CUANDO TERMINES DE VER LA PAGINA ACTUAL, DA CLICK EN ENTRADAS ANTIGUAS PARA QUE VEAS TODO LO DEL DIA DE HOY.

lunes, 25 de julio de 2016

Medalla de oro en impuntualidad






Se ha ganado Aeroméxico en los últimos cuatro meses, al compararla con las principales aerolíneas latinoamericanas, de acuerdo con el ranking de la consultora Flight Stats / El conflicto laboral de pilotos ha disparado el caos en la empresa mexicana


CIUDAD DE MEXICO, 24 de julio (SinEmbargo/EconomíaDeHoy).- Aeroméxico se ha coronado como la aerolínea de bandera más impuntual de América Latina. La compañía que dirige Andrés Conesa suma cuatro meses liderando el ranking de retrasos que elabora la consultora Flight Stats con más del 20 por ciento de sus vuelos retrasados, un porcentaje que superó el 30 por ciento en mayo y junio, en pleno conflicto con los pilotos.
La consultora compara a Aeroméxico con las principales aerolíneas latinoamericanas: Azul, Copa Airlines, TAM Linha Aereas, Avianca, Lan Airlines, Aerolíneas Argentinas y Gol, que, salvo excepciones, registran mejores datos.
La filial regional de la firma mexicana, Aeroméxico Connect, también es líder en demoras con el 34 por ciento de sus vuelos retrasados en junio frente al 19 por ciento de la segunda, Austral. La filial ha ganado el oro todos los meses del año.
Aunque el conflicto laboral ha disparado el caos en todo el grupo mexicano, obligándole a cancelar vuelos y dejar 2 mil 200 personas sin viajar sólo en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) en dos días (19 y 20 de junio), los problemas de la compañía vienen desde hace tiempo ya que en diciembre de 2015 ganó la medalla de plata en el ranking de impuntualidad con el 27.5 por ciento de sus vuelos retrasados y en noviembre se llevó el oro.
En los dos últimos meses los comentarios en las redes sociales criticando los retrasos se han disparado. Por ejemplo, el 10 de julio, Lau Mejia se quejaba en Twitter de los problemas de puntualidad de Aeroméxico: “Pa variar #Aeroméxico RETRASADO… que onda con el vuelo vegas-mexico”. En esta línea, el 8 de julio, LLuis Gil no dudó en denunciar en la red social del pajarito: “#Aeromexico impresentable, juegan con el tiempo y el dinero de sus clientes”. Un mes antes, se encuentran ejemplos como éste: rafaEl: “#aeromexico retrasado, pésimo como siempre”. Mensajes que se repiten todos los meses.

Problemas en Benito Juárez

“Aeroméxico, al ser la aerolínea con más rutas ha presentado un mayor índice de impuntualidad, sin embargo, en gran parte obedece a que el aeropuerto de la ciudad de México está saturado y muchas rutas dependen de este aeropuerto. Muchas hacen escala en la Ciudad de México, de ahí la necesidad de crear rutas directas que no hagan escala en AICM, con precios accesibles y un nuevo aeropuerto”, explicó a este diario Carlos Alberto Tabares, director de análisis de Monex.
Los problemas en el aeropuerto de Benito Juárez de Ciudad de México afectan a todas las aerolíneas por igual aunque las de bajo coste, como Volaris que liderar el rankig con el 43.4 por ciento de sus operaciones con demora. Aunque Aeroméxico y Aeroméxico Connect no son las compañías más impuntuales en éste aeropuerto, aun así registran retrasos en el 29.3 y el 31.2 por ciento de sus vuelos, respectivamente, según los datos recogidos por la Secretaría de Comunicaciones y Transporte. Éste diario se ha puesto en contacto con la empresa sin lograr respuesta.

Se nubla el panorama

La caída del crudo, y la debilidad del peso frente al dólar elevó un 9.2 por ciento el tráfico de pasajeros de Aeroméxico en 2015 a los 17.2 millones. La buena marcha no duró mucho y la firma vio como al empezar 2016, su panorama se nublaba. En lo que va de año sus acciones acumulan una caída del 6.18 por ciento  y ha tenido que enfrentar conflictos laborales como el que arrastraba con los pilotos desde mayo. El acuerdo con las TCP (azafatas o sobrecargos en México) se firmó en mayo pero la compañía no logró llegar a un acuerdo con los pilotos hasta hace unos días. A su vez, en los primeros cinco meses del año su participación en el mercado mexicano cayó del 33.8 por ciento con el que cerró 2015 al 32.1 por ciento.
En esta línea, los últimos datos publicados por la firma que dirige Conesa recogen un frenazo en el mercado doméstico. Entre enero y junio de 2016 apenas transportó un uno por ciento más de pasajeros mexicanos mientras que los internacionales subieron un 5.6 por ciento. Por su parte, Volaris ha transportado un 30.8 por ciento más de pasajeros mexicanos en el mismo periodo hasta los 5.7 millones, lo que la sitúa muy cerca de desbancar a Aeroméxico como líder del mercado doméstico: llevó 6.2 millones de pasajero nacionales.


APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Gamboa Patrón salva al cínico César Duarte






Francisco Rodríguez

Índice político


Una de las explicaciones más chabacanas y ñoñas de las que este escribidor tenga registro, fue la que dio el llamado Presidente Peña Nieto a Virgilio Andrade —según cuenta él mismo—, para fundar y motivar la petición que le hizo para renunciar a la titularidad de la Secretaría de la Función Pública, unas horas antes de que se hiciera del conocimiento general la defenestración del muchachito, también metido en líos conyugales y de pensión alimentaria al hijo que procreó con una funcionaria de su propia dependencia.
Según sostuvo el “Jefe de las Instituciones Nacionales” —la narración, mutatis mutandi, es del muchacho echado a la calle— su expulsión del club de la tolucopachucracia era indispensable por el anuncio estrambótico que el inquilino de Los Pinos pensaba hacer para limpiarse la cara de tanto estropicio y anunciar con bombo y platillo, previa disculpa ante un grupito de paniaguados, un misil político que seguramente cimbraría al país.
Que la idea de Peña Nieto era sostener y apoyar la presentación de las siete leyes mochas del Sistema Nacional Anticorrupción, exhibiendo como cabeza de turco, la de un rabanito enchinado habilitado como secretario del Despacho Presidencial, que causó agravio y vergüenza ajena, antes que ser un soporte de la batalla contra la corrupción de la claque en el poder.
Y sí, como usted seguramente ha comprobado, la renuncia de Virgilio Andrade no sirvió ni pa’ un barrido ni un trapeado. Pasó de noche y no hizo ni cosquillas. Era natural, no podía esperarse un impacto de un personajito que nació muerto, un tipejo de tres al cuarto, que ni a sombra llega.

Que EPN ya no aguanta la presión por la corrupción

Antes de ello, Peña Nieto juzgó necesario explicarle al muchacho en cuestión, su compadre “de grado”, que la decisión había sido difícil de tomar, pero que lo hacía pensando que en el mes de junio lo habían arrasado en las elecciones de las gubernaturas, y que su popularidad iba en constante picada... y, sobre todo, los reproches del extranjero. Algo tenía que hacer, le dijo... de acuerdo a lo que Andrade cuenta a sus amigos.
Que, además, sopesó frente al bodoquito, que debía emprender acciones contra los gobernadores rufianes de su partido que no sólo habían perdido sus entidades, sino se habían pasado de castaño oscuro en el ejercicio de la rapiña, la violencia contra la población y el desgobierno. ¡El burro hablando de orejas!
Que le mencionó al infortunado que se quedaba sin chamba cosas que éste le confió a una de sus personas más cercanas, como por ejemplo que tenía que escoger a cuál Gobernador iba a meter a la cárcel, adelantándose a las exigencias de los “opositores” que les habían vencido —desde luego, con el apoyo del centro político, el de los “leales” del círculo íntimo del peñato.

Los “bisnes” de Gamboa Patrón e hijito en Chihuahua

Los casos de los gobernadores desvergonzados, se limitaban a dos: Javier Duarte de Ochoa, el de Veracruz —cuyos huesitos han pedido hasta los candidatos del PRI-, derrotado por una conspiración en Los Pinos, entre el de la voz y su compadre constructor y benefactor, el compadrito Roberto Alfredo San Román Dunne, como usted y yo lo comentamos hace algunas semanas...
... el otro, respondía, antes de pasar a peor vida, al nombre de Roberto Borge, el de Quintana Roo, ya que había sido derrotado por el candidato peñista camuflado, Carlos Joaquín, postulado aparentemente por la alianza PAN-PRD, pero apoyado siempre por su medio hermano Pedro, el secretario de Energía, y por el mismo Peña Nieto, del que fue subsecretario de Turismo, el que hacía la chamba, pues la sobrina de Carlos Salinas, Claudia Ruiz, no ata ni desata.
Aunque salió a colación el nombre del otro desvergonzado, César Duarte Jacquez, gobernador chihuahuense derrotado, Peña Nieto reculó en su exposición, toda vez que, argumentó, él estaba cubierto por un manto de impunidad, tendido desde las entrañas de las cavernas del Senado.
César Duarte era, desde ese momento, un intocable, debido a la protección que el culi empinado Emilio Gamboa Patrón, coordinador de los senadores obedientes a Humberto Castillejos Cervantes, le había tendido desde el Senado, y como entre culebras no se muerden –y menos entre quienes juegan golf y beben cada semana—, ese compromiso debía ser resguardado a piedra y lodo.

Desde luego, todo Chihuahua sabe que la protección de Gamboa Patrón al felón César Duarte, corresponde a la que éste ha brindado al hijito del senador culi empinado, que en ese estado logra las mayores cuotas por venta de medicinas y aparatos institucionales a los organismos públicos de salud en la entidad norteña.

Andrade cita empresarios en su casa, para caerle$

Por lo demás, le habría expuesto Peña Nieto al desgraciado —Laura de América, dixit- su lealtad hacia el compadre cual invariable. Que se fuera tranquilo a su casa, y esperara confiado, buenas nuevas sobre su próximo destino administrativo.
Y de inmediato, en los restos humeantes de la Secretaría de la Función Pública se empezaron a hacer las cábalas sobre el futuro inmediato del zotaquín Virgilio. No pocos “juraron por ésta”, que seguro se dirigía hacia la dirección de la CFE, desocupada por el otro chinito, Ochoa Reza para irse a tripular al PRI.
Que al fin y al cabo, todo lo estaba arreglando desde adentro de la “empresa de clase mundial”, el subdirector de Administración, Diego Gutiérrez Morales —primo hermano de Leonardo Curzio Gutiérrez, un comunicador de talla planetaria como todo mundo sabe en Los Pinos, la residencia de las estrellas.
Entonces, Virgilio se fue a su casa ese mismo día, estrenando su impunidad ofrecida, con el nuevo cargo de coyote de los empresarios a quienes había cubierto de impunidad en la Secretaría de la Función Pública, cobrándoselas en efectivo, antes de irse a sentar a otro despacho, más importante y e$peranzador. Mientras, que se “cayeran con el taco”. Sucede esto, desde hace una semana, en la residencia de Andrade, por los rumbos de Huixquilucan.

Y el protegido Duarte, ¿también merece perdón como EPN?

Envalentonado por las noticias llegadas desde “el Centro”, el cínico gobernador de Chihuahua, César Duarte Jacquez, ha estado dándole vueltas al magín, y concediendo entrevistas “exclusivas” a medios de comunicación “de circulación nacional” (ejem, ejem) en las que ha resultado ser un gran “salidor”.
Con aires de triunfo declaró apenas al diario Reforma que “ni es banquero- político, ni teme ser enjuiciado o encarcelado por algún ilícito, porque ha actuado dentro del marco legal durante su administración”, apegado al estado de Derecho, tan vilipendiado por truhanes de la peor estofa.
Se atrevió el descarado a decirle a la reportera del periódico norteño que ha salvado a su entidad del infierno. Que cuando él llegó, la violencia, las extorsiones y los secuestros estaban al orden del día, “pero que hoy está en paz”, cuando todo mundo sabe de su alianza con delincuentes y su impasividad ante el estropicio general.
Además, que “el Banco Progreso, no existe. Existe una unión de crédito que así se apellida, en la cual no es socio ni parte de ella... que “ayudó a evitar la quiebra de cien mil ahorradores”. Cuando todo el mundo sabe que el Banco Progreso, al frente del cual, junto con su esposa, puso al tesorero estatal, lo ha hecho inmensamente millonario.
¿Cómo ve usted la “audacia” del cínico César Duarte, el gobernador protegido? ¿También merece perdón y olvido, como sus valedores Gamboa Patrón y Peña Nieto?


Índice Flamígero: Usted leyó aquí cómo fue que a Peña Nieto casi casi le echan de territorio estadounidense a su embajador Miguel Basáñez, por andar armando comités “anti-Trump” entre los paisanos que radican al norte de la frontera. Los republicanos, que lo tenían bien documentado, amenazaron con declararlo persona non grata, si no salía de la Unión Americana, y sin cargo, en un plazo perentorio. Luego del numerito —y del casi seguro reproche de Obama, el viernes anterior—, ahora EPN dice estar dispuesto a dialogar con el ya candidato republicano y la que en estos días lo será, formalmente, de los demócratas. ¡Reculó! + + + Lunes de buena suerte: dos epigramas, dos, de El Poeta del Nopal: El primero, bajo el título “El (ex) Presidente del Empleo” –dedicado a Felipe Calderón por su nueva chamba en la hispana Iberdrola— dice así: “Pasó a la posteridad / como el campeón del empleo / y en tal afán, según veo, / lo obtuvo a perpetuidad; / pero la cruda verdad / es una herencia maldita, / su falsa piedad irrita, / su autocompasión engaña, / mientras el olor a caña / ¡fulmina hasta a Margarita!”. Y el segundo, “Los textoservidores (reloaded)” tiene prólogo de don Alfredo Álvarez Barrón: “Para redondear lo escrito por el señor Miguel Ramírez en el anterior Índice Flamígero va la siguiente décima, y por supuesto le aclaro que no tiene que pedir disculpas a nadie, al contrario, qué bueno que cada vez más gente se atreva a expresar, libremente y sin censura, lo que piensa, lo que siente y lo que cree. Saludos: Lo juraría, por su aspecto, / hombres de bien se vislumbran, / pero que a diario acostumbran / andar el mismo trayecto; / en su viciado proyecto, / como feroz intifada, / se lanzan a la cargada / ante el color del dinero, / periodismo chayotero / con la conciencia castrada.”
www.indicepolitico.com / pacorodriguez@journalist.com / @pacorodriguez


APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Un freno al poder


Bernardo Bátiz V.
 
En México se reconoce generalmente que el presidente de la República es la persona con más poder que cualquier otra; puede que no sea totalmente cierto, pero eso se percibe; el presidente dice y lo dicho por él se cumple, él manda y muchos obedecen, ordena y sus órdenes se cumplen. Ordena, manda, sugiere, señala, abierta o veladamente y a su alrededor en los tres poderes formales y en otros fácticos, hay disciplina y obediencia.
Jorge Carpizo, quien estuvo al servicio de un presidente, Carlos Salinas de Gortari, explicó y, en mi opinión, también trató de justificar algo evidente, que el presidente tiene muchas facultades reconocidas en la Constitución, pero que tiene también otras que no son pocas y a las que el ex rector de la UNAM llamó las facultades metaconstitucionales del presidente. Carpizo observó un fenómeno de la sociología política, no se trata de un concepto jurídico, objeto de estudio de los jurisconsultos, el ejercicio de esas facultades no autorizadas en ley alguna se encuadra o ubica en el mundo del ser no en el mundo del deber ser.
El poder es la posibilidad real de hacer algo personalmente o por conducto de quienes reciben órdenes y las obedecen; el poder es también la posibilidad de obtener lo que se quiere. Los estudiosos distinguen autoridad de poder: tiene autoridad el gobernante cuando es obedecido voluntariamente por los gobernados, quien no tiene autoridad para ser obedecido requiere del uso de la fuerza o de alguna otra forma de mover la voluntad ajena.
Cerrar el programa radiofónico de Carmen Aristegui fue un acto de poder, de pura fuerza. No fue un acto legítimo de autoridad; se trató de una orden a los dueños de la estación, que éstos ejecutaron como se les pidió, seguramente bajo mucha presión. Despidieron de su programa a una comunicadora libre, inteligente y con un valor personal a toda prueba; se trató de un acto de poder, no de autoridad.
Haber adquirido una mansión valuada en muchos millones de pesos constituyó también un acto de poder, en este caso de poder económico, pero tampoco dentro del marco jurídico que exige justificación de la fuente de los recursos y transparencia; ambas conductas, una adquisición no explicable a primera vista y el despido mediante presiones de una persona que denunció un hecho reprobable, son conductas que forman parte de las llamadas facultades metaconstitucionales del presidente.
Las cosas, a despecho de quien las ordenó, no quedaron ahí; el poder tiene sus límites y tener poder hoy no garantiza que se tendrá mañana, tampoco que lo que se haga sea necesariamente aprobado por los contemporáneos que a veces son jueces muy severos.
Que el titular del Poder Ejecutivo, rodeado de quienes forman parte de su equipo y están bajo sus órdenes o sujetos a compromisos con el poderoso, pida disculpas por haber llevado a cabo un acto metaconstitucional, la adquisición de la Casa Blanca, a primera vista parece una retractación y un reconocimiento de algo indebido, pero no lo es; se trata simplemente de un nuevo acto político, uno más de la voluntad personal del Presidente, esta vez encaminado a rescatar su prestigio en declive.
Pedir perdón no está de ninguna manera incluido como una conducta propia de un funcionario público, ni es algo autorizado expresamente por ley alguna. Fue una expresión de la voluntad que tiene como origen otra presión, en este caso la presión de la opinión pública, indignada por la denuncia de los hechos, Casa Blanca y despido de Aristegui; la opinión del pueblo se expresó condenándolos de muchas maneras, en especial en críticas en otros medios de comunicación y por las redes sociales; la opinión pública no perdona, en realidad emitió su condena y, como se dice coloquialmente, se las tiene guardadas para cuando se las pueda cobrar.
Diferente hubiera sido que el Presidente, acorralado por la opinión pública en su contra, llevara a cabo un acto de autoridad, una acción legítima encaminada a la corrección del acto indebido; que mostrara el propósito de enmienda, arrepentimiento de lo hecho mal e intención de corregir lo indebido.
Eso quizá habría producido un efecto positivo para quien quiere limpiar su imagen y conservar su estatus, pero se perdió la oportunidad. Algo, sin embargo, cambió en el fondo, algo nuevo sucedió; es una lección a los poderosos: deben aprender que su poder no es ilimitado, que hay un juez permanente, observador, exigente, que es el pueblo que se percata de lo que sucede y emite sus juicios de valor. Es la muestra de que si los poderes formarles del Legislativo o del Judicial no cumplen con su deber de limitar al poder del Ejecutivo, el pueblo soberano sí lo puede hacer y lo hace a su modo, al extremo de que obligó al Presidente a buscar una excusa, a solicitar un perdón, que no es cosa menor.



APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

México,SA


TLCAN, para los amigos
Muy pocos = 73% del total
Pensiones: Chile = México
Carlos Fernández-Vega
 
Magia y más magia ha utilizado el gobierno mexicano para hacer de esta República de discursos una supuesta potencia exportadora. De la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) a la fecha ha recurrido a todo tipo de trucos de chistera con la intención de hacer creíble su mensaje de que la mayoría de las empresas nacionales participan en el comercio exterior, amén de los grandes beneficios para el país.
Sin embargo, 22 años después del arranque teleciano, la actividad exportadora no petrolera de la supuesta potencia registra, cuando menos, cuatro rasgos inocultables: creciente concentración; permanente y ostentoso incumplimiento de las metas económicas y sociales que llevarían al país al primer mundo; la gran paradoja de que para ser potencia exportadora México tiene que importar la mayoría de los insumos para lograr un producto terminado y así colocarlo en el mercado internacional (fundamentalmente en Estados Unidos) y que las principales exportadoras mexicanas son trasnacionales, entre ellas General Motors, Daimler Chrysler, Ford Motor Company, Volkswagen, Nissan, Sony, Hewlett Packard y demás por el estilo.
El tema viene a cuento porque la Cepal recién informa que “más de 73.3 por ciento de las exportaciones mexicanas son realizadas por 340 empresas (no necesariamente de dueños distintos), que representan sólo uno por ciento de todo el mercado exportador… En México, el número de empresas exportadoras disminuyó de 1.1 por ciento respecto al total de negocios en el país en 2012 a 0.7 por ciento. No obstante, el monto promedio exportado por empresa se duplicó pasando de 5.5 millones a 10.7 millones de dólares” (La Jornada, Susana González).
Entre 2002 y 2008 las firmas exportadoras de América Latina crecieron en general a una tasa más elevada que el número total de empresas y que los aumentos de la población, lo que abrió algunas esperanzas de que disminuyeran las brechas con los países desarrollados. Sin embargo, al considerar la dinámica de años recientes, esas brechas están aumentando, ya que en casi todos los países de la región ha disminuido la proporción de empresas que exportan. La región tiene el mismo número de compañías exportadoras que España o Corea, o bien la tercera parte de las que existen en Estados Unidos y Alemania. Además, en los países desarrollados las compañías exportadoras representan entre 3 y 9 por ciento respecto a su total de empresas, pero en los países latinoamericanos la única excepción es Costa Rica, que registró 3 por ciento. En el resto de los países analizados, las exportadoras no llegan ni a un punto porcentual de todo el sector privado.
La información oficial señala que sólo de enero a mayo de 2016 las exportaciones mexicanas sumaron alrededor de 150 mil millones de dólares, de los que 110 mil millones habrían sido acaparados por 340 empresas. Y la concentración de esta actividad en el país ha ido avanzando de manera contundente.
Los Censos Económicos 2014 del Inegi reportan que ese año existían en el país 4 millones 230 mil unidades económicas legalmente registradas y con personal ocupado (sectores privado y público; comerciales, la mitad de ellas), 40 por ciento más que en 2003, cuando sumaron poco más de 3 millones.
Todavía se oye la voz salinista que prometía la democratización del capital con el TLCAN, pero de acuerdo con los datos oficiales, en la actividad exportadora apenas participa 0.8 por ciento de las unidades económicas registradas y 73.3 por ciento de las exportaciones queda en manos de 340 de ellas. Concentración en la concentración del ingreso y la riqueza.
Y con el tiempo ha empeorado. Muestra de ello es que en 2005, once años atrás, la información gubernamental documentaba que en ese entonces apenas 601 empresas se quedan con 76.3 por ciento del valor exportado, porcentaje que ese año se tradujo en casi 142 mil millones de dólares. Ahora el número de empresas se ha reducido a 340, pero el ingreso creció sustancialmente.
En 1993 de la propaganda a favor del TLCAN sobresalía la oferta salinista de que con la llave de las exportaciones México abriría las puertas del primer mundo y gozaría las mieles del desarrollo, pues el tratado comercial garantizaba el crecimiento económico sostenido, lo que a su vez permitiría la homologación salarial con Estados Unidos, aumentarían la calidad y cantidad de las plazas laborales, se diversificarían mercados, se incrementaría el ahorro nacional y se redistribuiría con justicia el ingreso, la riqueza y el bienestar nacional. Eso y mucho más. Pero hagan sus cuentas de los 22 años transcurridos y obtendrán la respuesta real.
La Cepal advierte que el número de empresas exportadoras y las exportaciones están altamente concentradas. El problema es que cada día se concentran más. En 2005, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Economía, 37 mil 344 empresas participaban en el mercado exportador; 11 años después el número cayó a cerca de 34 mil, pero el ingreso asociado creció y creció, mientras el país y sus habitantes se mantienen en la lona. En aquel año las empresas beneficiarias sumaban 601 (no necesariamente mexicanas) y apenas representaban 0.02 por ciento del universo empresarial del país. Ahora son 340 y significan 0.008 por ciento de dicho universo. Entonces, ¿democratizar el capital exportador?
Con el TLCAN los mexicanos ni de lejos han visto la puerta del primer mundo; tampoco las mieles del desarrollo, ni el crecimiento económico sostenido. Menos la homologación salarial con Estados Unidos ni, desde luego, la justa redistribución del ingreso, la riqueza y el bienestar. Y aquello de la diversificación de mercados es igual a que 85 por ciento del comercio exterior del país se realiza con Estados Unidos.
Las rebanadas del pastel
Otra historia de políticas socialmente efectivas: más de 100 mil chilenos marcharon ayer por la capital “para protestar contra el actual sistema de pensiones manejado por las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) creadas durante la dictadura de Pinochet, a las que acusan de entregar bajísimas jubilaciones. Los empleados aportan a las AFP el 13 por ciento de sus sueldos y al final de su vida laboral reciben jubilaciones muy menores a los montos que percibían (antes de la privatización). Es un sistema de porquería manejado por las AFP chupasangre, que nos roban nuestros ahorros y que al final nos entregan una jubilación de mierda, dijo una indignada trabajadora.... Cualquier parecido con México no es casualidad, aunque allá sí protestan.
Twitter: @cafevega



APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Astillero


Del verde electoral al rojo social
Maquinaciones en Chiapas
Dividir a los chamulas
Violencia política creciente
Julio Hernández López
Foto
LUTO EN SAN JUAN CHAMULA. El gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, acudió al funeral del alcalde de San Juan Chamula, Domingo López González, asesinado el sábado a balazos durante una protesta de habitantes de varias localidades reunidos en ese municipioFoto Elio Henríquez
C
hiapas es un laboratorio verde que se está tiñendo de rojo. De esta entidad salió uno de cada cuatro votos del Partido Verde Ecologista de México (el de las cuatro mentiras) en las elecciones de diputados federales de mayoría relativa en 2015 (total nacional del Verde: 2 millones 572 mil votos, de los cuales 676 mil provinieron del estado bajo el mando de Manuel Velasco Coello: http://goo.gl/ecQXIu). Y en los comicios de 2016, para integrar 122 ayuntamientos y el congreso estatal, también arrasó el mismo Verde, jugando en alianzas, según las circunstancias, principalmente con el Revolucionario Institucional, pero también con el Panal y con dos partidos locales que se mueven al influjo del gobernador, Mover a Chiapas y Chiapas Unido.
Disfrazada de modernidad sólo en función de la edad del jefe y los ejecutantes, la estrategia electoral en Chiapas ha reinstalado, bajo tonalidad verde, lo peor del catálogo priísta: resultados electorales desmesurados a favor de los candidatos oficiales, incluyendo casillas zapato; descarado uso de recursos públicos, sobre todo del ramo asistencial, y manejo caprichoso de las candidaturas. Ha de reconocerse una novedad: para elegir un diputado migrante se registraron votos de chiapanecos que, sin saberlo, aparecían oficialmente como sufragantes desde diversas partes del mundo a favor del candidato oficial. Por esta trampa internacional fueron dados de baja consejeros electorales estatales.
Dos obsesiones están en el eje de los movimientos de tablero electoral que realizan Velasco Coello y su equipo: pasar a Chiapas de priísta a Verde Ecologista, acaso como un experimento avalado por Los Pinos, donde se usa y se concibe al PVEM como un recurso alterno. Y, en segundo lugar, posicionar al primer gobernador Verde, Velasco Coello, como precandidato presidencial joven, en una alianza PRI-Verde (cuya novedad sería el ser encabezada no por un priísta sino por el gobernador ecologista), y con una buscada potencialidad televisiva, a raíz de su escénico matrimonio con la cantante y actriz Anahí, en una reproducción sureña del manual seguido un sexenio atrás, de Toluca rumbo a Los Pinos.
De las aspiraciones presidenciales de Velasco ya se habla menos, pues la pelea interpriísta poco espacio parece ofrecer a opciones externas, con Miguel Ángel Osorio Chong y Luis Videgaray Caso (y los protegidos de éste: José Antonio Meade y Aurelio Nuño, principalmente) en abierta pelea superlibre y con el ex presidente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones (cuyo yerno es una figura importante en el Verde, el senador Pablo Escudero) preparando asomos aún imprecisos (tendrá un encuentro gastronómico-político con legisladores y ex legisladores que pasaron por su coordinación en el Senado y en San Lázaro). En la fotografía actual de los precandidatos a considerar por Los Pinos no aparece Velasco. Incluso se habla de distancia o malestar en esa casa del Poder Ejecutivo por los problemas que el joven gobernador verde ha sumado a la cosecha federal, rebosante de incidentes negativos.
En el terreno específico de lo estatal, a Velasco Coello le ha estallado en San Juan Chamula la acumulación de problemas derivados de la pevemización forzada a que ha sometido a Chiapas. Allí, como en otros municipios, se dividió intencionalmente al priismo, obligando a la postulación artificial de candidaturas verdes a las que el poder estatal hizo ganar. Por las buenas, a veces. Pero casi siempre por las malas, prometiendo (sólo prometiendo) los apoyos y estímulos no a nuevas fuerzas o liderazgos, sino a escisiones del priismo retomadas desde oficinas fantasiosas pero impositivas en Tuxtla Gutiérrez.
Domingo López González fue presidente municipal de San Juan Chamula de 2008 a 2010. Por el PRI, pues él era priísta. Aunque en 2010 dejó al tricolor para buscar la candidatura a diputado por la alianza PRD-PAN, en tiempos del aliancista Juan Sabines (la candidatura fue tumbada por el PRI. Al respecto, leer el muy interesante texto de Araceli Burguete y Margarita Gutiérrez: http://goo.gl/zgCMzv). Pero esta vez, en 2015, le ordenaron que fuera candidato por el Verde Ecologista. E hizo historia (el tipo de historia que le gusta a Velasco Coello, siempre interesado en las primeras veces o en la etiqueta del más joven en determinado cargo): fue el primer presidente de ese municipio en ganar a nombre de un partido distinto al Revolucionario Institucional. A pesar de las protestas post-electorales, su instalación como gobernante fue pacífica y fluida, cumpliendo con los rituales del caso. Pero, con una porción social inconforme con la ruptura por capricho de la tradición priísta.
Aún no queda claro si los millones de pesos, por cuyo reclamo fue asesinado el presidente López González, llegaron a las arcas municipales y el funcionario quiso escamotearlos o robarlos, o si ese recurso jamás fue depositado a la cuenta de San Juan Chamula. Lo cierto es que muchos candidatos a presidencias municipales fueron incentivados por los operadores tuxtlecos de escritorio para postularse a nombre del Verde con la promesa de partidas presupuestales y ayudas extraordinarias que fueron prometidas en campañas electorales y no han podido ser cumplidas, ya sea porque de origen eran desproporcionadas y sin sustento financiero real o porque las cuentas estatales han ido secándose.
Barbarie, desde luego, lo visto en San Juan Chamula. Injustificado el asesinato del presidente municipal, un síndico, un regidor y otras personas, en un episodio aún sin suficiente esclarecimiento a la hora de teclear estas líneas. Cierto es que el hartazgo social ante el incumplimiento de las autoridades va subiendo de grado y ha pasado de protestas, insultos, retenciones e incluso golpes menores, a la funeral estampa estremecedora vista este sábado. Pero no debe perderse de vista el fondo de un problema social y político creado por maquinaciones políticas futuristas, por pretensiones presidenciales ejecutadas con frivolidad, insensibilidad y desconocimiento de la realidad de abajo. ¡Hasta mañana!
Twitter: @julioastillero
Facebook: Julio Astillero



APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Dinero


La izquierda moderna viaja en Mercedes Benz
Aristegui: la persecución de un libro
Enjuician a la directora del FMI por Adidas
Enrique Galván Ochoa
L
a ley tres de tres responde, con sus limitaciones, a la pregunta sobre la cuantía del patrimonio de los políticos. Sin embargo, no revela cómo y por por qué lo hicieron. Está el caso de Alejandra Barrales, la nueva presidenta del PRD. Según Wikipedia, era sobrecargo de Mexicana de Aviación en la década de 1980. Luego secretaria general del sindicato. Miembro de la Asamblea del Distrito Federal. Senadora en 2012 (el año en que Peña Nieto asume la Presidencia). Integrante de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía, participa en las reformas. Brevemente secretaria de Educación del gobierno de la Ciudad de México. Al mismo tiempo que desarrollaba esta carrera relativamente modesta (nunca fue gobernadora ni secretaria de Estado), de repente aparece con una fortuna impresionante. Ingresos anuales (2015) por más de 12 millones de pesos (el sueldo de 200 sobrecargos, aproximadamente), un pichonavit de 13.3 millones y depa en Acapulco. Un detalle distintivo: posee un Mercedes Benz. Como marcando una diferencia, entre la izquierda moderna y la otra, ya caída en desuso. La lección para los jóvenes mexicanos es que la política es el camino a la riqueza, no el comercio, la industria o una profesión.
Persiguiendo a un libro
The New York Times, The Washington Post, Univisión, el diario El País, The Guardian, los programas de noticias de la televisión y la radio… los más importantes medios internacionales publicaron que el presidente Enrique Peña Nieto persigue un libro y utiliza como ejecutor a Joaquín Vargas, uno de los dueños de MVS. La coartada es que el prólogo –valga la licencia literaria– se arroje a la hoguera, porque su autora, Carmen Aristegui, hace un juicio que favorece poco al empresario. La demanda es por daño moral y también alcanza a la casa editora, Penguin Random House. The Guardian recuenta del escándalo sobre la propiedad que envió la popularidad de Peña Nieto a niveles históricamente bajos y destruyó su imagen internacional como un presidente enfocado en reformas. Al parecer la nueva embestida contra Carmen tiene que ver con la inminente aparición de su nuevo programa de noticias, ahora por Internet.
Al banquillo de los acusados
La justicia francesa decidió someter a proceso a la actual directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, por presunta negligencia en la gestión de fondos públicos, en el caso Tapie, cuando era ministra de Economía de Francia, entre 2007 y 2011. Fue denunciada en 2014, en un caso que data de 2008, cuando Nicolas Sarkozy, a través de Lagarde, entregó de manera arbitraria 404 millones de euros de dinero público a su amigo el empresario Bernard Tapie, por la venta del grupo Adidas, que le había sido expropiado al empresario. La paradoja es que la señora Lagarde llegó al FMI en medio del escándalo de su antecesor, Dominique Strauss-Kahn, también francés. Fue acusado por una camarera en Nueva York de intento de violación.
Foto
¿Recuerdan al autor de este tuit?
El autor escribió varios desafiando a Donald Trump cuando parecía que no tenía posibilidades de ganar la nominación del Partido Republicano. ¡Esta es la bella Marta mi amor! en su cumpleaños. Qué sabes tu (Trump) de amor? O sólo conoces de odiar. Qué triste. El autor es Vicente Fox. Ahora falta ver si ya con Trump como candidato oficial sigue retándolo… u ofrece disculpas, al cabo está de moda.
Ombudsman social
Asunto: el PRD de nuestros días
El PRD de nuestros días es de izquierda dentro de la Constitución; dentro de la Casa Blanca de Las Lomas; esperando un nuevo avión con boleto pagado a los chuchos por el nuevo Pemex; comiendo gratis langostino de río en el Red Lobster, invitación de los Vargas; gastando dinero de la partida secreta en La Habana, Dublín y en París antes de firmar el nuevo Pacto por México poscorrupción. No hay que espantar a los despistados que todavía votan por el PRD. Ellos tienen derecho a su pedacito de neoizquierda perredista revisionista y a su pequeña rebanada de lo queda de México.
Pablo Rivera
R: Ni tan pequeña la rebanada. Les alcanza para andar en Mercedes Benz.
Twitteratti
Casi todo el que demanda por daño moral, en el fondo lo que busca es venganza, porque pocas veces tiene moral.
@GabyEmanuelle
Los dinosaurios no se extinguieron, cambiaron de peinado y regresaron al poder.
@DonPorfirioDiaz
–Amor, ¿estoy muy maquillada?–No, si eres una medición de pobreza del Inegi.
Aglaé @aglol0
Twitter: @galvanochoa
FaceBook: galvanochoa





APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

La moral es un árbol que da Moreiras

Humberto Moreira, exgobernador de Coahuila. Foto: Miguel Dimayuga.


CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- En breve se cumplirán 20 años de que me demandaron –como diría mi vecino– “por haberle dañado su honor a alguien”. La peripecia contuvo todos los puntos del decálogo de estos casos:
1) Señor recibe un dinero para que redacte unos expedientes judiciales para desprestigiar al EZLN;
2) Señor asegura que se trata de una investigación de campo independiente;
3) Su Charro Negro le dice a una reportera (Proceso 1147) lo que él opina del libro contra el EZLN;
4) Otros destruyen en la prensa el libro contra el EZLN con todo tipo de acusaciones contra Señor;
5) Señor y sus jefes –los que pagaron el dinero y publicaron el libro– demandan a Su Charro Negro y sólo a él y lo hacen desde un despacho que tiene nombre de dinastía borbónica: “Aguilar Zinser, Gómez Mont y Sponda”. ¡Sponda!
6) Su Charro Negro no conoce más abogado que uno ambientalista que estudió con él la primaria y responde con cierta desconfianza ante un Ministerio Público que, mientras le toma su declaración, se está tragando una rebanada de pizza;
7) Señor da dinero al Ministerio Público para que me encarcelen. En este punto dejo de ser Su Charro Negro;
8) Abogado ambientalista me llama con su invaluable conocimiento jurídico: “Si tienes palancas, man’to, pues úsalas”;
9) Por un monero de La Jornada que me ve llorando sin consuelo en las escaleras de mi departamento de alquiler, me entero de que una subprocuradora es mi lectora. El monero aporta otra pieza de sabiduría jurídica: “Igual es chicle y pega”.
10) De nuevo Su Charro Negro la libra de milagro, una madrugada de 1998 en una lúgubre oficina en la colonia Doctores, porque la funcionaria tiene una convicción: “Como abogada, nunca he creído en los delitos de honor”, y una afinidad insospechada: “A veces me río con lo que escribes”.
Me acordé del opresivo episodio –todavía me causa sudoraciones nocturnas– porque leí que el exgobernador de Coahuila –Humberto Moreira– demandó por difamación a Sergio Aguayo. Lo que el columnista y académico en derechos humanos escribió fue que su gobierno “olía a corrupción” y que constituía “un ejemplo de impunidad”. Lo publicó después de que Forbes distinguiera al exgobernador como “uno de los 10 hombres más corruptos de México, 2013” –Bellas Artes debería entregar reconocimientos como “Premio Pedro Páramo al Cacique del año”; “Premio Hermanos Grimm a la Verdad Histórica”, o “Premio Casa Blanca a la creatividad contable”– y que lo detuvieran en España por lavado de dinero. Además de ser el tesorero durante la campaña del actual presidente de la República, Moreira era el hombre fuerte de Coahuila durante la masacre de 300 pobladores de Allende, caso que Aguayo comenzó a investigar desde su puesto en El Colegio de México.
Lo que creo es que hay que tener honor para que alguien te lo dañe. No es, por supuesto, lo que opine uno mismo de su más alta consideración, sino que se trata de algo que se describe como “fama pública” o, más sencillamente, lo que los demás opinen de ti. Una reputación –dicen– se hace durante toda una vida y se pierde en un segundo. Pero eso que es el “honor” es difícil de establecer si no es el de una heroína que no se entrega a su pasión por el “qué dirán”. En el siglo XV español tenía una razón de existir: el honor de una dama equivalía a su virginidad, a no mezclar la sangre azul con la plebeya. Los caballeros se batían en duelo por él: ante el matar o morir, el dicho perdía su prioridad. Se demostraba con ello la disposición a proteger el linaje dinástico, la “hidalguía”, es decir, ser hijo de alguien. Pero en las leyes mexicanas y los juzgados ¡Sponda! las cosas no son tan precisas. Primero porque el “honor” puede ser visto como “virtud” –algo intrínseco al Señor que, de hecho, quiere decir “hombría”– o como “mérito”, es decir, algo tangible que corra riesgo de ser dañado: un reconocimiento, un cargo, un ascenso. La fama, por descontado, es una inmortalidad de segunda mano, pero en esa palabra se mezclan cosas tan distintas como la protección a la privacidad, a la intimidad, a los datos personales o a la inviolabilidad del propio domicilio y hasta la dignidad humana que –para mí– es la mesura ante la certeza del final. La dignidad no es intrínseca a nadie, es sólo la modestia ante la fortuna, buena o mala. No hay dignidad en el alarde ni en la desesperación.
Creo que el único “honor” que debería interesarle a la justicia debería ser el concreto: este Señor vs Su Charro Negro. En el caso de Moreira contra Aguayo debería considerarse que no están en igualdad de circunstancias. Uno es un académico y el otro es un hombre de poder. La reputación de un hombre público que ha sido presidente de su partido, gobernador y delegado del sindicato de los maestros de Elba Esther Gordillo, no debería ser opacada por un artículo de periódico. La etérea reputación tendría que ser medible: el Señor dejó de obtener un beneficio, gracias a que hablaste mal de sus supuestas virtudes. Y ese es el otro problema de que el honor haya emigrado de la señorita de vestidos largos y abanicos a las leyes. El juez toma una denuncia de “calumnia y difamación” sin preocuparse de si los dichos eran ciertos o no. Por extraño que parezca, mi Ministerio Público, mientras masticaba su pizza, me lo dejó claro hace 20 años:
–Lo que yo dictamino es si te lo chingaste; me vale madre si fue con o sin razón –explicó en lenguaje jurídico.
Con el peperoni asomado, sólo se toma en cuenta que el afectado, es decir, Señor que denuncia, diga que sus relaciones sociales o familiares se distorsionaron por culpa del dicho, para que se le dé entrada. Por eso, Moreira dice que Aguayo lo dañó “en sus sentimientos y afectos”, dos asuntos que son de índole privada, tras las puertas de su casa. Lo que debiera ocurrir es que se sopesaran los dos derechos: el de libertad de expresión siempre debería salir adelante, distinguido de la vulneración de la vida íntima. Parecería que el asunto es sencillo: el texto de Aguayo se escribió mientras Señor estaba detenido por lavado de dinero en España. Y, como salió en libertad, podría asumirse que nada de lo que se escribió y caricaturizó en esos días vulneró alguno de sus derechos.
Pero siempre está mi querido Ministerio Público tragando pizza, mi querido abogado instándome a la última instancia de “las palancas” y mi querido destino y libertad en la hamaca de las creencias y apegos literarios de mi querida subprocuradora. La vida azarosa de los ciudadanos en México a la sombra del árbol aquel.



APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.