CUANDO TERMINES DE VER LA PAGINA ACTUAL, DA CLICK EN ENTRADAS ANTIGUAS PARA QUE VEAS TODO LO DEL DIA DE HOY.

sábado, 28 de enero de 2017

¿Por qué México se sacó la lotería con Trump? |DESFILADERO

¿QUE OPINAN?

¿Por qué México se sacó la lotería con Trump? |DESFILADERO
Por: Jaime Avilés (@desfiladero132)
27 de enero 2017.- ¿Se acuerdan de Roger & Me, el documental de Michael Moore sobre la decadencia de Flint, un pueblo de Michigan, donde se arruinaron las fábricas de automóviles en los años 80, durante Reagan y Bush I? Bueno, pues Obama no lo entendió, Hillary no lo entendió, Bernie Sanders no lo entendió. En cambio, Trump sí lo entendió y por eso ganó la presidencia de Estados Unidos.
Aunque la película es de 1989, de acuerdo con Hernando Gómez Buendía, periodista colombiano del diario El Espectador, “desde el año 2000 se han cerrado 70 mil fábricas en Estados Unidos y más de cinco millones de empleos se han ido para China. Y este, ni más ni menos, es el hecho que explica la elección de Trump”.
A partir de un viejo esquema elemental —el Partido Demócrata es el complejo industrial militar y el Republicano es la industria del petróleo— Desfiladero pronosticó, semanas antes del 8 de noviembre, que Hillary multiplicaría las guerras en el mundo y agudizaría el antagonismo de la Casa Blanca con el Kremlin, en tanto que, con Trump, se daría un entendimiento muy significativo entre Moscú y Washington.
75
Como ya lo he dicho, nunca me cansaré de celebrar la derrota de Hillary. Gómez Buendía escribe: “Trump se opone a declarar más guerras (…) tiene, sin embargo, el desafío de salir del avispero que Bush (II) armó y que Obama no acabó de liquidar. Su fórmula es sencilla: un acuerdo con Rusia para restablecer el orden —cualquier orden— en Oriente Medio”, que empezaría, agrega, por reconocer la dictadura de Siria y reiterar su apoyo a Israel contra Palestina, cosa, esta última, digo yo, que también habría hecho Hillary.
Trump, y con esto dejo en paz a Gómez Buendía, “tiene dos objetivos perfectamente definidos: evitar atentados terroristas y devolver el empleo a Estados Unidos”, lo que implica pactar con Rusia y convertir a China “en el centro de la tensión mundial”. El sucesor de Obama es abominable, pero su proyecto es lo mejor que podría haberle pasado a México. ¿Por qué?
La noticia más positiva de esta semana dice que Trump anuló, con el poder de su firma, el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (ATP abreviado en español o TTP en inglés). Éste era tan maligno, tan dañino para los trabajadores de los países signatarios, que fue negociado en secreto por Obama, Hillary y los gobiernos de Canadá, México, Perú y Chile, así como por Japón, Australia, Nueva Zelanda, Malasia, Brunei, Singapur y Vietnam.
Trump presume la salida del Tratado de Asociación Transpacífico.
Trump presume la salida del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica.
Pedro Miguel lo describe como “un mecanismo de anulación de los estados nacionales ante los embates de los capitales sin patria” (La Jornada, 24/1/17). En marzo de 2015, un borrador del acuerdo, fechado en enero de ese año, estableció que las empresas extranjeras tendrían “mayores poderes para demandar directamente a los gobiernos firmantes en tribunales extrajudiciales, conformados de manera discrecional”.
Peor todavía: las empresas extranjeras iban a tener derecho de “exigir compensaciones, pagadas por los contribuyentes, ante acciones gubernamentales, financieras, de salud, ambientales, de uso de suelo y otras”, cuando consideraran que no eran respetados los privilegios que les otorgaría el ATP. ¿No es Peña Nieto un traidor a la patria por tratar de arrastrar a México a ese estercolero? Lo es, pero las negociaciones empezaron en 2010 y las impulsó ese otro rejijo de la chingada que se llama Felipe Calderón.
En el marco del ATP, una firma extranjera podría privatizar los mantos acuíferos del país y el suministro de h2o a las ciudades, y si el gobierno cediera a las presiones ciudadanas para que los inversionistas dejaran de matarnos de sed, un tribunal, por encima de las leyes internacionales, podría sancionar a ese gobierno y condenarlo a cobrarnos nuevos impuestos para indemnizar a la empresa “afectada”.
Presidentes en la firma del Acuerdo Transpacífico.
Presidentes en la firma del Acuerdo Transpacífico.
Esta aberración se fue al demonio, gracias a Trump, aunque Trump, inspirado en el propio ATP, piense en castigarnos con nuevos impuestos para cubrir los gastos del muro, algo que no sucederá, y no porque Peña se oponga, sino porque Peña, su gabinete asesino y la dictadura salinista que lo respalda, van de salida: su etapa histórica, inaugurada en 1982, ha llegado a su fin.
¿No es motivo como para destapar una caguama bien fría y brindar por la muerte del ATP y la derrota de Hillary? Trump dice también que va en contra del TLC, pero no sabe, o finge ignorar, que no le bastará con su poderosa firma para echarlo abajo, pues los poderes legislativos de Estados Unidos, Canadá y México tendrían que votar el procedimiento. Para nuestro país, la anulación de la cláusula relacionada con el campo, sería simplemente maravillosa.
Salinas de Gortari aceptó, al firmar el TLC, que México dejara de apoyar a sus productores rurales. Zedillo acabó con los precios de garantía de las cosechas, eliminó los subsidios a fertilizantes, tractores, bueyes, etcétera, y abandonó a los campesinos a sus miserias, pero aceptó que Estados Unidos brindara todo tipo de asistencia técnica y económica a sus propios farmers. Ya conocemos los resultados.
Campesinos contra el TLCAN. Foto: Cuartoscuro
Campesinos contra el TLCAN. Foto: Cuartoscuro
Al abrir las fronteras, para que exportadores agrícolas de todo el mundo introdujeran sus mercancías sin pagar impuestos, una piña de Filipinas —conozco muy bien este caso— salió a la venta en tres pesos en los supermercados del DF, mientras los campesinos de Oaxaca se veían en la necesidad de pedir diez pesos por una piña no menos sabrosa que la asiática, debido a que de esos diez pesos tuvieron que pagar cinco nada más por sacarla de la tierra y llevarla a la ciudad más cercana. Nuestro campo fue asesinado por Salinas y, en consecuencia, se despobló, y en muchos lugares del país hoy los cultivos predominantes son la mariguana y la amapola.
Rogelio Ramírez de la O —vuelvo a citarlo y ahora sí lo haré bien— estima que Trump y sus magnates aspiran a recuperar “una masa de tres mil millones de millones de dólares” dispersos por el mundo, para invertirlos en Estados Unidos. Con ese dinero respaldaría su promesa electoral de crear millones de empleos para el proletariado blanco que lo llevó al poder y reducir su dependencia de los trabajadores migrantes y disminuir las importaciones: dos amenazas directas, o una doble amenaza, para los mexicanos pobres que aquí no tienen futuro, y para los mexicanos ricos, que en lo personal exportan a Estados Unidos 95 por ciento de lo que fabrican, aunque en términos más amplios, México envíe “sólo” 78 por ciento de su producción a los mercados del imperio.
Carlos_Salinas_Peña_Nieto
La dictadura salinista es una maquinaria diseñada para concentrar la riqueza en muy pocas manos y despojar de la tierra, el trabajo, la vivienda, la salud, los alimentos, y por supuesto del dinero, a la inmensa mayoría de la población. No sabe hacer las cosas de otro modo. Sus funciones básicas son imponer políticas públicas inhumanas, y mediante la violencia legal e ilegal, saquear los recursos del país, castigar a la gente de mil maneras y de mil maneras excluirla.
A esto es a lo que el proyecto de Trump —¡alabado sea Alá en Alabama!— se opone. Según él no necesita, que el salinismo continúe obligándonos a emigrar a Estados Unidos para buscar lo que aquí se nos niega. Insiste en que va a deportar a millones de trabajadores mexicanos y que México se rasque con sus propias uñas. Perfecto. Ante tales perspectivas, el salinismo no tiene respuestas, ni imaginación, ni cuadros capaces de impulsar políticas alternativas, ni siquiera una figura electoralmente atractiva para perpetuarse en el poder en 2018.
¿Esto explica por qué Ricardo Salinas Pliego aceptó colocar a Esteban Moctezuma, presidente de Fundación Azteca, como un puente para acercarse a AMLO? ¿O por qué los industriales de Monterrey están en el equipo de AMLO a través de Alfonso Romo? ¿O por qué el mismísimo Carlos Slim pronunció un discurso, apenas anteayer, miércoles, para subrayar la necesidad de fortalecer el mercado interno, como desde hace años lo propone AMLO?
obrador_equipo_FB-960x500
No tardarán los subcomandantes marcos en salirnos con que AMLO es la nueva carta del salinismo y los lectores de Ricardo Alemán, de Rafael Pérez Gay, de Héctor de Mauleón, de Yuriria Sierra y del resto de la opinocracia al servicio de la dictadura salinista preguntarán con el odio que en ellos ha incubado la propaganda: ¿pero, AMLO alguna vez ha propuesto algo? Si no trabaja…
Del plan de gobierno y de las proyectos, esencialmente antisalinistas, que AMLO expone en La salida, su libro más reciente, el número quince en la producción bibliográfica del máximo dirigente opositor del país, tratará esta columna en sus próximas entregas. Pero hasta entonces nada más recuerden: si hubiera ganado Hillary, la sucesora de Peña sería Margarita Zavala, estaríamos en el ATP y todo seguiría igual que hoy, con toda la carga de miseria y horrores que esto supone. Trump es un monstruo, sí, pero su proyecto proteccionista nos obligará, después de 35 años, a terminar con el régimen que destrozó este país. Por eso digo que con Trump México se sacó la lotería.



APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

México,SA

Ahora, muro de silencio
Trump-EPN: afónicos
¿Cuánto aguantarán?
Carlos Fernández-Vega
 
En Los Pinos están muy contentos, porque su inquilino y el de la Casa Blanca conversaron telefónicamente por alrededor de una hora, de forma constructiva y productiva en torno a la relación bilateral, en especial en lo concerniente al pago del muro, tema del que convinieron por ahora ya no hablar públicamente. Así es: decidieron que la mejor forma de arreglar el entuerto es no arreglándolo, y en silencio.
La versión, desde luego, fue difundida por la misma residencia oficial, la cual enfatizó que “con respecto al pago del muro fronterizo, ambos presidentes (Trump y Videgaray… perdón, Peña Nieto) reconocieron sus claras y muy públicas diferencias de posición en este tema tan sensible (el del muro), y acordaron resolver estas diferencias como parte de una discusión integral de todos los aspectos de la relación bilateral”.
Pues bien, el sonriente Trump acumula una semana propinando tremenda paliza al debilucho Peña Nieto, pero ahora pugnan por arreglar las diferencias por la vía de apagar la luz pública (Peña Nieto está feliz, porque su mero mole es solucionar todo en lo oscurito). Entonces, tranquilos que ya está todo bajo control, aunque sea del enemigo.
Pero surgen las dudas: el golpeteo propagandístico del muro y el pago mexicano fue uno de los temas de campaña que más proyectó a Trump y le abrió el camino para llegar a la Oficina Oval, y ya instalado en ella fue una de las primeras órdenes ejecutivas que firmó en respuesta inmediata a sus electores.
El muro y la insistencia del empresario neoyorquino de que sería México el que pagaría su construcción encendieron a los mexicanos –por decirlo finamente– y son asuntos que han puesto a parir al cada día más debilitado inquilino de Los Pinos. Sólo a raíz de esta sacudida patriotera comenzó a darse la convergencia –así sea meramente de dientes para afuera– de la clase política nacional.
Ambos mandatarios han sacado gruesa raja política al tema y enardecido a sus respectivas ciudadanías; Trump ha explotado el tema un día sí y el siguiente también, que le ha permitido apalear discrecionalmente a Peña Nieto; éste no ata ni desata y ha dado pie a la burla más descarnada, tanto que la clase política nacional lo ha visto tan empequeñecido, tan desinflado, que de plano comenzó a darle respiración artificial.
El gringo no sólo insiste en el muro y en la forma de pago, sino que su construcción ya es ley; el de acá asegura que no, que de ninguna manera pagará la factura. Acumulan meses en esa dinámica, que sólo echó gasolina al fuego. Aquel grotesco, pendenciero, brutal; este minimizado, aterrorizado, sin capacidad de reacción. Eso y más, pero ahora dicen que ya no hablarán públicamente del tema, porque lo arreglarán en lo oscurito.
Bien, pero ¿cuánto tiempo creen que Trump aguante en silencio –sería antinatura– y sin burlarse del microinquilino de Los Pinos? ¿Cuánto sin que Videgaray meta la pata y el inquilino de Los Pinos resbale con la misma cáscara? ¿Y cuánto los mexicanos sin conocer cómo el gobierno peñanietista decide arreglar en lo oscurito un asunto no sólo del interés de todos ellos, sino de seguridad nacional? Hagan sus apuestas y no dejen de ver el próximo capítulo.
En vía de mientras, en su análisis semanal el Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN) del Tecnológico de Monterrey advierte que el ritmo de crecimiento de la economía mexicana continúa a paso moderado. El Indicador global de la actividad económica (Igae) se ubicó en terreno positivo debido a que la evolución favorable de las actividades terciarias permitió compensar la situación adversa que afrontan las actividades secundarias. Sin embargo, el panorama luce complicado en torno al mercado laboral de algunas entidades, ya que las secuelas negativas pertinentes a la desaceleración industrial que afronta nuestro país han comenzado a agudizarse.
En el acumulado enero-noviembre de 2016, el Igae presentó un incremento de 2.3 por ciento respecto del nivel obtenido en el mismo periodo de 2015. Dicho crecimiento fue impulsado por el desempeño de las actividades terciarias (3.4 por ciento) y las variaciones positivas de las actividades primarias (3.8), a diferencia del sector secundario, que se mantuvo sin cambios durante el periodo en cuestión.
El desarrollo exhibido en el sector terciario, apunta el CIEN, es reflejo de que todos sus componentes acumularon variaciones positivas en enero-noviembre de 2016. Los servicios de esparcimiento fueron los de mayor crecimiento (7 por ciento), seguidos de los servicios de transportes (5.8) y los servicios profesionales (5.4). Si bien el comercio, actividad con el mayor peso dentro del sector, no se ubicó en los primeros lugares, su variación fue positiva (2.5).
Por otro lado, la crisis que afronta el sector de la minería, específicamente las actividades de extracción que involucran al petróleo y sus derivados, ha sido una limitante para que las actividades secundarias exhiban mejores resultados. Tal situación ha repercutido no sólo en los niveles de crecimiento económico de las entidades del país, cuya actividad principal está basada en la extracción de hidrocarburos, sino que también sus tasas de desocupación se han deteriorado.
Durante 2016, 15 estados del país registraron una tasa de desocupación promedio superior al nacional (3.9 por ciento). La situación más crítica se presentó en Tabasco (7.6), estado de México (5.3) y Sonora (5.1), entidades que si bien su actividad económica no guarda una relación estrecha con el petróleo y sus derivados, sí poseen una participación importante dentro las actividades secundarias.
Una recuperación del sector secundario en los próximos meses luce complicada. Las actividades petroleras se verán afectadas por la volatilidad inherente a dicho sector. Adicionalmente, la evolución de las exportaciones de manufacturas será limitada en tanto no exista certeza sobre las políticas de comercio exterior que derivarán de la renegociación del TLCAN. Las presiones inflacionarias y los ajustes al alza en las tasas de interés podrían impactar negativamente en el consumo y otros servicios, acotando el ritmo de crecimiento del sector terciario y con ello el de la economía en general.
Las rebanadas del pastel
Lo que faltaba: conferencias motivacionales con discurso marca Miguel Ángel Cornejo, como la ofrecida ayer por Carlos Slim. ¿Y?... El dólar cierra semana en 21.31 micropesitos, mientras el barril de crudo de exportación se vendió a 45.41 billetes verdes.
Twitter: @cafevega

APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Dinero


No hay que temer a Trump
Hace más daño la clase política
Comprar lo que México produce
Enrique Galván Ochoa
Foto
Entre promesas de campaña, declaraciones y ruedas de prensa frustradas del presidente Trump, más la frustrada reunión con el pesidente Enrique Peña Nieto, se contempla un futuro incierto. En la encuesta de la semana la pregunta fue: “Super-Trump ya es presidente. El futuro de México debería depender de…” Estos son los resultados.
Metodología
Enviamos la pregunta a los usuarios de las redes sociales Twitter y Facebook. También a los miembros de El Foro México. Participaron 2 mil 779 personas, de las cuales 794 corresponden a El Foro, 157 a Facebook y mil 828 a Twitter. A continuación, algunos comentarios.
El Foro México
El presente y el futuro debería ser de los mexicanos, pero con estos gobiernos que hemos tenido hasta la fecha, corruptos, entreguistas y tibios en sus respuestas ante la intromisión y ofensas de Estados Unidos, dependemos económicamente de esa nación desde hace mucho tiempo.
José Fonseca / Playa del Carmen
Lo que no hagamos nosotros mismos, nadie vendrá a hacerlo por nosotros.
Joel García / Ciudad de México
Una oportunidad para romper el yugo que mantiene Estados Unidos sobre México, y que nuestros gobernantes muestren un poco de dignidad. Aunque sea una vez.
Eduardo Sainoz / Tlaxcala
Los mexicanos debemos estar unidos, comprar y consumir lo que el país produce.
Román Ortiz / Puebla
Peña Nieto y su equipo están distrayendo la atención de los mexicanos con Trump para ver si logran que la ciudadanía olvide todo lo que ellos están haciendo mal y contra el país y sus ciudadanos.
Horacio Gómez / Ciudad de México
Lo peor que nos pudo ocurrir y EPN tiene parte de culpa por haberlo apoyado cuando estaba abajo en las encuestas de campaña.
José Luis Barranco / Ciudad de México
Ningún país debe depender de otro, y menos México con tanta riqueza.
Rebeca López / Toluca
Nosotros somos nuestros propios constructores de muros, aquí tenemos uno muy grande, la corrupción política.
Jaime Corona / Ciudad de México
Debemos retomar de nuestra experiencia histórica. Ejemplos sobran, principalmente a partir del rescate del nacionalismo otrora identitario.
Manuel Hernández Orta / Querétaro
Facebook
Ellos necesitan más nuestros productos de primera calidad y nuestra fuerza de trabajo. A nosotros nos benefician más nuestras manzanas, aguacates, etcétera, que sus McDonald’s y demás chatarra.
Sue Morales / estado de México
Debemos buscar otros mercados en América Latina y Europa. Debemos bloquear a empresas estadunidenses. Debemos legalizar las drogas.
José Juan López / Acámbaro
Debemos esforzarnos cada quien desde su trinchera, unirnos y exigir a la corrupta clase gobernante que cumpla con su encomienda y rescatemos a este gran país que es México.
Genaro Taddei / Hermosillo
El futuro de México debería depender de nosotros los mexicanos. Las bases debemos luchar por recuperar la nación. El poder para el pueblo y por el pueblo.
Alejandro Higuera / Lewisville, Texas
No nos debe asustar Trump; nos deben asustar los políticos que nos gobiernan.
Ramón Domínguez / Tzintuntzan
Tenemos un gobierno que va a permitir que se metan hasta la cocina y Trump cocine a su gusto.
Elena Maya / Ciudad de México
Twitter
Comprar en mercados, buscar lo nacional... dejar de ser malinchistas... y sentirnos orgullosos de lo que somos.
MokCat @mocigat
Si Perú está teniendo un mayor crecimiento que nosotros, con supuestamente menos ventajas, ¿por qué nosotros no? A pesar del TLCAN.
Enrique H. Sorcia @ehsorcia
Hay que ser claros. Trump no nos hunde. Nos hunden los resultados de 70 años de gobiernos que abandonaron el mercado interno.
Felipe Dzib @gowar3
Triste la ausencia de liderazgo en nuestro país. Hace falta un #Líder, alguien que nos conduzca con ánimo y vehemencia...
Juan Manuel Cárdenas @asinju
Como se pudo de 1938 a 1982 con un crecimiento promedio anual sostenido, sin tratados y con las áreas estratégicas de Pemex.
Fernando Gómez Cruz @FernandoGmezCru
Twitter: @galvanochoa
Facebook: @galvanochoa

APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Calderón, el presidente que desató la tortura



Leer mas

APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.