CUANDO TERMINES DE VER LA PAGINA ACTUAL, DA CLICK EN ENTRADAS ANTIGUAS PARA QUE VEAS TODO LO DEL DIA DE HOY.

lunes, 27 de febrero de 2017

Astillero


El garlito Duarte de Ochoa
Todos unidos contra AMLO
Reciclajes de Morena
#Ahora: bots independientes
Julio Hernández López
Foto
DE LAS FIGURAS MÁS REPROBADAS EN ÉPOCA DE CARNAVAL. En el carnaval de Meckenbeuren, en el sur de Alemania, con disfraces se mostró el rechazo a la política de odio y discriminación del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en contra de los inmigrantes, principalmente los mexicanosFoto Ap
 
Muy temprano, pero tal vez por la sensación de sentirse rebasados, ciertos opositores de élite a la virtual candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se han sentido en la necesidad de coordinar esfuerzos de índole judicial, mediática y política para tratar de entrampar al tabasqueño hasta ahora colocado en primer lugar en otrora cuchareables ejercicios demoscópicos (que seguramente volverán a ser inaceptables, por sus hoy beneficiados, cuando cambien de tendencia puntera).
El punto de convergencia de esa suerte de Todos unidos contra AMLO (TucAMLO) ha sido la presunta relación monetaria que habría establecido el entonces gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, con Morena, específicamente con su expresión estatal. La especie, que era difundida en medios de élite periodística y política desde meses atrás, no ha contado hasta ahora con ningún elemento de prueba en firme, pero en un plan beligerante ha sido retomada por el actual mandatario, Miguel Ángel Yunes Linares, dueño de un impresionante historial de corrupción, nepotismo, golpeteo a opositores e incluso señalamientos contundentes relacionados con pederastia. La mayor prueba, hasta ahora, ha sido una grabación telefónica que se dice corresponde a un secretario del gabinete duartista, en la que, con base en su pura voz, asegura que había alianzas electorales con AMLO y Morena.
Tan endebles indicios merecieron un pronto abanderamiento por los panistas Felipe Calderón y su esposa, la cada vez más declinante precandidata Margarita Zavala, y el presidente del comité nacional priísta, Enrique Ochoa Reza. Y, en el colmo de la premura justiciera, la fiscalía especializada en dilaciones, perdón, en delitos electorales, de la Procuraduría General de la República, abrió un expediente para indagar la veracidad del asunto. Una rapidez investigativa que es contrastante con la permisividad aplicada de manera sistemática a los demás partidos y a muchos candidatos y elecciones.
A reserva del desenlace formal de este asunto, sería muy preocupante que de nuevo y de manera muy indicativa se estuviera recurriendo con criterio faccioso a la utilización del aparato de procuración y administración de justicia para intentar poner freno a un candidato opuesto a quienes tienen el poder. El tamaño de las acusaciones requiere pruebas contundentes y no versiones o deducciones. Cierto es que López Obrador mantuvo una conducta declarativa extraña en relación con Duarte, expresando en alguna ocasión que el golpeteo contra éste era parte de una campaña del villano favorito, Carlos Salinas, y que Morena no presionó a fondo, como sí lo ha hecho en otros lugares, ante las múltiples evidencias de fraude cometidas contra el candidato a gobernador, Cuitláhuac García, cuyo notable ascenso electoral no fue acompañado de suficientes y eficaces movilizaciones y protestas, pero todo ello forma parte de un contexto político que, hasta ahora, no tiene implicaciones como las señaladas por Yunes Linares y retomadas por panistas y priístas.
El nuevo lance contra AMLO se produce, además, cuando éste se ha volcado en la recolección de personajes de otros partidos, a los que está reciclando (previo perdón sacramental) con un sentido pragmático que desfigura el proyecto original de Morena, pero pretende dotar a la candidatura presidencial lopezobradorista de una estructura, sobre todo para fines del proceso electoral, cargada de vicios del sistema combatido, pero supuestamente eficaz como concesión homeopática.
Poca asistencia tuvo el mitin de lanzamiento de la precandidatura presidencial, a título independiente o a través de algún partido que acepte sus propuestas, de Emilio Álvarez-Icaza Longoria (E-mail). En la Plaza de las Tres Culturas, unas 200 personas participaron en el proyecto #AhoraONunca, de brevísima vida con esta denominación, pues ahora se llama solamente #Ahora, y el cual espera recolectar 80 mil firmas de apoyo en siete meses, para consolidar la postulación de quien fue ombusdman en la Ciudad de México y secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (además, ese proyecto lanzaría candidaturas a otros cargos de elección popular, nacionales y locales, a título independiente, a nombre de un solo partido o en coalición).
A contracorriente de la reducida participación física, #AhoraONunca (cuando todavía se llamaba así) ganó con rapidez (y brevedad) un primer lugar nacional de tendencias tuiteras. El monero José Hernández detectó que varios mensajes relacionados con ese proyecto eran de redacción similar y con clara evidencia de ser bots (“ bots ciudadanos e independientes”, les llamó). Un cuasimonero tecleador, por su parte, indagó lo que pudo, y uno de los ejes de esos bots fue la cuenta de @armando_regil , quien dijo, en un tuit que luego borró, no tener idea de la razón por la cual sus mensajes fueron reproducidos así (según lo planteado, esas mismas cuentas robotizadas multiplican de manera inexplicable todos los mensajes de Regil).
Regil Velasco es fundador y presidente del Instituto de Pensamiento Estratégico Ágora (IPEA, cuya directora es Claudia Regil Velasco), que se define como “el primer ‘think’ y ‘do’ tank mexicano de jóvenes emprendedores dedicado a generar opinión pública y formar líderes que piensan y actúan estratégicamente en la sociedad civil y en el sector privado y público”. IPEA menciona tres aliados en su tarea: el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco, promotor de la 3 de 3), Mexicanos Primero (brazo político de Claudio X. González para la privatización educativa) y México Evalúa, Centro de Análisis de Políticas Públicas. Además, IPEA ha entregado su presea, Legión de la Libertad, a personajes entre los que se cuentan Lech Walesa, Margaret Thatcher, Lorenzo Servitje, Felipe Calderón, José María Aznar y Pedro Ferriz de Con (www.ipea.institute ).
Y, mientras Josefina Vázquez Mota considera necesario insistir de manera contundente en que ella no es el plan A o B del PRI peñista en el estado de México, ¡hasta mañana!
Twitter: @julioastillero
Facebook: Julio Astillero



APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

No hay comentarios :