CUANDO TERMINES DE VER LA PAGINA ACTUAL, DA CLICK EN ENTRADAS ANTIGUAS PARA QUE VEAS TODO LO DEL DIA DE HOY.

viernes, 10 de febrero de 2017

Astillero

El canciller (el gobierno) de Troya
Filtración exhibe a Videgaray
Sedena: cerrar filas con EPN
Sembrón: burla de la PGR
Julio Hernández López
Foto
INCIDENTE EN CHAPULTEPEC. En el Castillo de Chapultepec se realizó la ceremonia por el 104 aniversario de la Marcha de la Lealtad. Durante el acto uno de los militares sufrió una descompensación, debido a las altas temperaturas y tuvo que se atendido por sus compañerosFoto Marco Peláez
 
La cadena de televisión CBS aseguró ayer que el canciller mexicano Luis Videgaray Caso contribuyó personalmente a la rescritura de la orden ejecutiva que en enero pasado emitió Donald Trump para iniciar la construcción del muro fronterizo que, según el presidente de Estados Unidos, debe pagar México.
La nueva filtración (CBS atribuye la versión a funcionarios mexicanos) coloca a Videgaray Caso en condición de colaborador condicionado del gobierno extranjero ante el cual debe defender con integridad los intereses del mexicano. Videgaray (virtual embajador plenipotenciario ante la Oficina Oval de Washington, más que secretario de Relaciones Exteriores, pues su tiempo y atención están concentrados en absoluto en el tema de la relación con Trump) habría participado en la confección de cambios en el borrador del discurso del presidente gringo, que habría sido más agresivo si el ex secretario mexicano de Hacienda no hubiera acordado con el yerno de Trump, Jared Kushner, presentarle a Donald una versión menos rupturista, la que habría aceptado de mala gana el multimillonario.
Aun cuando la especie resultara falsa (aunque no lo fue, por ejemplo, la anterior filtración desde Washington, referida al telefonema entre Peña Nieto y Trump, en la que este ofreció o amenazó con enviar tropas a México para combatir a los “ bad hombres”), lo cierto es que Videgaray está en Washington en uno de los conflictos de intereses que han caracterizado a la administración peñista: su única fuerza proviene de tener un contacto directo con el poderoso yerno de Trump, el citado Kushner, quien es asesor de primer nivel de su suegro, especialmente comisionado para atender los asuntos mexicanos.
Ese posicionamiento, de dependencia respecto a los ánimos e intereses de un funcionario estadunidense tan peculiar, condiciona necesariamente al representante mexicano (que se ha convertido en una especie de presidente transfronterizo virtual, cuyos reportes y avances espera en México el monolingüe Peña Nieto para tratar de entender qué debe informar acá). Justamente cuando más necesita México un representante fuerte, nacionalista y con temple ante un mandatario fascistoide e injerencista, lo que se tiene es a un tecnócrata en vías de aprendizaje diplomático, acostumbrado a los negocios, cuando menos los inmobiliarios, que son especialidad de Trump y de Kushner, e interesado en obtener la generosidad envenenada del gran jefe rubio para apoyar un proyecto rudo de continuidad del grupo mexiquense en el poder nacional.
Apenas se conoció lo difundido por CBS, voces oficialistas mencionaron en corto que podría ser una reacción de la Casa Blanca ante la dimensión que podrían tomar las dos marchas dominicales de apoyo a Peña Nieto (en eso terminarán, en apoyo a la figura presidencial, gracias al manejo que darán los principales medios de comunicación y, también, debido a la amable disposición de #VibraMéxico para converger en el Ángel de la Independencia, a las dos de la tarde, con la caminata abiertamente peñista, la promovida por Isabel Miranda de Wallace y la directiva priísta Laura Herrejón, para cantar de manera conjunta el Himno Nacional, en señal de coincidencia expresa de propósitos).
Pero, a reserva de precisar el origen y la veracidad de lo revelado por CBS, y suponiendo que en realidad Washington estuviera tan preocupado por las marchas cuyos convocantes pretenden mantener en un espectro favorable a Peña (lo cual será difícil de conseguir, pues suficientes manifestantes habrá que expresen su rechazo al ocupante de Los Pinos, a sus funcionarios y políticas), lo verdaderamante preocupante, y evidente, es que hay un canciller de Troya, que en realidad es solamente la avanzada de un gobierno de Troya. ¿Unidad nacional en torno a ellos? ¿Fortalecer las posiciones del gobierno mexicano, para que el comandante en jefe de las operaciones diplomáticas termine en el despacho de Donald Trump implorando que los golpes de éste no sean tan duros y tan explícitos?
Los posicionamientos políticos del secretario de la Defensa Nacional son cada vez más abiertos. Y más preocupantes. Ya tiene el general Salvador Cienfuegos en su haber el discutible logro de presionar, como nunca lo había hecho nadie desde el mando militar, a autoridades civiles y representantes populares para que se apruebe una Ley de Seguridad Interior a modo del Ejército y la Marina, lo que ya está en proceso de diligente desahogo en el poder legislativo, en ruta de aprobación, lo que significará justamente lo contrario de lo que proclaman sus promotores (en especial, el ahora senador Roberto Gil Zuarth, quien fue secretario particular del belicoso Felipe Calderón en Los Pinos), pues a fin de cuentas las fuerzas armadas estarán ahora, a la legalita, más tiempo en las calles y con mayores atribuciones para actuar contra todo aquello que resulte preocupante para los poderes.
Ayer, Cienfuegos llamó a cerrar filas en torno a Peña, dijo que, ante escenarios complejos, las fuerzas armadas seguirán siendo soporte sólido para la viabilidad del país y aseguró que sus elementos están listos para actuar ante cualquier eventualidad. El poder verde olivo crece, expresamente, mientras el civil se encoge.
Triquiñuela infame de la Procuraduría General de la República, al difundir como logro el ínfimo intento de procesar en términos solamente administrativos, no penales, a Tomás Zerón Sembrón de Lucio, responsable de la siembra de restos óseos, en un río de Cocula, de uno de los desaparecidos de Ayotzinapa, lo cual fue la única prueba o sustento de la verdad histórica proclamada por el mentiroso Jesús Murillo Karam. No hay avances justicieros, sino protección e impunidad a Sembrón de Lucio.
Y, mientras Luis Hernández Navarro, @lhan55, ha tuiteado que Los tiempos cambian. El rector Barros Sierra marchó en 68 para defender autonomía de UNAM. Ahora, Graue lo hace para subordinar UNAM a EPN, ¡Hasta el próximo lunes!
Twitter: @julioastillero
Facebook: Julio Astillero





APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

No hay comentarios :