CUANDO TERMINES DE VER LA PAGINA ACTUAL, DA CLICK EN ENTRADAS ANTIGUAS PARA QUE VEAS TODO LO DEL DIA DE HOY.

jueves, 2 de febrero de 2017

Pentágono y Comando Norte de EU confirman reunión con Videgaray: Estévez

La periodista Dolia Estévez mantiene "la veracidad absoluta de la información" sobre la plática telefónica Peña-Trump.


2017-02-01 (1)
El Pentágono y el Comando Norte de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos confirmaron la reunión del canciller Luis Videgaray con comandantes estadounidenses, celebrada en Tapachula el 31 de enero, afirmó la periodista Dolia Estévez.
Al responder el desmentido de la SRE la reportera señaló: “mantengo la veracidad absoluta de la información que manejé hoy en Proyecto Puente y Aristegui Noticias“. 
En una carta dirigida a la señora Algorri, Estévez lamenta que el canciller mexicano tenga mala memoria y lo invita a ver una entrevista que le hizo en mayo de 2013 y recuerda cuando, en rueda de prensa de Videgaray en la embajada de México en Washington, la llamaba por su nombre. 
A continuación la carta de respuesta de Dolia Estévez a la SRE:


Mi respuesta a SRE. Mantengo la veracidad absoluta de la información que manejé hoy en






Mi respuesta a SRE. Mantengo la veracidad absoluta de la información que manejé hoy en @ProyectoPuente @AristeguiOnline @elalbertomedina





APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Astillero


Trump y los bad hombres
¿Intervención militar gringa?
Filtraciones desde Washington
SRE: absolutas falsedades
Julio Hernández López
 
Foto
VECINOS DISTANTES. Transeúntes caminan junto al muro que separa San Diego de Tijuana. La relación entre México y Estados Unidos dio un giro, luego de que se revelaron un par de presuntas filtraciones periodísticas sobre la conversación entre Enrique Peña Nieto y Donald TrumpFoto Ap
 
Un par de filtraciones periodísticas colocaron ayer en delicada situación a la Presidencia de la República, a las fuerzas armadas mexicanas y a México como nación. A reserva de que los detalles sean precisados, la periodista Dolia Estévez, de credibilidad y larga experiencia como corresponsal de medios mexicanos en Washington, y Vivian Salama, reportera de la agencia The Associated Press, quien cubre la Casa Blanca, dieron a conocer que en la llamada telefónica del pasado viernes (la que Peña Nieto quiso presumir como muestra de una suerte de reconciliación o cuando menos recuperación de relaciones con el vecino) hubo un severo maltrato al mexicano y una denigrante postura hacia el Ejército de nuestro país, con la advertencia de que la potencia podría enviar a sus tropas para tomar control, dado que las fuerzas nativas no lo pueden hacer.
La primera versión de los términos de ese telefonema fue dada a conocer por Dolia Estévez en el espacio noticioso denominado Proyecto Puente (@proyectopuente), que se transmite por radio en Hermosillo, Sonora, y dirige Luis Alberto Medina (@elalbertomedina). Luego fue retomado por Carmen Aristegui en su noticiero diario por Internet, con tal amplitud y fuerza que el tema se colocó de inmediato en el aparador de las redes sociales. Estévez dijo a Aristegui que su información provenía de fuentes de alto nivel y había sido confirmada tanto en Estados Unidos como en México, aunque no había constancia escrita o grabada de esas presuntas palabras de Trump y de la respuesta balbuceante de un sorprendido Peña.
Estévez sostuvo que Trump había dicho: No necesito a los mexicanos, no necesito a México, vamos a construir el muro y ustedes van a pagar les guste o no; que los militares mexicanos no servían para su tarea de combatir el narcotráfico (...) y amenazó con usar la fuerza militar (...) si las fuerzas armadas mexicanas no pueden con el narcotráfico, él va a enviar sus tropas y no permitiría que las drogas procedentes de México sigan masacrando a nuestras ciudades. Por si fuera poco, el presidente estadunidense dijo, según la versión de Dolia, que no quería ir a México en agosto pasado, cuando estuvo en Los Pinos, pero que lo convenció uno de sus asesores más influyentes (se supone que su yerno, que es el contacto directo con Luis Videgaray Caso).
Estévez puso en juego su propia reputación y aseguró estar absolutamente convencida de que esa versión era cierta. Por la tarde, la Secretaría de Relaciones Exteriores, en un comunicado que hubo de retirar y reponer, pues llevaba fecha de 2016, aseguró que esa publicación está basada en absolutas falsedades y con evidente mala intención. Una línea del documento parecía abrir cierto resquicio: Quien haya sido su fuente confidencial de este lado de la frontera, le mintió.
Del lado estadunidense de la frontera, de donde muy probablemente provenía la misma filtración dada a conocer temprano por Estévez, llegó de inmediato la respuesta: Ap decía haber obtenido un extracto de una transcripción de la famosa llamada telefónica. En este reporte, las palabras eran citadas con precisión, entre comillas: “Usted tiene un montón de malos hombres (‘bad hombres’ habría sido la expresión utilizada por Trump) allá abajo. Usted no está haciendo lo suficiente para frenarlos. Yo pienso que sus militares están atemorizados. Nuestros militares no lo están, así que podría enviarlos abajo para que tomen el control”. Ap dijo tener solamente la parte telefónica correspondiente a Trump, no así las respuestas de Peña.
Todo apunta, pues, a que desde Washington se dieron a conocer las partes de esa conversación que un presidente con salud política debería tener bajo resguardo absoluto, como una práctica natural e histórica de confidencialidad respecto a ese tipo de pláticas. Las palabras adjudicadas a Trump corresponden, sin duda alguna, al espíritu grosero y belicoso que ha mostrado no solamente contra México.
Las revelaciones periodísticas fracturan la poca confiabilidad que debería tener la administración peñista respecto a Trump y deberían llevar a una remoción más de Videgaray, el canciller de Troya cuyo único capital político ha sido la relación especial con el yerno de Donald. Los golpes telefónicos de Trump, en caso de confirmarse la veracidad de lo hasta ahora difundido, afectan también a la institución castrense, único sostén real de quien actualmente ocupa Los Pinos, y muestra al país entero la colocación, al asomo del abismo, a que se ha llegado.
La casa presidencial mexicana está políticamente obligada hoy a demostrar que mantuvo una conducta digna y decorosa ante las infamias de Trump y que no se está en un proceso de mayor sometimiento, con un ocupante de Los Pinos maltratado, amenazado y tal vez advertido de escándalos y ataques venideros si él y su equipo no continúan plegándose al descarado ataque proveniente de la Casa Blanca.
Un gobierno con tan bajos niveles de popularidad y credibilidad debe hacer un esfuerzo extraordinario, magno, de transparencia informativa para hacer sentir a los mexicanos algo de confianza. No se logra ello negando, por ejemplo, la reunión de Videgaray con altos funcionarios gringos el pasado 31, como lo hizo ayer la SRE. La propia Estévez, quien había dado el dato de esa reunión, escribió ayer: El Pentágono y el Comando Norte de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos corroboraron mediante una declaración escrita la celebración de la reunión en Tapachula el 31 de enero en la que estuvo presente Videgaray, entre otros. Dicha reunión contó con la participación del almirante Kurt Tidd, jefe del Comando Sur, y de la general Lori Robinson, comandante del Comando Norte. ¿Qué andan haciendo Peña y Videgaray no sólo en el norte nuestro y el transfronterizo, sino también en el sur de México?
Y, mientras en la franja fronteriza tamaulipeca cierran las gasolineras y continúan las protestas contra el gasolinazo, ¡hasta mañana, con Peña Nieto y su campaña de promoción a lo Hecho en México!
Twitter: @julioastillero
Facebook: Julio Astillero

APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Dinero


Pesado, el pago de intereses de la deuda
¿Amenazó Trump? Relaciones lo niega
Los paisanos generan más dólares que el petróleo
Enrique Galván Ochoa
 
Imagine a la UNAM con el triple del presupuesto que tiene hoy, con profesores e investigadores de primer mundo y con un número de estudiantes rechazados sustancialmente menor al actual. Y al Poli con aulas digitales y equipo de investigación de lo más moderno, y una réplica en Monterrey o Tijuana, la Ciudad Politécnica del Norte. Y becas de Conacyt generosas para que nuestros jóvenes que estudian en el extranjero no pasen hambres. (Los recursos manejados con absoluta corrección.) A pesar de que nos están despojando del petróleo, la luz y el gas, México tiene dinero suficiente para realizar ese sueño, pero quedará en eso, en sueño, porque debe pagar más de medio billón de pesos de intereses a los prestamistas anualmente. Es el costo financiero de una deuda cercana a 10 billones de pesos. Ese debería ser el tope, no endeudar más al país. Urge una reforma constitucional que imponga un límite al gobierno federal. E imponer límites también a los estados de la República.
La amenaza
La agencia Associated Press (Ap) confirmó la noticia que temprano dio ayer Aristegui Noticias, en voz de la reportera Dolia Estevez, sobre una supuesta amenaza que Trump habría hecho a Peña Nieto, en el sentido de enviar tropas a territorio mexicano, durante la conversación telefónica que tuvieron el viernes 27 de enero, la cual sucedió después de la cancelación de la reunión en Washington, programada para el día 31 del mismo mes. El diálogo, a través de intérpretes, habría sido hostil. De entrada, Trump habría dicho que no quería hacer la visita a México cuando andaba en campaña, pero su yerno y asesor, Jared Kushner, el esposo de Ivanka Trump, le insistió. La versión de Associated Press dice lo siguiente:
‘‘El presidente Donald Trump amenazó a su homólogo mexicano –en una llamada telefónica– con enviar tropas estadunidenses para detener a ‘malos hombres allá abajo’, a menos que el Ejército Mexicano haga más para controlarlos por sí mismo, según el extracto de una transcripción de la conversación obtenida por The Associated Press (Ap). El fragmento de la conversación no dejó en claro a quién exactamente se refería Trump con ‘malos hombres’ –si a los cárteles de la droga, a los inmigrantes o a ambos–, ni al tono o el contexto de la observación, que se dio a través de una llamada telefónica del viernes por la mañana entre los líderes. Tampoco contenía la respuesta del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto. Sin embargo, el extracto ofrece una mirada singular y provocadora con la que el nuevo presidente está conduciendo la diplomacia a puertas cerradas. El comentario de Trump sugiere que está usando con los líderes mundiales el mismo discurso duro y contundente que solía emplear en campaña electoral con las masas. Un portavoz de la Casa Blanca no respondió a las solicitudes de comentarios’’.
Foto
Hasta ahí la versión de Ap. En México, la Secretaría de Relaciones Exteriores distribuyó ayer mismo, vía Twitter, una aclaración dirigida a Dolia Estevez, expresándole que ‘‘en relación al texto que hoy escribe respecto a la conversación telefónica que sostuvieron los presidentes de México y Estados Unidos, es necesario aclarar que la publicación está basada en absolutas falsedades y con evidente mala intención’’. Finaliza así: ‘‘Estos son momentos en que el país necesita información veraz y, sobre todo, fundamentada’’.
El otro efecto Trump
Durante 2016 los paisanos que radican en Estados Unidos mandaron a familiares en México 26 mil 970 millones de dólares, de acuerdo con un informe del Banco de México. Es la cifra más alta desde 2007, cuando enviaron 26 mil 59 millones. Vale destacar que la cifra es superior a las exportaciones de petróleo de 2015; éstas sumaron 23 mil 200 millones. La remesa promedio es de 300 dólares. Durante su campaña, Trump dijo en múltiples ocasiones que México pagaría el muro. Incluso amenazó gravar con impuestos a las transferencias. La incertidumbre influyó en que los paisanos adelantaran sus envíos.
Ombudsman Social
Asunto: esas Afores
Ahora sí es robo en despoblado... mira mi estado de cuenta del último trimestre de 2016: Aportaciones de 10,453 pesos, rendimientos negativos por 11,880 y encima se atienden con su comisión por 1,504. Mi saldo ni siquiera recuperó la inflación, me robaron la aportación de un trimestre y 2,931 pesos de lo que ya tenía... ¿Cómo es que reportan rendimiento promedio positivo si han tenido pérdidas cada año? Mejor me lo hubiera gastado... o me voy a la informalidad, me sale menos caro.
Angélica Castro
R: Y si adviertes lo que has perdido en su equivalente en dólares te vas a sentir más decepcionada. Cámbiate de Afore. Ahora lo puedes hacer sin tiempo de espera.
Twitteratti
El colmo de la desmemoria, pedirle opinión a Salinas… ¡faltaba más!
Martin @martinpali
Veo lo de Moreno Valle en Puebla y les pregunto si aún piensan que Trump es el principal problema de México.
Isa-K @IsaakMtzTz
Leer es medicinal. Cura enfermedades como el racismo y la xenofobia, abrillanta los ojos, expande los sueños.
Benito Taibo @benistofeles
Twitter: @galvanochoa
Facebook: @galvanochoa



APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

México,SA




EPN: refrito de los años 70
Propaganda echeverrista
¿Otro tuitazo de Trump?
Carlos Fernández-Vega
Con la originalidad que lo caracteriza, el gobierno peñanietista decidió lanzar una creativa campaña propagandística, ideada y puesta en marcha… casi medio siglo atrás. Es el echeverriato redivivo: lo hecho en México (está bien hecho), salvo que en el sexenio de arriba y adelante México defendía la tesis de que la sustitución de importaciones era la vía idónea para el desarrollo industrial de la nación, mientras ahora fanáticamente se promueve el sistema de libre comercio y fronteras abiertas, por mucho que el país dependa en grado sumo (85 por ciento) del vecino del norte.
El energúmeno Trump no sólo humilla al inquilino de Los Pinos (en público y en privado), ofende a los mexicanos y sacude a la de por sí endeble economía nacional, sino que el terremoto por él provocado de golpe rompió la burbuja de confort del gobierno mexicano y lo agarró con los dedos en la puerta: no sabe qué hacer ni por dónde empezar.
Y el problema se acrecienta porque de plano la creatividad no es el fuerte de la actual administración, la de mover a México, pues no sólo ha retomado la práctica de los viejos pactos (el primero de ellos en el arranque mismo del sexenio, que no sirvió más que para hacer negocios privados y apuntalar la corrupción) y repetido hasta el cansancio la frase célebre de las medidas dolorosas, pero necesarias acuñada por Miguel de la Madrid más de tres décadas atrás, sino que, al igual que en aquellos tiempos, Peña Nieto y sus genios han pasado a cuchillo a los mexicanos.
Con todos sus defectos, errores y excesos, aquel modelo de sustitución de importaciones hincó los pilotes para que en un futuro no lejano nuestro país pudiera convertirse en una potencia industrial, proceso que se truncó con la llegada de los neoliberales. Por aquellos ayeres (que se crecía a una tasa anual de 6 por ciento) se puso en marcha la campaña propagandística de lo hecho en México está bien hecho, siempre con el objetivo de consumir productos nacionales y mejorar su calidad con vistas a la exportación.
A partir de 1982, Miguel de la Madrid y sus tecnócratas dieron un giro de 180 grados al modelo económico y arrasaron con el sector industrial nacional (reconvertido a mero importador), dando cuerpo y perspectiva a la República maquiladora que hoy es México, en la que cada día se importa más (comenzando con lo básico: alimentos) y se produce menos.
A lo largo de seis sexenios el gobierno se aferró a la fórmula exportadora (maquiladora, en realidad) y a la tesis de que era necesario ver hacia afuera (léase hacia Estados Unidos) para estructurar el futuro nacional. A partir de entonces, la economía nacional crece a una tasa anual promedio de 2 por ciento, tres veces menos que en el sueño industrializador, pero con la corrupción a todo galope.
Pero bueno, casi medio siglo después de la campaña original, Enrique Peña Nieto y sus socios de la iniciativa privada piden a los mexicanos que se pongan la camiseta y que consuman lo hecho en México… sin importar el origen del capital (qué más da si la ganancia se va para afuera). Todo ello, desde luego, aderezado con un discurso patriotero de ocasión: nuestro país vive un momento histórico donde la unidad florece como la gran fuerza nacional y se muestra generosa y solidaria (EPN dixit). ¡Ole!
Pero bueno, como el país florece, los recortes al pronóstico de crecimiento económico están en el orden del día. El Banco de México dio a conocer los resultados de la más reciente encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado, correspondiente al cierre de enero de 2017, y de nueva cuenta las tijeras salen a relucir, para dejar en claro –por si existiera duda– de que crecer, lo que se llama crecer, no es el fuerte de la floreciente economía mexicana.
Como lo hace mes tras mes, el Banco de México consultó a 34 grupos de análisis y consultoría económica del sector privado nacional y extranjero, y el consenso fue reducir, una vez más, el potencial de crecimiento del país e incrementar la expectativa inflacionaria, para 2017 en ambos casos.
Así, la economía mexicana crecería 1.49 por ciento (con ganas de que esa proporción se reduzca a lo largo de 2017), mientras la inflación escalaría a 5.25 por ciento, espoleada, principalmente, por el avance en los precios de los combustibles. De igual forma, los especialistas pronostican un tipo de cambio promedio de 21.70 pesos por dólar –mayor al estimado un mes atrás– y una tasa interbancaria superior a 7 por ciento.
Otra muestra de la floreciente economía mexicana la aporta la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad): en 2016 la inversión extranjera directa (IED) captada por México se desplomó 20 por ciento con relación al registro de un año atrás. Dicha proporción resultó sustancialmente mayor al promedio internacional, que fue de 16 por ciento. Y ello sucedió antes de Trump.
En cambio, en el año que recién concluyó las remesas enviadas por los paisanos registraron un monto récord: 26 mil 970 millones de dólares, casi 9 por ciento mayores a las captadas en 2015.
Las rebanadas del pastel
Cuidado con los tuitazos: en el noticiero matutino de Carmen Aristegui, la colega Dolia Estévez, corresponsal en Washington, reveló que durante la conversación entre Donald Trump y Enrique Peña Nieto del pasado 27 de enero, el energúmeno de la Casa Blanca le habría dicho una sarta de barbaridades al inquilino de Los Pinos, entre las que destacan que “Estados Unidos no necesita a México ni a los mexicanos… Vamos a construir el muro y ustedes van a pagar, les guste o no… Si las fuerzas armadas mexicanas son incapaces de combatir a los cárteles de la droga, quizá tenga que enviar tropas para que asuman esta tarea… Los militares mexicanos no sirven para su tarea de combatir el narcotráfico…La actitud de Trump fue humillante, nunca constructiva” y EPN apenas balbuceó. Por la tarde, la agencia estadunidense Associated Press añadió que Trump le habría advertido a Peña Nieto que enviaría tropas a México “para detener a los bad hombres, a menos que el Ejército mexicano haga un mayor esfuerzo para detenerlos”. De inmediato la Secretaría de Relaciones Exteriores desmintió todo y dijo que tales señalamientos no corresponden a la realidad. Pues bien, más fácil es que la SRE rápidamente divulgue la transcripción completa de la citada conversación telefónica, porque el gobierno peñanietista corre el peligro de que Trump se le delante de nuevo y le arme otro escándalo. ¿Recuerdan el comes y te vas?
Twitter: @cafevega





APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Presidencia niega amenaza de envío de tropas de EU

¿ALGUIEN LE CREE A LA PRESIDENCIA?
 

Fuentes de la Casa Blanca coinciden en negar la versión
‘‘Absolutamente falso’’, dice Presidencia
De la Redacción
 
Periódico La Jornada
Jueves 2 de febrero de 2017, p. 3
La Presidencia de la República desmintió que en la llamada telefónica al presidente Enrique Peña Nieto, el viernes pasado, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, haya amenazado con enviar tropas a México.
El vocero de la Presidencia, Eduardo Sánchez, dijo: ‘‘Es absolutamente falso’’, y además subrayó que en ningún momento el presidente Peña fue motivo de humillación o maltrato por parte del empresario republicano.
En tanto, en Washington, fuentes de la Casa Blanca comentaron por separado a la Agencia France Press (Afp) y a la cadena de televisión CNN que la versión de que hubo una amenaza de enviar tropas a México era absolutamente falsa.
Además, la televisora dio a conocer otra transcripción de la conversación telefónica entre ambos mandatarios. Ahí, Trump habría dicho: ‘‘Tienen ustedes a hombres bastante malos en México, por lo que tal vez necesiten ayuda. Nosotros estamos dispuestos a ayudarlos en grande, pero hay que ponerlos fuera de combate. Ustedes no han hecho un buen trabajo poniéndolos fuera de combate’’.
Por su parte, Jim Acosta, reportero asignado por CNN a la Casa Blanca, comentó en su cuenta de Twitter: ‘‘Los reportes de amenazas del presidente (Trump) de invadir a México son falsos e incluso el gobierno mexicano está disputando (desmintiendo) esos reportes’’. A su vez, el corresponsal de Afp comentó en Twitter: ‘‘La Casa Blanca me dice que el presidente Trump no amenazó con invadir México’’.
Por su parte, el vocero Eduardo Sánchez dijo que, como se informó ese día, los mandatarios reconocieron sus diferencias sobre diversos temas, ‘‘pero también expresaron el deseo de ambos para mantener un diálogo para lograr acuerdo entre México y Estados Unidos’’. En ningún momento se habló de tropas durante la conversación por teléfono; tampoco alguna amenaza, ‘‘ni el presidente Trump dijo semejante cosa’’, insistió.
En dos entrevistas radiofónicas, Sánchez aseguró, a pregunta expresa, que Trump ni humilló ni le levantó la voz al presidente Peña. ‘‘No, absolutamente no. El tono fue amable; es una conversación entre dos mandatarios, entre dos jefes de Estado, en donde desde luego se habló de diferencias de puntos de vista absolutamente distintos respecto de diferentes temas, pero el tono fue el que debe existir entre dos líderes de dos naciones’’.
Y respecto a si lo del envío de tropas habría sido una sugerencia u ofrecimiento de Trump al mandatario mexicano, indicó: ‘‘No que yo sepa, y desde luego Estados Unidos y México son países absolutamente independientes, soberanos y cada uno actúa en sus propias atribuciones y en sus propios territorios’’. Señaló además que recibió información de que la propia Casa Blanca ya había desmentido esa información.
Sánchez precisó que en la conversación telefónica sólo estuvieron presentes el presidente Peña Nieto y el canciller Luis Videgaray. También ‘‘había una traductora, hasta donde yo sé, del lado del presidente Trump para traducir simultáneamente lo que en español decía el presidente Peña Nieto, quien consultaba directamente lo que Trump le decía’’.
También rechazó veracidad a la especie de que funcionarios de México y Estados Unidos se habrían reunido el martes en la frontera sur mexicana para discutir temas de seguridad, como consignaron algunas agencias. Insistió en que la propia Casa Blanca había indicado que la información ‘‘que se está manejando es absolutamente falsa. Desde luego que lo creemos porque es falso y nos consta que es falso’’.
A su vez, la cancillería mexicana envió una carta a la agencia de noticias Ap para desmentir la información contenida en uno de sus despachos sobre la conversación telefónica entre Peña Nieto y Trump.



APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

México indignado

Se trata de exponer dignidad y marcar las reglas de lo que habrá de ser la relación con el gobierno de Trump.
 
 
Es verdad que la relación de México con Estados Unidos ha sido difícil siempre. Es histórico. Desde el siglo XVIII cuando los gobiernos de aquel pequeño país consiguieron su independencia miraron con codicia hacia las tierras del sur.  Y desde el principio  decidieron expandirse a costa de los bienes y los territorios de su vecino, la aun colonia española.

Meticulosos en su calvinismo, no dejaban de interesarse por los  territorios y bienes ajenos. Ya en el siglo XIX, a la vista de los mapas de México que les mostró Alexander von Humboldt, quien regresaba a Europa luego de su estancia en este país, se atizó la necesidad imperiosa de hacerse potencia a toda costa. Josefina Zoraida Vázquez, historiadora eminente, lo explica así:

‘Es pertinente recordar que hasta el siglo XIX los Estados Unidos colindaban con regiones marginales de la Nueva España, el reino más rico, próspero e importante del Nuevo Mundo: “la joya más preciada de la Corona española”.

‘También está la diversa herencia cultural que han recibido los países vecinos, lo que influye en una pobre comunicación y en las percepciones distorsionadas que cada uno se ha formado del otro…

‘A pesar de que el país del norte se ha constituido de la confluencia de múltiples pueblos, en su cultura predominan los valores protestantes calvinistas, con su culto al trabajo, su aprecio a los logros materiales y su convicción de un mundo dividido entre elegidos y condenados.

‘El pueblo mestizo del sur es básicamente católico, con un sentido de destino que confía en la Providencia para la solución de los problemas graves, que trabaja para vivir y está convencido de que la salvación se alcanza por las obras. Las dos formas de percibir el mundo se han enfrentado desde los años de la rivalidad anglo española…’

En todo caso, el espíritu que los define, hace que los estadounidenses se sientan obligados a ‘redimir’ a sus vecinos, aun contra su voluntad. Y esto porque desde su percepción, desde el siglo XVIII, afirmaban que los del sur eran “crueles, perezosos, corruptos y afeminados más allá de cualquier ejemplo” según dijo Thimoty Pickering en 1799.

John Adams (1735- 1826) decía que era ‘tan absurdo hablar de establecer democracias entre los pájaros, los animales y los peces, como entre los hispanoamericanos’. Esto era un buen motivo    -decían- para justificar el expansionismo estadounidense.

‘Una vez consumada la conquista de los territorios septentrionales de México, los estadounidenses culpaban al vecino del sur de su propia suerte: “ladrón, pendenciero, revolucionario.”

Luego vinieron las guerras de anexión e intervenciones militares en tierra mexicana. Por muchos años los mexicanos han visto a los estadounidenses con rencor; muchos de ellos ven a los mexicanos con desprecio.

Esto a pesar de que después de la mitad del siglo XX los mexicanos comenzaron a sentirse subyugados por la cultura y la forma de vida de los estadounidenses, a tal grado que para finales de ese siglo Carlos Monsiváis afirmó que ya comenzaba a nacer la primera generación de gringos nacidos en México. Su cultura y sus propias locuras se trasladaron a México.

Con todo, México ya no es aquel del siglo XVIII ni está aquí esa precariedad poblacional como la pobreza y fragmentación política de la que se aprovecharon durante el siglo XIX. Ya en el siglo XX se han dado muestras de que los mexicanos tienen forma de defensa en sí mismos, como ocurrió con la expropiación petrolera y la eléctrica…

Hoy la mayoría de los 120 millones de mexicanos al grito de guerra que aquí viven, crecen, producen, se reproducen y nunca mueren, están indignados y temerosos por lo que se ve y lo que se presagia en la relación con el presidente más enloquecido de la historia de los Estados Unidos, Donald J. Trump.

Indigna a muchos el tono y la forma, pero sobre todo la intención del presidente Trump de mostrar fuerza y coraje hacia México. Sabe que este país pasa por un trance en el que su gobierno es débil y las estructuras institucionales están frágiles; en donde la corrupción y el abuso de los partidos políticos e instituciones de la democracia han sido voraces consumidores de la fortaleza que se necesita en tiempos revueltos. Un país en donde la violencia parece incontrolable.

Aun así, cada día, desde el 21 de enero pasado, en México hay la expectativa de qué nueva locura, qué nuevo agravio, qué nueva forma de intensificar y desahogar su indignación en contra de México y lo mexicano se le ocurre al presidente menos querido en el mundo: Donald J. Trump.

Pero también hay indignación por la actitud del gobierno mexicano, cuya lentitud, casi parsimonia y temor, muestran más debilidad que fortaleza, ignorancia, inexperiencia y desconocimiento, aun de la potencia mexicana. No se trata de cerrar puertas y ventanas y mucho menos de agraviar a un país en donde muchos quieren a México: no tiene sentido.

Pero sí se trata de exponer dignidad y sacar provecho de esta situación para marcar las reglas de lo que habrá de ser la relación con el gobierno de Trump y de desarrollar un nuevo sentido a la vida productiva de nuestro país, en nuestro país. Todo a partir de una estrategia inteligente y firme; oportuna, orgullosa e intensa.

Los mexicanos están enojados y aun temerosos de las locuras del presidente Trump. Pero también de la falta de coraje del gobierno del presidente Peña Nieto. La unidad nacional es indispensable –respetando las diferencias-, pero para esto se requiere liderazgo… ¿en dónde está?

@joelhsantiago
@OpinionLSR



APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

Peña merece figurar en "museo de corrupción": Claudio X. González Guajardo

¡TOMALA Y LO DICE ESTE OTRO MANIPULADOR! 
 

El presidente Enrique Peña Nieto se ha hecho merecedor a figurar en un hipotético “museo de la corrupción”. Merece estar en un “salón de la infamia”. Así lo aseguró este jueves el dirigente de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, Claudio X. González Guajardo, un personaje ligado a medios empresariales que ha hecho de la confrontación con el sector democrático del magisterio una de sus más visibles actividades en los años recientes.
Aunque no se ha corrompido “descaradamente”, el presidente Peña Nieto debería aparecer en “un salón de la infamia” de la corrupción nacional, declaró X González Guajardo, en una plática con estudiantes de la Universidad Iberoamericana, reportó la propia institución educativa. (El comunicado se puede ver en http://bit.ly/2kTvVVK).
El presidente Peña Nieto no ha incurrido en niveles de corrupción como el ex mandatario Veracruzano Javier Duarte de Ochoa –actualmente prófugo de la justicia-- pero su proceder influye en el de otras autoridades. “Él es el presidente de la República y si él se corrompe, el gobernador lo hará también”, aseguró X González, aunque en la versión de su plática ofrecida por la Ibero no ofrece pruebas de sus acusaciones contra Peña Nieto.
El empresario –pertenece al consejo de administración de Gentera, el mayor otorgante de micropréstamos del país--, elaboró un listado de los diez personajes más relevantes de la corrupción mexicana contemporánea, de acuerdo con el comunicado de la institución educativa.
En ese listado incluyó a los exgobernadores César Duarte, de Chihuahua; Javier Duarte, de Veracruz; a Guillermo Padrés, de Sonora, a quien llamó “el terrible”; al de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo; y al anterior y actual gobernadores de Coahuila, los hermanos Humberto y Rubén Moreira.
También incluyó al ex procurador general de la República, Jesús Murillo Karam.
Al ser, según su afirmación, una práctica extendida en todos los sectores de la sociedad, en el listado de los mayores corruptos del país incorporó a Juan Armando Hinojosa, el empresario que desde su Grupo Higa financió la llamada “Casa Blanca” adquirida en condiciones preferenciales por Angélica Rivera, esposa del presidente Peña; así como a José Andrés de Oteyza y Pablo Wallentein, quienes debieron dimitir de la cúpula de la filial mexicana de la constructora española OHL después de la divulgación de videos en los que se involucraba en actos de corrupción a personajes de la política y, en particular, algunos ligados al estado de México.
Liga corrupción con
apoyos electorales

En un video publicado este miércoles en la página electrónica #SapiensBox (http://bit.ly/2kshdoe), Claudio X González Guajardo aseguró que la percepción de una corrupción extendida en la cúpula del gobierno minó la fuerza con que el presidente Peña Nieto inició su administración en diciembre de 2012.
El gobierno actual empezó con fuerza y logró acuerdos con las principales fuerzas políticas en el llamado Pacto por México (donde se gestó el respaldo legislativo a las reformas impulsadas por el Presidente), dijo el empresario. Después de eso, se vino el escándalo de la “Casa Blanca”, la compra en condiciones preferenciales por parte del hoy canciller Luis Videgaray de una casa de descanso en Malinalco y la respuesta del gobierno federal a la desaparición de estudiantes normalistas de Ayotizanapa, Guerrero, relató.
“Se empieza a perder lamentablemente la legitimidad y se envía la señal de que si la cabeza del Ejecutivo federal y el (entonces) secretario de Hacienda (Luis Videgaray) están metidos en estos temas, entonces nosotros qué”, dice en alusión a otros políticos. “Se sentían impunes desde el principio y luego vienen señales del gobierno federal de que se valía, entonces se atascaron”, añadió.
A continuación menciona que el presidente Peña Nieto, cuando era candidato, destacó a personajes como Javier Duarte y Roberto Borge, ex gobernador de Quintana Roo, como ejemplos de un nuevo Partido Revolucionario Institucional.
A continuación, X González afirmó en ese video:
“No lo puedo respaldar con hechos, pero sospecho que (Duarte y Borge) ayudaron a financiar la campaña de Enrique Peña Nieto para la Presidencia, que ahí se compraron boleto de impunidad”.
Claudio X. González Guajardo es un empresario ligado a organizaciones filantrópicas, la mayoría del sector privado, que recientemente encabezó una campaña nacional para demeritar a los maestros que se oponen a la reforma educativa impulsada por el gobierno.
A los profesores que se oponen a la reforma los calificó en su momento como “una cúpula que es delincuencia organizada dedicada a delinquir”.
Hijo de Claudio X González Laporte –quien fue asesor del ex presidente Carlos Salinas, presidente de Kimberly Clark y dirigente en diversos momentos de los principales organismos cúpula del sector privado, incluido el Consejo Mexicano de Hombres de Negocios-- el dirigente de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad es miembro de la Fundación Televisa, la Fundación BBVA Bancomer y la Fundación Mexicana para la Salud, entre otras, según la página electrónica de Mexicanos Primero. (http://bit.ly/1RA9CPg)
“A Claudio X. González le gusta presentarse como activista social y filántropo preocupado por la educación. Sin embargo, la actividad favorita en los últimos años del presidente de la organización patronal Mexicanos Primero es estigmatizar a los maestros, desacreditar la enseñanza pública e intimidar a quienes no se supediten a su agenda y sus deseos”, describió Luis Hernández Navarro en un artículo de opinión publicado en La Jornada. (http://bit.ly/1J1z1gb)



APAGA LA TELEVISIÓN, NO PERMITAS QUE ASESINEN TU MENTE, MEJOR LEE UN LIBRO E INFÓRMATE EN LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.