CUANDO TERMINES DE VER LA PAGINA ACTUAL, DA CLICK EN ENTRADAS ANTIGUAS PARA QUE VEAS TODO LO DEL DIA DE HOY.

lunes, 17 de abril de 2017

“Lo peor está por venir”




Llama el Subcomandante Galeano del EZLN a luchar porque “la tormenta viene lo que se ve no es ni remotamente el punto más álgido” / “Las individualidades, por muy brillantes y capaces que se sientan, no podrán sobrevivir si no es con otros”, advierte

SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, Chiapas, 16 de abril.- El Subcomandante Galeano del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) hizo un llamado a luchar en colectivo porque “la tormenta viene y lo que se ve ahora no es ni remotamente el punto más álgido”, pues “lo peor está por venir y las individualidades por muy brillantes y capaces que se sientan, no podrán sobrevivir si no es con otros, otras”.
Al participar en el seminario de reflexión crítica “Los muros de capital, las grietas de la izquierda”, en las instalaciones del Cideci-Unitierra, ubicado en esta ciudad, también dijo que “el zapatismo como pensamiento libertario no reconoce a los ríos Bravo y Suchiate como límites de su aspiración de libertad”, ya que su lema de “para todos todo, no reconoce fronteras”, pues “la lucha contra el capital es mundial”.
La lucha de los originarios, recalcó el dirigente zapatista, “no puede ni debe de circunscribirse a México, debe de alzar la mirada, el oído y la palabra e incluir todo el continente, desde Alaska hasta Tierra del Fuego”.
Durante su exposición la noche del viernes, trasmitida por internet, Galeano manifestó que luchar “en colectivo es mejor que individual; no puedo explicarles científicamente por qué y tienen todo el derecho de acusarme de esotérico o de algo igualmente horrible. Lo que hemos visto en nuestro limitado y arcaico horizonte es que el colectivo puede sacar a relucir lo mejor de cada individualidad”.
Abundó: “No es que el colectivo te haga mejor y la individualidad te haga peor. No. Cada quien es quien es: Un complejo manojo de virtudes y defectos, lo que sea que signifiquen unas y otros pero en determinadas situaciones afloran las unas o los otros. Prueben aunque sea una vez, no les va a pasar nada. En todo caso, si son tan maravillosos como se conciben a sí mismos, entonces reforzarán su posición de que el mundo no los merece, pero tal vez encuentren dentro de ustedes mismos habilidades y capacidades que no sabían que tenían”.
Insistió: “Prueben, total, si no les gusta siempre pueden volver a su cuenta de Twitter, a su muro de Facebook y desde ahí seguir diciéndole al mundo entero lo que debe de ser y hacer”.
Galeano dijo que “nosotras, nosotros, hemos visto cómo el trabajo colectivo no sólo ha permitido la supervivencia de los originarios a varias tormentas terminales, también avanzar cuando son comunidad y desaparecer cuando cada quien ve por el bienestar propio e individual”.
En lo que se refiere a las comunidades indígenas zapatistas, continuó, “el trabajo colectivo no lo llevó el EZLN, tampoco el cristianismo; ni Cristo ni Marx tuvieron que ver con el que en momentos de peligro frente a amenazas externas, y también para las fiestas, la música y el baile la comunidad en territorio de los pueblos originarios se hace un solo colectivo”.
Ante cientos de personas, agregó: “Yo les recomendaría que aprovechen lo que va a hacer el Congreso Nacional Indígena (CNI) a partir de mayo de este año. Esperamos de veras que el CNI cumpla su propio mandato y no caiga en la búsqueda de votos y de cargos, sino que lleve el oído hermano para quien abajo es dolor y soledad, que lo alivie con el llamado a la organización”.
Expresó que “el andar de estas compañeras y compañeros va a hacer visibles, barrios, comunidades, tribus, naciones, pueblos originarios. Acérquense a ellos, a ellas, a los indígenas, abandonen si pueden la lente del antropólogo que los ve como bichos raros y anacrónicos, deje de lado usted la lástima y la posición de misionero evangelizador que les ofrece salvación, ayuda, conocimiento.
Acérquese como hermana, hermano, hermanos, porque cuando llegue el tiempo en que nadie sepa a dónde ir esos originarios, los que hoy son despreciados y humillados, sabrán a dónde el paso y la mirada, sabrán el cómo y el cuándo. Sabrán en suma responder a la pregunta más urgente e importante en esos momentos: Qué sigue”.
Galeano afirmó que cuando el presidente, Donald Trump “habla de recuperar las fronteras de Estados Unidos dice que es la de México pero la mirada del finquero apunta al territorio del mapuche”, por lo que “la lucha de los originarios no puede ni debe de circunscribirse a México (...)
Cuando en la voz del subcomandante Moisés decimos que el mundo entero se está convirtiendo en una finca y los gobiernos nacionales en capataces que simulan poder e independencia cuando el patrón se ausenta, no sólo estamos señalando un paradigma con consecuencias para la teoría, también estamos señalando un problema que tiene consecuencias prácticas para la lucha, y no nos referimos a las luchas grandes, las de los partidos políticos y los movimientos sociales sino a todas las luchas”.
Sostuvo que “entre las opciones nuestra posición ha sido y es clara: No hay capataz bueno pero entendemos que alguien haga la mayoría de las veces, como terapia de consuelo, una diferenciación entre los malos y los peores. Ok. Quien poco hace con poco o nada se conforma, pero ellos deberían de tratar de entender que quien arriesga todo, todo quiera y para nosotros, nosotras zapatistas, el todo el la libertad. No queremos elegir entre un patrón cruel y uno bondadoso, simple y llanamente no queremos patrones”.
Ante de su exposición, participaron en el seminario, entre otros, Luis Hernández Navarro y Magdalena Gómez, jefe de Opinión y articulista de La Jornada, respectivamente.
Tanto Galeano como Hernández Navarro evocaron al poeta chiapaneco, Juan Bañuelos, fallecido el pasado 29 de marzo.


APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

No hay comentarios :