–Gasolinazos, el mayor en 18 años
–Gasolinas 30%, salarios 4%
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Justo cuando más de 70% de los mexicanos lo repudia por su desastrosa y corrupta gestión, Enrique Peña Nieto agrede otra vez a sus compatriotas por partida doble: El aumento en el precio de las gasolinas y el diésel, a partir de este lunes 1, no es sólo el mayor en lo que va de su gobierno, sino el más elevado desde hace 18 años, en el sexenio de Ernesto Zedillo.
Parece una conducta patológica, suicida y hasta vengativa, sobre todo tras los resultados que tuvo el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en las elecciones del pasado 5 de junio, pero Peña y Luis Videgaray, el secretario de Hacienda y virtual vicepresidente de México, han decretado también el aumento de hasta 3.36% a las tarifas eléctricas para la industria y el comercio por segundo mes consecutivo, igual que el gasolinazo.