La Casa Blanca de Enrique Peña Nieto, exigiendo la eliminación de su prólogo. MVS demandó a Aristegui la reparación del daño moral (que podría traducirse en un pago en dinero). Y también demandó a la editorial Penguin Random House, que lo publicó. No le exige reparación económica, pero sí que retire el libro en circulación y, si quiere reditarlo, que elimine la parte motivo de la demanda, según expresó Ricardo Cayuela, director de la casa editora. Carmen pregunta a Peña Nieto: “¿Pide perdón por la Casa Blanca pero se sigue persiguiendo a los periodistas que la investigaron?… ¿pero no cesan los ánimos de venganza?… señor Presidente, deje de mecer esa cuna”. El prólogo que se pretende censurar denuncia cuán sumisa puede ser una empresa de comunicación frente a presiones políticas. A su vez, en la conferencia de prensa, tanto Carmen como su editor dijeron que la demanda de MVS es inconcebible, incluso con poca lógica, dada la aceptación del error y disculpa de Peña Nieto. Adviértase el absurdo: MVS transmite varios programas de noticias y comentarios, se supone que debería defender la libertad de expresión, pero el caso es que asedia a una ex colaboradora porque no le gustó cómo la ejerce. Y otro absurdo: si Peña Nieto creyó que con pedir perdón acallaría el escándalo, en vez de eso ahora enfrenta otro: la editora Penguin Random House es una de las más importantes del mundo. Obviamente se defenderá en tribunales. Y el caso será difundido por la prensa mundial. Peor… imposible.
Fraude con monedas
Mark Johnson, director global de operaciones con divisas de HSBC en Londres, ha sido detenido en el aeropuerto John F. Kennedy, acusado de fraude electrónico por su supuesta participación en una manipulación del mercado de divisas, informó el Departamento de Justicia de Estados Unidos. Al delito le llaman front-running y consiste en adoptar una posición en beneficio propio antes de ejecutar una transacción que alterará el mercado. Johnson está acusado junto con Stuart Scott, quien fue director de la división de intercambios de divisas de HSBC para Europa hasta 2014. Los ejecutivos, ambos británicos, se presume que ganaron 8 millones de dólares al utilizar información privilegiada para comprar libras esterlinas antes de ejecutar una compra de esta moneda por 3 mil 500 millones de dólares, lo que provocó un pico en su cotización y perjudicó al cliente que les había encargado la operación, según la fiscalía.
Ombudsman social
Asunto: OHL y la autopista Lerma-Toluca
Reciba un cordial saludo. En relación con la información que publica en su columna del día de hoy sobre OHL (sección Ombudsman social), me permito hacerle los siguientes comentarios, mismos que, agradecería mucho, los considere para realizar la aclaración pública correspondiente:
1. OHL México No tiene ningún tipo de relación ni es concesionario de la autopista Lerma-Toluca, como se señala.
2. OHL México cuenta con un amplio programa de responsabilidad social, que incluye un apartado de preservación ambiental para todos sus proyectos y que es operado con mucha relevancia y diligencia.
3. El listado de concesiones que gestiona la compañía las puede encontrar cualquier persona en la página ohlmexico.com.mx.
Con todo respeto, solicitamos que considere estos datos para futuras referencias sobre OHL México y sus subsidiarias, y con el objeto de no confundir a sus lectores. Reciba un cordial saludo.
Enrique Moran
R: Haré llegar su mensaje al lector que informó lo contrario. Gracias.
Twitteratti
Cuando has sobrevivido al fin del mundo en 2000, 2006, 2012 y 2015… aún les aguanto uno más.
9 de julio de 2016.
Diego Valencia @DJD_EGO
¿Republicanos pretendían que Ted Cruz saliera a apoyar a Trump así como así? ¿Después de que ofendiera a su esposa durante campaña? Por favor.
Alejandro Magno @Alejandrojx
Los sindicatos pasaron de defender a los trabajadores a ser un gran negocio.
Carcat @CarJMan
Twitter: @galvanochoa
FaceBook: galvanochoa



APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.