CUANDO TERMINES DE VER LA PAGINA ACTUAL, DA CLICK EN ENTRADAS ANTIGUAS PARA QUE VEAS TODO LO DEL DIA DE HOY.

lunes, 10 de abril de 2017

México SA


Más empleo, menor calidad
Crece precarización laboral
¿Crecimiento y desarrollo?
Carlos Fernández-Vega
 
Presumida como uno los logros de la presente administración, la generación de empleo formal (y/o formalizado) y el número acumulado –de acuerdo con la estadística oficial–, en los hechos, sólo documentan una realidad lacerante, pues apenas cuatro de cada 10 mexicanos en edad y condición de laborar están registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Cerca de 3 millones más permanecen incorporados al Issste y algunos más a otras instituciones, como el Issfam. El resto, cerca de 60 por ciento de la población económicamente activa (PEA), sobrevive en la informalidad.
La PEA suma alrededor de 54 millones de mexicanos, de los que, al cierre de febrero pasado, 18.8 millones tienen registro en el IMSS (permanentes y eventuales, en todas las modalidades de aseguramiento, sin considerar pensionados). Sin embargo, no hay detalle sobre cuántos de los empleos ya existentes se formalizaron. La promesa oficial en este sentido fue de 400 mil por año, a partir de 2013, que, de cumplirse, sumarían un millón 600 mil de los cerca de 2 millones 600 mil presumidos por el gobierno peñanietista.
No obstante, el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados reporta que el registro oficial reconoce que en febrero pasado el número anual de cotizantes aumentó 4.1 por ciento, es decir, 732 mil 589 empleos formales más en relación con el mismo mes de 2016.
Pues bien, el citado centro de estudios elaboró un informe (Empleo y salario en el IMSS: enero-febrero 2017), del que se toman los siguientes pasajes. Va, pues.
En el segundo mes de 2017 el empleo subió en siete de los nueve sectores en que se clasifica la actividad económica. El de mayor incremento fue el agropecuario, aunque perdió dinamismo; pasó de un aumento anual de 7.55 por ciento en febrero de 2016 a un crecimiento de 5.65 en el mismo periodo del presente año. La segunda posición la ocupó la industria de la transformación, en la cual la generación de empleos creció de 4.29 a 5.3 por ciento, respectivamente. En los servicios para empresas, personas y hogar, el aumento pasó de 4.42 a 4.53 por ciento. Dichas tasas en el segundo mes de 2017 fueron mayores a la nacional.
En enero de 2017 el salario diario nominal asociado a trabajadores asegurados en el IMSS fue de 331.14 pesos, cifra superior a los 317.69 reportados un año antes, lo que implicó un aumento nominal de 4.06 por ciento. Además, representó 4.53 veces el salario mínimo general promedio para el primer mes del año.
Sin embargo, en términos reales dicho ingreso sólo fue de 265.77 pesos (3.32 veces el salario mínimo), lo que significó una reducción de 0.63 por ciento, cifra que contrasta con el alza observada en el mismo mes de 2016 (1.14). Esto implicó su primera caída después de registrar 34 meses de alzas consecutivas.
En cinco de las nueve actividades económicas el salario real se encontró por arriba del nacional, de las cuales destaca el pagado en la industria eléctrica y suministro de agua potable (2.4 veces mayor que el nacional, al ser de 646.78 pesos diarios en términos reales). En las industrias extractivas el pago fue de 426.75 pesos (1.6 veces con respecto al nacional).
Por el contrario, donde se otorgó el menor salario fue en las actividades agropecuarias, al percibir 147.74 pesos diarios, que representó 0.56 veces el nacional. En la construcción se concedió un salario de 171.16 pesos (0.64 veces el nacional). La dinámica salarial en las actividades productivas del país fue heterogénea. En dos de las actividades el salario aumentó y en cuatro disminuyó más respecto de la registrada a escala nacional.
A pesar de que en el sector agropecuario se otorga el salario más bajo, fue donde se registró el mayor crecimiento, aunque perdió dinamismo; creció 3.08 por ciento en enero de 2017, cuando un año atrás se había elevado 3.90. En la industria de la transformación aumentó 0.98 por ciento en el primer mes de 2017, menor al 1.78 que se observó en 2016.
Las actividades en que el salario disminuyó fueron el comercio (0.01 por ciento menos en enero de 2017, cuando un año atrás aumentó 2.41), seguido por los servicios sociales, que cayeron 0.24 (0.82 en enero de 2016); en transporte y comunicaciones, construcción e industria extractiva se redujo 6.02 y 1.35 por ciento, respectivamente, en el penúltimo mes de 2016, después de que un año atrás habían cambiado 1.42 y –0.84 por ciento, en ese orden.
Sólo en cinco de las 32 entidades federativas el salario diario nominal asociado a trabajadores asegurados en el IMSS fue mayor al nacional, en términos reales; el más elevado se pagó en Ciudad de México, al alcanzar un monto de 336.20 pesos diarios. El más bajo fue en Sinaloa, que fue de 194.74 pesos, siendo poco más de la mitad del mayor.
Por otra parte, en 13 de los 32 estados el crecimiento del salario real fue positivo; la entidad con mayor crecimiento fue Chihuahua, al registrar un alza de 2.94 por ciento, 2.9 más que en enero de 2016. En segundo lugar aparece Zacatecas, con un alza de 2.55 por ciento en el primer mes de 2017 (2.43 en el primer mes de 2016).
Sobresale que el salario real bajó en 19 estados y en 12 de ellos su deterioro fue mayor al observado por el nacional. En Campeche disminuyó 8.3 por ciento (en enero de 2016 se redujo 1.96); en Tabasco declinó 4.47, cuando un año antes había bajado 2.45, y en Ciudad de México, a pesar de tener el salario más elevado, éste tuvo un retroceso de 2.48 (0.48 en el primer mes de 2016).
De acuerdo con los registros del IMSS, continuó al alza y la cantidad de asegurados llegó a niveles históricos. No obstante, la afiliación por tipo de condición laboral empeoró; de los trabajos formales creados en febrero de 2017, 86 por ciento fueron permanentes y 14 por ciento eventuales; un año atrás, la proporción había sido de 92.14 y 7.86 por ciento, respectivamente. Ello implicó que la generación de empleo tuviera una calidad menor.
Las rebanadas del pastel
Dice el inquilino de Los Pinos que su gobierno llegó para derribar todo aquello que impedía que México pudiera crecer y tener mayor desarrollo, y eso gradualmente está ocurriendo. Claro, eso sucede sólo en su mente, porque en los hechos, con EPN, la economía crece a un ritmo igual al del calderonato, es decir, el menor de las pasadas tres décadas, y en materia de desarrollo México se ha desplomado 16 escalones (del 61 al 77) en sólo cuatro años, de acuerdo con el PNUD.
Twitter: @cafevega
Más De La Red



APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

No hay comentarios :