CUANDO TERMINES DE VER LA PAGINA ACTUAL, DA CLICK EN ENTRADAS ANTIGUAS PARA QUE VEAS TODO LO DEL DIA DE HOY.

martes, 15 de noviembre de 2016

En su primera entrevista, Trump anuncia que tendrá salario de 1 dólar al año; le baja al muro y deportaciones

Donald Trump habló hoy en su propuesta para deportar a los 11 millones de indocumentados que viven en el país y aseguró que las expulsiones se dirigirán contra los inmigrantes con antecedentes penales y afectarán a entre uno y dos millones de personas.






Washington, 13 nov (SinEmbargo/EFE).-El millonario Donald Trump aseguró hoy que renunciará al salario de 400 mil dólares anuales que le correspondería como nuevo Presidente de EU y que solo cobrará un dólar, al ser esa la cantidad mínima que debe aceptar por ley.
“Creo que, por ley, tengo que tener [al menos] un dólar, así que tomaré un dólar al año. Pero eso es -ni siquiera sé cuál es el salario, ¿tú sabes?”, preguntó Trump en la entrevista para el programa “60 minutos” de CBS.
“Son 400 mil dólares los que estás declinando”, contestó su entrevistadora, Lesley Stahl. “No, no voy a tener ese salario. No voy a tomarlo”, aseguró.
El magnate neoyorquino añadió que publicará sus declaraciones de impuestos en el momento adecuado, tras negarse a hacerlo durante su campaña.
El Presidente electo también refirió que deportará a los inmigrantes que tienen “antecedentes penales”, una decisión que podrían afectar a entre uno y tres millones de personas.
Trump hizo estas declaraciones en una entrevista para el “programa 60 minutos” del canal CBS, programada para esta noche y cuyos fragmentos adelantó hoy la televisión.
“Lo que vamos a hacer es tomar a la gente que son criminales y que tienen antecedentes penales, pandilleros, traficantes de droga, probablemente dos millones, podrían ser incluso tres millones, y vamos a echarlos del país o vamos a encarcelarlos”, indicó Trump en su primera aparición televisiva tras el triunfo electoral.










Las palabras de Trump hacia los inmigrantes indocumentados en la entrevista fueron muy diferentes a las pronunciadas durante la campaña presidencial, cuando prometió crear “una fuerza de deportación” para expulsar a todos los indocumentados, incluidos a los mexicanos a los que llamó “criminales y violadores”.
En la entrevista, Trump indicó que, una vez que la frontera sea fortalecida, su Gobierno determinará qué ocurre con el resto de indocumentados que viven en Estados Unidos y a los que elogió por ser gente “fantástica”.
“Son gente fantástica y tomaremos una decisión sobre ello. Pero antes de tomar esa decisión, tenemos que asegurar nuestra frontera”, consideró Trump.
Con el objetivo de fortalecer la seguridad fronteriza, Trump reiteró su deseo de construir un muro en la frontera entre Estados Unidos y México, aunque admitió que podrían alzarse “vallas” en “ciertas áreas” de los más de 3 mil kilómetros de la frontera entre los dos países.





“Para algunas áreas lo consideraría (alzar vallas), pero para otras, un muro es más apropiado. Soy muy bueno en esto, se llama construcción”, resaltó Trump.
Si Trump realmente cambia su planteamiento y propone deportar solo a los inmigrantes con antecedentes penales, sus políticas no se diferenciarían tanto de las implementadas por el Presidente, Barack Obama, quien en noviembre de 2014 proclamó unas medidas para expulsar a los indocumentados con récord criminal y no a las familias de indocumentados.
No obstante, de manera paralela, en 2014 Obama proclamó unas medidas para frenar la deportación de cinco millones de indocumentados, unas iniciativas que nunca llegaron a entrar en vigor y contra las que Trump ha mostrado su más firme rechazo.
Sobre la reunión que sostuvo Trump con Obama el pasado jueves, el republicano dijo que hablaron sobre Oriente Medio y Corea del Norte.
“Mira que no quiero darlo a conocer, pero hablamos de Oriente Medio, eso es duro. Es una situación difícil. Quería saber su punto de vista por completo y lo entendí, entendí una buena parte de su punto de vista”, indicó Trump, que se mostró muy sereno en su primera aparición televisiva como Presidente electo.
Trump alabó a Obama por ser “fantástico”, “muy inteligente”, “muy amable” y tener “un gran sentido del humor”, unos calificativos diferentes a los que profirió durante al campaña presidencial y también en 2011 cuando impulsó el rumor de que el actual mandatario no había nacido en EU.
“En lo que yo realmente quería centrarme es en Oriente Medio, Corea del Norte y Obamacare, es duro. ¿Sabes? Lo de Obamacare es una situación bien difícil”, valoró Trump.



APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.